Sexualidad femenina durante el embarazo

Por: Ana Peregrina 

La actividad sexual durante el embarazo y sus consecuencias ha estado sujeta durante mucho tiempo a la especulación. La sexualidad siempre ha estado llena de misterio por múltiples razones e incluso encarcelada en la ignorancia. 

Hablemos de sexualidad…

La sexualidad es el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, culturales, éticos y religiosos o espirituales (Bataglia, 2014). La sexualidad se expresa en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos.

El sexo se expresa de un modo distinto en las diferentes etapas de la vida, y en este caso hablaremos de la etapa del embarazo…

¿ Qué sucede en el embarazo ? 

Durante este se manifiestan numerosos e importantes cambios que debemos de tener en cuenta, ya que muchos de ellos serán puntos clave para la sexualidad de la persona a lo largo de esta etapa. Estos cambios afectan, cambian y modifican cuestiones biológicas, psicológicas y sociales. 

Durante muchos años… 

La sexualidad de las embarazadas ha quedado en el olvido e incluso se ha tornado inexistente para el resto de la sociedad. Existe una gran falta de información que manejan algunos profesionales sobre este periodo. 

La falta de orientación genera un desconocimiento importante y fuente de miedos, falsos mitos e incertidumbres, incluso esto puede llegar al punto de incomodar a la embarazada a desarrollar su sexualidad de manera libre y despreocupada (Mazón, 2016).

¿ Cuándo se presentan los cambios ?

Los cambios en el deseo y el comportamiento sexual se empiezan a producir en cuanto la pareja sabe que está esperando un bebé. Algunos factores que se ven involucrados en la sexualidad de la pareja son; la educación, la situación social y económica, el rol que tiene en su casa, la relación sexual actual que tienen como pareja y su historia sexual previa. 

¿ Estos cambios también afectan a los padres ? 

Por supuesto, los padres se ven afectados y esto se observa en la disminución del interés sexual al final del embarazo o incluso antes. Les da temor dañar físicamente al bebé o a la mujer al momento de tener relaciones. 

Incomodidad por el vientre

Muchas parejas muestran malestar por la pancita, por lo que tienen que cambiar las posiciones a unas más agradables para ambos. También existe una disminución del interés sexual en las mujeres, por que no se sienten seguras con su físico. 

¡ Está demostrado que la mayoría de las mujeres continúan experimentando deseos y necesidades durante el embarazo ! 

¿ Puedo mantener la actividad sexual habitual  ? 

Sí, siempre y cuando no existan evidencias de infección genital u otra complicación. Es importante tener en cuenta que la actividad sexual debe evitarse cuando exista amenaza de aborto o hemorragias.

¡Los cambios fisiológicos afectan a cada mujer de manera diferente!

“El embarazo forma parte de un periodo crucial en la vida de la pareja, por lo que se deben tener en cuenta los distintos aspectos de la «convivencia» que pueden verse afectados y que, en muchas ocasiones, pueden determinar ciertas modificaciones del deseo y la sexualidad de la mujer en el embarazo” (Mazón, 2016). Es importante saber que el deseo y la erótica disminuyen en el embarazo de manera inevitable. Más allá de la convivencia, las causas se deben a que la embarazada se enfrenta a su nuevo rol como mamá y deja a un lado su papel como pareja o amante.

No olviden, cada pareja vivirá los cambios del embarazo de manera exclusiva y personal.

Fuentes 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s