¿Me enamoré de mi jefx?

Por Sofía De La Paz

Las relaciones son complicadas. Lo sabemos. Y aunque ilusamente pensemos que cuando crezcamos esto va a cambiar, nos encontramos que en el entorno laboral no es muy distinto de los chismes de la escuela. Esto es porque el común denominador es y seguirá siendo la convivencia social.

Y a ver, yo no estoy diciendo que las relaciones sean igual que en secundaria – ¿o sí? Pero también es cierto que el trabajo se convertirá en el lugar donde haremos nuestra vida social, ya que es donde pasamos más tiempo.8 Como lo fue la escuela. Sólo hay un pequeñito detalle, y es que en el trabajo existen las jerarquías y relaciones de poder.5

Es cierto que las relaciones románticas dentro del trabajo son toda una polémica, y aunque no están prohibidas por ninguna ley, si llegan a ver empresas que son bastante rígidas en las normativas alrededor de estas relaciones. O sea, no te despiden por tener una relación per se, pero si te pueden despedir por las consecuencias que esta relación puede traer. Pero ¿por qué sucede esto cuando al menos el 57% de las personas han mantenido una relación dentro de su entorno laboral y la mayoría han resultado en relaciones funcionales y duraderas?8 Excelente pregunta, querido Watson.

Favourite film asombroso increible GIF en GIFER - de Buzagelv

Creo que nadie me va a dejar mentir cuando digo que, si las relaciones son complicadas por sí solas, el momento en que las demás personas dan su humilde opinión – es decir, se meten en tu relación descaradamente – lo hace aún más complicado. Eso explica el por qué las medidas de las empresas son tan estrictas y por lo tanto el 34% de las personas que están en una relación con alguien del trabajo no lo comparte con las demás personas. Pero, hay otra razón muy importante, y aunque sólo suceda en un supuesto 10% de las personas.7

Algunas veces – más de lo común – existen relaciones románticas y/o sexuales entre personas que están en diferentes posiciones jerárquicas dentro de una misma empresa. Es decir, cuando te enamoras de tu jefx. Es cierto que normalmente no solemos controlar de las personas de las que nos enamoramos, y claro que hay excepciones en donde de verdad se vuelven bonitas historias de amor para les nietecites. Pero tampoco podemos ignorar todas las cosas que están en juego en está situación.

▷ Acoso sexual laboral - Consulta profesional para California | Abogado.LA
Aunque a veces no sea tan claro, las relaciones que implican poder pueden comenzar a afectar no sólo nuestro desempeño laboral, sino también nuestra salud mental.

Empezando por la diferencia de poder que existe.1 Y aunque a veces queramos pensar que no o que no es tan importante, si la hay y es importante que nos tomemos tan sólo un segundo – o la duración de este bello artículo – a pensar en las repercusiones que esto podría traer a nuestra vida profesional.

El poder se da en las relaciones entre seres humanos, pero cuando nos encontramos en ambientes laborales este es mucho más evidente y supuestamente claro. Y si bien el poder no es necesariamente negativo, tiene consecuencias contraproducentes cuando se emplea para conseguir cosas que queremos y que incluso a veces nos dan más poder, a costa de las demás personas.5 Y uno de los medios que se utilizan para obtener más poder es la sexualidad.6

Ahora, yo sé lo que estarás pensando: ¿acaso entonces la mujer que consiguió el ascenso en mi trabajo fue porque se acostó con el jefe? ¡Lo sabía!

7 Office gifs ideas | office gifs, qr barcode, qr scanner

Pero no, eso no es a lo que me refiero queride lectore. Es más, se trata de todo lo contrario. A veces, cuando nos encontramos en una posición de poder la podemos expresar de diversas maneras, algunas personas lo hacen a través de objetos, otras presumiendo estos objetos. Pero para otras personas esto no es suficiente y lo expresa de manera social, osease, a partir de las relaciones que tienen. E incluso presumir estas relaciones como trofeos.9

Tristemente, en el sistema patriarcal en el que nos sumergimos, se da una expresión doble, donde normalmente son los hombres quienes ocupan estos puestos importantes y tienen un poder inherente sobre las mujeres, sólo por una cuestión de desigualdad de género.6 Y la realidad es que cuando una persona con poder nos pide algo, es difícil decir que no. Desde algo del trabajo hasta cosas que no tienen nada que ver con éste.

Yo te pregunto a ti, si las mujeres fuéramos estas supuestas trepadoras laborales4, ¿por qué en general mostraríamos mayor desempeño laboral?2

Siete consejos para que la presión laboral no derive en estrés - Revista  Estrategia & Negocios

La presión que a veces podemos sentir por parte de las personas arriba de nosotres puede ser demasiada y orillarnos a hacer cosas que en verdad no queremos hacer. Y a veces, está presión viene cargada además con una connotación sexual, porque como mencionaba, esta forma de relacionarse nos brinda aún más una sensación de poder.

Pero, además, este tipo de situaciones son normalizadas, de manera en que la realidad se ve orquestada por las mismas personas que están en el poder.1 Por eso no debería sorprendernos movimientos como #MeToo que se comenzó a dar en Estados Unidos y posteriormente aquí en México. Y bueno, tampoco significa que estas personas sean unos magnates maliciosos esperando a su siguiente víctima. Esto se vuelve parte de una dimensión sistémica,6 donde las personas estamos acostumbradas a un modelo de poder coercitivo y se permiten este y muchos tipos de abuso de poder. Y hay quienes sin ser partícipes actives lo ven, pero simplemente no hacen nada.10

The Morning Show (2019) crítica: lo confía todo a magnífico reparto, la  serie de Apple es demasiado directa y prescinde de cualquier tipo de  sutileza

En The Morning Show podemos ver un análisis de las relaciones de poder y cómo además éstas se ven influenciadas por los mandatos de género. A lo largo de la trama vemos la diferencia entre una relación amorosa y un abuso de poder, aunque también se nos muestran las consecuencias de ambas y lo hostil que puede ser el entorno laboral.

Siendo honesta, si no se nos enseñara un correcto manejo del poder,3 de un poder que genere redes y espacios seguros en nuestros entornos laborales ¿cómo vamos a aprender? Si seguimos fomentando discursos dónde culpamos más a las personas que mantuvieron una relación con alguien en una mayor posición, en lugar cuestionar si está persona abusó de su poder.

the office gifs - harry_ginny33 Fan Art (41479451) - Fanpop

Y volvemos al meollo del asunto: ¿cómo saber si es amor o admiración la que siento por una persona que está en un cargo superior al mío? Porque otras de las formas de poder es el saber,6 y claro que las personas que llegan a puestos altos le han echado sus ganitas – o al menos espero que sí – para llegar ahí, por lo que es normal sentir admiración por estas personas.

Pero claro que, si además esta persona nos puede potencialmente atraer sexualmente, por el simple hecho ser seres humanes, claro que es más fácil confundirnos. Y es que ¿a quién no le gusta ser admirade?

No obstante, es importante que no justifiquemos ningún abuso de poder, en la expresión que sea. Al final del día, trabajar en una empresa u organización es trabajar con personas. Y no sólo eso, sino que muchas veces estas relaciones laborales se terminan extendiendo también hacia otras empresas y organizaciones, por lo que también terminan siendo relaciones humanas que necesitan principalmente – urgentemente – canales de comunicación más asertiva.5

La lucha por construir una cultura feliz en la oficina

Referencias

  1. Álvarez, Y. (2011). El poder y las relaciones de poder en las organizaciones. Algunas aproximaciones teóricas desde las perspectivas de Michel Foucault, Pierre Bourdieu y Max Weber. Gest. Soc., 4(1), 145-161.
  2. Bejarano, M. (2019). Relaciones interpersonales afectivas y desempeño laboral según variables sociodemográficas de los trabajadores de radio y televisión de Lima Metropolitana. Revista de Investigación en Psicología, 22(2), 313-328.
  3. Colombo, D. (2020). Liderazgo tóxico: qué hacer con el ego y los abusos de poder en la oficina. enero 18, 2022, de CLASE Sitio web: https://www.cronista.com/clase/trendy/Liderazgo-toxico-que-hacer-con-el-ego-y-los-abusos-de-poder-en-la-oficina-20200723-0007.html
  4. De La garza, C. & Derbez, E. (2020). No son micro. Machismos cotidianos. Ciudad de México: Penguin Random House Grupo Editorial.
  5. Mariño-Árevalo, A. (2014). Las relaciones de poder y la comunicación en las organizaciones: una fuente de cambio . AD-minister, 24, 119-141.
  6. Piedra Guillén, Nancy (2004). Relaciones de poder: leyendo a Foucault desde la perspectiva de género. Revista de Ciencias Sociales (Cr), IV(106),123-141.[fecha de Consulta 18 de Enero de 2022]. ISSN: 0482-5276. Disponible en:   https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=15310610
  7. Ricou, J. (2021). Parejas en la oficina: ¿Confesar o mantener el secreto?. enero 18, 2022, de La Vanguardia Sitio web: https://www.lavanguardia.com/vivo/lifestyle/20210905/5622305/relaciones-pareja-trabajo-secreto.html
  8. Ruiz, E. (2020). Enamorate en la oficina… ¡pero no pierdas tu empleo!. enero 18, 2022, de El Universal Sitio web: https://www.eluniversal.com.mx/cartera/14-de-febrero-enamorate-en-la-oficina-pero-no-pierdas-tu-empleo
  9. Santillana, A. (2005). El poder y sus expresiones. Andamios, 1(2), 2022, enero 18, De SciELO Base de datos.
  10. Sanz, A. (2020). The Morning Show: poder, sexo y noticias prefabricadas. enero 18, 2022, de Recomendatorios Sitio web: https://medium.com/recomendatorios/the-morning-show-poder-sexo-y-noticias-prefabricadas-41aaeaf6e84f

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s