Vasectomía sin bisturí ¿peligrosa e irreversible?

Por: Miguel Ángel Arizmendi Trujillo.

En los últimos años, el planificar cuántos hijos y en qué momento tenerlos ha sido un tema que considerar por una buena parte de la población. Sin embargo, es cierto que aún falta mucho camino por recorrer en cuanto a la educación que se presenta ante estos temas. Los motivos por los cuales se comienza a pensar en una planificación familiar son muy diversos. Por un lado, está presente la preocupación respecto al mundo que se dejará a las nuevas generaciones, que cada vez cuenta con menos recursos, y por otro lado la fuerte demanda económica que resulta el tener un hijo.

Con la llegada de la revolución sexual en la década de 1960, aparecieron los primeros métodos anticonceptivos con los que se abrió paso al control de la natalidad, sin embargo, dadas las condiciones de la época y el objetivo de la revolución, involucraban primordialmente a la mujer. Fue hasta 1994 que se vio involucrado al hombre en la planificación familiar en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo en donde se pretendía establecer un papel más equitativo en el control de la natalidad (Hernández-Aguilera & Marván-Garduño, 2015).

A partir de ello, se comenzó a poner en la mira el desarrollo de nuevos métodos anticonceptivos que pudiesen ser adquiridos por los hombres, pues, hasta ese momento, los que existían tenían efectos secundarios significativos en las mujeres. El uso del condón por parte del hombre, que se registra su uso desde mediados del siglo XVII, ya ayudaba a prevenir el embarazo no deseado, pero era insuficiente (Aguiar, Almelo, Lazo, Ginebra & Rivera, 2019).

¿Preservativo igual a anticonceptivo?

Si bien es cierto que el preservativo o condón puede cumplir la función de anticoncepción, no es lo mismo que un anticonceptivo como tal. La diferencia radica en que el condón nos protege de adquirir alguna enfermedad de transmisión sexual, mientras que un anticonceptivo no lo hace. De hecho, los registros de los primeros usos del preservativo se relacionan con el evitar contagiarse de alguna enfermedad de transmisión sexual. A pesar de que la anticoncepción no es la función principal del condón, ha servido en buena medida a la planificación familiar, pero se ha visto que puede presentar fallas, por lo que su uso no nos asegura que no habrá embarazo (Aguiar, Almelo, Lazo, Ginebra & Rivera, 2019). Según la información proporcionada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en su pagina web, la efectividad como anticonceptivo del preservativo es del 85% al 95% (IMSS, 2020).

Vasectomía ¿Peligrosa?

Uno de los métodos anticonceptivos más efectivos (99%) para el hombre es la vasectomía. Se tiene registros que se ha practicado desde el siglo XIX, aunque no con los mismos fines con los que ahora se practica pues, en un inicio, se buscaba estudiar el efecto que tenía en la próstata para prevenir epididimitis postadenomectomía prostática (Hernández-Aguilera & Marván-Garduño, 2015).

Mucho tiempo se creyó que la vasectomía era peligrosa y que podía tener consecuencias realmente desfavorables en el desempeño sexual de los hombres a la hora de tener relaciones, sin embargo, diversos estudios nos demuestran lo contrario. En un estudio realizado por Córdoba Basurto, Mercado Sánchez y Sapién López (2010) a hombres vasectomizados en México demuestran que aumenta la frecuencia de relaciones sexuales al no existir el temor de que haya un embarazo.

En un inicio, la vasectomía era una intervención quirúrgica que, si bien era de bajo riesgo y había una pronta recuperación en comparación con la Obstrucción Tubaria Bilateral realizada a mujeres con el mismo fin, se realizaba con menos frecuencia dado el temor generado en el hombre por las creencias alrededor de ella que no siempre eran ciertas. Con el tiempo, en China, el Dr. Li Shuguang, en 1973 desarrolló una técnica en la que no era necesaria la utilización del bisturí, por lo que la recuperación era realmente más rápida y se reducía el impacto del miedo que esta intervención generaba en el hombre. La intervención ahora podía ser ambulatoria, sin necesidad de hospitalización, y así como se entra caminando a clínica, de igual manera se sale de ella.

La técnica consiste en hacer una pequeña punción en la piel de la bolsa escrotal, por arriba de en donde se encuentran los testículos en donde se localizan, ligan y cortan los conductos deferentes que transportan los espermatozoides producidos por los testículos impidiendo así que éstos lleguen a juntarse con el semen y sean expulsados. (IMSS, 2020).

A pesar de la aparición de esta técnica tan sencilla, sigue habiendo muchas personas que se rehúsan a practicarla debido a una serie de creencias y mitos que sigue habiendo alrededor de ella (Moreno & Salinos, 2005).

Esta pequeña intervención solamente impide el paso del espermatozoide y ante esto podrás preguntarte…

¿Se podrá eyacular después de la vasectomía?

La respuesta es sí, de hecho, una vez se ha practicado la vasectomía es necesario asistir a revisión después de haber eyaculado una 25 veces aproximadamente. El semen sigue siendo producido y expulsado en misma cantidad, forma, color y olor que antes de hacerse la vasectomía, lo único que cambia es que no lleva espermatozoides, la célula encargada de hacer posible la fecundación del óvulo dando pie a un embarazo.

También se llegó a pensar que la persona que se realizaba la vasectomía perdía el apetito sexual, perdía la capacidad de erección, obtenía cáncer o enfermedades del corazón, lo cual se ha demostrado es absolutamente falso. (IMSS, 2020). Los espermatozoides que siguen siendo producidos en los testículos son absorbidos por el organismo, por lo que no ocasionan daño alguno.

Por último, al ser un método anticonceptivo permanente, durante mucho tiempo se pensó que era irreversible y esto alimentaba el miedo de los varones que consideraban realizarse la vasectomía. Sin embargo, en la actualidad es posible revertirla en un 90% de los casos, aunque es cierto que no es fácil y, sobre todo, no es nada barato. La microcirugía que hace esto posible es llamada “vaso-vasostomía”.

No obstante, aunque es un método sencillo y seguro, con alto grado de confiabilidad, no debe realizarse a la ligera, pues se debe obtener una preparación y un acompañamiento previo a la toma de la decisión.

Así que, si piensas en realizártela o conoces a alguien que esté pensando en llevarla a cabo, no dudes en acercarte o acercarlo a tu clínica más cercana para empezar la preparación correspondiente.

Referencias:

-Aguiar, A.; Almelo, L.; Lazo, L. A.; Ginebra, G. & Rivera, R. (2019) Historia del condón y otros métodos anticonceptivos, Revista médica Electrónica 42(2). p. 588-597. ISSN: 1684-1824 Disponible en: http://scielo.sld.cu/pdf/rme/v41n2/1684-1824-rme-41-02-588.pdf

-Córdoba, D.; Mercado, T.; Sapién, J. (2010), Opiniones y experiencias de la vida sexual de mujeres con parejas con vasectomía, Rev Esp Med-Quir., 15() pp. 144-155. URL: https://www.medigraphic.com/pdfs/quirurgicas/rmq-2010/rmq103h.pdf

-Hernández-Aguilera, R.D & Marván-Garduño, M.L. (2015) La vasectomía desde una perspectiva psicosocial, Revista de Perinatología y Reproducción Humana 29(1) p. 30-35. DOI: https://doi.org/10.1016/j.rprh.2014.12.003

-Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS(2020) Vasectomía sin bisturí, IMSS (sitio web), recuperado el 13/10/2020 URL: http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/planificacion-familiar/vasectomia

-Moreno, J. G., & Sainos, L. M. S. (2005). Aceptación y rechazo de vasectomía en hombres del medio rural. Revista Medica Del IMSS43(3), 205–214.

-Sepúlveda T., F., Fleck L., D., Sánchez., J., Mercado C., A., Reyes O., D., Hidalgo V., J. P., & Palma C., C. (2014). Vasectomía Sin Bisturí: Resultados De Una Cohorte De 309 Pacientes. Revista Chilena de Cirugia66(2), 158–162. https://doi.org/10.4067/s0718-40262014000200011

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s