¿Qué es el foreplay y por qué debemos de ponerlo en práctica?

Por: Ana Montserrat Pulido Díez

Hablemos de una realidad para las personas con vulva “solamente el 3.3 % de las mujeres logra tener un orgasmo vaginal”. (El mostrador, 2017)

Varios estudios han arrojado que muy pocas mujeres experimentan el orgasmo como resultado de una estimulación únicamente vaginal.

Usualmente las relaciones heterosexuales (mujer y hombre) están centradas en el coito vaginal y se olvidan de todo lo demás. Nos centramos en el placer de una persona con pene y nos olvidamos del placer en una persona con vulva.  Usualmente la vagina es la que se lleva toda la atención, siendo estimulada por el pene o por los dedos y nos olvidamos del juego previo, de los besos, caricias y palabras que pueden seducir y hacer explotar a nuestra pareja de placer. (Ce, 2020)

¿Qué debemos de hacer para tener una relación llena de placer para ambos?

A continuación te mostraremos algo que debería de ser básico en las relaciones sexuales: el foreplay o también llamado, el juego previo.

Es muy importante mencionar que la seducción es una parte fundamental que debe de incluirse en las relaciones sexuales y que debe de estar presente así sea la primer cita o que lleven muchos años juntos.

El foreplay es lo que le pone sazón al sexo y lo hace más placentero para ambos. No pasan de la seducción al coito inmediatamente, si no, se concentran en el placer de su pareja y también, en el suyo.

El foreplay es lo que hace que la sintonía ocurra. Entonces, los juegos previos o foreplay son indispensables en cada relación sexual.

¿Cuáles son sus beneficios?

El juego previo a las relaciones sexuales despierta más la excitación en ambos y genera que nuestro cuerpo empiece a prepararse para sentir placer de muchas formas. También, nos volvemos más sensibles a las caricias o estimulaciones de otras partes de nuestro cuerpo.

Nos ayudan en una parte psicológica y emocionalmente bastante, pues los juegos previos nos ayudan a conectar con la pareja y a poner atención y conocer el cuerpo de nuestro novio o novia. (Rodríguez, 2020)

Los besos nos ayudan a liberar hormonas que nos ayudan a sentirnos conectados con nuestra pareja. El besar, acariciar, utilizar juguetes sexuales o la estimulación del clítoris, ayudarán a volver más placentero el sexo y a erotizar a nuestra pareja y así no centrarnos únicamente en el coito, si no, en estimular, provocar, sensibilizar el cuerpo y la mente. (Rodríguez, 2020)

¿Qué actividades podemos hacer? Pueden apagar las luces, utilizar velas y besar el cuerpo de su pareja, estimular partes del cuerpo placenteras, ponerle atención a los lugares donde tu pareja siente placer, utilizar juguetes sexuales o lubricantes, pueden quitarse la ropa de poco en poco, pueden utilizar ropa diferente o utilizar la literatura erótica entre muchas otras cosas. (Glamour, 2021)

Recuerden, es importante el placer tanto de uno como de otro. Será más placentero para ambos conocer el cuerpo de su pareja y generar placer y también, es importante recalcar que el coito no es lo más importante en una relación sexual. Si no, conectar con la persona, dando y recibiendo el placer que ambos se merecen.

Referencias:

Ce, C. (2020) “Placer femenino: por qué se dice que el orgasmo es más difícil de alcanzar para las mujeres” Recuperado de: https://www.infobae.com/tendencias/2020/12/16/placer-femenino-por-que-se-dice-que-el-orgasmo-es-mas-dificil-de-alcanzar-para-las-mujeres/

El mostrador (2019) “Solamente el 3,4& de las mujeres logra tener orgasmo vaginal” Recuperado de: https://www.elmostrador.cl/agenda-pais/vida-en-linea/2017/07/25/solamente-33-de-las-mujeres-logra-tener-orgasmo-vaginal/

Glamour (2021) “Técnicas de foreplay que debes probar para aumentar el placer en tu vida sexual”. Recuperado de: https://www.glamour.mx/tu-vida/amor-y-sexo/articulos/foreplay-consejos-sexo-pareja/3175

Rodríguez, L. (2020) “La importancia del foreplay”. Recuperado de: https://www.gq.com.mx/cuidado-personal/articulo/foreplay-por-que-es-importante-en-el-sexo

Sánchez, A. (2018) “Por qué no debes seguir obsesionándote con los orgasmos vaginales, según Valérie Tasso“ Recuperado de:  https://www.lavanguardia.com/vivo/20180207/44415060008/obsesion-orgasmos-vaginales-clitoris-valerie-tasso.html

Lectura erótica: una herramienta para gozar tu sexualidad

Por Alondra Valencia

Hoy en día las personas buscan diferentes alternativas para disfrutar su goce sexual, entre estas las más populares son: juguetes sexuales, diferentes estilos de masturbación, música, juego previo, luces, distintos ritmos, pornografía, role playing y fantasías sexuales pero… ¿qué pasa cuando no tenemos a un compañerx para ayudarnos a tener este disfrute? Es el momento ideal para ¡buscar alternativas que no necesitan de compañía!

El placer sexual no debería limitarse por no tener con quién compartirlo, es una oportunidad perfecta para conectar contigo y conocer qué es lo que te gusta y emociona sin tener que pensar en el placer del otro. Así que este es el momento para ponerte cómodx y como prioridad para tener una experiencia que te libere del estrés, te aleje de lo cotidiano y tu imaginación se eche a volar. 

Tu placer sexual no debería depender o recargarse en otro en su totalidad, en especial si es alguien con una configuración genital diferente. Esto por dos razones principales, la primera es que si nos olvidamos de conocernos y nos limitamos a entender nuestro placer mediante las caricias de otrx es posible que no alcancemos nuestro máximo nivel de placer. El segundo punto es que si es alguien que no comparte tu configuración genital es mucho más difícil que se sienta familiarizado con cómo estimularte, así que si tu te conoces y sabes lo que te gusta puedes enseñarle sin poner la responsabilidad en la otra persona. 

La lectura es una de las mayores herramientas para adquirir conocimiento, teniendo esto en mente ¿por qué no utilizamos la lectura erótica como un camino de conocimiento a nuestra sexualidad? Ésta tiene su origen alrededor de los años 400 a.C en la antigua Grecia donde Aristófanes escribió la obra de teatro Lisístrata donde el erotismo está presente de manera principal dentro de la trama, convirtiéndose entonces en la primera obra de la literatura erótica (Imprenta, 2019).

Tener una vida sexual saludable es bueno para cualquier persona, tanto física como emocionalmente, por lo que si tenemos otro recurso que hemos descuidado ¿por qué no aprovecharlo? La lectura erótica por lo tanto es un medio muy útil y recomendable. Algunos de los beneficios de usar este recurso son (Martín, 2020):

  • Crece tu imaginario erótico ya que este tipo de lectura baja los prejuicios y genera libertad para originar nuevas fantasías.
  • Abre la puerta a nuevas ideas para generar placer, además de indagar en tu mente a través de la excitación.
  • Se estimula la imaginación y existe la posibilidad de crear escenarios, personajes o situaciones que aumentan nuestra creatividad y nos aleja de la rutina.
  • Estimulan la excitación y deseo sexual por lo que incrementa la posibilidad de llegar al orgasmo.

En el 2011 salió a la venta el libro 50 Sombras de Gray de E. L. James en el cual se relata la apasionada historia de los protagonistas que se caracteriza por su fuerte y explícito componente sexual. Este libro fue tan popular que vendió 15,2 millones de copias entre el 2010 y 2019 (NPD, 2019). De igual manera, muchas mujeres se sintieron atraídas por el personaje principal debido a que lo describen como “el hombre ideal”, el cual si tiene defectos sin embargo esto solo lo vuelve todavía más sensible.

La mayoría de las lectoras de este libro fueron mujeres y reportan que existió un cambio en su vida sexual después de leerlo ya que se volvieron más creativas, intentaron cosas nuevas y utilizaron juguetes sexuales (Saracho, 2019). Sin embargo, este es solo uno de los libros que han causado revuelo en los últimos años dentro del género de literatura erótica, no por ello significa que sea la única opción para este acercamiento a nuestro goce sexual. Si el BDSM no es para ti, ¡no te preocupes! existen muchas historias diferentes que se adaptan a tus necesidades con distintos personajes, narrativas, orientaciones y extensiones.

Desde hace un año que el coronavirus llegó a nuestras vidas, hemos hecho de todo para evitar la aburrición y rutina de estar en casa, desde hacer tiktoks hasta comenzar a cocinar. A pesar de los esfuerzos continuos para evitar el fastidio en el área del goce sexual puede que nos hayamos visto limitados después de quedarnos sin opciones nuevas. Sin embargo, la literatura erótica es ideal para aumentar el deseo y goce sexual sin necesidad de ponerse en riesgo, además de que te transporta a distintos lugares con nuevas personas e incluso sensaciones (Blanc, 2020). 

Blanc (2020) expresa que este tipo de lectura es un muy buen potencializador para llevar a cabo la masturbación de manera distinta sin caer en la rutina. Debido al confinamiento que estamos atravesando la masturbación es nuestro mejor aliado para experimentar placer sin dejar de lado el distanciamiento social que es una de las principales normas para mantenernos seguros y evitar la propagación del virus.

Nuestro cerebro es el mayor órgano sexual que tenemos ya que nos ayuda a la creación de fantasías que nos estimulan, las cuales también juegan un papel importante en la respuesta sexual. Este género de literatura nos excita para ligar nuestra imaginación con nuestros sentidos y propias experiencias para hacer de esta actividad algo realmente recreativo, lleno de sensaciones, pensamientos únicos y hechos a la medida (Ochoa, 2020). 

Otro punto importante que menciona es que la lectura erótica no está peleada con el feminismo, ya que existen textos que cuentan con perspectiva feminsita, diversidad de cuerpos y quitan la mirada patriarcal capitalista. Estos buscan alejar este tipo de literatura del porno heteronormado que puede llegar a ser muy violento o causar inseguridades sobre nuestros cuerpos.

Dentro de este tipo de lectura podemos encontrar un erotismo que se basa en la equidad del placer, respeto por la igualdad, consentimiento y libertad de expresión. En estas narrativas no se alude al amor romántico de telenovela en la cual existe “una media naranja” ya que estos suelen ir acompañados de estereotipos machistas que se buscan erradicar en estos textos (Cariloc, 2020). 

En conclusión, la lectura erótica nos nutre y puede ser un camino para conectar con nuestra sexualidad de manera plena sin prejuicios o restricciones en sentir y conocer tanto nuestro cuerpo como deseos. A pesar de que disfrutar este género puede darse de manera individual también lo puedes compartir con tu pareja o amigxs que pueda ser de su interés. ¡Es momento de dejar de lado los prejuicios que existen respecto al placer sexual para empezar a conocernos y disfrutar!

Aquí te dejo una lista de diferentes opciones de lectura erótica

  • Perspectiva feminista
    • YOEROTIQ: Relatos e ilustraciones eróticas de Amaranta
    • Diario de una voyeur de Maya Reynolds
  • Trios
    • Mi elección de Elísabet Benavent
  • BDSM
    • Amos y mazmorras de Lena Valenti
  • Blogs
    • Tinta y placer en instagram 
    • Psicología y sexología en instagram
  • Otros
    • Mi jardín secreto de Nancy Friday
    • No te escondo nada de Sylvia Day

Referencias

Blanc, N. (2020). Pandemia y deseo: literatura erótica para encender la cuarentena. Abril 17, 2021, de La nación Sitio web: https://www.lanacion.com.ar/cultura/pandemia-deseo-literatura-erotica-encender-cuarentena-nid2367640/

Carlioc. (2020). ¿Un libro sobre erotismo desde una perspectiva feminista y desidente? Lee “Toerotiq: relatos e ilustraciones eróticas”. Abril 17, 2021, de AMARANTA Sitio web: https://amarantas.org/2020/06/24/un-libro-sobre-erotismo-desde-una-perspectiva-feminista-y-disidente-lee-yoerotiq-relatos-e-ilustraciones-eroticas/

Martín, B. (2020). Los beneficios de la literatura erótica en pareja. Abril 19, 2021, de artea psicología sexología Sitio web: https://www.arteasexologia.es/beneficios-literatura-erotica-pareja/

Ochoa, L. (2020). “Entrenar” el cerebro con fantasías Placer intelectual: la literatura erótica, un plan más que estimulante. Abril 19, 2021, de Clarín Sitio web: https://www.clarin.com/entremujeres/pareja/placer-erotismo-literatura-sexualidad-sexo_0_3pMs6V_AA.html

Saracho, C. (2019). 50 sombras de Gray en números. Abril 19, 2021, de Actitudfem sitio web: https://www.actitudfem.com/guia/libros/resenas/cifras-de-50-sombras-de-grey 

S.N. (2019). Breve historia de la literatura para adultos. Abril 17, 2021, de Imprenta Offset Sitio web: https://imprenta-offset.com/literatura/#:~:text=Para%20muchos%20autores%2C%20el%20inicio,favor%20de%20la%20paz%20y

S.N. (2020). “50 sombras de Grey” fue el libro más vendido de la década en Estados Unidos. Abril 20, 2021, de Universo Abierto Sitio web: https://universoabierto.org/2020/01/04/50-sombras-de-grey-fue-el-libro-mas-vendido-de-la-decada-en-los-estados-unidos/#:~:text=Las%20adaptaciones%20de%20no%20ficci%C3%B3n,copias%20entre%202010%20y%202019.

Team Zenzsual. (2020). 10 obras de la literatura erótica que estimularán tu imaginación. Abril 18, 2021, de Zenzsual Sitio web: https://zenzsual.com/blogs/blog-zenzsual/10-obras-de-literatura-erotica-que-estimularan-tu-imaginacion

El sexo y la música

Por: Carina Rodríguez.
16 de abril 2021.


Como especie, el ser humano se ha caracterizado por crear actividades para pasar el tiempo, sus ratos de ocio o cuando no quiere hacer la tarea y prefiere “procrastinar”. Gracias a esto contamos con muchas actividades que nos divierten, como hacer ejercicio, practicar un deporte, jugar un juego de mesa o ver alguna película. Muchas de estas actividades nos generan placer, como escuchar tu canción favorita. Ahora, me pregunto ¿qué sucede si juntas una actividad que te da placer con otra que te da placer? ¡DOBLE PLACER! Así es en el caso de cuando se combina sexo con música. 

Hablemos un poco de la música. Todas las civilizaciones, incluso las que se consideran las más primitivas, tuvieron música. Existen instrumentos tallados de huesos de animales, pinturas donde se ven a las personas bailando. Así que la música siempre ha sido parte de nuestra vida, de nuestro mundo. Por ejemplo, los pájaros que cantan nos enseñaban melodías que pudiéramos imitar, o que nos causaran placer o tranquilidad. Así que la música no solo ha sido universal, sino que cumple con un objetivo muy particular. La música no sirve para cazar, para desarrollar habilidades (que a nuestros antepasados les funcionara, claro que ahora tocar un instrumento te da un plus y ayuda al cerebro), pero en general la música no tenía ningún beneficio práctico (Ball, 2014). La música nos sirve para comunicarnos, sobretodo comunicar nuestras emociones (Flores-Gutiérrez et. al, 2007). Es por esto que es tan importante para nosotrxs, gracias a la música podemos compartir lo que estamos sintiendo.

Ahora, a nivel cerebral la música también tiene impactos confirmados por la ciencia. Primero quiero decir que se ha comprobado que la música activa regiones en el cerebro asociadas al placer/displacer. Cuando escuchamos música que nos gusta, generamos opioides exógenos (que nosotros mismos fabricamos) y sí, los opioides son nuestra droga. Se encargan de percibir/aumentar las sensaciones placenteras y de recompensa. (Poblete, 2019). La música tiene una repercusión directa en el sistema nervioso que generan emociones particulares (Díaz & Flores-Gutiérrez, 2001). Así que mientras escuchas tu playlist favorita y mientras estás en el séptimo cielo de placer sexual, generas estos opioides que te hacen sentir increíble. Ahora imagínate combinar ambas actividades…

La música tiene características rítmicas que pueden imitar a las sensaciones físicas de un encuentro sexual. Así que hay ciertas canciones que son más compatibles con una buena sesión de sexo que otras. La Universidad de Londres en 2012 encuesta a 2000 usuarios de Spotify (de 18 a 91 años). Su intención era crear una playlist ideal para tener sexo. Gracias a esto, se encontró que las canciones suaves con ritmo continuo son mejores ya que no generan distracción. Las canciones que demandan atención o son impredecibles distraen durante el sexo. (Poblete, 2019).

Quiero que te imagines escuchando tu canción favorita, la canción que te hace sentir mejor, que te para los pelos de punta, que incluso cierras los ojos para disfrutarla mejor. Ahora imagínate sentir esas sensaciones que la música te causa, mientras la persona que te gusta te esta besando, te esta tocando….Suena delicioso, ¿no?

Así que inténtalo, armate una buena playlist, sensual y coqueta; y deja que tus sentidos sean los que gocen al full. 

Bibliografía.

Ball, P. (2014). ¿Qué tiene que ver la música con el sexo? BBC. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/04/140425_vert_fut_ciencia_musica_sexo_np

Díaz, J.L. & Flores-Gutiérrez, E. (2001). La estructura de la emoción humana: un modelo cromático del sistema afectivo. Salud Mental, 24(4), 20-35. Recuperado de http://www.revistasaludmental.mx/index.php/salud_mental.

Flores-Gutiérrez, E., Díaz, J.L., Barrios, F.A., Favila-Humara, R., Guevara, M.A., del Rio-Portilla., & Corsi-Cabrera, M. (2007). Metabolic and electric brain patterns during pleasant and unpleasant emotions induced by music masterpieces. International Journal of Psychophysiology; 65, 69-84. doi:10.1016 / j.ijpsycho.2007.03.004

Poblete, M. (2019). La entrañable relación entre música y sexo (según la ciencia). El Definido. Recuperado de: https://eldefinido.cl/actualidad/mundo/8830/La-entranable-relacion-entre-musica-y-sexo-segun-la-ciencia/

Lo erótico como rebelión a una vida plena

por: SaraKim

Qué bella es la sensación de sentir unos besos en el cuello, una caricia por la espalda, incluso, un suspiro caliente  entre las piernas. Esos momentos en los que vivenciamos cómo nuestra piel quiere más, exige tanto seguir sintiendo que se eriza y se calienta. Sin embargo, quedarnos en esa exigencia de más estimulación sin poder relacionarlo con una emoción que nos lleve a la plenitud, se queda del lado de la pornografía. Lo erótico, algo que se ha confundido con la anticipación del acto sexual, es tanto más profundo de lo que imaginamos. Éste nos habla de nuestra capacidad de sentir y de  “poder compartir esa conexión íntima [que] sirve de indicador del gozo” (Lorde, 2003).

La pornografía se ha enfocado en lo primitivo del coito. Se ha limitado a mostrar la relación entre dos cuerpos que simplemente intercambian la necesidad fisiológica de un orgasmo, como lo explica González (2007).  La narrativa porno ha encontrado la manera de saciar el deseo de querer verlo todo; de participar en actos que virtualmente nos excluyen al retratar cuerpos exagerados que no se cansan de simular un placer insaciable. Lorde (2003), considera que al no ser consiente de la manera en la que saciamos nuestras necesidades eróticas, nos hemos reducido a “objetos de satisfacción” el uno para el otro. Esto no nos diferencia de otras especies animales que se juntan con el mero propósito de reproducirse. La pornografía no le interesa la humanidad en el acto sexual. 

Hay algo revolucionario de reconocerse como seres eróticos, de sabernos con la capacidad del erotismo. Gracias a la industria pornográfica, se ha creído que el erotismo no existe sin el acto sexual ya que sirve como una anticipación a su culminación. Pero, el erotismo es algo que se vive diariamente, si se sabe dónde encontrarlo y cómo vivirlo. Es lo que le puede traer plenitud a nuestras vidas.

El erotismo viene de Eros, el hijo de Afrodita que representa el placer. En la mitología, Psique tiene que enfrentarse a varios retos para poder volver a encontrarlo, porque una vez que lo conoció, no pudo vivir sin él. En otras narraciones, Eros se asocia con el amor, con la triple razón del epistemológico, lo ético y estético, como lo recopilan Araya y Barrantes, (2002). Sin embargo, en lo que coinciden estas narrativas es la presencia de Eros en lo cotidiano de la vida. Existe más allá del amor, de lo físico; es la esencia de vivir una vida plena. 

Entonces, cuando se habla de la rebelión que implica llevar una vida erótica, es reconocer el placer de crear, de sentir. El capitalismo de la industria pornográfica nos quiere hacer creer que el placer se debe vivir en compañía, que somos incapaces de encontrarlo por nosotras mismas. Busca hacernos dependientes de un proveedor del goce sexual. Pero, existe la interrogativa de por qué: ¿por qué conviene que no reconozcamos nuestra capacidad de sentir placer por una misma?

Lu Gaitán nos cuenta en su libro Alumbra la luna (2020), que a las mujeres se les cargó la responsabilidad traer más humanos al mundo para poder alcanzar la demanda de un sistema capitalista y patriarcal. La caza de brujas buscaba terminar con las mujeres que reconocían su sabiduría, su poder creador y su sensibilidad sensorial y emocional. Estas mujeres que querían conectar a través de una conexión que reconocía las emociones que despertaban los sentidos y viceversa, no eran buenas candidatas para un mundo que quería crecer en riquezas materiales. Se les implanto un miedo de vida o muerte si no eran “dóciles, leales y obedientes […] a las imposiciones externas” que oprimen su poder erótico (Lorde, 2003).

Ahora, lo erótico se entiende como esta capacidad de poder crear nuestro propio placer y ser consiente de las emociones que evoca conectar con nuestro cuerpo sensorial. Si las mujeres nos reconocemos como directrices de nuestro propio goce, no vamos a conformarnos con la pornografía. Lo erótico nos lleva a querer encontrar una vida en la que podamos vivirlo constantemente en nuestro trabajo, relaciones, cuidados, actividades recreativas.

Vivir una vida enfocada en el erotismo, es un acto revolucionario. Busca que conectemos con nuestras emociones de una manera creativa, que sea espontáneo la manera en la que experimentamos a nuestra cuerpo exigiendo más estimulación. Se puede vivir de nuestro propio tacto con nuestra piel, con telas exquisitas o con la riqueza de la naturaleza; del deseo de despertar nuestra audición al escuchar nuestro interior, o el olfato al bañarnos en olores embriagantes. Lo erótico se encuentra en todas partes, pero  lo que nos lleva a vivirlo plenamente, es estar consientes que no existe sin el reconocimiento de una sensibilidad emocional que nos lleva a crear intimidad.

Barrantes Rodríguez, Iveth, & Araya Vega, Eval Antonio (2002). Apuntes sobre sexualidad, erotismo y amor . InterSedes: Revista de las Sedes Regionales, III(4),73-82. ISSN: 2215-2458.

Gaitán, L. (2020). Alumbra la luna, Editorial Planeta

González Montero, Sebastián Alejandro (2007). PORNOGRAFÍA Y EROTISMO. Estudios de Filosofía, (36),223-245. ISSN: 0121-3628.

Lorde, A. (2003). La hermana, la extrajera, artículos y conferencias. Capítulo 4. Madrid, España.

BDSM… ¿y eso cómo se come?

Por: Ximena Palacios 

Unas siglas que había llegado a ver en diferentes post en redes sociales y que sabía que estaban relacionadas de alguna forma a prácticas eróticas, pues siempre había de por medio imágenes de látigos, cadenas o cuerdas ¿pero qué es lo que estas siglas significan?

El BDSM hacen referencia a un conjunto de prácticas sexuales, las cuales hacen referencia al Bondage/Disciplina, Dominación/Sumisión, Sadismo/Masoquismo, las cuales a grandes rasgos son prácticas principalmente de situaciones donde está presente la dominación, dolor, juegos de roles, ejercer el control físico y psicológico e inmovilizar.

Bondage: Todo tipo de ataduras, con cuerdas, esposas, mordazas y otros objetos o actos de restricción. 

Disciplina: Normas y hábitos a las que se tiene que adaptar un sumiso en su adiestramiento. Puede incluir castigos.

Dominación:  Es el papel que desempeña quien toma el control ante la parte sumisa.

Sumisión: Parte que cede el control y poder de forma consciente a la persona dominante

Sadismo: sentir placer al infligir dolor físico o psicológico al otro.

Masoquismo: obtener placer mediante el dolor propio, también psíquico o físico.

El llevarlas a cabo involucran ciertas reglas que son establecidas previamente entre los participantes y cuenta con dos roles principales, en donde la persona (1)  que es dominada da su consentimiento y cede de forma consciente el poder para que la persona dominante (2) tome el control y ejerza diferentes acciones dentro del acto sexual, siendo un tipo juego sexual.  

No está enfocada en el coito (en la penetración), este puede suceder o no, sino que busca generar diferentes sensaciones en el cuerpo y/o la mente, siendo estas las que generan el placer ya que existe una gran variedad de posibilidades que se pueden ejercer dentro de estas prácticas y el uso de diferentes objetos para completarla. 

Puede llegar a existe una línea muy fina entre esta práctica y las relaciones de abuso o violencia, por lo que el consentimiento es de gran importancia, al mismo tiempo que  la comunicación es clave entre los participantes, ya que se tienen que generar acuerdos, establecer los límites (claros y precisos) de ambas partes de lo que se va hacer y lo que no, así como de la intensidad con la que se llevarán a cabo. Se tiene que tener la confianza con tu pareja o persona por con la que lo estés realizando para que el juego se detenga en cualquier momento, para esto se suele establecer una palabra clave, elegida previamente, para que cuando alguien la mencione el juego se pare de manera inmediata. 

Es importante la seguridad de las personas involucradas, por lo que es necesario informarse de las técnicas, ya que estas tienen cierto truco para así evitar lesiones por un mal amarre. Existen diferentes cursos y talleres que te pueden enseñar las técnicas que se usan en cada una de las prácticas, para que así las puedas llevar a cabo de manera segura. 

Pueden existir cierto tabú y estigmas alrededor de estas prácticas, ya que no son “convencionales” o se salen de la norma, pero lo más importante que tú y tu pareja o parejas se sientan cómodos ejerciendo las diferentes prácticas para que así el BDSM sea otra posible fuente de placer, siempre se puede experimentar y parar si es que alguno no se siente cómodo, siempre buscando que ambas partes disfruten su sexualidad de la forma que más les gusten. 

Referencias:

Bienestar, A. (2020). Qué es bdsm: Los juegos sexuales para recuperar la pasión en pareja. https://www.abc.es/bienestar/psicologia-sexo/abci-bdsm-202001301234_noticia.html 

Daneri, A., & Norte, G. (2021). Hablemos de Sexo: ¿qué es el Bdsm y CÓMO Practicarlo sin riesgo? https://www.lagaceta.com.ar/nota/883899/podcast/hablemos-sexo-que-bdsm-como-practicarlo-sin-tabues.html 

Müller J. (2015). BDSM. Aproximación a las prácticas de dominación y sumisión sexual. Universidad de Barcelona. https://core.ac.uk/download/pdf/95614533.pdf 

Prudence. (2020). ¿Qué es el Bdsm? https://www.prudence.com.mx/sexualidad/que-es-el-bdsm/ 

Ríos, V., Amundaray, A., & Arenas, Y. (2019). Vivencias de las prácticas sexuales asociadas al BDSM: los límites contemplados dentro de lo Sano, Seguro y Consensuado. Ciência & Saúde Coletiva, 24, 1679-1688. https://www.scielosp.org/pdf/csc/2019.v24n5/1679-1688/es