Celos retroactivos. Un fenómeno poco estudiado.

Por: Rafael Rashid Madrid Charfén.

“El que no tiene celos no está enamorado”.

Sin duda todxs hemos escuchado alguna vez este tipo de frases. Que los celos son una muestra de amor que deja ver lo tan importante que puede ser alguien para nosotrxs. ¿Será así?

Los celos son una emoción compleja y negativa, salen como respuesta ante una amenaza (real o no) hacia una relación valiosa o de calidad (Canto, García & Gómez, 2009). De todas maneras, se ha encontrado que algunas víctimas de abuso, agresores e incluso estudiantes de universidad, ven a los celos como indicadores de amor y compromiso con una relación (Perles, San Martín, Canto & Moreno, 2011). También se ha reportado que los celos pueden presentarse cuando se percibe una pérdida de la especialidad o la unicidad de la relación (White & Mullen, 1989). Es por ello que una persona puede sentir celos si descubre información sobre el pasado romántico de su pareja, puede sentir que la relación actual es menos especial o significativa de alguna forma.

Ahora, el fenómeno de los celos retroactivos si bien ha sido estudiado en más de una ocasión, existe una muy escasa información e investigación del tema, por lo que se utilizaran algunos de los recursos que están a nuestra disposición.

Para esto hay que diferenciar los celos retrospectivos de los retroactivos. Los celos retrospectivos, surgen cuando alguien de la relación se siente celosx por pensar en un “rival” que activamente interfirió en algún momento en la relación actual (Fox & Frampton, 2017). Por ejemplo, R se siente así cuando J le trató de bajar a su pareja, J llegó a interferir en la relación en un punto, aunque ya no sea así.

En cambio, los celos retroactivos, (en los que nos vamos a enfocar), aparecen cuando una persona se preocupa por las relaciones previas de su pareja, hayan sido románticas o sexuales, que sucedieron antes de que la relación romántica actual empezara. Los percibidos “rivales” nunca han interferido de forma activa en la relación, ni en el pasado ni en el presente (Ibid). Por ejemplo, si A ve que su pareja R tiene el contacto de su expareja y esto le causa celos a A aunque la relación sucedió antes de que A y R se conocieran.

Se ha visto que las personas que evitan hablar del pasado de sus parejas es porque puede desencadenar compararse con amantes de antes, les hace sentir menos cercanía a sus parejas, hace que la relación parezca menos especial y genera celos (Frampton & Fox, 2018a).

Algunos triggers (desencadenadores) de los celos retroactivos (Frampton & Fox, 2018b) son:

  • Que las personas comparen sus parejas románticas actuales, con exparejas.
  • Que le digan a alguien cosas positivas sobre relaciones pasadas o  sobre exparejas de su pareja actual.
  • Compartir información de experiencias sexuales previas con exparejas.
  • El ver evidencias de las relaciones pasadas de la pareja actual, como cartas o fotografías.
  • Igualmente, se ha visto que el uso de redes sociales, especialmente Facebook, puede incrementar las probabilidades de experimentar celos (Muise, Christofides & Desmarais, 2009).

La cosa con los celos retroactivos es que no suelen ser de vez en cuando.

De hecho, según algunos psicólogos esta condición podría caer dentro del espectro de Trastornos Obsesivo-Compulsivos. ¿Por qué? Pues en esta condición llegan las ideas o pensamientos intrusivos en los que la persona se “hace películas” en las que ve a la expareja de su pareja y a su pareja en distintas situaciones; estas pueden ser desde una convivencia romántica, hasta teniendo relaciones sexuales, esto puede llegar a un punto de arruinar la relación e incluso puede resultar completamente inhabilitante para la persona que la experimenta. Pero no siempre se queda ahí, en ocasiones llega el punto en que la persona que experimenta los celos retroactivos quiere, o cree necesitar, saber todos los detalles del pasado de su pareja para conocer “la verdad” o “lo que realmente pasó”, creando un ciclo interminable de sufrimiento y de cuestionamiento (BBC, 2018).

Zachary Stockill (Ibid) es un coach y autor de libros y cursos que dicen ayudar a curar los celos retroactivos, aquí les dejamos un fragmento en el que describe su experiencia:

“Su pasado se volvió mi presente. Me enganchaba en un cualquier detalle trivial y me pintaba la situación con gran vividez. Le agregaba detalles y convertiría eventos insignificantes en escenarios completos en mi cabeza.”

“Si salíamos a comer me preguntaba si ya habría estado ahí con su ex.”

“Sus relaciones pasadas eran lo primero que pensaba cuando despertaba y lo último cuando iba a dormir”.

Entonces
¿Qué opciones hay para las personas que puedan estar viviendo con esto?

Como ya se mencionó antes, no hay tanta información sobre el tema, por lo que la falta de estudio no nos permite tener mucha claridad cuando se experimenta esta situación, y por lo tanto, no se conoce alguna forma de curar los celos retroactivos al 100%.

Sin embargo, existen algunas formas de empezar a trabajar en esta situación para mejorarla (Molina, 2018).

  • La persona celosa debe de evitar preguntar de más, mientras que la pareja puede dejar de seguirle el juego y no responder.
  • Concentrarse en la relación presente, enfocándose en la actualidad y cómo se ha tenido un compromiso.
  • Tratar de entender a la persona celosa, pues puede llegar a ser estresante toda la situación.
  • Pero lo más importante será: Conseguir ayuda psicológica y profesional.

Sin duda alguna este tema es uno muy complicado, por cómo llega a afectar a aquellos que la experimentan y por la falta de investigación por el tema. Por lo que queda es tratar de aprender más sobre ello y desarrollar las herramientas que tenemos hasta el momento.

Referencias.

BBC. (2018, Julio 30). Retroactive jealousy: Obsessed with my partner’s past.  BBC.  https://www.bbc.com/news/stories-44850438

Canto, J., García, P., & Gómez, L. (2009). Celos y emociones: Factores de la relación de pareja en la reacción ante la infidelidad. Athenea digital: revista de pensamiento e investigación social, (15), 039-55.

Frampton, J., & Fox, J. (2018a). Social media’s role in romantic partners’ retroactive jealousy: Social comparison, uncertainty, and information seeking. Social Media+ Society, 4(3) 1-12.

Frampton, J., & Fox, J. (2018b). An exploration of the antecedents of retroactive romantic jealousy. [Poster]. International Association for Relationship Research Conference, Fort Collins, CO, Estados Unidos.

Fox, J., & Frampton, J. (2017). Social media stressors in developing romantic relationships. The impact of social media in modern romantic relationships, 181-196.

Muise, A., Christofides, E., & Desmarais, S. (2009). More information than you ever wanted: Does Facebook bring out the green-eyed monster of jealousy?. CyberPsychology & behavior, 12(4), 441-444.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s