RESPUESTA SEXUAL

respuesta sexual

La respuesta sexual es el proceso biológico en el que desde los órganos sexuales hasta procesos neurológicos se hacen presentes.

¿Te has preguntado por que los hombres llegan más rápido al orgasmo y resolución que las mujeres?

Llegar al coito (introducción del pene en la vagina) despierta toda una serie de reacciones ¨funcionales que experimentan los hombres y mujeres durante las diversas fases del ciclo de la respuesta sexual en el ser humano ¨.(Calles, 1977)

Según Masters y Johnson , Kaplan Y Levine  la respuesta sexual se divide en cinco fases: Deseo, Excitación, Meseta, Orgasmo, Resolución.

Siempre es necesario recordar que el deseo es la primera fase de curso que lleva una respuesta sexual. Ta etapa del deseo fue agregada por Helen S. Kaplan en 1978.

Este primer paso comienza con una serie de pensamientos, emociones y sensaciones que generalmente aumentan el nivel de libido. (Bedmar, 2016)

Como se mencionó anteriormente, después del deseo viene la excitación, fase en la cual, se alcanzará si el nivel del deseo se encuentra alto. Es aquí, la parte en la que la energía sexual deberá de concentrarse un poco más en la mujer, ya que ellas tardan más en llegar al orgasmo. Por esto, es necesario el constante estimulamiento en los órganos sexuales a la mujer con el fin de lograr el orgasmo.

Según el Instituto Mexicano de Sexología (2009) entre el 30 y 40% de las mujeres mexicanas nunca ha sentido un orgasmo.

Por otra parte, durante esta misma etapa comienzan los cambios fisiológicos en los hombres sucede la erección en el pene, un aumento de tamaño y elevación de los testículos, así como también aumenta el grosor del escroto. En las mujeres se dilata y lubrica la vagina, se erectan las pezones, y ocurre el aumento del tamaño de los pechos.

La meseta expuesta por Masters y Johnson en 1965, explica el momento en el que se mantiene una constante y adecuada estimulación y esta fase ocurre momentos antes de alcanzar el orgasmo.

El hombre sentirá que la eyaculación (paso de espermatozoides con líquido seminal) esta por ocurrir. La mujer por su parte, puede igualmente eyacular.

El orgasmo, es el penúltimo paso que se da en el proceso e la respuesta sexual. Cada mujer lo vive de diferente manera, mientras que en los hombres siempre va a ser esa liberación de energía por medio de la eyaculación.

Durante la ultima etapa (resolución) el organismo se recupera paulatinamente. El cuerpo tiende a entrar en un proceso de relajamiento muscular y también mental. Los hombres suelen experimentar mucho sueño, de igual manera ellos tardarán en poder sentir un orgasmo nuevamente, mientras que las mujeres pueden sentir más orgasmos si se les continua estimulando.

Etapas y sus características biológicas

ETAPA

CARACTERISTICAS

Excitación

  • puede durar desde minutos hasta horas,
  • en mujer: aumenta la tensión muscular
  • la frecuencia cardíaca
  • aumento de órganos genitales
  • lubricación vaginal / uretral

Meseta

  • intensifican las sensaciones
  • vejiga se cierra, así se evita la mezcla de orina con semen
  • músculos de la base del pene presentan contracciones rítmicas

Orgasmo

  • liberación de la tensión nerviosa
  • contracciones musculares involuntarias
  • aumenta presión arterial
  • aumento frecuencia cardíaca
  • aumento frecuencia respiratori

Resolución

  • sudoración
  • descenso de presión arterial y frecuencia cardiaca
  • secreción prolactina

Referencias

Bedmar, I., (2016). El Diván de Irene . Tu psicóloga y Sexología Online. México. 8 Junio, 2018. recuperado de: https://www.eldivandeirene.com/fases-de-la-respuesta-sexual-humana/

Gomez, N., (2009). Anorgasmia afecta a 40% de las mexicanas. México. 8 Junio, 2018. recuperado de: http://archivo.eluniversal.com.mx/notas/615857.html

¿Monogamia = amor?

Por Aranda Burgos

Nos lo dicen en todos lados: Las relaciones románticas son de pareja. De lo contrario el amor no es lo suficientemente profundo, honesto o comprometido. Nos lo dicen las películas, las novelas, la poesía, la televisión, y hasta nuestros padres. Incluso “la mayoría de la gente considera que la fidelidad o exclusividad sexual es una característica esencial de las relaciones comprometidas” (Hyde & DeLamater, 2006).

Sin embargo, yo estoy aquí para desbancar ese mito, más allá del debate sobre si la monogamia es natural o no.

Retomaré la Teoría Triangular del Amor de Sternberg para esta discusión. Él decía que en el amor existen tres pilares fundamentales: Intimidad, pasión y compromiso. Éstos interactúan y se entrelazan, lo cual se puede representar gráficamente en un triángulo. Es de la interacción de estos componentes, y la percepción que se tiene de éstos, que se puede evaluar el nivel de satisfacción dentro de la relación, y se dice que los problemas ocurren cuando hay una discrepancia entre los triángulos de los participantes. A continuación un ejemplo.

Screen Shot 2018-06-07 at 6.02.01 PM

La intimidad es el componente emocional del amor, e implica a la autodivulgación mutua, en una relación de cercanía en tres dimensiones: afectiva, cognitiva y física. La intimidad existe en relaciones que no son románticas, como entre padres e hijos, o entre amigos. Entre sus características está la confianza, la honestidad, la comunicación íntima con el ser amado, y una sensación de comprensión mutua.

La pasión incluye la atracción física y el impulso hacia la expresión sexual, por lo que se le considera el componente motivacional del amor. Es comúnmente el que separa al amor romántico de otros tipos.

Finalmente, el compromiso, que tiene dos aspectos: La decisión de que uno ama a la otra persona, y el compromiso de conservar dicha relación. Se refiere a la disposición que se tenga sobre mantenerse con la otra persona para las buenas y las malas.

Sternberg describió este modelo para parejas monógamas heterosexuales, pero eso no quiere decir que estén limitadas a dicha muestra. Si el amor romántico para este autor significa la presencia e interacción de estos tres pilares, éste no se devalúa si dicho amor está dirigido a una o más personas. Mientras todas las partes involucradas estén informadas y gocen de una comunicación abierta y asertiva (lo cual forma parte de una intimidad sana), haya atracción y pasión, y la relación sea consensual y fiel dentro del pacto acordado para que haya compromiso, amor y poligamia no tienen que ser mutuamente excluyentes.

Referencias:

Calderone, M. S. & Johnson, E. W. (1981). The family book about sexuality. Nueva York: Harper and Row

Chakraborty, R. [Productor]. (2018, mayo 23). Monogamia [Episodio de serie de televisión]. En pocas palabras. Netflix. Recuperado junio 6, 2018, de Netflix.com/explained

Hyde, J. S., & DeLamater, J. D. (2006). Sexualidad humana(9a ed.) (O. B. Margarita & P. S. Estela, Trans.). Ciudad de México: McGraw-Hill Interamericana.

Decálogo de la sexualidad adulta

m04d

POR: SANDRA ANGÉLICA LEÓN LAGUNA

¡La adultez! podríamos decir que es la etapa de la vida en la que se logra alcanzar una plenitud física, biológica y psíquica, donde no para la búsqueda del placer sexual, el cual va más allá del tipo de cultura y normas sociales que marcan el entorno, así mismo nos vemos en el gusto de reinventar y experimentar nuevas sensaciones.

Me parece importante estar en el mismo canal, por lo que entenderemos a la sexualidad humana como las diferentes maneras en que experimentamos y nos expresamos como seres sexuales, es decir, el autoconocimento como mujeres y hombres, la capacidad que tenemos para experimentar el erotismo y la versatilidad que tenemos al responder a ello.

Es necesario ver a la sexualidad como parte esencial de uno mismo, entonces la comprenderemos como un proceso que va evolucionando a lo largo de nuestra vida durante las diferentes etapas de está, por lo que se va a ver influida por todos los sucesos que acontecen a lo largo de nuestro camino.

Durante la primera mitad de la adultez sufrimos variedad de cambios más que nada en el plano psicológico, ya que tomamos decisiones que marcarán el resto de nuestra vida, por ejemplo, nuestro estado civil, el trabajo, la familia, el modelo de vida, etc. En el plano de la sexualidad es tiempo de conocer, experimentar, buscar y profundizar. En tanto a la segunda mitad, se espera la culminación por establecer nuestra orientación del deseo, la estabilidad con la pareja o en solitario, nuestro tipo de vida, etc.

Todos los aspectos anteriormente mencionados tienen repercusión en nuestro comportamiento sexual, sin olvidar las condiciones anatómicas, psicológicas y emocionales. En la medida en que se alcanza madurez, cada uno adquirimos la posibilidad de desarrollar nuestra propia esfera sexual con libertad y plenitud.

A continuación, te propongo un decálogo para que vivas felizmente tu sexualidad adulta:

  1. Busca nueva información para mejorar tu sexualidad.
  2. Evalúa el impacto de tu familia, cultura, religión, medios de comunicación y mensajes sociales, sobre tus propios pensamientos, sentimientos, valores y conductas relacionadas con la sexualidad.
  3. Rechaza estereotipos sobre la expresión sexual de diversos grupos culturales.
  4. Afirma tu orientación sexual.
  5. Disfruta y expresa tu sexualidad a lo largo de la vida.
  6. Reconoce los conflictos con los que cuentas para buscar una solución.
  7. Toma decisiones informadas y analiza riesgos.
  8. Identificate y vive de acuerdo a tus valores.
  9. Responsabilizate de tu propio comportamiento referente a tu sexualidad.
  10. Usa anticonceptivos de manera efectiva.

Referencias:

Sexualidad humana. 6ª ed. 

Rathus, S. A., Nevid, J. S. y Rathus, L. F.: (Adaptada al mundo hispanohablante por López Sánchez, F.) Ed. Pearson, Madrid, 2005.

Mis padres y el sexo: la evolución del comportamiento sexual con la edad. 

Hammond, D. B., Ed. Gedisa, S. A., 2002

Eroski consumer. (2017). La sexualidad en las diferentes etapas de la vida y en situaciones especiales. 05 junio 2018, del sitio web: http://sexoysalud.consumer.es