Relación entre el VIH y las enfermedades de transmisión sexual

Por: Tamara Vilches Heyries


Si nos detenemos a pensar un minuto sobre los riesgos de las enfermedades de transmisión sexual, nos podríamos preguntar si existe alguna relación entre ellas y el VIH. Es cierto que ambas pueden transmitirse por comportamientos sexuales riesgosos, sin embargo, existen otras formas de transmisión, en el caso del VIH podría ser por compartir jeringas o transfusiones sanguíneas. Pero ¿existe alguna otra relaciones entre estas enfermedades? A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber para mejorar tu salud.

Las enfermedades de transmisión sexual pueden presentar distintos signos y síntomas, en muchos casos, se manifiestan úlceras o herida ya sea en la piel o en los genitales. Esto facilita que el VIH pueda entrar a nuestro sistema con mayor rapidez, ya que si existe una úlcera estamos expuestos al intercambio directo de fluidos con la otra persona. Si tenemos una enfermedad sexual, nuestras defensas bajan y esto permite que las demás bacterias o virus tengan acceso a nuestro sistema.

La única manera en la que podemos estar seguros de no contraer una enfermedad de transmisión sexual es utilizando condón. Los métodos anticonceptivos previenen únicamente el embarazo, no están diseñados para evitar la transmisión de enfermedades. Es importante que asistamos a nuestros chequeos médicos y que nos hagamos pruebas para detectar enfermedades de este tipo por lo menos cada 6 meses.

Hay muchos comportamientos que realizamos y nos ponen en riesgo de contraer una enfermedad, así que es necesario que los conozcamos para saber cómo protegernos a nosotros y a nuestras parejas. Algunas prácticas riesgosas pueden ser las siguientes: tener muchas parejas sexuales, no utilizar condón en la relación sexual, acostarte con extraños, tener relaciones sexuales bajo los efectos de una droga o alcohol.

El virus de VIH puede llegar a un nivel indetectable, esto quiere decir que la carga viral ha disminuido y el virus ya no puede ser transmitiendo por la persona infectada. Para llegar a este nivel, es preciso que las personas sean constantes en su tratamiento y asistan a sus consultas médicas. Cuando el virus llega a estar indetectable, la persona infectada, en muchas ocasiones, se confía y decide no utilizar condón en la relación sexual. Ya que no pueden transmitir el virus, dejan a un lado el uso preservativo, sin embargo, se olvidan de que existen otras enfermedades de transmisión sexual de las cuáles también hay que cuidarnos.

Con la información mencionada, ya no existen pretextos para que no te cuides. Es momento de ser consientes y comenzar a preocuparnos por nuestra salud sexual.

Referencias:

infoSIDA. (26 de junio de 2018). El VIH y las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Obtenido de https://infosida.nih.gov/understanding-hiv-aids/fact-sheets/26/98/el-vih-y-las-enfermedades-de-transmision-sexual–ets-

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s