COVID-19 y fertilidad masculina

Por: Daniela Hanono

A lo largo del año, hemos escuchado muchos mitos con respecto al covid, de los cuales la mayoría no sabemos qué tan verdad pueden llegar a ser, mitos desde cómo cuidarnos, hasta los efectos que puede llegar a tener en nuestro cuerpo. Uno de los factores de los cuales se ha escuchado en varias ocasiones, es acerca del impacto que tiene el COVID sobre la fertilidad, ya sea masculina o femenina. 

En esta ocasión me quiero enfocar en la parte masculina, en ¿Cómo puede llegar a afectar la fertilidad en hombres que han tenido  complicaciones por COVID-19 y romper ideas falsas o confirmar que se han creado en los últimos meses? 

Me gustaría comenzar hablando del SARS -CoV la primera versión que llegamos a escuchar del virus y se ha ido estudiando a través del tiempo. Por medio de este estudio, se llegó a la conclusión de que la orquitis era una de sus complicaciones de salud planteadas que podría llegar a afectar la espermatogénesis, en pocas palabras que afecta la calidad del semen. Esto fue probado en el año 2002, en donde algunos pacientes con el virus sufrieron de esto, se encontraron inflamaciones en los tubos seminales, pero no se encontraron rastros en ninguna otra función, lo cual los llevó a pensar que las reacciones inflamatorias son las causantes del daño testicular por el virus. 

Por otra parte, se mostró ser un factor relacionado con la edad, en donde la mayoría de los casos fueron en edades de los 30 en adelante y disminuye en las personas de 60 en adelante. 

En el caso del SARS-Cov2 opera de muchas maneras,  afecta  mecanismos que pueden tener que ver con funciones reproductivas masculinas. Se ha hablado de que este virus activa vías sensibles a través de procesos inflamatorios lo que puede hacer que empiece un proceso oxidativo, es decir se oxida el tejido y  pueden afectar la calidad del semen.  Sin embargo esto no tiene nada que ver con algún contagio, o por lo menos, es algo que aún no se sabe. 

Según un estudio realizado por la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y reproductiva, en la cual se hizo una investigación muy amplia acerca del tema reveló que 19% de los hombres que han tenido molestias en el escroto se puede pensar que es por causas virales, pero nadie lo ha comprobado. En teoría se llegó a pensar que posiblemente el virus no infecta directamente a los testículos, pero puede llegar a despertar una respuesta autoinmune, ósea que el cuerpo comienza a atacarse a sí mismo.

Lo anterior, se fundamenta en que han encontrado presencia del virus en semen, pero han sido contradictorios en la mayoría de los casos. Pero si se estudió que existe información genética en el 15% de los enfermos de COVID-19. 

En el caso de  hombres contagiados, se ha observado un incremento importante de Hormona Luteinizante, la cual es la encargada de la producción de testosterona y espermatozoides.  

En este estudio, se llegó a la conclusión, de que la muestra es muy pequeña y los resultados son contradictorios, es por esto por lo que no se puede decir que exista directamente una relación, pero se debe de seguir investigando. 

Bibliografía: 

  • José, F. G., González, J. G. Á., Molina, J. M. C., Arnau, L. B., Iribarren, I. M., Jabaloyas, J. M. M., … & Salamanca, J. I. M. (2020). Infección por SARS-CoV-2: implicaciones para la salud sexual y reproductiva. Una declaración de posición de la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA). Revista Internacional de Andrología, 18(3), 117-123.
  • Dutta, S., & Sengupta, P. (2021). SARS-CoV-2 and male infertility: possible multifaceted pathology. Reproductive Sciences, 28(1), 23-26. 
  • Rojo, M. A. E., Fernández-Pascual, E., & Martínez-Salamanca, J. I. (2020). Impacto de la pandemia COVID-19 en andrología. Recomendaciones en la práctica clínica diaria. Revista Internacional De Andrologia.
  • Stanley, K. E., Thomas, E., Leaver, M., & Wells, D. (2020). Coronavirus disease-19 and fertility: viral host entry protein expression in male and female reproductive tissues. Fertility and sterility, 114(1), 33-43.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s