El nunca acabar entre slut y prude shaming

Por Natasha Isabella Carpio C.

¿Alguna vez te llamaron o llamaste a alguna compañera zorra o fácil? ¿Te acuerdas del porqué? ¿Fue por una ropa que mostraba piel o porque se involucró sexualmente con quién sabe quién? ¿Y ese quién sabe quién fue aplaudido por otros hombres o también le dijeron zorro y fácil? ¿Has escuchado que le digan zorro o fácil a un hombre? ¿Eso existe?

Y a medida que fuiste creciendo, y el sexo era cada vez más común entre tus pares… aparecieron entonces las burlas para el/la/le virgen? La mojigata? Y así surgieron las risas entre amigxs y la tortura interminable hacia unx que otrx al que incansablemente le preguntaron: ¿en serio eres virgen? ¿de verdad? Aquí te enseño perfectamente este fenómeno a través de esta escena de Grey’s Anatomy. (No sé que está peor, si la cara de Cristina porque cree que April es “virgen”, o si la cara de April porque le dice que lo es).

Es sorprendente como la “capacidad” de las personas para adivinar si alguien es virgen, así como saben si alguien es “gay”, a simple vista.

Caray, ¿No era tener sexo lo que era “malo”? ¿Cómo que no tenerlo tampoco está bien? ¿Entonces qué hacemos?

Si estas situaciones anteriores te suenan, es porque seguramente has presenciado la doble moral: la rápida fluctuación entre el slut-shaming y el prude-shaming. Aquella doble moral que no admite puntos medios ni escala de grises. Si eres mujer: o eres puta, o eres mojigata. Sigmund Freud lo llamaba el complejo Madonna-Whore (Virgen-Prostituta). Una imposibilidad para conceptualizar a una mujer como buena/respetable y deseable/atractiva al mismo tiempo. 3 Por otro lado; si eres hombre, mientras más sexo tengas mejor. Y si no… apúrate a ver cómo le haces.

Shame, en español “vergüenza” o “avergonzar” es definido como la “pérdida de honor y respeto”. 1 Aunque en un mundo ideal quisiéramos que una buena autoestima te protegiera siempre de las burlas ajenas, somos seres sociales y la vida no es así. La cruda realidad es que la forma en la que nos vemos muchas veces depende de lo que recibimos de lxs otrxs. Aunque unx mantenga una buena actitud hacia sí mismx, una buena autoestima se mueve en dos sentidos y la misma se puede alterar si constantemente somos avergonzadxs. No sólo se deteriora la autoestima, sino que también puede surgir la envidia, el enojo, la ansiedad, la tristeza, la depresión, la soledad y la sensación de vacío. 1

Shame Got GIF - Shame Got Game Of Thrones - Descubre & Comparte GIFs

El slut-shaming y el prude-shaming son formas de avergonzar a lxs demás a partir de cómo viven su sexualidad. La primera ocurre cuando se tilda a una mujer de puta/zorra/fácil y la segunda cuando el motivo de burla es que alguien es “virgen” o se abstiene de cierta práctica sexual (por cierto, la virginidad no existe). La coexistencia de ambos tipos de shaming tiene que ver con los mensajes contradictorios de la cultura. Por una parte, promueve que las mujeres sean sexys, pero al mismo tiempo las castiga si hacen mucho, o cierto tipo, de acto sexual. Por otra parte, los estándares de lo que puede hacer una mujer y lo que puede hacer un hombre son completamente distintos.

Totally Ky: slut-shaming and prude-shaming(?) - Edited

Tristemente, el miedo que tienen las mujeres de ser llamadasputas” o “zorras”, muchas veces puede afectar en la forma en la que toman decisiones con respecto a su vida sexual. Las humillaciones repetidas pueden hacer que unx se cohiba y se vuelva cautelosx en todo lo que hace, ocupando gran parte de nuestros pensamientos. En un extremo, puede tener un poder muy destructor en el que se afecta el entusiasmo y aspectos tan importantes como la intimidad, el afecto y el interés que nos conecta con lxs demás. 1

Vayamos con el cine, el lugar perfecto para enseñar más manifestaciones de este fenómeno. Murray utiliza el constructo de la “virginidad” para analizar esta doble moral en distintas expresiones: la virginidad como un regalo, como un rito de paso o como un estigma.

La virginidad como un regalo la podemos observar por ejemplo en Jane The Virgin, donde la abuela le insiste a la protagonista que no puede dar su flor hasta que se case; o de lo contrario “se marchitaría” (la amenaza premonitoria del slut-shaming). En la película Easy A, ya podemos ver lo que pasa cuando la gente cree que una mujerdio la flor” y enseguida ya creen que perdió el derecho a ser respetada.

De una forma más indirecta, en la serie Ginny y Georgia, la hija hace una referencia hacia la vida sexual de la cantante Taylor Swift, quien siempre ha sido criticada por haber tenido varias parejas. De nuevo vemos como se critica a la mujer por hacer lo mismo que para un hombre significaría ser “un campeón”.

Por el lado contrario, en películas cómo Virgen a los 40, observamos la otra cara de la moneda. El protagonista es víctima de las risas y las burlas de los amigos porque no ha tenido relaciones sexuales, como si fuera un mandato social.

A esto es a lo que Murray se refería con la virginidad como un rito de paso.2 Igual que en las películas de American Pie, se espera que a cierta edad las personas (en especial los hombres) tengan su primera relación sexual para poder mantener cierto estatus social. Para la masculinidad hegemónica, el éxito de un hombre se mide en su destreza sexual. Una vida sexualmente activa otorga poder y no tenerla lleva a la tercera expresión: la virginidad como estigma. En otras palabras, el prude shaming. Este último es igual de peligroso que el slut shaming ya que igual puede bajar la autoestima, decepcionando a las personas por una vida sexual “no lo suficientemente activa”. Imagínense las malas decisiones que se pueden tomar sólo por mantener el estatus y ser aceptado. En esta otra escena de Easy A observamos la presión que siente Todd por dar cierta imagen. Siendo tan solo un pre-adolescente, quiere que todxs piensen que se besó con una chica para poder sentirse aceptado. Me pregunto qué pasaría por su cabeza. ¿Creería que se iban a burlar de él por no besarla? ¿Se sentiría menos hombre?

Todas estas películas nos dan a entender que absolutamente nada está bien. Cualquier cosa puede ser usada en tu contra y ya no sabes ni qué decidir. Mi pregunta es ¿Por qué?¿En qué nos afecta la forma de vivir la sexualidad de los demás y por qué tantas burlas? Afortunadamente creo que hoy en día poco a poco ha ido cambiando y que cada vez tenemos más consciencia de la libertad sexual. Sin embargo, hace falta todavía demasiado trabajo. Mientras reconocemos lo que ya está hecho, caminemos hacia donde falta más. Hora de dejar atrás estas dicotomías porque ya estamos en el siglo XXI y como dice mi padrino:

Cada quien hace de su vida un florero, mientras no riegue las espinas que le harían daño a los demás.

La sexualidad es amplia, tiene distintos colores, formas y tamaños.

El Gobierno retira la polémica ley de libertad sexual para volver a  cambiarla
Irene Montero, El Confidencial

Referencias

  1. Heikka, T. (2021). The Art of Defusing Online Shaming (Tesis de grado). Recuperada de Theseus.
  2. Murray, D. (2020). Representations of Virginity in the Media. Gender & Sexuality Studies Student Work Collection. 52. https://digitalcommons.tacoma.uw.edu/gender_studies/52
  3. PennState. (2015). Madonna-whore complex, recuperado el 26 de agosto del 2021 de https:// sites.psu.edu/aspsy/2015/10/03/madonna-whore-complex/

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s