Posparto: ¿qué pasa con la vida sexual?

Por Mariana Torres Alvarado

Las primeras semanas con tu bebé – aunque llenas de momentos hermosos – pueden ser sin lugar a duda desgastantes, confusas y sobre todo… abrumadoras.

Mientras el mundo sigue girando, tratas de descifrar los horarios de comida, las noches sin dormir, la lactancia, el cansancio, lo que significa ese llanto y cómo calmarlo (tras haberlo intentado absolutamente todo), el torbellino de hormonas, los cambios en tu cuerpo y muchas, muchas, muuuchas cosas más…

Por lo que, claramente, el regreso a la vida sexual puede parecer un reto verdaderamente inconquistable y uno difícil de alcanzar. Pero tranquile, que no estás sole y como en todo, vamos paso a paso.

Así que primero lo primero: nombremos el puerperio. El puerperio es el periodo que se inicia tras el parto y puede extenderse hasta 60 días. A lo largo de esta etapa ocurren cambios y adaptaciones en el cuerpo, con las hormonas y de emociones que acompañan la etapa postparto y se encargan de acompañar el inicio de la maternidad tales como la retracción y contracción del útero, la producción de leche, la aparición de los loquios secreción genital compuesta de placenta, moco y sangre -, las estrías cambian de color, se altera el metabolismo, entre otros aspectos que forman parte de esta etapa de transición y recuperación.1

Es así como el periodo postparto abarca emociones, cambios físicos, diferentes maneras de relacionarse, modificar roles y la adaptación a estos.

Dejando a la esfera de la sexualidad en una posición vulnerable por incluir todo lo mencionado anteriormente, alterando la relación que tenemos con nuestro propio cuerpo, y por ende cómo nos relacionamos con otres.2

Uff, Suena complicado, ¿No? Y dentro de todo este proceso, al pensar en regresar a la vida sexual podrías preguntarte “¿Algún día volverá a ser lo mismo?”

No hay una manera en la que se «deba» regresar a la sexualidad, es al ritmo de cada quien.

La verdad y respuesta a esto es un sí… y también un no… Me explico:

Pensar en retomar la vida sexual como si no hubiera pasado nada puede ser abrumador, porque la realidad es que sí pasaron (y continúan pasando) muchas cosas y muchos cambios que dan lugar a la llegada de un bebé. Así que el primer paso sería aceptar y procesar que las cosas se irán modificando y adaptando, y esto no significa que sea algo malo y se hará al ritmo en el que te sientas cómode.

Usualmente, los periodos de abstinencia recomendados por médicxs van de 4 a 6 semanas para la recuperación adecuada de los órganos reproductivos y la prevención de infecciones. En casos de cesárea es muy importante cumplir con el periodo recomendado tras la intervención quirúrgica para asegurar la cicatrización del útero.3

Ahora, es valioso que exploremos las diferentes situaciones biológicas y psicológicas que son esperadas dentro del periodo de postparto y el regreso a la vida sexual.4, 5

Dentro del aspecto social pueden sonarte conocidas situaciones que involucran los deberes familiares que ahora se priorizan más que la vida sexual, sumándole las visitas de amigues y familiares, las citas médicas, los cuidados que se deben tener, la atención que ahora se focaliza en el bebé (incluyendo interrupciones de la intimidad por llanto o por otras situaciones) y siendo hontestxs, en tus ratos libres puede que quieras descansar en lugar de buscar actividad sexual.

Claro que existen factores físicos importantes a tomar en cuenta como la disminución del deseo sexual, cansancio, estrés, falta de sueño, cambios hormonales, molestias genitales por la episiotomía o por hemorroides, poca lubricación vaginal por el bajo nivel de estrógenos, entre otros.

Así como también es común experimentar sentimientos de ansiedad y de tristeza, inclusive en algunas mujeres la depresión postparto conlleva a sentimientos de culpa, incapacidad de cuidar al bebé y ambivalencia hacia éste. Además, con respecto a retomar la actividad sexual se teme que la relación sea dolorosa sobretodo tras partos vaginales con episiotomía. Al igual se teme a tener un desempeño sexual diferente o incluso a volver a quedar embarazade, así. como un sentimiento de ser poco atractive proveniente de sentirse gorde, suelte, con estrías y con las mamas llenas de leche y adoloridas.

Todos los cuerpos post parto son diferentes y está bien. Pero claro que los cambios que se tienen pueden generar algunas inseguridades o incluso molestias, como el peso de las mamas.

Es sumamente importante mencionar que todo lo que puedas estar sintiendo es válido, y muches otres lo han experimentado, no estás sole en el proceso.

Así que ahora, para ir aclarando un poco esas dudas … “¿Dolerá?” La respuesta como suele ser en ámbitos médicos “puede que sea incómodo”. Puedes intentar aliviar el dolor al tener relaciones penetrativas con analgésicos (consultando a tu médico), tomando un baño caliente y usando lubricante6… pero creo que lo que debemos resaltar aquí es que ¡La sexualidad no es sólo tener sexo! Esta puede ser un oportunidad para probar cosas nuevas y expandir tu sexualidad e intimidad a prácticas no sólo penetrativas, tales pueden ser como masajes, masturbación mutua, fantasías, sexo oral y muchas más.

Recomendación especial: el piojito en todo el cuerpo es esencial.

Puede ser un buen momento para profundizar y conocer qué cosas te gustan, qué te hace sentir bien y que no. A lo que va la siguiente pregunta “¿Y si ahorita el sexo no me interesa?” A lo que diría ¡Está bien! Nunca es mal momento para recordar que las relaciones sexuales deben tenerse desde el placer y el deseo, nunca por la sensación de que es nuestro deber o por imposición de nuestra pareja.

Y como mencioné, la sexualidad no es solo son las prácticas penetrativas. Recibir y expresar afecto en esta etapa puede ser una oportunidad para enriquecer la relación sexual – contigo misme o con tu pareja – mediante otro tipo de prácticas y acercamientos; aquí la importancia de hablar y conectar a través de compartir tus necesidades, temores, dificultades y deseos; lo que podría llevar a un lugar de encuentro y redescubrimiento en pareja de lo que se siente placentero ahora y cómo les gustaría abordar esta etapa.

Aunque cada proceso de post parto y regreso a la sexualidad sea único, puede ser valioso y reconfortante el saberse acompañade y que hay otras personas que están volviendo a encontrarse con su sexualidad en la maternidad, un paso a la vez al ritmo de cada une.

Referencias

  1. Huggies. (27 de enero de 2022). Qué es el puerperio: sus cambios y etapas. Huggies. https://www.huggies.com.ec/el-parto/que-es-el-puerperio
  2. González Robles, L. (2016). La sexualidad femenina en el postparto: una investigación cualitativa desde la teoría fundamentada. https://repositorio.unican.es/xmlui/handle/10902/8559
  3. Mayo Clinic. (21 de agosto de 2020). Trabajo de parto y parto, cuidado de posparto. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/labor-and-delivery/in-depth/sex-after-pregnancy/art-20045669
  4. Díaz, D., Reina, A., y Velázquez, M. (2019). Recuperación de la actividad sexual tras el parto. Revista Científica Sanum, 36-42. https://revistacientificasanum.com/pdf/sanum_v3_n1_a4.pdf
  5. Sánchez, S., & Casado, M. (1996). Vida sexual en el postparto. Instituto Chileno de Medicina Reproductiva disponible en http://www. icmer. org/documentos/lactancia/sex _en _postparto. https://revistacientificasanum.com/pdf/sanum_v3_n1_a4.pdf

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s