¿Boobs?¿Vello púbico?… ¿Qué es esto?

Por: Ana Rodríguez Prado

Entre los 8 a 10 años empiezan cambios en ti, en tu manera de ser, en tu manera de sentir, en tu piel, en tu voz, en tu estatura, en el desarrollo de tu cuerpo, en tus músculos, en tus partes genitales y empiezas a sentir deseo sexual (Gómez, 2019).

El día que empiezas a usar un brasier, ese día el mundo te grita:  ¡Bienvenida a la pubertad!

Pubertad… ¡Qué Palabra!

Significa tanto que a veces asusta un poco.

Para hacerla corta y fácil, la pubertad es sinónimo de cambios, estos cambios se dan tanto por fuera como por dentro, a una velocidad demasiado rápida (Gómez, 2019).

Esta es una etapa en donde el cuerpo se desarrolla más rápido que en cualquier otro momento de la vida (Podestá,2017). De un día para otro parece que eres otra persona, todos estos cambios van generando demasiadas preguntas de que hacer con esto.

El cuerpo es muy sabio y nos habla todo el tiempo, todos estos cambios responden a un mecanismo biológico por el que pasa todo el mundo, las responsables de estos cambios son las hormonas, unas sustancias químicas que produce el organismo a través de diversas glándulas (Mandal,2018).

Los cambios externos, como lo sería el cambio en la piel, el crecimiento de pechos, el crecimiento del vello púbico, el crecimiento vello en las axilas, el ensanchamiento de caderas, son muy fáciles de notar, pero, así como cambia todo por fuera también cambia el cuerpo por dentro. Estos cambios apenas comienzan, seguirás teniéndolos hasta que termine tu desarrollo (Gómez, 2019).

Tus órganos sexuales también están madurando. Se están preparando para ser un adulto.

Si eres una persona con vulva, los cambios que presentan tus órganos sexuales es la maduración de los óvulos, los cuales serán expulsados por tus ovarios y por lo tanto presentaras la menstruación, esta se presenta alrededor de cada 28 días. La llegada de la menstruación marca un antes y un después dentro de tu desarrollo. Es natural que sientas dudas y temores y para no sentirlo debes de informarte (Podestá,2017).

Este cambio nos llena de grandes responsabilidades, pues tu aparato reproductivo ya este maduro y es capaz de tener relaciones sexuales y de procrear. Por lo tanto, debemos de cuidarnos para prevenir un embarazo o una enfermedad de trasmisión sexual.

Cuando empieces a ser sexualmente activa debes de buscar ayuda con un medico para que te indique como cuidarte en todos los aspectos y ejercer con responsabilidad tu sexualidad Gómez, 2019).

El medico te indicará cuales son los métodos anticonceptivos y que cuidados tener al empezar tu vida sexual.   

Algunos consejos que puedes seguir para sobrellevar estos cambios….

  1. Mantén la clama y escucha tu cuerpo: aunque no sepas que esta pasando contigo, tu cuerpo es muy sabio y todo se dará a su tiempo (Piconee,2017).
  2. Calendario: es muy recomendable el llevar un calendario para marcar las fechas en las que menstruas y así estar preparada cada mes (Piconee,2017).  
  3. Higiene: al tener tantos cambios en el cuerpo debes de tener una higiene superior a la que acostumbrabas, ya que es de suma importancia cuidar tu cuerpo y mucho más en tus días (Piconee,2017).
  4. Preparate: siempre mantente preparada, ten en tu bolsa o mochila toallas sanitarias, por si hiciste mal cálculos.
  5. Busca apoyo: siempre cuenta con algún apoyo para platicar estos temas, una persona de toda tu confianza.
  6. Consultas medicas: sí sientes que algo no va bien en tu cuerpo, POR FAVOR ve al doctor.

¡Recuerda, que tus cambios no te den pena, todas pasamos por lo mismo!

Referencias:

Podestá,V.(20017). Cuido mi cuerpo. Argentina. Ed Guadal. Pags 77.

Gómez,B.(2019). Desarrollo físico y sexual en la adolescencia y en la pubertad. Sociedad Peruana de pediatría. Web:  http://www.codajic.org/sites/www.codajic.org/files/CRECIMIENTO%20Y%20DESARROLLO%20SDAJ.pdf

Mandal,A.(2019). ¿Cuáles son las hormonas? News Medical Life Sciences. Web: https://www.news-medical.net/health/What-are-Hormones-(Spanish).aspx

Piconee,A.(2017). 10 Recomendaciones para una adolescencia más saludable. SUP. Web: https://www.sup.org.uy/2017/04/28/10-recomendaciones-para-una-adolescencia-mas-saludable/

¡¿Copa menstrual?! ¿Y eso con qué se toma? Todo lo que tienes que saber sobre las copas menstruales

Escrito por: Fernanda Verástegui Pedrajo

Sí, una copa de vino es deliciosa, pero esta copita está por convertirse en tu nueva aliada…

Aunque se ha puesto de moda en los últimos años, este producto se inventó a finales del siglo XIX, y hay registros de copas menstruales en el siglo XX, por lo que no es tan novedosa como creíamos, pero se han hecho avances tecnológicos en cuanto a su material, seguridad y eficacia. (Prado et al, 2020) 

La copa menstrual es un dispositivo flexible, usualmente hecho de silicón o de hule, que se inserta en la vagina y se usa durante la menstruación. Este dispositivo es una gran alternativa para los tampones y toallas sanitarias, y hará de tu periodo una *mejor* experiencia… Te explicamos cómo funciona y sus beneficios. (Burnett, 2020)

Greta Gerwig Ugh GIF by A24

¿Cómo se usa?

La copa menstrual se introduce en la parte alta de la vagina, es decir, en el cérvix. Cuando está bien colocada, logrará retener la sangre de tu periodo perfectamente, y deberás cambiarla, según el volumen de tu flujo, unas 2-4 veces al día, pero en realidad puedes aguantar un máximo de 12 horas con ella puesta, incluso por las noches. Siempre creemos que perdemos más sangre de lo que es en realidad, pero en promedio y en condiciones “estándar”, en cada periodo se pierden alrededor de 30 a 60 mililitros de regla, lo que equivaldría a 4 cucharadas soperas (Holland, 2018), entonces no te asustes si piensas que esta copita no será suficiente para tu flujo abundante, porque lo tiene todo bajo control… Podrás usarla en la casa, en el trabajo, para hacer ejercicio o para nadar: ¡puedes hacer lo que quieras! (Burnett, 2020; Lunette, 2020; Prado et al, 2020).

Wave Group GIF by Put A Cup In It

¿Cómo se pone?

Antes de insertarla o retirarla recuerda siempre lavar tus manos para evitar llevar cualquier bacteria a tu interior. También deberás lavar tu copa menstrual antes de cada puesta, puedes hacerlo con un jabón especial, o con agua; y al inicio de cada periodo, debes esterilizarla hirviéndola en agua por unos 5 minutos. 

Para insertarla hay diferentes formas y dobleces, usa el que más te acomode. 

Satya mujer period menstrual cup menstruacion GIF
Satya woman vegan period eco GIF

Las vaginas están ligeramente inclinadas hacia atrás, por lo tanto, guía tu copa hacia tu espalda baja, no hacia arriba. Una vez que está dentro, puedes empujarla por el extremo, con tu dedo limpio, hasta que llegue al cérvix. 

Shape, circle

Description automatically generated

Ya que la has insertado, deberás asegurarte de que haya hecho “plop”, es decir, que se haya abierto correctamente dentro de tu vagina, de otra forma, correrás el riesgo de una fuga. Para esto, puedes recorrer el perímetro de la copa con tu dedo, o rotarla, asegurándote de que se encuentre totalmente abierta. (Lunette, 2020)

Satya women mujer period copa GIF

Por último, para retirarla, lo único que deberás hacer es pujar un poco y la copa se moverá a la orilla de tu vagina. *Alerta* no debes jalarla bruscamente ya que la succión puede causarte malestar. Ya en la orilla, la presionas un poco para romper el vacío que se genera por la succión, y la sacas con cuidado para evitar derramar lo que ya recogió. ¡Listo! Puedes limpiarla y está lista para usarse nuevamente.

Flex Menstrual Cup GIF by Period Nirvana

Aquí tenemos 5 razones por las cuales la copa menstrual es una gran alternativa…

  • Periodos más económicos

¡Es correcto! Aunque de entrada las copas pueden ser más caras en comparación a los tampones y las toallas, a la larga esto será una gran inversión, pues una copita bien cuidada puede durar 5 años, o según la doctora Tatnai Burnett, hasta unos 10 años. ¡Adiós a comprar tampones cada mes!

  • Mayor comodidad

No tendrás que sufrir de la incomodidad de un tampón mal puesto, o de lo bultoso que pueden llegar a ser las toallas. Cuando te acostumbres a ella, hasta te olvidarás que estás en tu periodo. Además puedes llevarla a donde quieras en su linda bolsita y evitarás que te tome por sorpresa. (Lunette, 2020)

  • Una opción más saludable 

Además de que la copa mantendrá tu interior lubricado, pues no absorberá, sólo recogerá los fluidos, distintos estudios han demostrado que los tampones y las toallas sanitarias pueden llegar a tener residuos químicos, por lo que este dispositivo puede ser una mejor alternativa si quieres cuidar de tu flora vaginal. (Poyard, 2020) Psst… además no genera olores 😉

  • ¡Ayudarás al medio ambiente!

La Madre Tierra te lo agradecerá. Según la ONU, en promedio, las personas que menstrúan generan 60 kilogramos de residuos por toallas sanitarias y tampones durante su vida, eso equivale a 100.000 toneladas de desechos al año. Usar una copa por 5 o 10 años, reducirá considerablemente tus residuos anuales. 

  • No interfieren con los métodos anticonceptivos intrauterinos, ni con la práctica de relaciones sexuales

Algunos profesionales de la salud indican que es posible usar la copa menstrual a la par del DIU, sin embargo, debes siempre consultarlo antes para evitar cualquier riesgo (Prado et al., 2020) Además si a tí o a tu pareja no les molesta, podrán disfrutar de su sexualidad durante estos días, o en su defecto, podrás darte placer sin incomodidades. *Alerta* La copa menstrual no sustituye ni funciona como anticonceptivo.

Happy Hailee Steinfeld GIF by Pitch Perfect

Algunas de las contraindicaciones de las copas menstruales pueden ser (Nall, 2019):

  • Irritación. Puede ser causada por falta de lubricación al insertarla. Para evitar esto puedes mojar la parte externa con agua, o usar un lubricante. 
  • Infecciones. Esto ocurre por la falta de higiene al insertarla o retirarla, o por usarla más horas de lo recomendado. 
  • Síndrome de shock tóxico. Aunque estudios han demostrado que es menor el riesgo de esta complicación con el uso de copas menstruales que con tampones, el riesgo no es nulo, por lo que es importante que sigas las recomendaciones médicas y su uso adecuado. 
  • Comodidad. Aunque para muchas personas es más cómoda por la posibilidad de usarla por varias horas, para otras puede tomarles un poco de tiempo acostumbrarse a insertarlas correctamente para evitar sentirla y/o mancharse.

Aunque la copa menstrual es para todas edades y tallas, hay ciertas situaciones en las que no se recomienda, por ejemplo: si padeces de vaginismo, endometriosis, o fibromas uterinos.  Aún así, creo que las copas menstruales siguen siendo una mejor opción, pues los riesgos pueden reducirse sí las utilizas con responsabilidad higiénica y seguridad.

Ahora que ya sabes un poco más acerca de las copas menstruales, podrás decidir con mayor libertad sobre tu periodo. ¿Te animarás a usarla?

Referencias

Burnett, T. (2020) What can you tell me about the menstrual cup? Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/womens-health/expert-answers/menstrual-cup/faq-20058249

Lunette. (2020). How To Use a Menstrual Cup. Recuperado de: https://www.lunette.com/pages/what-is-a-menstrual-cup

Poyard, E. (2019). Tampones y toallitas femeninas: ¿qué químicos contienen? Recuperado de: https://elle.clarin.com/belleza/salud/tampones-y-toallitas-femeninas-que-quimicos-contienen/

ONU. (2018). Toallas sanitarias para frenar la contaminación. Recuperado de: https://www.unep.org/es/noticias-y-reportajes/reportajes/toallas-sanitarias-para-frenar-la-contaminacion

Holland, K. (2018). How Much Blood Do You Lose on Your Period? Recuperado de: https://www.healthline.com/health/how-much-blood-do-you-lose-on-your-period

Prado, M., Doncel, W.A., Olmedo, O., & Guarnizo- Tole, M. (2020) La copa menstrual, una alternativa de higiene femenina. Revisión de la literatura. Revista chilena de obstetricia y ginecología, 85(1), 99-109. Recuperado de: https://scielo.conicyt.cl/pdf/rchog/v85n1/0717-7526-rchog-85-01-0099.pdf

Nall, R. (2019). Are Menstrual Cups Dangerous? 17 Things to Know About Safe Use. Recuperado de: https://www.healthline.com/health/menstrual-cup-dangers#overview

La otra epidemia oculta: la masturbación femenina

Por: Tania Zamora Berrueta

Foto por: Theamaranta

La sexualidad sigue siendo un tema tabú, sobre todo en México y aún más el tema del placer femenino. Se nos ha educado a través de la culpa, del pecado o donde todo suele ir con base en el consumo masculino, pero ¿y el consumo femenino?

Nos rodeamos de mercadotecnia dirigida hacia el hombre, quienes son bien vistos y hasta un signo de bienestar el masturbarse. Pero cuando una mujer menciona la masturbación suele estar acompañada de comentarios como “no te satisfacen”, “un juguete sexual sólo lo usan quienes sus parejas no las complacen”.

¿Hasta cuándo veremos la masturbación femenina como un complemento de nuestra sexualidad y no una competencia con la pareja?

Foto por: TERCERAVÍA.MX

Durante el confinamiento COVID-19 se mostró que el 43% de las personas reportaron disminución en su conducta sexual por la falta de contacto con el otro (AMSSAC, 2020). Es aquí donde explicaré con mayor profundidad del por qué la masturbación femenina se apoderó de la pandemia.

En un estudio realizado por dos estudiantes de Psicología por la Universidad Iberoamericana (Baños, J & Zamora, T, 2020), se reportó un aumento en la práctica de masturbación femenina, donde a comparación de la masturbación masculina, esta se mantuvo estable antes y durante el confinamiento.

Lo más impactante de este estudio fue la relación entre el nivel de satisfacción sexual y la masturbación. Los datos mostraron que la mayoría de los hombres mantenían el mismo nivel de satisfacción sexual al masturbarse, sin mostrar interés por nuevas técnicas o plataformas. Mientras que la satisfacción sexual de las mujeres a partir de la masturbación, incrementó de manera significativa despertando interés por tomar talleres impartidos por sexólgxs, páginas de Instagram que abarcaran la sexualidad, plataformas eróticas o teniendo su primer acercamiento a algún juguete sexual.

Muchas mujeres comenzaron a satisfacerse sexualmente con la llegada del virus y quienes ya lo hacían, autoexploraron a mayor profundidad su cuerpo mediante nuevas técnicas o juguetes sexuales. Las participantes de dicho estudio comentaban que las redes sociales cada vez difundían más sobre la masturbación femenina y eso despertó las ganas de buscar información sobre cómo autocomplacerse.

Foto por: El País

En Erotika, la principal cadena de tiendas de artículos eróticos y sexuales en México, reportó un aumento de ventas del 280% desde que las autoridades santiarias del país emitieron las recomendaciones de aislamiento (El financiero, 2020).

La satisfacción ni la sexualidad femenina tendrían por qué ser un secreto. Que todo mundo se entere que la pandemia del COVID-19 trajo consigo la epidemia que despertó y liberó a miles de mujeres, el placer a través de la masturbación.

Referencias

AMSSAC. (2020). Sexualidad y COVID-19 Resultados de la Encuesta Amssac. Recuperado de: https://www.amssac.org/sexualidad-y-covid-19-resultados-de-la-encuesta-amssac/ 

Baños, J. Zamora, T. (2020) Masturbación y satisfacción sexual durante el confinamiento COVID-19.

El Financiero. (2020, 29 abril). Venta de juguetes sexuales en México se «dispara» por pandemia de COVID-19. Recuperado de https://www.elfinanciero.com.mx/empresas/la-pandemia-dispara-venta-en-linea-de-juguetes-sexuales-en-mexico

Vagina vs Vulva

Por: Samantha Trujillo Villarreal

Les voy a describir el momento en mi vida que dio pie a la selección del tema de este artículo: Soy una estudiante de psicología, a punto de graduarme, cursando una clase de sexualidad humana, sin embargo, y no me siento orgullosa, pero la palabra vulva me cuesta utilizarla. ¿Por qué? La palabra vagina está perfectamente integrada en mi vocabulario, pero vulva… es como su “pariente incómodo”. 

Comencemos por dejar algo en claro. La vulva está compuesta de las partes genitales femeninas que se encuentran afuera del cuerpo. Esto incluye los “labios” o pliegues de piel, el clítoris y las aberturas hacia la uretra y la vagina. (MedlinePlus 2020) Mientras que la vagina es un conducto que conecta la vulva con el cérvix y el útero. (Planned Parenthood 2020). Entonces, para ser más claros, la vulva es lo que se ve desde afuera y la vagina es un canal interno. Pero, ¿Seré la única que utiliza mal el término? 

Una simple búsqueda en Google fue suficiente para darme cuenta que en efecto, y como lo sospechaba, no soy la única. En 2019 el periódico británico The Guardian hizo una entrevista a Eve Ensler, la autora de Los Monólogos de la vagina sobre este tema precisamente. En este, de hecho, ella confiesa que no fue sino hasta que escribió un libro sobre vaginas y vulvas, que dejó de llamar a su vulva vagina. Ensler comenta que sabía que el término anatómicamente correcto era vulva, pero qué utilizarlo le parecía bochornoso e incluso pedante.  

En el 2019 se publicó un artículo llamado La sorprendentemente corta historia de la vagina. Este artículo comienza dando una larga lista de maneras de decirle a la vagina, sin decir la palabra vagina, y aunque la lista se encuentra en ingles, no basta mas que hacer una búsqueda en google para encontrar sitios web con títulos como “50 maneras de llamar a la vagina” y “Los otros 100 nombres para llamar a la vagina que quizás desconocías”. Así que buscamos nombrar a los genitales femeninos de cualquier manera, menos la correcta. Este artículo habla del tabú que rodea a la sexualidad femenina, incluso hasta 1680 tuvo nombre este conducto en el cuerpo de la mujer, así que no nos sorprende que estas partes anatómicas hayan sido vistas como misteriosas.  

En la antigua Roma se creía que las mujeres tenían los mismos órganos reproductivos que los hombres solo que al interior de su cuerpo, el escroto era el útero, el pene sería la vagina y los testículos, los ovarios. Esta es una creencia que prevaleció durante siglos. De hecho, hasta 1994 el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos no practicaba ensayos clínicos en mujeres, porque se creía que tenían el mismo efecto en ambos sexos. (Healthline 2019)

Hoy en día, muchas mujeres siguen llamando a sus genitales de mil y un maneras, lo que sea que les evite decir la palabra “vulva”, incluso “vagina” viene antes en la lista. ¿Pero cuál es el problema? En el 2015 el periódico The Huffington Post, le hizo precisamente esta pregunta a Laurie Mintz, profesora de psicología en la Universidad de Florida y autora del libro Guía de una mujer cansada para sexo apasionado. Mintz menciona que hay un análisis feminista de porque esto importa. “Al llamarle a toda la anatomía femenina vagina, nos estamos refiriendo a nuestros órganos sexuales como la parte que le da más placer a los hombres heterosexuales. La mayoría de las mujeres necesitan estimulación en el clítoris para poder tener un orgasmo, y demasiadas de estas no están obteniendo lo suficiente en sus relaciones sexuales. Él seguir utilizando la terminología incorrecta probablemente está jugando un rol en esto.”

En este mismo artículo de The Huffington Post se habla de que ⅔ mujeres se sienten demasiado avergonzadas de utilizar el término “vagina” con su doctor, y de “vulva”… ni hablemos. Mintz también habla de que “Si no conocemos qué hay ahí abajo y recurrimos a apodos, avergonzándonos cada vez que nos referimos a nuestras partes privadas, ¿Qué tan cómodas nos podemos sentir con nuestra propia sexualidad, y nuestra expresión sexual?”  (Pearson 2015)

Utilizar el nombre correcto para nuestra vulva y vagina, es dar un paso adelante en la incesante carrera para tomar control de nuestro cuerpo y apropiarnos de nuestra sexualidad. 

Referencias:

Planned Parenthood (2020) “¿Cuales son las partes de la anatomia sexual femenina? https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/salud-y-bienestar/anatomia-sexual-y-reproductiva/cuales-son-las-partes-de-la-anatomia-sexual-femenina 

Pearson Catherine (2015) “Let’s clear up the vagina vs vulva debate once and for all”. The Huffington Post https://www.huffpost.com/entry/lets-clear-up-the-vagina-vs-vulva-debate-once-and-for-all_n_562f99dfe4b06317990f73c8

Healthline (2019) “The surprisingly, very short history of the vagina”. https://www.healthline.com/health/vagina-history#_noHeaderPrefixedContent

MedlinePlus (2020) “Vulva” https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002343.htm

Sexualidad femenina durante el embarazo

Por: Ana Peregrina 

La actividad sexual durante el embarazo y sus consecuencias ha estado sujeta durante mucho tiempo a la especulación. La sexualidad siempre ha estado llena de misterio por múltiples razones e incluso encarcelada en la ignorancia. 

Hablemos de sexualidad…

La sexualidad es el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, culturales, éticos y religiosos o espirituales (Bataglia, 2014). La sexualidad se expresa en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos.

El sexo se expresa de un modo distinto en las diferentes etapas de la vida, y en este caso hablaremos de la etapa del embarazo…

¿ Qué sucede en el embarazo ? 

Durante este se manifiestan numerosos e importantes cambios que debemos de tener en cuenta, ya que muchos de ellos serán puntos clave para la sexualidad de la persona a lo largo de esta etapa. Estos cambios afectan, cambian y modifican cuestiones biológicas, psicológicas y sociales. 

Durante muchos años… 

La sexualidad de las embarazadas ha quedado en el olvido e incluso se ha tornado inexistente para el resto de la sociedad. Existe una gran falta de información que manejan algunos profesionales sobre este periodo. 

La falta de orientación genera un desconocimiento importante y fuente de miedos, falsos mitos e incertidumbres, incluso esto puede llegar al punto de incomodar a la embarazada a desarrollar su sexualidad de manera libre y despreocupada (Mazón, 2016).

¿ Cuándo se presentan los cambios ?

Los cambios en el deseo y el comportamiento sexual se empiezan a producir en cuanto la pareja sabe que está esperando un bebé. Algunos factores que se ven involucrados en la sexualidad de la pareja son; la educación, la situación social y económica, el rol que tiene en su casa, la relación sexual actual que tienen como pareja y su historia sexual previa. 

¿ Estos cambios también afectan a los padres ? 

Por supuesto, los padres se ven afectados y esto se observa en la disminución del interés sexual al final del embarazo o incluso antes. Les da temor dañar físicamente al bebé o a la mujer al momento de tener relaciones. 

Incomodidad por el vientre

Muchas parejas muestran malestar por la pancita, por lo que tienen que cambiar las posiciones a unas más agradables para ambos. También existe una disminución del interés sexual en las mujeres, por que no se sienten seguras con su físico. 

¡ Está demostrado que la mayoría de las mujeres continúan experimentando deseos y necesidades durante el embarazo ! 

¿ Puedo mantener la actividad sexual habitual  ? 

Sí, siempre y cuando no existan evidencias de infección genital u otra complicación. Es importante tener en cuenta que la actividad sexual debe evitarse cuando exista amenaza de aborto o hemorragias.

¡Los cambios fisiológicos afectan a cada mujer de manera diferente!

“El embarazo forma parte de un periodo crucial en la vida de la pareja, por lo que se deben tener en cuenta los distintos aspectos de la «convivencia» que pueden verse afectados y que, en muchas ocasiones, pueden determinar ciertas modificaciones del deseo y la sexualidad de la mujer en el embarazo” (Mazón, 2016). Es importante saber que el deseo y la erótica disminuyen en el embarazo de manera inevitable. Más allá de la convivencia, las causas se deben a que la embarazada se enfrenta a su nuevo rol como mamá y deja a un lado su papel como pareja o amante.

No olviden, cada pareja vivirá los cambios del embarazo de manera exclusiva y personal.

Fuentes