TRANSformando el Sector Salud

Por Aldonza Buerba

¿Qué harías si mañana te despiertas con un gran malestar? Me tomaré el atrevimiento de asumir que tu respuesta tendría que ver con buscar atención médica, ya que por lo menos eso es lo viene a mi mente. Sin embargo, ahora me tomaré el atrevimiento de señalar que dicha lógica viene cargada de privilegio, ya que dar por hecho que no tendrás dificultad alguna para recibir esta atención, lamentablemente no concuerda con la realidad de todas las personas.

Y es que en México si bien podría recitar una extensa lista de razones por las cuales alguien puede tener dificultad para acceder al sector salud. Hoy me gustaría centrarme en la experiencia de un grupo en específico, así que, redobles por favor… Hoy aprovecho este espacio para hablar de las personas trans y cómo es que su acceso a la salud dentro de muchas otras dificultades se torna en un factor de riesgo, el cual no pone únicamente en juego su bienestar, sino que atenta incluso contra su vida.

La esperanza de vida de las personas trans es aproximadamente de 35 años, debido a la violencia que reciben.

Bueno, antes de escribir sin freno todo lo que tengo que decir al respecto, me gustaría visibilizar ciertos aspectos. Primero, el reconocer que, al yo no ser parte de esta comunidad, únicamente puedo hacer referencia al tema haciendo uso de mi opinión, misma que si bien formé a partir de investigación, no deja de ser eso, una simple opinión. Al no poder hablar desde una vivencia propia, asumo que mi capacidad de representar a la comunidad es limitada, por lo que, con mucho respeto, únicamente pretendo hacer uso de este espacio para denunciar aquello que, de manera injusta, atenta contra el derecho humano de acceso a la salud, entre muchos otros.3

Una vez dicho esto y antes de que comience a parecer un documento de términos y condiciones, empecemos a adentrarnos en el tema. La palabra trans hace referencia a aquellas personas que tienen una identidad de género que difiere del sexo biológico asignado al momento de nacer, el cual se basa únicamente en los genitales externos.1

Aproximadamente el 0.4% de la población mexicana se autodenomina como trans5 y es incluso en esta falta de información y precisión estadística, donde podemos empezar a ver la poca visibilidad que se tiene respecto a este sector de la población.

Probablemente a estas alturas te estés preguntando en qué radica la dificultad que encuentran las personas trans al momento de recibir atención médica. He ahí el tema, ya que el obstáculo al que hago referencia muchas veces implica que las personas ni siquiera comienzan a tener dicha atención ya que ni siquiera llegan a los centros de salud.

Y es que, aunque es difícil de comprender, este hecho viene de la mano de una cuestión sistemática. Siendo que el estigma y discriminación existente hacia la comunidad trans, también permea las paredes de los hospitales haciendo que las personas eviten el tratamiento médico por miedo a la discriminación que este puede conllevar.2

Y si bien todes somos propenses a necesitar un servicio médico, la comunidad trans tiene una mayor incidencia, ya que el ser un grupo en situación de vulnerabilidad va de la mano con sufrir mayores niveles de estrés y desinformación, por no mencionar la larga lista de factores de riesgo que se suman, como patologías de la salud mental – desencadenadas por el mismo estrés y no por su identidad de género -, desempleo, situación de calle, discriminación por estatus socioeconómico, preferencias sexuales o incluso por características raciales. Es la suma de todos estos factores, la que desencadena en un mayor número de problemas de la salud, creando un ciclo en el cual las personas que más necesitan atención médica son al mismo tiempo las que menos la reciben o la buscan. 6

Ahora bien, ¿Qué pasa con aquel que decide buscar ayuda ya sea por valentía o porque el malestar es más que el miedo? En primer lugar, puede encontrarse con un trato cargado de discriminación y estigma negándosele el tratamiento o brindándosele de manera deficiente. Cuestión en la que me parece no es necesario explayarme para entender que está mal en todos los sentidos posibles.

Pero no todo es triste y obscuro en este mundo, por lo que claro que podemos encontrar a muchas personas dentro de las instituciones médicas, cuya intención es ayudar y dar un trato justo y digno a todes sus pacientes. Es decir, que hagan su trabajo.

Es importante recordar que el acceso a la salud integral es un derecho de todas las personas, un derecho humano. Por lo que incluso no contar con la preparación para brindar una buena atención, atenta contra los derechos humanos de las personas.

Bueno sería que esto fuera suficiente, ya que a pesar de haber médicos que no discriminan a los pacientes trans, es en el trato y la forma de brindar la atención, donde las personas pueden sentir que no están recibiendo un servicio adecuado que les haga sentir cómodas. En un estudio sólo el 69% del personal médico entrevistado sentían contar con la preparación necesaria para brindar atención médica a personas trans, aunque el 86% tenían la disposición de hacerlo.6

Más de la mitad de la población trans ha referido sentir la necesidad de enseñarle a sus doctores respecto a los cuidados médicos necesarios.1 ¿Te imaginas? Es como si al acudir a le cardiólogue sintieras la urgente necesidad de explicarle a tu médique el funcionamiento del corazón para poder tener la paz de sentir que te están atendiendo adecuadamente. Esto se puede explicar debido a la falta de educación respecto a necesidades médicas propias de esta población como tratamientos hormonales, cirugías de reasignación de sexo, así como la atención integral necesaria durante esta transición.6

Y aunque esta situación puede no contar con la intención de discriminar a alguien, sigue siendo una práctica discriminatoria ya que promueve que una persona no pueda acceder a un servicio al cual tiene derecho debido a características referentes a su identidad de género. Al percibir esto les pacientes, no sólo se sienten discriminades, sino que sistemáticamente se perpetua la barrera sistemática hacia este grupo.

Y después de un desfile de observaciones respecto a la deficiencia que existe en torno a la atención médica a personas trans, pienso que es más que prudente hablar de aquellas acciones que se pueden tomar con el fin de modificar esta situación.

Soy una firme creyente de que las palabras construyen realidades, por lo que pienso que dichos cambios deben girar incluso entorno a la manera en la que nos expresamos y que la atención integral debe seguir esta línea desde el personal de recepción hasta el trato de todes aquellos que atenderán a le paciente.

Usemos los pronombres adecuados, y no es necesario repasar las clases de español, simplemente llamemos las cosas por su nombre. En el contexto médico y para fines de atención, es necesario saber el sexo que le fue asignado a le paciente al momento de nacer, pero igual importancia debería de dársele al género con el cual la persona se identifica actualmente. El hacer esta información parte de la historia clínica, abre una ventana de oportunidades para que las personas sientan que están siendo atendidas de una manera inclusiva y que dicha identificación pueda ser conocida por todo el personal médico que atienda a le paciente.

Preguntar los pronombres de las personas debería ser una práctica implementada desde edades tempranas, ya que así dejamos de asumir únicamente por simple vista. ¿Qué sería de nosotres si los diagnósticos se hicieran únicamente al vernos una vez?

¿Y qué sucede cuando todavía no contamos con esta información? Entonces evitemos usar pronombres que hagan referencia a los estigmas de género, siempre esta la opción de utilizar un leguaje inclusivo por medio del cual cualquier identidad, sexo o preferencia pueda ser referenciado. E incluso si por algún motivo decides no hacer uso del lenguaje inclusivo, también está la opción de usar un lenguaje neutro útil para cuando no contamos con información respecto al género con el que se identifica la persona. 1

Habla con tu paciente, qué mejor abordaje que preguntarle a la persona cómo le gustaría que se refieran a ella. Y ojo, siempre es importante tomar en cuenta que tanto el sexo asignado como la identidad de género es una cuestión privada que cada quien decide con quien compartir, por lo que el hacer dichas preguntas en un entorno privado y sin exponer a la persona, sería lo adecuado. Por otro lado, entendiendo que no siempre se cuenta con dicho espacio, por lo que procuremos que las preguntas sean atinadas y que sean parte del protocolo, es decir, dejemos de asumir basándonos en aspecto físico y prejuicios, y hagamos parte de todas las historias clínicas la identidad de género de las personas.

Si bien, el gobierno mexicano menciona contar con un reglamento respecto a la atención sanitaria a personas parte de la comunidad, es el desconocimiento del mismo, lo que conlleva a la perpetuación del problema.7 Existen aciertos y en el 2021 se inauguró la primera clínica especializada en atención a personas trans en la CDMX. Sin embargo, recordemos que más allá de su identidad de género, estamos hablando de personas, mismas que deberían de poder acceder a un trato digno que salvaguarde su salud en cualquier institución médica del país.

Puede que en el camino nos falte información e incluso cometamos más de un error, pero todo radica en la postura que tomemos ante ello. Si no sabemos algo, busquemos informarnos y ante el error, la disculpa siempre puede ser el vehículo por medio del cual, otra persona sienta que estamos buscando la manera correcta de ser y actuar.

El hecho de informarnos y traer la conversación a la mesa, es el inicio para comenzar a transformar la realidad.

Y es sentada con café en mano y tratando de plasmar todas mis ideas cómo me percato de mi propia desinformación, ya que mientras más investigo, más dudas me surgen. Si has llegado hasta este punto, a eso te invito, a informarte. A deconstruir los antiguos esquemas bajo los cuales muchas veces vivimos sin darnos cuenta. No te pido que pienses lo mismo que yo, pero si te pido que generes una postura informada que abogue por la inclusión y la salvaguarda de los derechos humanos de todas las personas. No se trata de grupos, se trata de personas y debe de ser suficiente el simple hecho de que el bienestar de otre ser humane está en juego, para que todos nos unamos con el fin de cambiar esta realidad.

Tristemente, en México la violencia y discriminación hacia las personas transgénero esta presente todos los días. Si por estos factores, está en riesgo la integridad y bienestar de la comunidad, el no tener acceso a atención médica integral no debería de ser una amenaza más.

Recuerda, no hablamos de grupos vulnerables porque no radica en elles esta condición, se trata de grupos que han sido vulnerados, ya que es en la forma de actuar de les otres donde surge la condición que los afecta.

Referencias

  1. CDC. (2020). Patient-Centered Care for Transgender People: Recommended Practices for Health Care Settings. enero 22, 2022, de Centers for Disease Control and Prevention Sitio web: https://www.cdc.gov/hiv/clinicians/transforming-health/health-care-providers/affirmative-care.html
  2. Chong, L. S., Kerklaan, J., Clarke, S., Kohn, M., Baumgart, A., Guha, C., … & Tong, A. (2021). Experiences and Perspectives of Transgender Youths in Accessing Health Care: A Systematic Review. JAMA pediatrics175(11), 1159-1173
  3. CNDH. (2021). ¿Cuáles son ,os derechos humanos?. enero 22, 2022, de CNDH Sitio web: https://www.cndh.org.mx/derechos-humanos/cuales-son-los-derechos-humanos
  4. Eje Central. (2021). Inauguran primera clínica para personas TRANS en CDMX, Eje Central. https://www.ejecentral.com.mx/inauguran-primera-clinica-para-personas-trans-en-la-cdmx/.
  5. INEGI. (2020). Encuesta Nacional de Cultura Cívica (ENCUCI) 2020. enero 22, 2022, de INEGI Sitio web: https://www.inegi.org.mx/rnm/index.php/catalog/647/datafile/F10/V742
  6. Lee, A.. (2021). Transgender Discrimination in Healthcare. enero 22, 2022, de Loma Linda University Health Sitio web: https://ihpl.llu.edu/blog/transgender-discrimination-healthcare
  7. Mejía, X. (2021). Limitan atención médica de personas trans; sufren violencia y discriminación. Excelsior, https://www.excelsior.com.mx/nacional/limitan-atencion-medica-de-personas-trans-sufren-violencia-y-discriminacion/1443910.

Editado por PreVIHene: Educación y Placer Sexual

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s