¿Por qué el PIN parental obstruye y atrasa la educación sexual integral?

Por Montserrat Guinto Alonso

Para empezar… ¿Conoces qué es el PIN parental?, ¿habías escuchado hablar sobre esto? o ¿has reflexionado las consecuencias que conlleva? Bueno, es importante que definamos primeramente este concepto para poder entender desde qué mirada vamos a abordarlo en este artículo y el porqué influye negativamente sobre la educación sexual integral de las personas. 

El PIN parental o también conocido como veto parental, es una propuesta política en materia educativa que habilita a los progenitores o tutores legales de un estudiante a negar su asistencia a actividades complementarias fuera del currículo formal. Las siglas “PIN” proceden del inglés; Personal Identification Number, un dígito o contraseña específica que permite a un usuario acceder a dispositivos electrónicos. Dicho esto, podemos entender el uso de esta sigla para explicar que el PIN parental busca que los tutores legales de un estudiante sean ese “dígito específico” para dar acceso a qué contenidos educativos se pueden impartir y cuales no dentro del campo educativo.

Esto provoca que se puedan vetar contenidos, clases, actividades, charlas o talleres, o elegir la no asistencia de sus hijas e hijos, cuando sean contrarios a sus convicciones éticas, morales o religiosas. Lo que provoca que se excluya la enseñanza de temas sobre diversidad, inclusión, perspectiva de género y educación sexual y reproductiva, entre otros. (Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, 2020). 

Nos podemos dar cuenta que esta propuesta sesga la realidad sexual de las personas, ya que, el PIN parental se sustenta con las “cuestiones morales” y las creencias que poseen los responsables de los menores edad y con base en ellas se pueda decidir que la educación sexual no se imparta en las escuelas. La vida sexual de un ser humano cambia de acuerdo con el ambiente y el entorno social que lo rodea, si hablamos de México, un país donde en el hogar no se habla abiertamente con las infancias y las adolescencias sobre temas de sexualidad y vida reproductiva, al quitar la educación sexual integral en las escuelas aumenta el riesgo de que los estudiantes vivan una mala sexualidad, tengan daños psicológicos en su futuro y como menciona el Dr. German Doce (2016) integrante de la Sociedad Uruguaya de Pediatría, la edad de inicio de relaciones sexuales es más temprana y esta comienza sin siquiera tener información elemental sobre la sexualidad, por lo que el momento de inicio de la educación sexual en las escuelas también es fundamental.

Una vida sexual no se puede llevar a cabo con seguridad, placer y asertividad si no se cuenta con el conocimiento de esta.

En México varios partidos y organizaciones sociales quieren reformar las leyes educativas para implementar el PIN parental. Algunos partidos políticos como el PAN y el PES, impulsan a que esta propuesta se ponga en práctica en diversos Estados de la República. A pesar que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos no está de acuerdo con el PIN parental, estos partidos políticos como otros grupos conservadores promueven que los padres de familia intervengan en los contenidos educativos sobre la salud sexual. 

El hecho de que muchos padres de familia, como muchas de las autoridades de este país fomenten e impulsen el PIN parental, nos demuestra que la sexualidad continua siendo un gran tabú para la población mexicana. Hay una enorme fragilidad en la sociedad mexicana que ve el panorama de la situación desde el “proteger la inocencia de las infancias” cuando en realidad afecta la salud sexual de estas, atrasando e impidiendo el aprendizaje de una sexualidad integral y el desarrollo sexual sano, consciente, seguro y disfrutable de la población. 

Los estudiantes tienen derecho a tener mayor autoconocimiento de su cuerpo, de lo que quieren practicar sexualmente, lo que les causa placer y el porqué les gusta. A través de las educación sexual integral se trabaja (además de los aspectos mencionados), en la prevención de casos de violencia de género, acoso hacia la mujer, violencia contra la mujer, embarazos infantiles, homofobia, abuso sexual de menores, entre otras situaciones, como también en quitar el tabú y desestigmatizar sobre el sexo, el placer y la sexualidad. 

Referencias:

  1. EL UNIVERSAL (2020). Buscan 13 Estados controlar educación sexual. Obtenido de:  https://www.eluniversal.com.mx/nacion/buscan-13-estados-controlar-educacion-sexual
  1. Sociedad Uruguaya de Pediatría SUP (2016). Relación entre la educación sexual y la edad de inicio de las relaciones sexuales. Obtenido de: https://www.sup.org.uy/2016/05/09/relacion-entre-la-educacion-sexual-y-la-edad-de-inicio-de-las-relaciones-sexuales/ 
  1. Subsecretaria de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaria de Gobernación  (2020). ‘Pin Parental’: restricciones al derecho de niñas, niños y adolescentes a la educación laica y a la educación en materia de salud sexual y reproductiva. Obtenido de:https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/561573/200705_Ficha_boleti_n_conjunto_pin_parental_2.pdf 
  1. UNICEF España (2020). Pin parental y actividades educativas complementarias. Obtenido de: https://www.unicef.es/blog/pin-parental-y-actividades-complementarias
  1. UNICEF México (2020). Agencias de la ONU, preocupadas por reformas en Aguascalientes sobre “pin parental” y castigo corporal. Obtenido de: https://www.unicef.org/mexico/comunicados-prensa/agencias-de-la-onu-preocupadas-por-reformas-en-aguascalientes-sobre-pin-parental

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s