¿Y, cómo nacen los bebés? Cómo hablar del sexo con niñxs pequeñxs

Por: Pia Sunderland

La exploración sexual es un tema que muchxs padres y madres prefieren no tocar. Hay muchas veces que lxs niñxs pequeñxs se adelantan y empiezan a hacer preguntas antes de lo esperado. Se piensa que la sexualidad solo es el contacto sexual y el enamoramiento. Pero también es importante hablar sobre límites, toma de decisiones, emociones y autoestima. 

Y…. ¿por dónde empiezo?
Hay diferentes situaciones en la vida cotidiana que nos pueden ayudar a enseñar a lxs hijxs temas relacionados al sexo. Como la hora del baño, un embarazo o un nacimiento en la familia, la televisión, etc. No es necesario dar un discurso…. Simplemente investigar que es lo que ya se sabe y partir de ahí, que ellxs guíen la conversación y hagan las preguntas. Hay veces que pueden percibir la incomodidad cuando se hablan de estos temas entonces es importante hablar abiertamente y hacerle saber al niñx que cualquier pregunta es válida y escuchada. (1)

Curiosidad sobre otrxs persones 
A los 3 o 4 años, lxs niñxs a veces se dan cuenta que las niñas y los niños tienen diferentes genitales. La curiosidad empieza a aparecer y comienzan los juegos del “doctor” y la familia. La exploración está lejana a cualquier actividad sexual de los adultos, sin embargo, es posible que se necesite establecer límites de esta. (2)
Si se da el tema del género, es muy importante saber que puede ser que tu hijx no se sienta perteneciente al grupo con el que comparte órganos sexuales. Si esto es así, no hay que prohibir que adopte maneras de conducta de otro género ya que si no, puedes contribuir a formar un trauma que a lo largo de los años de su vida adolecente y adulta, podría hacerle mucho daño. (4)

Y…… ¿qué hago cuando me pregunten? Aquí te van unos tips buenísimos

  • No te burles ni rías, aunque la pregunta sea chistosa. Si esto pasa, se puede sentir avergonzadx y no preguntar más. 
  • No asumas una actitud muy sería a cerca del tema
  • Pregunta cual creen que sea la respuesta para que sepas un poco lo que ya saben y puedas responder con la profundidad necesaria de acuerdo a la información que ya tienen
  • Siempre sé honestx. 
  • Observa si necesita saber más. Puedes preguntarle ¿Contesté tu pregunta?
  • Es normal sentirse incomodx o apenadx con el tema pero es importante identificarlo y trabajar en ello, en lugar de ocultarlo.
  • Percibe las respuestas y reacciones que tiene
  • Prepárate ya que puede ser que necesites repetir las cosas 
  • Ten mucha paciencia y apertura 
  • Llamar a los órganos sexuales por su nombre

¿Como sé que voy por buen camino?
Si poco a poco se abre este camino con tu hijx, se genera un vínculo de confianza importante para que se sienta apoyadx y con seguridad de resolver dudas que pueda encontrarse en un futuro. La educación sexual debe formar parte del proceso de aprendizaje en lxs niñx. Es necesario hacerlo desde casa y con la escuela en conjunto. (3)

Referencias

  1. Healthychildren.org. (2018). Cómo hablar de sexo con su hijo pequeño. abril 19, 2021, de Healthy Children Sitio web: https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/preschool/Paginas/Talking-to-Your-Young-Child-About-Sex.aspx
  2. Personal del MayoClinic. (2019). Educación sexual: Cómo hablar sobre sexo con los niños pequeños y en edad preescolar. abril 19, 2021, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/sexual-health/in-depth/sex-education/art-20044104
  3. Jorba, N. (2019). ¿Cuándo y cómo hablar de sexualidad con los niños?. abril 19, 2021, de La vanguardia Sitio web: https://www.lavanguardia.com/vivo/sexo/20191120/471750072229/sexo-ninos-como-cuando-hablar-sexualidad.html
  4. Zamorano, E.. (2021). Cómo hablar de sexo con tus hijos dependiendo de la edad que tengan. abril 19, 2021, de ACV: alma, corazón y vida Sitio web: https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2021-02-28/hablar-de-sexo-hijos-padres-educacion_2963300/

Lo erótico como rebelión a una vida plena

por: SaraKim

Qué bella es la sensación de sentir unos besos en el cuello, una caricia por la espalda, incluso, un suspiro caliente  entre las piernas. Esos momentos en los que vivenciamos cómo nuestra piel quiere más, exige tanto seguir sintiendo que se eriza y se calienta. Sin embargo, quedarnos en esa exigencia de más estimulación sin poder relacionarlo con una emoción que nos lleve a la plenitud, se queda del lado de la pornografía. Lo erótico, algo que se ha confundido con la anticipación del acto sexual, es tanto más profundo de lo que imaginamos. Éste nos habla de nuestra capacidad de sentir y de  “poder compartir esa conexión íntima [que] sirve de indicador del gozo” (Lorde, 2003).

La pornografía se ha enfocado en lo primitivo del coito. Se ha limitado a mostrar la relación entre dos cuerpos que simplemente intercambian la necesidad fisiológica de un orgasmo, como lo explica González (2007).  La narrativa porno ha encontrado la manera de saciar el deseo de querer verlo todo; de participar en actos que virtualmente nos excluyen al retratar cuerpos exagerados que no se cansan de simular un placer insaciable. Lorde (2003), considera que al no ser consiente de la manera en la que saciamos nuestras necesidades eróticas, nos hemos reducido a “objetos de satisfacción” el uno para el otro. Esto no nos diferencia de otras especies animales que se juntan con el mero propósito de reproducirse. La pornografía no le interesa la humanidad en el acto sexual. 

Hay algo revolucionario de reconocerse como seres eróticos, de sabernos con la capacidad del erotismo. Gracias a la industria pornográfica, se ha creído que el erotismo no existe sin el acto sexual ya que sirve como una anticipación a su culminación. Pero, el erotismo es algo que se vive diariamente, si se sabe dónde encontrarlo y cómo vivirlo. Es lo que le puede traer plenitud a nuestras vidas.

El erotismo viene de Eros, el hijo de Afrodita que representa el placer. En la mitología, Psique tiene que enfrentarse a varios retos para poder volver a encontrarlo, porque una vez que lo conoció, no pudo vivir sin él. En otras narraciones, Eros se asocia con el amor, con la triple razón del epistemológico, lo ético y estético, como lo recopilan Araya y Barrantes, (2002). Sin embargo, en lo que coinciden estas narrativas es la presencia de Eros en lo cotidiano de la vida. Existe más allá del amor, de lo físico; es la esencia de vivir una vida plena. 

Entonces, cuando se habla de la rebelión que implica llevar una vida erótica, es reconocer el placer de crear, de sentir. El capitalismo de la industria pornográfica nos quiere hacer creer que el placer se debe vivir en compañía, que somos incapaces de encontrarlo por nosotras mismas. Busca hacernos dependientes de un proveedor del goce sexual. Pero, existe la interrogativa de por qué: ¿por qué conviene que no reconozcamos nuestra capacidad de sentir placer por una misma?

Lu Gaitán nos cuenta en su libro Alumbra la luna (2020), que a las mujeres se les cargó la responsabilidad traer más humanos al mundo para poder alcanzar la demanda de un sistema capitalista y patriarcal. La caza de brujas buscaba terminar con las mujeres que reconocían su sabiduría, su poder creador y su sensibilidad sensorial y emocional. Estas mujeres que querían conectar a través de una conexión que reconocía las emociones que despertaban los sentidos y viceversa, no eran buenas candidatas para un mundo que quería crecer en riquezas materiales. Se les implanto un miedo de vida o muerte si no eran “dóciles, leales y obedientes […] a las imposiciones externas” que oprimen su poder erótico (Lorde, 2003).

Ahora, lo erótico se entiende como esta capacidad de poder crear nuestro propio placer y ser consiente de las emociones que evoca conectar con nuestro cuerpo sensorial. Si las mujeres nos reconocemos como directrices de nuestro propio goce, no vamos a conformarnos con la pornografía. Lo erótico nos lleva a querer encontrar una vida en la que podamos vivirlo constantemente en nuestro trabajo, relaciones, cuidados, actividades recreativas.

Vivir una vida enfocada en el erotismo, es un acto revolucionario. Busca que conectemos con nuestras emociones de una manera creativa, que sea espontáneo la manera en la que experimentamos a nuestra cuerpo exigiendo más estimulación. Se puede vivir de nuestro propio tacto con nuestra piel, con telas exquisitas o con la riqueza de la naturaleza; del deseo de despertar nuestra audición al escuchar nuestro interior, o el olfato al bañarnos en olores embriagantes. Lo erótico se encuentra en todas partes, pero  lo que nos lleva a vivirlo plenamente, es estar consientes que no existe sin el reconocimiento de una sensibilidad emocional que nos lleva a crear intimidad.

Barrantes Rodríguez, Iveth, & Araya Vega, Eval Antonio (2002). Apuntes sobre sexualidad, erotismo y amor . InterSedes: Revista de las Sedes Regionales, III(4),73-82. ISSN: 2215-2458.

Gaitán, L. (2020). Alumbra la luna, Editorial Planeta

González Montero, Sebastián Alejandro (2007). PORNOGRAFÍA Y EROTISMO. Estudios de Filosofía, (36),223-245. ISSN: 0121-3628.

Lorde, A. (2003). La hermana, la extrajera, artículos y conferencias. Capítulo 4. Madrid, España.

7 Datos sobre el Condón Interno

Por: Frida Piña

  1. ¿Condón femenino o condón interno?

La respuesta correcta a esto, es condón interno,  ya que el uso de este método anticonceptivo de barrera,  puede ser  usado por las personas de cualquier género al momento de una relación sexual, ya sea anal o vaginal (Planned Parenthood, 2021).

2. Origen: 

Fue diseñado a mediados de los años 80 por un ginecólogo danés y su esposa. Posteriormente, fue desarrollado por un grupo de médicos e investigadores, realizando una combinación del condón externo y el diafragma, dando como resultado final el condón interno. En resumen, se tienen dos generaciones, la primera fue la elaboración de este método anticonceptivo con poliuretano, mientras que la segunda, se caracteriza por el uso de un material más resistente, elaborado de polímero de nitrilo (Reyes, 2019).

3. Estructura: 

Cuenta con dos anillos flexibles: el mayor (abierto), cuyas medidas son 7.5 cm de diámetro, se localiza en la entrada del condón. Al ser colocado sobresale en la región vulvar, cubriendo la zona, dando paso a una mayor protección, evitando  el contacto directo de la vulva con el escroto y la base del pene. Mientras que el anillo pequeño (cerrado) mide 6 cm de diámetro y debe ser colocado al interior de la vagina, ajustado sobre el cuello uterino  (Reyes, 2019).

4. Características y Uso: 

El condón  interno, ya viene lubricado con dimeticona  y su colocación no es difícil, lo único que tienes que hacer es relajarte y seguir las instrucciones e imágenes del instructivo que lo acompaña (Uribe, 1994).

Sociedad de Obstetras y Ginecólogos de Canadá [ SOGC], (s.f.).

5. Eficacia: 

En uso habitual el condón interno tiene una efectividad entre 75%- 82%, pero si se usa correctamente se tiene una efectividad de 95% (MedlinePlus, s.f.).

6. Ventajas y Desventajas (MedlinePlus, s.f.):

Ventajas:

  • Puede ser utilizado durante la menstruación, embarazo o después del parto.
  • Protege ante embarazos no deseados, así como ante las enfermedades de transmisión sexual, sin   depender de un condón externo..

Desventajas:

  • Se puede presentar fricción en el condón interno, debido a esto puede haber una disminución en la fase de meseta. Ante esto se recomienda el uso de lubricante, para evitar que la relación sexual se vuelva incómoda.
  • Se puede presentar irritación y reacciones alérgicas, principalmente al látex.
  • Puede generar ruido, por lo que al igual que el punto de fricción el uso de lubricante puede ayudar.

7. ¿Dónde puedes adquirirlo?

En México lo puedes adquirir en algunas farmacias, centros de salud, tiendas en línea, sex-shop, entre otras.

Problemática: 

El condón interno, no recibe promoción como otros métodos anticonceptivos, generando una falta de conocimiento e información sobre el producto; esto contribuye a aumentar los prejuicios, mitos y tabúes respecto a la sexualidad, impidiendo la apertura hacia nuevas opciones de uso como producto de prevención y formas de pensar, lo que dificulta su acceso y la poca demanda sobre este, viéndose reflejado en los costos (Piña, Fernández y García, 2020).

Hoy en día, la opción de uso del condón interno, da paso a explorar nuevas formas de proteger tu salud sexual. Principalmente proporciona control y seguridad sobre el cuerpo de cada persona, así como de sus decisiones personales, reforzando así su autonomía. 

Se presenta una mayor visibilidad sobre los diferentes métodos anticonceptivos como productos pertenecientes al área de la salud, ya que estos contribuyen a poner en práctica una sexualidad responsable,  previniendo embarazos no deseados y enfermedades de trasmisión sexual. Sin embargo, aún se debe trabajar en la promoción del condón interno como producto de la salud, ya que a diferencia del condón externo, no recibe tanta visibilización, lo que hace complicado su acceso, así como la diferencia en cuanto a los costos, debido a que son un poco más caros que los condones externos.

Referencias:

  • MedlinePlus. (s.f.). Condones femeninos. Consultado el 25 de marzo del 2021. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/004002.htm
  • Piña, F., Fernández, C. y García, M. (2020). Escala de Medición sobre la actitud de las mujeres en la Universidad Iberoamericana hacia el condón femenino. [Investigación de licenciatura no publicada]. 
  • Planned Parenthood. (s.f.). Condón Interno. Consultado el 25 de marzo del 2021. https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/anticonceptivos/condon-interno
  • Reyes, R. (2019). Programa de Educación Sexual para el uso correcto del condón masculino y  femenino, para alumnos de secundaria [Tesis de Licenciatura, Universidad Autónoma del Estado de México]. Repositorio Institucional UAEM.
  • Uribe, P. (1994). El condón femenino una nueva alternativa. Revista de Cultura Científica, 33, 56-63.

Relaciones No Monógamas, ¿promiscuidad o responsabilidad?

Por Cecilia Rosas

El concepto de “relaciones abiertas o poliamor” durante mucho tiempo fueron un término tabú, confuso e inclusive desconocido por muchxs. Esto lo hacía un tema difícil de conversación, manteniéndose casi como un secreto a voces.

Actualmente hablar de relaciones no monógamas es mucho más sencillo y esto pude ser a que se han vuelto mucho más populares, ya que son tomadas como una opción viable para aquellxs que no se sienten cómodxs dentro de una estructura uno a uno y desean experimentar el relacionarse afectiva y sexualmente de una manera distinta.

Las relaciones no monógamas o no exclusivas se pueden dar por la necesidad de las personas de querer demostrar un amor libre que no sea juzgado desde la mononorma, ¿y qué es eso?.  Es la norma social que establece que la única y correcta manera de relacionarse sexoafectivamente es la monogamia.

Se nos ha hecho creer que la monogamia es lo “normal” y lo “natural”, y si nuestros deseos no caben dentro de esos límites, carecemos de moral, tenemos problemas psicológicos y somos contra natura (Easton, D. y Hardy, J., 2020).

El interés sobre el tema crece y los casos que se presentan son mayores. Por eso es importante explicar ciertos conceptos para poder tener mayor claridad y conocimiento en el asunto. Existen muchos tipos de relaciones no monógamas consensuadas, pero solo se hablarán de las más populares:

  • Las relaciones abiertas son en las que se puede tener solo una pareja afectiva, pero mantener muchas parejas sexuales sin la intención de relacionarse afectivamente, ósea sin enamorarse.
  • El poliamor es lo contrario a las relaciones abiertas, ya que se pueden mantener relaciones sexoafectivas con varias personas, es decir vincularse sexual y afectivamente con varias personas, te puedes enamorar de muchas personas.
  • El Swinging o parejas swingers se refiere únicamente a los intercambios sexuales consensuados de parejas, sin involucrar algún tipo de sentimiento. Se llevan a cabo en un espacio delimitado, ej; fiestas. Generalmente las parejas no se vuelven a ver, pero depende el tipo de comunidad en la que lleven a cabo los intercambios sexuales.

Dentro de todos estos tipos de relaciones se resalta la idea de practicar el amor libre, en otras palabras, romper el acuerdo de exclusividad sexual entre dos personas, llegando a practicar sexo con más de una sola pareja.

Pero ¿realmente alguien que ha decidido empezar una relación no monógama es sólo por el deseo de satisfacerse sexualmente sin control?, ¿esto lo hace promiscue?, la respuesta es: no. Aquellxs que han decidido llevar este tipo de relaciones, las han considerado porque no comparten la idea de que la atracción se dé solo entre dos personas. Al contrario, creen que la atracción puede darse entre muchxs y al mismo tiempo compartirse. Otra cuestión es que el sentimiento de pertenencia disminuye ante la idea de que ninguna persona le pertenece a otra ya que los individuxs no son bienes materiales u objetos.

Debido a que la apertura sexual es uno de los puntos principales, el practicar sexo seguro también es primordial. Las personas que se consideran no monógamas, están en un constante monitoreo de su salud ya que al involucrarse sexualmente con otrxs también significa ser cuidadoso y adquirir la responsabilidad de la salud de los demás. “Dentro de las relaciones no monógamas se han desarrollado una plétora de estrategias contra los riesgos que pueden minimizar las posibilidades de infección y/o embarazos no deseados” (Easton, D. y Hardy, J., 2020). Se considera que dentro de las relaciones no monógamas existe mayor educación y promoción sexual por la motivación y preocupación de verse involucradx con un grupo más amplio que sólo dos personas.

Es interesante observar que, en muchas de las relaciones monógamas, sucede algo distinto. Los temas relacionados a la sexualidad suelen esperar a ser tocados en la intimidad a modo de secreto o muchas veces no se hablan por la vergüenza que lleguen a sentir alguna de las partes por los tabús que aún envuelven a la sexualidad. Según una nota del periódico “El Universal”, durante el 2019 la organización Aids Healthcare Foundation (AHF México), reportó que el 90% de las mujeres con VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) lo adquirieron de su pareja estable atribuyendo las causas a la infidelidad, falta del uso de preservativos y ante la cultura machista que se vive en México.

En conclusión, tanto en relaciones monógamas o no monógamas es importante abrir canales de comunicación y poder quitar el velo del estigma que aún prevalece en temas de sexualidad. Esto hará que cualquier persona que desee participar pueda tomar mayor responsabilidad tanto afectiva como sexual. También se irá quitando el peso a la vergüenza ya que se podrá hablar sobre cualquier inquietud con mayor normalidad, haciéndolo un tema libre de morbo. Lograr tener pláticas relacionadas a temas de estudios de laboratorio para poder identificar la existencia de algún tipo de ITS (infecciones de transmisión sexual), métodos anticonceptivos que se estén utilizando o preservativos que se deseen utilizar, dará la sensación de tranquilidad, seguridad y bienestar para todos los involucradxs.

Referencias: