¿Alguna vez has escuchado hablar del sexo tántrico?

Por: Diana Guillén Vargas

Primero hay que saber qué es el tantra. Según Oscar R. Gómez (2009) el tantra es una filosofía que nació en la India y se desarrollo en el Tíbet en el siglo VIII. Generalmente se asocia con los beneficios sexuales; sin embargo, también aporta un reentrenamiento mental que posibilita aumentar la capacidad de gozo, adquirir control de las emociones, liberar tensiones, entre otros beneficios. En las siguientes líneas nos centraremos en el tantra en las relaciones sexuales. 

Hoy en día vivimos en un mundo de constantes cambios y siempre con prisa. En muchas relaciones sexual se le da una gran importancia al aspecto físico, es decir, a cómo se ve la otra persona, cómo se ve uno mismo y se busca el placer inmediato dejando por un lado la conexión espiritual y tratar de estar presente en el momento. 

Cuando somos capaces de centrarnos en el momento presente podemos vivir las experiencias de manera más intensa, esto también pasa en las relaciones sexuales, si le ponemos nuestra atención podemos alcanzar mayor placer y a esto es a lo que le llamamos sexo tántrico. Según Artigas (2007) es la unión sexual de una pareja de amantes como algo que trasciende el nivel físico y se convierte en algo más profundo. Esta práctica propone tener experiencias orgásmicas sin llegar a la eyaculación ya que entre más se tenga relaciones sexuales aumenta más la energía sexual, duran mas los sentimientos de excitación, deseo, sensibilidad y placer. 

Ahora bien, ya que sabemos que es el sexo tántrico vamos a ver cuales son unos de los mitos más comunes sobre este:

  1. Tantra solo se refiere a la práctica sexual milenaria, en realidad se refiere a una práctica de las tradiciones hinduistas y budistas que tiene como objetivo un estado de profundidad y consciencia. 
  • Prolonga los orgasmos durante horas, realmente esta práctica ayuda a establecer una conexión consciente desde antes de alcanzar el orgasmo; el orgasmo más largo registrado ha sido de 45 segundos. 
  • Se tiene que saber yoga para practicarlo, esto no es cierto ya que el tantra se esta refiriendo a un estado que va más allá de lo físico, es una conexión con el otro. 
  • Se tiene que ser muy flexible, esto tampoco es necesario ya que se puede construir una conexión por medio de las miradas y simples caricias.
  • El sexo tántrico es una metodología difícil de aprender, requiere de práctica y ambas personas deben saber de dicha metodología para poder lograr una conexión profunda y prolongada, por lo tanto, más excitante. Se tiene que centrarse “en el aquí y en el ahora”, para poder ser conscientes de lo que se está haciendo.

En conclusión, se puede decir que el sexo tántrico es solo una parte del tantra y dicha práctica se basa en una conexión que va más allá de lo físico tratando de crear una conexión espiritual con la pareja lo que lleva a tener una experiencia sexual placentera. Esta práctica se ha vuelto cada día más conocida por lo que han surgido ciertos mitos con respecto a la misma pero como vimos no es necesario saber yoga o ser flexibles para poder aprender y llevar a cabo esta metodología. 

Referencias:

Artigas, M. (2007). Sexo tántrico, el placer del amor lento. Revista la Vanguardia

Cruzco, D.N. (2013). “y en el princio era el sexo”: análisis semiótico del maithuna tántrico. Quórum Académico, Universidad del Zulia 10(2) pp. 315-335. ISSN 1690-7582

Dominguez, J. D. (2016) Mitos y realidades del sexo tántrico. Univision. Recuperado el 12 de febrero del 2021 en: https://www.univision.com/estilo-de-vida/sexo/mitos-y-realidades-del-sexo-tantrico

Gómez, O.R. (2009). Manual de tanta, reporgramación emocional. (3ª ed). Buenos Aires: Mente Clara. 

Rueda, A. (2017). El tantra, mucho más que una práctica sexual. Harpesbazaar. Recuperado el 16 de febrero del 2021 en: https://www.harpersbazaar.com/es/cultura/viajes-planes/a318711/tantra-mucho-mas-que-una-practica-sexual/

Masturbación: beneficios de darte amor

Por: Claudia del Valle Franco

La masturbación es un tema que muchas veces genera ruido e incomodidad ya que hay personas que se asustan con tan sólo escuchar dicha palabra y prefieren no hablar de eso porque lo consideran algo inmoral o dañino. A consecuencia de creencias culturales, espirituales o religiosas. 

Pues, ¿Cuántas veces no hemos escuchado mitos y críticas sobre la masturbación?, que si es algo sucio, vergonzoso, perverso, que deforma los genitales, saca pelos en las manos, que se tendrá bajo rendimiento en las relaciones sexuales, entre otras cosas.

No obstante, hay expertos que aseguran que además de ser una experiencia placentera, puede aportar beneficios al cuerpo y a la salud de hombres y mujeres, más que efectos adversos (BBC, 2016). La masturbación sólo suele ser un problema si comienza a interferir con la vida diaria y las relaciones interpersonales (Nichols, 2020).

Masturbarte es una actividad sexual sana y normal, por lo que a continuación, te describiremos algunos de los beneficios de realizar dicha actividad, para que puedas explorarlos y conocerlos.

Para comenzar, según la definición de la Real Academia Española, masturbarse significa estimular los órganos genitales o las zonas erógenas con la mano o por otro medio para proporcionar goce sexual. Esto ocurre entre personas de todos los orígenes, géneros y razas, dado que primero mencionaremos los beneficios de ambos sexos y posteriormente los que son característicos de cada uno.

  1. Fortalece el sistema inmune y evita infecciones

Según un estudio, los hombres que se masturban tienen un mejor funcionamiento del sistema inmune y un menor riesgo de sufrir infecciones. Debido a que el hecho de que el semen circule hacía afuera, evita que se puedan producir infecciones de bacterias. Asimismo, entre mayor número de orgasmos presenten habrá mayores niveles de inmunoglobina A que defiende contra los resfriados y gripes (BBC, 2016).

En el caso de las mujeres, la masturbación puede reducir el riesgo de sufrir infecciones del tracto urinario gracias a la apertura del cuello del útero que ocurre con la excitación y ayuda a la prevención de la endometriosis (BBC, 2016).

2. Mejora el sueño

Al llegar al orgasmo, el cerebro libera vasopresina, serotonina, oxitocina y opioides que se segregan junto con la melatonina, sustancias que se relacionan y facilitan el sueño (Fernández, 2020). 

3. Genera sensación de bienestar

Tener un orgasmo libera endorfinas y dopamina, las cuales están relacionadas con una sensación de bienestar en el cuerpo, lo cual también se asocia a una disminución de los niveles de estrés, así como un efecto de calma y alivio (Fernández, 2020).

4. Fomenta el autoconocimiento sexual y mejora las relaciones de pareja

Masturbarse permite autoconocerse sexualmente ya que se aprende y experimenta sobre el cuerpo, sus reacciones, estímulos sexuales, lo que te gusta, no te gusta, lo que te hace sentir cómodx, entre otras cosas. Dado esto, es que posteriormente, puedes comunicárselo a tu pareja y poder sentirte cómodx hablando sobre tu cuerpo y el sexo (Planned Parenthood, 2020).

Illustration of woman and man doing yoga... | Premium Vector #Freepik #vector #tree #leaf #yoga #couple

5. Aumenta la respuesta sexual

Masturbarse de forma regular y saludable no altera la respuesta sexual y en algunos casos (depende de la persona) la llega a incrementar. De hecho, dos estudios encontraron que el uso de vibradores se ha relacionado con un aumento del deseo, la excitación y la función sexual en general. Las mujeres informaron un aumento en la lubricación y los hombres una mejor función eréctil (Scaccia, 2019).

6. Masturbación, el sexo más seguro

Muchas personas, cuando se masturban, tienen un componente de relajación debido a que no sienten la necesidad de actuar cuando están ahí para ellxs mismxs ni perciben ningún tipo de presión. Por otra parte, tampoco hay riesgo de embarazo o infecciones de transmisión sexual (Birch, 2020).

7. Mejora la salud cardíaca

Al momento de masturbarnos nuestro corazón late rápido y eso es bueno para la salud de nuestro corazón, pues funciona como un pequeño ejercicio, algo similar a una caminata rápida (Mandriota, 2020).

8. Mejora la piel

El orgasmo causa un mayor flujo de sangre en la piel, lo que causa que los vasos sanguíneos se abran. La oxitocina se libera y reduce la inflamación, haciendo que granos y erupciones se noten menos (Birch, 2020).

Por otra parte, haciendo referencia al sexo masculino, se producen efectos protectores contra el cáncer de próstata debido a que existe evidencia de que la eyaculación elimina bacterias problemáticas que pueden causar cáncer (Birch, 2020).

Y por último, pero no menos importante, en el caso del sexo femenino algunos beneficios son los siguientes:

  1. Ayuda con dolores menstruales – Mitiga la inflamación y aminora las molestias de los cólicos (Scaccia, 2019).
  2. Masturbación como forma segura en el embarazo – Puede ayudar a aliviar los síntomas del embarazo, como el dolor lumbar (Scaccia, 2019).
  3. Disminución de sequedad vaginal – Durante la excitación, las glándulas de la vagina secretan líquido que ayuda a lubricar (Mandriota, 2020).

Interesante ¿no?, cabe aclarar que estos sólo son algunos de los muchos beneficios de la masturbación. Ahora que ya los conoces, no dudes que puede ser un buen aliadx para darte amor.

Referencias:

BBC (2016), 5 beneficios de masturbarse (que quizás no conocías) – BBC News Mundo. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/05/160511_salud_masturbacion_beneficios_il

Birch, J. (2020), All the ways that masturbation can make you healthier. Recuperado de: https://www.insider.com/benefits-of-masturbation

Fernández, A. (2020), Masturbación masculina: beneficios, cómo masturbarse y cómo masturbar. Recuperado de: https://viviendolasalud.com/break/masturbacion-masculina

Mandriota, M. (2020), 7 health benefits of masturbating that prove you should be feeling yourself all the time. Recuperado de:  https://www.wellandgood.com/benefits-of-masturbating/

Nichols, H., (2020), Masturbation Side Effects: Myths And Facts, Medical news today, Recuperado de: https://www.medicalnewstoday.com/articles/320265#health-benefits-of-masturbation

Planned Parenthood (2020), La Masturbación, ¿es buena para mí? | Beneficios de la Masturbación, Recuperado de: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/para-adolescentes/sexo/la-masturbacion/la-masturbacion-es-buena-para-ti#:~:text=La%20masturbaci%C3%B3n%20puede%20bajar%20los,ayudarte%20con%20los%20dolores%20menstruales.

Scaccia, A. (2019), Masturbation Side Effects and Benefits. Recuperado de: https://www.healthline.com/health/masturbation-side-effects

Sexesteem

Por: Natalie Kupersmit Herman

Imagina que un día te levantas y sales de tu casa como acostumbras para empezar el día, pero por alguna razón no te sientes cómodo/a con la ropa que elegiste, o con tu peinado o de como te ves en general; entonces por cada espejo por el que pasas te miras y sientes que esa blusa que te pusiste destaca todas las partes de tu cuerpo que no te gustan, pero por más que tratas de no prestarle importancia, es lo único que llama tu atención. Durante el día tratas de hacer tu trabajo como debe de ser, de poner atención en diferentes cosas y de disfrutar tu día, pero ¡sorpresa! no lo consigues porque tu cabeza siempre vuelve a esos pensamientos negativos sobre ti mismo/a que se repiten una y otra vez, de modo que tu día no resultó como esperabas y por obvias razones no fue nada placentero.

Ahora imaginemos esta misma situación, pero en lugar de pensar que estamos haciendo nuestra vida diaria, con actividades cotidianas estamos con nuestra pareja y deseosos de tener sexo. Naturalmente y con muchas ganas  comienzan a tocarse, pero tú no te puedes enfocar en solamente disfrutar el momento y dejarte ir, tus pensamientos están clavados en que si te depilaste, en cómo te ve la otra persona mientras tienen sexo, en que estará pensando de ti, o que tal si no le gusta lo que hago o como lo hago, en qué posición te pones para que no se vea esa lonjita que tanto odias; y así olvidas por completo lo mucho que te gusta tu pareja, lo placentero que se siente que te toquen, y te olvidas de disfrutar un momento íntimo y especial.

Cuando hablamos de autoestima, pocas veces pensamos en cómo una mala autoestima influye en nuestra vida sexual y pocos conocen que existe la autoestima sexual, mejor conocida como “Sexesteem”.

Es probable que la palabra “Sexesteem” sea nueva para ti, ya que es un concepto muy reciente, que se utilizó por primera vez en 1979 por Finkelhor quien, aunque no llegó a definirlo, desarrolló la Sexual Self-Esteem Scale para medir actitudes hacia el autoconcepto sexual. Más adelante, Helminiak (1989) habla de autoaceptación sexual, definida como la “comodidad con el cuerpo de uno mismo como organismo sexualmente receptivo”, mientras que por su parte, Snell y Papini (1989) definen la autoestima sexual como “la estima positiva y la confianza en la capacidad para experimentar la sexualidad de un modo satisfactorio y placentero” (Sierra, 2018).

A pesar de que desde los 70´s y 80´s se menciona el término, es hasta hace poco que la palabra “Sexeseem” comenzó a ser popular. Incluso hay un hashtag (#sexesteem) en redes sociales, en donde puedes encontrar información sobre el tema.

El sexo puede ser liberador cuando nos hace sentir bien, sin embargo, cuando nuestro “Sexesteem” se basa en lo que nos dicen los demás o en compararnos con otros, va a ser muy difícil llegar a la satisfacción sexual. En muchas situaciones pensamos que cuando una persona tiene más sexo o tiene sexo con más personas, mejor autoestima tiene o mejor se sentirá respecto a si mismo/a, así como también creemos que entre más sexo, más deseado se es por los demás y es a causa de estos pensamientos que habrá quienes busquen tener sexo para “sentirse deseados o sexy”; sin embargo, cuando te sientes bien contigo mismo/a, no necesitas la validación externa y es entonces que el sexo se desea y se disfruta mucho más.

Con todo lo dicho anteriormente, la forma de percibir y evaluar nuestro cuerpo está conectada con las relaciones sexuales que se tengan y en cómo vivimos el momento. Pero muchas veces, tener una autoestima baja se debe en gran parte a que vivimos en un mundo en el que el cuerpo de la mujer ha sido objetivado constantemente, por lo que los estándares de belleza han generado que las mujeres estén muy conscientes de su cuerpo y al no llegar a ese estándar, su autoestima caiga.

“Desde la teoría de la objetivación se plantea la relación entre la imagen corporal y la expresión de la sexualidad en las mujeres. En esta teoría se considera que las mujeres de la sociedad occidental están inmersas en una cultura dominante masculina en la que se trata de forma diferente los cuerpos de los hombres y de las mujeres. Esto tiene como consecuencia que sea mucho más probable que el cuerpo de las mujeres se mire, evalúe y sea potencialmente más objetivado que el de los hombres” (Calado, 2004).

Los comerciales y los anuncios, así como la misma industria de la pornografía, plasman un estereotipo de lo que es la belleza, cómo se debe de ver, sonar y expresar una persona tanto en la cama, como en su apariencia y actividades cotidianas; lo que causa no sólo a sentir vergüenza de nuestro cuerpo, sino también a presentar síntomas de trastornos alimentarios. “Esto se podría deber a que el estándar de belleza que la objetivación envuelve es extraordinariamente difícil de conseguir, lo que conlleva un descontento entre el deseo de parecer y la realidad. En definitiva, esto provoca un “descontento normativo” de la mayoría de las mujeres con sus cuerpos” (Calado, 2004).

Tener confianza en tu cuerpo, sin importar la forma o el tamaño que tengas, y saber que eres hermoso/a por derecho propio, es invaluable e indescriptible. Pero ese sentimiento debe venir de adentro y no depender de lo que opina alguien más de nosotros. Sin importar nuestro sexo, género u orientación sexual, más sexo no significa necesariamente tener más confianza, podrías ser virgen y tener muy buena autoestima y estar cómodo/a con tu propio cuerpo. El “Sexesteem” involucra no solo confianza, también y no menos importante respeto propio. Esto quiere decir que una alta autoestima significa que estás lo suficientemente seguro de ti mismo como para no tener que demostrar tu valía a nadie más.

Lo importante sobre el tema, es darle al sexesteem el valor que amerita sobre todo hoy en día, cuando los medios de comunicación son tan accesibles y populares y su contenido no es siempre verídico ni saludable, y los estándares de belleza son limitados a un solo tipo.Todo esto ocasiona demeritar la esencia de cada persona sin permitirles destacar sus cualidades, virtudes, habilidades, sentido del humor y la belleza interna y externa con la que cada uno de nosotros contamos y que nos puede resultar difícil verla si nuestra autoestima no es óptima. Por lo tanto entendemos que no se puede tratar por separado sexesteem y autoestima.

Recuerda:

  1. Explora tu cuerpo, es claro que nadie puede conocerlo como tu mismo/a
  2. No tengas miedo de expresar lo que te gusta
  3. No te canses de darte cumplidos
  4. Si no sientes deseo sexual investiga porqué, no estas solo/a, aclara tus dudas
  5. Recuerda que cada quien tiene gustos y necesidades diferentes
  6. Cuida tu cuerpo, alimentate bien, haz ejercicio.
  7. El sexo tiene que ser placentero y hacerte sentir bien, si no está siendo así revisa la causa.
  8. Si sientes que tu vida sexual y autoestima están siendo afectados, no dudes en consultar a un especialista.

Referencias:

Calado, M & Lameiras, M., & Rodríguez, Y. (2004). Influencia de la imagen corporal y la autoestima en la experiencia sexual de estudiantes universitarias sin trastornos alimentarios. International Journal of Clinical and Health Psychologyhttps://www.redalyc.org/articulo.oa?id=337/33740208

Sierra, C., López, F., Álvarez, A., Arcos-Romeroa, A. y Calvilloa, C. (2018). La autoestima sexual: su relación con la excitación sexual. Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC), Universidad de Granada, Granada, España http://www.scielo.org.co/pdf/sumps/v25n2/0121-4381-sumps-25-02-00146.pdf

Autoestima y Desempeño Sexual

Por: Daniela González Mora

En los últimos años el concepto de autoestima ha tomado mucha importancia en nuestra sociedad. No es raro encontrarnos con frases o videos motivacionales que nos invitan a reforzar nuestra autoestima. ¿Pero alguna vez llegaste a pensar que pudiera estar relacionado con el desempeño sexual? 

Primero debemos saber a qué nos referimos con autoestima: es un sentimiento valorativo de nuestro conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que forman la personalidad (Pérez & Gardey, 2008). Algo que debemos tener en cuenta es que nuestra autoestima puede cambiar a lo largo de los años. Ponte unos minutos a recordar y verás que el autoestima que tenías hace 10 años no es exactamente el que tienes hoy en día; puede que haya crecido o disminuido según tu historia de vida. 

Mientras que el desempeño sexual representa el grado de satisfacción que pueda alcanzar una pareja al momento de tener un contacto sexual. Ahora veamos en que se relacionan estos dos conceptos. Sí tu autoestima no está en su mejor nivel es posible que consideres que no eres lo suficientemente atractivo para tener una pareja sexual ya que estará observando constantemente los “defectos” que tu crees que tienes por lo que te será difícil dejarte llevar y disfrutar tu vida sexual ya que estarás al pendiente en que lugares te pueden tocar o ver; por ejemplo tu abdomen, piernas, glúteos, etc. 

Nuestro nivel de autoestima va mucho de la mano con los cánones de belleza dependiendo de la época en la que vivamos. Hace varios siglos se esperaba que tanto hombres como mujeres tuvieran siluetas muy naturales que reflejaran su estilo de vida; hoy en día se esperan cuerpos marcados y atléticos sin ningún cúmulo de grasa en el cuerpo. Lo importante de esto es recordar que los cánones de belleza se crearon para ser inalcanzables e irreales por lo que se tienen expectativas demasiado altas sobre cómo debe lucir uno mismo e incluso su pareja. 

¿Que se puede hacer para mejorar nuestro nivel de autoestima y con esto disfrutar nuestra vida sexual? 

  1. Aceptar nuestro cuerpo

 Es importante sentirnos bien con el propio cuerpo. Esto no quiere decir que debemos tener y lucir un cuerpo perfecto, sino que aceptar y querer el cuerpo que cada uno tiene, sin sentir la presión o las exigencias de la sociedad (Charpentier, 2017). 

  1. Conocer nuestro cuerpo

El desconocimiento acerca de la sexualidad, juntándolo con la escasez o ausencia de experiencias sexuales, conlleva a que uno no puede distinguirse como ser sexual, es decir, alguien que siente deseo y excitación (Sierra, 2018). Es importante la autoexploración para que uno pueda conocer su propio cuerpo, sus respuestas sexuales, qué cosas le gustan y qué cosas no son del agrado de uno.

  1. Informarnos sobre sexualidad

Poco a poco la sexualidad va volviéndose un tema menos tabú. Por lo que siempre podemos conseguir información confiable de la mano de expertos como psicólogos, médicos o sexólogos. 

  1. Comunicarnos con nuestra pareja

Esto siempre debe realizarse desde la comunicación asertiva. Es decir una plática amable y respetuosa en la que se puedan entender los argumentos de ambas partes y poder llegar a acuerdos (Charpentier, 2017). 

  1. Tener expectativas reales del sexo 

Aunque ha muchos no les guste decirlo, el sexo en la vida real no es como en los videos porno. El punto fundamental no es sobre exigirse y más bien pasarlo bien. Somos humanos y somos imperfectos; es parte de nuestra belleza. 

Referencias

Sierra, J. (2018). La autoestima sexual: su relación con la excitación sexual . Revista Suma Psicológica, (25), p. 151. Recuperado de: http://www.scielo.org.co/pdf/sumps/v25n2/0121-4381-sumps-25-02-00146.pdf

Pérez, J & Gardey, A. Publicado: 2008. Actualizado: 2020. Definicion.de: Definición de autoestima (https://definicion.de/autoestima/)

Conceptodefinicion.de, Redacción. ( Última edición:17 de julio del 2019). Definición de Rendimiento Sexual. Recuperado de: //conceptodefinicion.de/rendimiento-sexual/. Consultado el 26 de octubre del 2020

Charpentier, D. (2017). 5 claves para mejorar tu autoestima sexual y tener relaciones más satisfactorias. Chile. biobiochile.cl Recuperado de https://www.biobiochile.cl/noticias/mujer/pareja/2017/08/22/5-claves-para-mejorar-tu-autoestima-sexual-y-tener-relaciones-mas-satisfactorias.shtml

Eso digo yo: Quiubole con..?

Por: Lucía Fragoso 

Era el año 2006, yo tenía diez años y había un libro del cual, todas mis amigas hablaban. Era un libro rosita muy coqueto y atractivo, sobretodo porque hablaba de todo lo penoso en esa edad: sexo, noviazgo, senos, granos, nalgas, etcétera. Así es, hablo del “Quiubole con…” de Yordi Rosado y Gaby Vargas (2006). 

Recuerdo llegar a mi casa y pedirle a mis papás que me lo compraran, se rehusaron rotundamente. Yo no entendía por qué. ¿Por qué negarme un libro que se supone me iba a educar en algo tan importante como mi sexualidad? Hoy, unos años después, lo entiendo.

El libro tiene más de 2.5 millones de ventas,  y existen dos versiones: para hombres y para mujeres. Actualmente cuenta con varias reediciones. Para darnos una idea de su alcance. En este artículo nos enfocaremos solamente en la primera edición (2006). 

En México, la educación sexual se basa tan solo en la educación reproductiva, y no en cómo vivir una sexualidad plena y en los derechos sexuales. Un libro que atenta contra los derechos sexuales, y es dirigido a una población de niñes de entre los 13 a los 23 años, es un tema del que se debió discutir desde hace mucho, mucho tiempo. 

La sexualidad es un aspecto central del ser humano, el cual abarca el sexo, las identidades y los papeles de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción (WAS, 2014). 

Tenemos derecho a

la igualdad y no-discriminación 

a la vida, libertad y seguridad

a la autonomía e integridad del cuerpo

a una vida libre de todas formas de violencia y coerción 

a la información ( WAS, 2014). 

El pasado agosto, hubo una polémica en Twitter, ya que colectivas feministas hicieron una recopilación de citas textuales del libro, donde se perpetúa la violencia contra la mujer y el machismo, tanto en la versión para mujeres como para hombres. Pero, ¿por qué hablar de un libro de hace más de 10 años? 

En el “Quiubole con…”, la diferencia entre la versión para hombres y la versión para mujeres, es impresionante. Si entendemos el machismo como el “conjunto de creencias, conductas, actitudes y prácticas sociales que justifican y promueven actitudes discriminatorias contra las mujeres, sustentadas en dos supuestos: polarización de roles y estereotipos y la estigmatización y desvalorización de lo propiamente femenino” (Inmujeres, 2007, p.92).

¿Es machista o no? 

Pongamos algunos ejemplos:

En la versión para hombres, les autores explican cómo ligar:

“Hay cuates que son tan buenos para el ligue, que lo manejan hasta como deporte; parecen medallistas olímpicos porque se cuelgan muchas medallitas: unas de oro, otras de plata y, ya las más dejaditas de la mano de Dios, de bronce. Y, ¿qué pasa si no te has colgado ni siquiera una de corcholata reciclada? Arde, ¿no?” (Rosado y Vargas, 2006, p. 66).

¿Quiubole con… la cosificación? La cosificación se refiere al uso del concepto de mujer o de su imagen total o parcial, que no la dignifican como ser humano. Deshumaniza a la mujer, y la muestra como un objeto el cual puede ser expuesto, explotado y/o utilizado como se desee (Unidad de Género, 2018). En este caso: una medalla que depende de que tan “dejadita” seas. 

“Ahora las niñas se dejan más fácil que antes. Antes veías mal a la niña que sabías que se ha acostado con alguien, ahora es más normal, incluso le pasas el dato a tus cuates” (Mujeres de la sal, 2020). 

¿Quiubole con… la cultura de la violación? Cuando, como sociedad, se normaliza la violencia sexual, se ignora, de minimiza o fomenta, se está perpetuando la cultura de la violación (ONU Mujeres, 2019). “Pasar del dato a tus cuates” de una mujer que disfruta de su libre sexualidad conlleva la degradación de la mujer, una vez más cosificándole. 

Más adelante, tipifican a las mujeres en categorías, impuestas por *redoble de tambores* ¡un grupo de hombres!

Las categorías describen: sus características, el disfraz que usan, dónde las puedes encontrar, sus poderes, sus pros, sus contras, armas, su enemigo, y por supuesto: el sex appeal.  Tipifican a la mujer desde “la intensa”, “la pandrosa”, “la mustia-nerd”, “la zorra” y la lista sigue (Rosado y Vargas, 2006, p.90-94).  

De acuerdo con el Glosario de Género del Instituto Nacional de las Mujeres (2007), la violencia contra la mujer es “todo acto violento que tiene por motivo profundo la pertenencia al sexo femenino y que ocasiona como resultado el sufrimiento y/o daño físico, psicológico o sexual, ya sea en la vida pública o en el ámbito privado…. Cuando este tipo de comportamiento tiene su origen en la consideración machista de que la mujer es inferior y por tanto debe estar bajo el control del hombre” (p.132). 

En los últimos años se ha observado un incremento que pareciera no tener fin. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares [ENDIREH], de las mujeres de 15 años y más, el 66.1% han sufrido al menos un incidente de violencia emocional, económica, física, sexual o discriminación a lo largo de su vida en al menos un ámbito y ejercida por cualquier agresor (Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 2016). 

Ahora, ¿qué pasa con la versión para mujeres? Se perpetúa la violencia contra la mujer por su actividad sexual, la promoción de conductas violentas y distorsión de mensajes, la imagen de la mujer, la expresión de género, libre decisión sobre su cuerpo… la lista sigue. 

“Se te puede hacer fama de “zorra”. Puede ser que un niño quiera una niña bien y si sabe que te has acostado con muchos desista de salir contigo o quiera tu teléfono para la despedida de soltero de un amigo. Ya, en serio, vivimos en una sociedad que, nos guste o no, juzga muchísimo; acuérdate que la reputación es súper importante, cuando se daña es como si tiraras agua en la tierra, ¿cómo la recoges?”  

“Hay quienes defienden el aborto diciendo que cada quien es libre de decidir sobre su cuerpo; sin embargo, no olvides que el cuerpo formándose dentro de ti no es el tuyo”. 

“En la escuela, es típico que cuando le gustas a alguien automáticamente te empieza a molestar. Te jala el pelo con pequeños tirones por atrás y luego se hace el tonto como para que no te des cuenta de que fue él, pero por supuesto, le interesa que lo sepas porque ese jaloncito significa: “Aquí estoy, ¡mírame!” “. 

Es momento de que dejemos de perpetuar conductas misóginas y violentas. 

Recordemos: ¡Los derechos sexuales y reproductivos están relacionados con nuestra libertad a decidir sobre nuestra sexualidad y el ejercicio libre de la misma! 

Referencias 

1-Asociación Mundial para la Salud Sexual [WAS] (2014). Declaración de los derechos sexuales. 21 octubre 2020, de WAS Sitio web: https://worldsexualhealth.net/wp-content/uploads/2013/08/declaracion_derechos_sexuales_sep03_2014.pdf

2-Instituto Nacional de Estadística y Geografía. (2016). Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016- Principales Resultados. 21 octubre 2020, de INEGI Sitio web: https://www.inegi.org.mx/contenidos/programas/endireh/2016/doc/endireh2016_presentacion_ejecutiva.pdf  

3-Instituto Nacional de las Mujeres [Inmujeres]. (2007). Glosario de género. Recuperado el 21 de octubre de 2020, del Instituto Nacional de las Mujeres. Sitio web: http://cedoc.inmujeres.gob.mx/documentos_download/100904.pdf

4-Mujeres de la sal (@mujeresdelasal). “Bórrennos ese recuerdo de cuando leímos “Quiúbole con…” de Gaby Vargas y Yordi Rosado. Jamás le regalen este libro a las niñas, jamás. Imagen con texto del libro”. 24 agosto de 2020. 2:40 pm.

5-ONU Mujeres. (2019). Dieciséis maneras de enfrentarte a la cultura de la violación. 21 de octubre de 2020, de ONU Mujeres Sitio web: https://www.unwomen.org/es/news/stories/2019/11/compilation-ways-you-can-stand-against-rape-culture

6-Rosado, Y. y Vargas, G. (2006). Quiubole con…Para chavos. Ciudad de México: Santillana Editoriales Generales S.A. 

7-Unidad de Género. (2018). LA COSIFICACIÓN DE LA MUJER. 21 de octubre de 2020, de Corte Suprema de Justicia Sitio web: http://www.csj.gob.sv/Comunicaciones/2018/09_SEPTIEMBRE/BOLETINES/140918_La%20cosificacio_Mujer.pdf