Cada sexualidad es un mundo

Escrito por: Arantxa Suárez Medrano Colinas

¿Alguna vez has escuchado que cada persona es un mundo? 

En esta metáfora se puede aludir al modelo biopsicosocial planteado por el médico y psiquiatra estadounidense George L. Engel (10 de diciembre de 1913 – 26 de noviembre de 1999), quien propuso un enfoque que establece la idea de que en todo ser humano coexisten los factores biológicos, psicológicos y sociales, y que estos se combinan para influir tanto en la salud, como en el desarrollo y bienestar de una persona. Este enfoque nos ayuda a entender, que dependiendo tanto de la genética, la mente y el ambiente de un individuo, se genera y conforma un mundo único e irrepetible. 

Así mismo, cuando lo transportamos al campo de la sexualidad humana, encontramos que esta tiene los mismos factores (biológicos, psicológicos y sociales) en cada persona, y que conforma en sí misma una dimensión del ser humano, por lo que cada persona y su sexualidad, es un mundo. Como dijo el filósofo Maurice Merleau Ponty (1975) “Hablar de sexualidad humana es hablar de la esencia misma del ser humano”

La sexualidad humana no solo abarca las relaciones sexuales, los contactos eróticos y la reproducción, sino que es una dimension de nuestro ser, y por eso es necesario entenderla como un aspecto global e inherente a la persona. “La diversidad sexual hace referencia a todas las posibilidades que tienen las personas de asumir, expresar y vivir la sexualidad, así como de asumir expresiones, preferencias u orientaciones, identidades sexuales y de género —distintas en cada cultura y persona. Es el reconocimiento de que todos los cuerpos, todas las sensaciones y todos los deseos tienen derecho a existir y manifestarse sin más límites que el respeto a los derechos de las otras personas”. (CONAPRED, 2012)


Es por todos estos factores que conforman la sexualidad de un ser humano, que es vital empezar a entender que cada persona tiene sus distintas estrellas, planetas y alineaciones sexuales, que conforman su propio mundo, y que eso requiere una visión de equidad humana, pues aunque no somos iguales, todos valemos lo mismo.

Referencias Bibliográficas:

George L. Engel. (2020, 14 diciembre). En Wikipedia: https://en.wikipedia.org/wiki/George_L._Engel

Guía de acción pública contra la homofobia, Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED). Ciudad de México, 2012. Disponible en: http://www.conapred.org.mx/userfiles/files/GAP-Homofobia-INACCESIBLE.pdf.

Wenckstern, D. (s.f.). ¿Qué es la sexualidad humana? Instituto Nacional de Filosofía. Recuperado de: https://institutonacional.cl/wp-content/uploads/2019/11/3-Filosof%C3%ADa-Unidad-3-Individuo-y-sexualidad.pdf

7 Datos sobre el Condón Interno

Por: Frida Piña

  1. ¿Condón femenino o condón interno?

La respuesta correcta a esto, es condón interno,  ya que el uso de este método anticonceptivo de barrera,  puede ser  usado por las personas de cualquier género al momento de una relación sexual, ya sea anal o vaginal (Planned Parenthood, 2021).

2. Origen: 

Fue diseñado a mediados de los años 80 por un ginecólogo danés y su esposa. Posteriormente, fue desarrollado por un grupo de médicos e investigadores, realizando una combinación del condón externo y el diafragma, dando como resultado final el condón interno. En resumen, se tienen dos generaciones, la primera fue la elaboración de este método anticonceptivo con poliuretano, mientras que la segunda, se caracteriza por el uso de un material más resistente, elaborado de polímero de nitrilo (Reyes, 2019).

3. Estructura: 

Cuenta con dos anillos flexibles: el mayor (abierto), cuyas medidas son 7.5 cm de diámetro, se localiza en la entrada del condón. Al ser colocado sobresale en la región vulvar, cubriendo la zona, dando paso a una mayor protección, evitando  el contacto directo de la vulva con el escroto y la base del pene. Mientras que el anillo pequeño (cerrado) mide 6 cm de diámetro y debe ser colocado al interior de la vagina, ajustado sobre el cuello uterino  (Reyes, 2019).

4. Características y Uso: 

El condón  interno, ya viene lubricado con dimeticona  y su colocación no es difícil, lo único que tienes que hacer es relajarte y seguir las instrucciones e imágenes del instructivo que lo acompaña (Uribe, 1994).

Sociedad de Obstetras y Ginecólogos de Canadá [ SOGC], (s.f.).

5. Eficacia: 

En uso habitual el condón interno tiene una efectividad entre 75%- 82%, pero si se usa correctamente se tiene una efectividad de 95% (MedlinePlus, s.f.).

6. Ventajas y Desventajas (MedlinePlus, s.f.):

Ventajas:

  • Puede ser utilizado durante la menstruación, embarazo o después del parto.
  • Protege ante embarazos no deseados, así como ante las enfermedades de transmisión sexual, sin   depender de un condón externo..

Desventajas:

  • Se puede presentar fricción en el condón interno, debido a esto puede haber una disminución en la fase de meseta. Ante esto se recomienda el uso de lubricante, para evitar que la relación sexual se vuelva incómoda.
  • Se puede presentar irritación y reacciones alérgicas, principalmente al látex.
  • Puede generar ruido, por lo que al igual que el punto de fricción el uso de lubricante puede ayudar.

7. ¿Dónde puedes adquirirlo?

En México lo puedes adquirir en algunas farmacias, centros de salud, tiendas en línea, sex-shop, entre otras.

Problemática: 

El condón interno, no recibe promoción como otros métodos anticonceptivos, generando una falta de conocimiento e información sobre el producto; esto contribuye a aumentar los prejuicios, mitos y tabúes respecto a la sexualidad, impidiendo la apertura hacia nuevas opciones de uso como producto de prevención y formas de pensar, lo que dificulta su acceso y la poca demanda sobre este, viéndose reflejado en los costos (Piña, Fernández y García, 2020).

Hoy en día, la opción de uso del condón interno, da paso a explorar nuevas formas de proteger tu salud sexual. Principalmente proporciona control y seguridad sobre el cuerpo de cada persona, así como de sus decisiones personales, reforzando así su autonomía. 

Se presenta una mayor visibilidad sobre los diferentes métodos anticonceptivos como productos pertenecientes al área de la salud, ya que estos contribuyen a poner en práctica una sexualidad responsable,  previniendo embarazos no deseados y enfermedades de trasmisión sexual. Sin embargo, aún se debe trabajar en la promoción del condón interno como producto de la salud, ya que a diferencia del condón externo, no recibe tanta visibilización, lo que hace complicado su acceso, así como la diferencia en cuanto a los costos, debido a que son un poco más caros que los condones externos.

Referencias:

  • MedlinePlus. (s.f.). Condones femeninos. Consultado el 25 de marzo del 2021. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/004002.htm
  • Piña, F., Fernández, C. y García, M. (2020). Escala de Medición sobre la actitud de las mujeres en la Universidad Iberoamericana hacia el condón femenino. [Investigación de licenciatura no publicada]. 
  • Planned Parenthood. (s.f.). Condón Interno. Consultado el 25 de marzo del 2021. https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/anticonceptivos/condon-interno
  • Reyes, R. (2019). Programa de Educación Sexual para el uso correcto del condón masculino y  femenino, para alumnos de secundaria [Tesis de Licenciatura, Universidad Autónoma del Estado de México]. Repositorio Institucional UAEM.
  • Uribe, P. (1994). El condón femenino una nueva alternativa. Revista de Cultura Científica, 33, 56-63.

¿Relaciones sexuales en pandemia?

Escrito por: Camila Migoya Fernández

La pandemia nos ha venido a cambiar todo- reuniones familiares, fiestas con amigos, la manera en la que ligamos y la manera en la que tenemos relaciones sexuales. Nos hemos tenido que adaptar a todos los cambios y a modificar rutinas, experiencias y maneras de relacionarnos. La relación con nosotrxs mismxs también ha cambiado. Sabemos que el COVID nos ha impedido hacer muchas cosas, pero una de las cosas que más podemos hacer y de una manera muy segura es MASTURBARNOS!

Las parejas sexuales más seguras son las que viven contigo…pero hay veces que definitivamente no es una opción. Según AMSAAC (2020) 43% de las personas a las que se les hizo una encuesta, dijeron que había bajado mucho su conducta sexual. También es importante mencionar la relación entre la satisfacción sexual y la salud mental, ¡especialmente a media pandemia!

Estamos en un momento en el que autoexplorarse, complacerse y erotizarse es una gran oportunidad. La masturbación no tiene riesgo de que nos contagiemos de COVID-19 ni ninguna otra infección! Es importante lavarnos las manos y nuestros juguetitos, pero fuera de eso estamos segurxs!

Una boutique sexual en Argentina y la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (SASH) hicieron un estudio acerca de este tema y esto fue lo que encontraron. Para empezar, casi el 100% de la población se masturba, un 98%. Desde que empezó la pandemia, el 60% de las personas han notado cambios en su deseo sexual- el 40% de estxs aumentó y sólo el 20% percibió falta de deseo. 

Lima (2018) encontró que la masturbación tiene efectos positivos en nosotrxs, como lidiar mejor con el estrés (que muchxs necesitamos!), favorece la autoconfianza y la autoexploración y también nos ayuda a dormir mejor. Creo que como sociedad tenemos muchísimos temas todavía con la masturbación, en especial en la de nosotras las mujeres. Aquí te dejo 3 consejos para que tengas una gran experiencia contigo mismx:

  1. Busca un lugar y espacio en el que te sientas tranquilx y sin presiones. 
  2. Pónle ambiente, aunque estés tú solx, también hay que apapacharnos: música, baja las luces, prende una velita… ponte creativx.
  3. Autoexplórate y ve buscando lo que te gusta con diferentes posiciones, sensaciones etc. También explora los juguetes!

Definitivamente hemos visto todos los beneficios que tiene. Hay que darnos mucho amor! ❤ 

Referencias:

AMSSAC. (2020). Sexualidad y COVID-19 Resultados de la Encuesta Amssac. Recuperado de: https://www.amssac.org/sexualidad-y-covid-19-resultados-de-la-encuesta-amssac/

Byers et al. (1998, p. 268) Relationship satisfaction and sexual satisfaction: A longitudinal study of individuals in long-term relationships. Recuperado de: http://www.enfermeriaaps.com/portal/wp-content/uploads/2017/04/Satisfacci%C3%B3n-sexual.-Revisi%C3 %B3n-de-los-factores-individuales-y-de-pareja-relacionados.pdf

La, et al. “El COVID-19 / Nuevo Coronavirus.” Planned Parenthood, http://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/salud-y-bienestar/covid-19-nuevo-coronavirus. 

Lima, U. (2018). ¿Es saludable masturbarse? Un experto de la UNAM asegura que sí. N+1 Obtenido de: https://nmas1.org/news/2018/07/06/masturbacion-beneficios

Imágenes de @platanomelonmx

Relaciones No Monógamas, ¿promiscuidad o responsabilidad?

Por Cecilia Rosas

El concepto de “relaciones abiertas o poliamor” durante mucho tiempo fueron un término tabú, confuso e inclusive desconocido por muchxs. Esto lo hacía un tema difícil de conversación, manteniéndose casi como un secreto a voces.

Actualmente hablar de relaciones no monógamas es mucho más sencillo y esto pude ser a que se han vuelto mucho más populares, ya que son tomadas como una opción viable para aquellxs que no se sienten cómodxs dentro de una estructura uno a uno y desean experimentar el relacionarse afectiva y sexualmente de una manera distinta.

Las relaciones no monógamas o no exclusivas se pueden dar por la necesidad de las personas de querer demostrar un amor libre que no sea juzgado desde la mononorma, ¿y qué es eso?.  Es la norma social que establece que la única y correcta manera de relacionarse sexoafectivamente es la monogamia.

Se nos ha hecho creer que la monogamia es lo “normal” y lo “natural”, y si nuestros deseos no caben dentro de esos límites, carecemos de moral, tenemos problemas psicológicos y somos contra natura (Easton, D. y Hardy, J., 2020).

El interés sobre el tema crece y los casos que se presentan son mayores. Por eso es importante explicar ciertos conceptos para poder tener mayor claridad y conocimiento en el asunto. Existen muchos tipos de relaciones no monógamas consensuadas, pero solo se hablarán de las más populares:

  • Las relaciones abiertas son en las que se puede tener solo una pareja afectiva, pero mantener muchas parejas sexuales sin la intención de relacionarse afectivamente, ósea sin enamorarse.
  • El poliamor es lo contrario a las relaciones abiertas, ya que se pueden mantener relaciones sexoafectivas con varias personas, es decir vincularse sexual y afectivamente con varias personas, te puedes enamorar de muchas personas.
  • El Swinging o parejas swingers se refiere únicamente a los intercambios sexuales consensuados de parejas, sin involucrar algún tipo de sentimiento. Se llevan a cabo en un espacio delimitado, ej; fiestas. Generalmente las parejas no se vuelven a ver, pero depende el tipo de comunidad en la que lleven a cabo los intercambios sexuales.

Dentro de todos estos tipos de relaciones se resalta la idea de practicar el amor libre, en otras palabras, romper el acuerdo de exclusividad sexual entre dos personas, llegando a practicar sexo con más de una sola pareja.

Pero ¿realmente alguien que ha decidido empezar una relación no monógama es sólo por el deseo de satisfacerse sexualmente sin control?, ¿esto lo hace promiscue?, la respuesta es: no. Aquellxs que han decidido llevar este tipo de relaciones, las han considerado porque no comparten la idea de que la atracción se dé solo entre dos personas. Al contrario, creen que la atracción puede darse entre muchxs y al mismo tiempo compartirse. Otra cuestión es que el sentimiento de pertenencia disminuye ante la idea de que ninguna persona le pertenece a otra ya que los individuxs no son bienes materiales u objetos.

Debido a que la apertura sexual es uno de los puntos principales, el practicar sexo seguro también es primordial. Las personas que se consideran no monógamas, están en un constante monitoreo de su salud ya que al involucrarse sexualmente con otrxs también significa ser cuidadoso y adquirir la responsabilidad de la salud de los demás. “Dentro de las relaciones no monógamas se han desarrollado una plétora de estrategias contra los riesgos que pueden minimizar las posibilidades de infección y/o embarazos no deseados” (Easton, D. y Hardy, J., 2020). Se considera que dentro de las relaciones no monógamas existe mayor educación y promoción sexual por la motivación y preocupación de verse involucradx con un grupo más amplio que sólo dos personas.

Es interesante observar que, en muchas de las relaciones monógamas, sucede algo distinto. Los temas relacionados a la sexualidad suelen esperar a ser tocados en la intimidad a modo de secreto o muchas veces no se hablan por la vergüenza que lleguen a sentir alguna de las partes por los tabús que aún envuelven a la sexualidad. Según una nota del periódico “El Universal”, durante el 2019 la organización Aids Healthcare Foundation (AHF México), reportó que el 90% de las mujeres con VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) lo adquirieron de su pareja estable atribuyendo las causas a la infidelidad, falta del uso de preservativos y ante la cultura machista que se vive en México.

En conclusión, tanto en relaciones monógamas o no monógamas es importante abrir canales de comunicación y poder quitar el velo del estigma que aún prevalece en temas de sexualidad. Esto hará que cualquier persona que desee participar pueda tomar mayor responsabilidad tanto afectiva como sexual. También se irá quitando el peso a la vergüenza ya que se podrá hablar sobre cualquier inquietud con mayor normalidad, haciéndolo un tema libre de morbo. Lograr tener pláticas relacionadas a temas de estudios de laboratorio para poder identificar la existencia de algún tipo de ITS (infecciones de transmisión sexual), métodos anticonceptivos que se estén utilizando o preservativos que se deseen utilizar, dará la sensación de tranquilidad, seguridad y bienestar para todos los involucradxs.

Referencias:

El Abanico de la Asexualidad

Por Ana Paula Orozco Murillo

La asexualidad se define según la RAE (2020) como:

  1. Adj. Sin sexo, ambiguo, indeterminado.

En un sentido más específico a la conducta humana, se refiere a la falta de atracción sexual hacia otros, o el bajo o nulo interés por tener relaciones sexuales (Crooks y Baur, 2016).

(Ebacklund, Adobe Stock)

A diferencia del celibato en donde la abstinencia sexual es debido a una creencia religiosa, la asexualidad tampoco es un desorden mental, sino que es considerada como un tipo de orientación sexual como la heterosexualidad, la homosexualidad y la bisexualidad. Sin embargo, es un tema controversial aún entre académicos, en donde la discusión gira alrededor de si las orientaciones sexuales son “constructos sociales de occidente” o de si están ancladas en la biología humana (Wilkerson, 2009).


(Mariia, Adobe Stock)

Si bien las personas asexuales pueden carecer de atracción sexual hacia alguien, si pueden experimentar atracción romántica lo cual puede a veces ser confuso para la misma persona y/o sus parejas. De aquí la importancia de la psicoeducación que pueda prevenir discriminación, enfermedades mentales como depresión y ansiedad, rechazo social, e incluso problemas de pareja.

Los asexuales constituyen un grupo de aproximadamente el 1% al 6% de la población (Brunning y McKeever, 2020).

(Limolida Studio, Adobe Stock)

La asexualidad existe en un espectro de donde derivan varias suborientaciones, y estas son algunas:

  • Demisexual: sentir atracción sexual sólo cuando se ha formado un vínculo cercano y fuerte. 
  • Grisasexual: sentir atracción sexual en muy contadas ocasiones, oscilar entre sexual y asexual.
  • Fraysexual: sentir atracción sexual siempre y cuando no haya un vínculo cercano, es lo opuesto a la demisexualidad.
  • Cupiosexual: querer una relación sexual pero no experimentar atracción sexual.
  • Lithosexual: experimentar atracción sexual sin querer que otros estén sexualmente atraídos a unx.
  • Aegosexual: tener una desconexión entre uno mismo y el objeto del deseo. Aunque hay placer en la masturbación, la pornografía, y fantasías, no hay deseo de experimentarlas con alguien más.
  • Placiosexual: gusto por realizar actividades sexuales para otros pero no que se realicen a unx. 
  • Abrosexual: la orientación es fluida a lo largo del tiempo.
  • Apothisexual: tener apatía al sexo.

Y bueno y ¿cómo llaman los asexuales a las personas que sí experimentan atracción sexual en un sentido “más común”? les llaman “allosexuales”.

Referencias

Brunning, L. y McKeever, N. (2020). Asexuality. Journal of Applied Philosophy.

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/japp.12472

Crooks, R. y Baur, K. (2016). Our SexualityCengage LearningISBN 1305887425.

The Trevor Project. (2020). Asexual.  

UNC, Student Affairs. (s/f). Asexuality, Attraction, and Romantic Orientation. Centro LGBT, Educando por la Equidad. University of North Carolina Chapell Hill.

https://lgbtq.unc.edu/resources/exploring-identities/asexuality-attraction-and-romantic-orientation

Villines, Z. (2018). 50 Shades of Attraction: Understanding the Asexual Spectrum. Good Therapy.

https://www.goodtherapy.org/blog/50-shades-attraction-understanding-asexual-spectrum-1121184