La Disfunción Eréctil es más Común de lo que tu Crees

Por: Juan Carlos Alvarez

La disfunción eréctil (DE) es una condición difícil de investigar. Por un lado, muchos hombres no se sienten cómodos reconociendo los problemas de su rendimiento en el acto sexual. E incluso entre los hombres que hablan con un médico sobre sus problemas, la disfunción eréctil puede tener muchas causas y hay variaciones en su manifestación.

Pero una cosa está clara: las tasas de disfunción eréctil han aumentado durante las últimas dos o tres décadas, especialmente entre los jóvenes. Según un estudio del Journal of Sexual Medicine, uno de cada cuatro nuevos pacientes con DE es menor de 40 años. Eso se compara con una revisión holandesa de 2002 que encontró que solo el 2 por ciento de los hombres jóvenes sufren de disfunción eréctil.

Algunas de las estadísticas de disfunción eréctil más confiables han surgido de un gran esfuerzo de recopilación de datos llamado Estudio de envejecimiento masculino de Massachusetts. Según esos datos, las tasas de disfunción eréctil entre los hombres tienden a correlacionarse con su grupo de edad, dice Tobias Köhler, M.D., jefe de la División de Infertilidad Masculina de la Universidad del Sur de Illinois. “Aproximadamente el 40 por ciento de los hombres de 40 años sufren de disfunción eréctil, el 50 por ciento de los 50, etc.”, dice.

Hay muchas explicaciones para estas altas tasas de disfunción eréctil, algunas de las cuales son psicológicas. “Muchos hombres pueden tener un mal desempeño una noche, y luego eso se les pega en la cabeza y perjudica su desempeño durante algunas semanas o meses”, explica el Dr. Köhler. La ansiedad/estrés alimenta hormonas como la hormona de la lucha o huida: adrenalina, que es un serio violentador a las esperanzas de tenerla como Zague. (En términos evolutivos, sería difícil huir de un depredador con una erección).

Ponerse duro y mantenerse duro es como intentar conciliar el sueño. Cuanto más lo piense, menos probable es que suceda. Pero esos factores psicológicos no son los culpables del aumento de las tasas de disfunción eréctil. Después de todo, el cerebro de un hombre no es diferente hoy de lo que era hace 100 años.

Entonces, ¿qué explica el aparente aumento de los problemas de disfunción eréctil entre los hombres más jóvenes? Aquí están los principales candidatos:

Una dieta horrible

La gente come más chatarra hoy que hace 20 años. Desde refrescos y papas fritas hasta comidas para microondas, una dieta deficiente expande su cintura y daña su función vascular, los cuales afectan el flujo sanguíneo. Y un flujo sanguíneo fuerte y saludable es el ingrediente no tan secreto de una erección fuerte.

Una parte del problema: las altas tasas de sustancias químicas, sin mencionar las hormonas sexuales femeninas como el estrógeno, en los alimentos muy procesados ​​podrían estar dañando los niveles de testosterona o influyendo en otros factores que conducen a un fideo flácido.

Medicamentos o consumo de sustancias

Otra razón son medicamentos de tipo opioides, analgésicos fuertes, que nunca en la historia han sido más populares como lo son hoy en día. “Estos tipos de narcóticos suprimen los niveles de testosterona”, dice el Dr. Köhler. Eso significa que también se meten con tu erección. También lo hace fumar, beber mucho alcohol y cualquier otro mal hábito que dañe el corazón y/o función vascular.

Demasiado tiempo en el sofá

Según las estadísticas de aptitud física del gobierno, la gente nunca ha sido tan sedentaria. Hay muchas razones para ello, que van desde cambios en el mercado laboral (menos trabajos agrícolas y de fabricación, más trabajos de escritorio) hasta lo maravilloso de Netflix y la transmisión de video.

Independientemente de la razón, existe una tendencia que cada vez más los hombres pasan más tiempo en sus traseros, muestran datos del centro medico de investigación Mayo Clinic. Y todo eso de estar como sedentario lastima el corazón y la cintura, lo que atenta tu vigor debajo de tu cinturón. Es recomendado unos buenos 30 a 45 minutos de ejercicio vigoroso al menos 5 días a la semana para contrarrestar todo el tiempo que se pasa en la silla.

Como se mencionó al principio, la disfunción eréctil tiene muchas formas y causas. No existe una manera simple y fácil de solucionarlo así que siempre hay que tener como una opción ir a visitar a nuestro médico o terapeuta. Sin vergüenza… ahora ya lo sabe, es algo común.

Referencias

Capogrosso, P., Colicchia, M., Ventimiglia, E., Castagna, G., Clementi, M. C., Suardi, N., Castiglione, F., Briganti, A., Cantiello, F., Damiano, R., Montorsi, F., & Salonia, A. (2013). One patient out of four with newly diagnosed erectile dysfunction is a young man–worrisome picture from the everyday clinical practice. The journal of sexual medicine, 10(7), 1833–1841. https://doi.org/10.1111/jsm.12179

Prins, J., Blanker, M. H., Bohnen, A. M., Thomas, S., & Bosch, J. L. (2002). Prevalence of erectile dysfunction: a systematic review of population-based studies. International journal of impotence research, 14(6), 422–432. https://doi.org/10.1038/sj.ijir.3900905

Neville Owen, Phillip B. Sparling, Geneviève N. Healy, David W. Dunstan, & Charles E. Matthews. (2010). Sedentary Behavior: Emerging Evidence for a New Health Risk. Mayo Clinic Proceedings, 85(12): 1138–1141. doi: 10.4065/mcp.2010.0444

Welliver, R. C., Jr, Wiser, H. J., Brannigan, R. E., Feia, K., Monga, M., & Köhler, T. S. (2014). Validity of midday total testosterone levels in older men with erectile dysfunction. The Journal of urology, 192(1), 165–169. https://doi.org/10.1016/j.juro.2014.01.085

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s