¿El amor es intimidad?

Por Christianne Sentíes

Alguna vez en tu vida, seguramente, has escuchado la palabra “amor”, ya sea en las películas de Disney, en la obra de teatro de Romeo y Julieta, en un libro romántico o, incluso, lo has experimentado. Pero aquí, nos podemos preguntar, ¿el amor es igual a la intimidad?

El concepto de amor varía según el estado de la relación. Por ejemplo, si es amor filial (entre madre o padre, y sus hijos), fraternal (entre hermanos, miembros de la familia o amigos), romántico (entre personas que se atraen emocionalmente), sexual (entre personas que tienen una atracción emocional y comparten relaciones sexuales), entre otras 89 clases distintas de amor, propuestas por los psicólogos canadienses: Fehr y Russel (Regader, 2020). 

El amor es un fenómeno complejo (Regader, 2020). Se refiere a  aquel sentimiento que la persona da con total sinceridad, y busca el bien de la persona amada (Efraín., et al, 2011). En una relación amorosa de pareja, existe una preocupación por la otra persona, hay una sensación de querer darle todo lo que necesite, por lo que, es un vínculo intenso y generoso. Esto puede resultar intimidante para algunas personas.

“El amor es una condición en la que la felicidad de otra persona es esencial para tu propia felicidad”- Robert Heinlein.

Entonces, ¿qué diferencia al amor de pareja de la intimidad?

Para Sternberg (1989), el amor es de las emociones más poderosas y deseables. Él propuso tres componentes que conforman al amor: intimidad, pasión y compromiso. Las relaciones amorosas estarán definidas por la intensidad y por el equilibrio de estos tres elementos (Serrano, & Carreño, 1993).

La intimidad es la capacidad de crear un vínculo y conexión con la persona. Es lo que conocemos como acercamiento con y hacia el otro. Trata de confiar, compartir y entender lo que la otra persona comunica (sentimientos, emociones, fantasías, preocupaciones, miedos, etc). Suele darse antes y después de tener una interacción sexual. Ayuda a crear un ambiente de respeto, apoyo, acompañamiento y amor (Corbin, 2020).

La pasión hace referencia a un estado más primitivo: el sexo. Pero, no es sólo eso. Sino que, es un estado de atracción y deseo físico, el cual ayuda a satisfacer las necesidades como el placer sexual y el autoestima (Corbin, 2020).

El compromiso consiste en la toma de decisión de amar a la otra persona y mantener ese amor (Corbin, 2020). Es querer estar juntos sin importar los problemas que puedan surgir. 

La intimidad, básicamente es pasar tiempo de calidad para conocer y desarrollar un vínculo emocional y afectivo con la otra persona. Es la cercanía y la confianza que se tienen. Y el amor, es el sentimiento más honesto que existe. Nos impulsa a vivir plenamente y buscar la felicidad.

Ahora tienes la clave para el amor.  La intimidad es parte del amor de pareja, así que…¡no la olvides!

Referencias: 

Efraín, J., Pat, Y., Keb, R., Canto, M & Chan, N. (2011). La definición de amor y dependencia emocional en adolescentes de Mérida, Yucatán. Revista Electrónica de Psicología Iztacala. 14, (3), pp. 176-193.  Universidad Autónoma de Yucatán Facultad de Psicología. https://d1wqtxts1xzle7.cloudfront.net/35792668/amor_en_adolecentes.pdf?1417431238=&response-content-disposition=inline%3B+filename%3DSeptiembre_de_2011.pdf&Expires=1606237769&Signature=Cwij~BblwYH3NuoMHFjiEufmDwiHCUSnsZI46tufd-WtXaOgY7-H3Yc2M8bgTtapdQXzQVXmH-QrCimPj7QNEYitx6oPEaRJ4LHhWVqiyrgDaB8YyzyEUSMwTr6l6Q94w-hsKvEhzbsJ8DE2fh5VwfeyMtZyoj6ZYidjZjuILYCahlgufN5XCP8jbiExEaMsqxwOIcUH50U1bmlE5mPOgqeffC0~5gDGBpN9WCf3NuHISpnQ8sgNf4GvccKagxVOY9Q95wXiWOc3AhfDhsJoBnrk8QkcThyMAvLCUnC01NNvSZMucHEq6HKaKt40hGdLOGrcJyZ289yajHm~9uq8dQ__&Key-Pair-Id=APKAJLOHF5GGSLRBV4ZA

Corbin, J. (2020). ​¿Qué es el amor? (Y qué no lo es). Psicología y Mente. https://psicologiaymente.com/pareja/teoria-triangular-amor-sternberg

Regader, B. (2020). Los 4 tipos de amor: ¿qué clases distintas de amor existen?. Psicología y Mente. https://psicologiaymente.com/psicologia/tipos-de-amor

Serrano, G & Carreño, M. (1993). La Teoría de Sternberg sobre el amor. Análisis Empírico. Psicothema, 5, (1), pp.151-167. Universidad de Santiago de Compostela. https://minerva.usc.es/xmlui/bitstream/handle/10347/19150/serrano_carre%c3%b1o_teoria_de_sternberg.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Empecemos a desintoxicar nuestras relaciones

Por: Isaac Guzmán Vázquez.

Todos hemos escuchado alguna vez a un amigo o a un familiar hablar de relaciones tóxicas, pero es igual de importante hablar de relaciones sanas. Éstas últimas se confunden a menudo con relaciones perfectas, es decir, en las que no existen defectos o debilidades en ambas partes. Como sabemos, estas relaciones ideales no existen por el simple hecho de que las personas no somos perfectas. Sin embargo, si la pareja está interesada en dedicarle tiempo a atender sus dificultades, la relación podría llegar a clasificarse como saludable. 

¿Qué es una relación tóxica?

Se trata de una relación en donde una o ambas partes sufren en vez de disfrutar del hecho de estar juntos. La pareja se ve sumergida en un gran desgaste emocional por tratar de salvar la relación constantemente.

¿De dónde surgen las relaciones tóxicas?

Son diversas las causas por las que podemos mantener una relación tóxica a pesar de saber que nos está haciendo daño. Las siguientes son las más comunes: baja autoestima, creer que somos la solución a los problemas de nuestra pareja, pensarnos a nosotros mismos como las víctimas de la relación, dependencia emocional, miedo a la soledad y miedo al futuro.

Las relaciones familiares también juegan un papel fundamental en el desarrollo del individuo. En este sentido, los padres han sido reconocidos como los principales protagonistas y la familia como el escenario primario de socialización del niño. Distintos modelos teóricos, como el aprendizaje social, el modelo cognitivo conductual, la teoría de los sistemas de familia o los modelos bio-conductuales, les conceden un gran poder explicativo a las variables familiares en la predicción del desarrollo cognitivo, físico y social de los hijos, así como a su bienestar. Distintas teorías sobre la socialización del niño defienden la existencia de una fuerte asociación entre el tipo de relaciones padres-hijos existente en la familia y el desarrollo de problemas en los hijos. Aunque hay pruebas de que las interacciones coercitivas entre padres e hijos pueden dar lugar al desarrollo de conductas agresivas y antisociales en otros contextos, especialmente en el caso de los varones, fue a partir de la década de los noventa cuando los investigadores comenzaron a interesarse por los mecanismos a través de los cuales las experiencias de los niños dentro de sus familias impactan en su conducta y estatus entre los iguales a corto y largo plazo (Dishion, 1990).

Dado que el matrimonio forma parte del sistema familiar en el que se encuentra el niño, le puede influir directamente y suministra un contexto que facilita o perjudica su crianza, ejerciendo también de este modo una influencia indirecta (Grych, Raynor y Fosco, 2004). Los investigadores coinciden en señalar que existe una relación entre disfunción matrimonial y mala adaptación de los hijos, siendo los conflictos matrimoniales, y sobre todo la percepción del niño de estos, los que presentan una relación más fuerte y consistente con su adaptación (Cortés, 2007).

Las agresiones entre los padres también aumentan el riesgo de que los hijos desarrollen posteriormente unas relaciones de pareja inadecuadas o tóxicas. Por ejemplo, los resultados de Maker, Kemmelmeir y Peterson (1998) indicaban que las universitarias que habían estado expuestas a las agresiones presentaban una peor adaptación a largo plazo, experimentando más violencia en las relaciones de pareja y unos niveles superiores de comportamiento antisocial y más síntomas depresivos y traumáticos. Los adolescentes que presencian en su hogar los conflictos hostiles o la violencia familiar pueden estar aprendiendo formas de expresar la cólera que supongan un mayor riesgo de utilizar la violencia con sus parejas, actuando de forma controladora, hostil y abusiva.

¿Qué es una relación sana?

Una relación sana o de mantenimiento no es aquella en la cual no existen problemas ni desencuentros. Incluso, en una relación sana puede haber las mismas o más dificultades que en una relación tóxica. Lo que las diferencia es que, en la sana, la pareja promueve de manera activa conductas designadas para continuar la relación, para prevenir su declive o para repararla y restablecerse (Stafford, 1994).

Canary y Dainton (2009) concuerdan en que existen al menos cinco formas de definir el mantenimiento dentro de una relación:

• La primera definición hace referencia a que el mantenimiento implica la estabilidad y cuidado de la relación, es decir, el mantenimiento se refiere a las conductas que ayudan a que una relación se mantenga a través del tiempo.

• La segunda definición envuelve el deseo de las características que debe tener una relación. Esta definición implica que no es suficiente tener una relación estable sino que implica mantener una alta calidad en la relación, por ejemplo, el hecho de que la relación está caracterizada por la satisfacción, el compromiso, la confianza, el amor y el apoyo.

• La tercera visión implica no sólo las conductas sino cómo las personas reparan la relación cuando se presenta algún daño. Esta visualización implica que no se dan conductas de mantenimiento en la relación hasta que son necesarias las reparaciones.

• La cuarta definición implica mantener la relación en una condición específica. Es decir, bajo un tipo de relación e intimidad específica, por ejemplo, los amigos platónicos que desarrollan conductas de mantenimiento en una interacción no sexual.

• Finalmente, se da una perspectiva dialéctica, donde las conductas de mantenimiento son vistas como una adaptación al cambio inherente a cada relación.

¿De dónde provienen las relaciones sanas?

De acuerdo con Fromm (2007), para que una relación sea satisfactoria y benéfica para ambas partes, debe implicar ciertos elementos básicos interrelacionados que se adquieren desde la infancia. Éstos son: cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento.

El cuidado se entiende como una preocupación activa por la vida y el crecimiento de lo que amamos. Cuando falta tal preocupación activa, se concluye que no hay amor en la pareja.

El cuidado y la preocupación implican otro elemento de las relaciones sanas: el de la responsabilidad. Hoy en día se suele usar ese término para denotar un deber, algo impuesto desde el exterior. Pero la responsabilidad, en su verdadero sentido, es un acto enteramente voluntario, constituye la respuesta a las necesidades, expresadas o no, de otro ser humano. Ser “responsable” significa estar listo y dispuesto a “responder”.

La responsabilidad podría degenerar fácilmente en dominación y posesividad, si no fuera por un tercer componente de las relaciones sanas, el respeto. Respeto no significa temor y sumisa reverencia, denota la capacidad de ver a una persona tal cual es y tener conciencia de su individualidad única. Respetar a alguien es querer que la persona amada crezca y se desarrolle por sí misma, en la forma que le es propia, y no para servirme.

Respetar a una persona sin conocerla, no es posible. El cuidado y la responsabilidad serían ciegos si no los guiara el conocimiento. El conocimiento estaría vacío si no lo motivara la preocupación. Hay muchos niveles de conocimiento, el que constituye un aspecto del amor sano no se detiene en la periferia, sino que penetra hasta lo más profundo.

El antídoto

El antídoto de las relaciones tóxicas es resultado de ver al amor no sólo como una relación personal, sino como un rasgo de madurez que se manifiesta en diversas formas: amor erótico, amor fraternal, amor filial, amor a uno mismo, etcétera. El amor no es algo pasajero y mecánico, como a veces nos induce a creer la sociedad de hoy. Muy al contrario, el amor es un arte, el fruto de un aprendizaje construido a lo largo de la vida. Por ello, si queremos aprender a amar, debemos actuar como lo haríamos si quisiéramos aprender cualquier otro arte (con su parte teórica y práctica), ya sea música, pintura, carpintería o el arte de la medicina (Fromm, 2007).  

Referencias

  • Canary, D. y Dainton, M. (2009). Maintaining Relationships. Los Angeles: SAGE.
  • Cortés Arboleda, M.R. (2007). Adaptación de la pareja, conflictos matrimoniales y problemas de conducta de los hijos. Madrid: Pirámide.
  • Dishion, T. (1990). The peer context of troublesome child and adolescent behavior. Newbury Park, CA: Sage.
  • Fromm, E. (2007). El arte de amar. México: Paidós.
  • Grych, J., Raynor, S. y Fosco, G. (2004). Family processes that shape the impact of interparental conflict on adolescents. Development and Psychopathology, 16, 649–665.
  • Maker, A., Kemmelmeier, M. y Peterson, C. (1998). Long-term psychological consequences in women of witnessing parental physical conflict and experiencing abuse in childhood. Journal of Interpersonal Violence, 13, 574-589.
  • Oudererk, B., Blachman-Demner, D. y Mulford, C. (2014). Teen dating violence: How peers can affect risk & protective factors. Washington, DC: U.S. Department of Justice.
  • Stafford, L. (1994). Communication and relational maintenance. San Diego: Academic Press.

¿Qué dice la aplicación que uso para ligar de mí?

Por Ana Lorena Gómez Cepeda

Hoy en día el internet es parte elemental de la vida de las personas. Las redes sociales son el método principal por el que las personas se comunican y se vinculan hoy en día es a través de las redes sociales. Una de las maneras más populares hoy en día para conocer a posibles parejas románticas es a través de las aplicaciones para ligar y las citas en línea. Actualmente, millones de personas alrededor del mundo buscan crear una conexión con otra persona a través de una aplicaciones. 

Hace muchos años se empezó a través de páginas de internet las citas en línea, estas páginas a través de un análisis de las características y los gustos de los perfiles hacían recomendaciones de posibles personas que les podría interesar. Sin embargo, desde el 2012, la forma de ligar cambió drásticamente cuando se empezaron a usar las aplicaciones donde de manera anónima puedes decidir si una persona te interesa o no. Cuando se empezaron a hacer investigaciones sobre los usuarios que usan actualmente las citas en línea y los que usan las aplicaciones para ligar, descubrieron que la mayoría de estos primeros tenían más de 25 años, mientras que los que usan más las aplicaciones están entre los 16 y los 24, aún cuando el objetivo de esta es para mayores de edad (Gatter & Hodkinson, 2016). 

En cuanto a las aplicaciones hay dos que son las que están liderando el mercado, estas son Tinder y Bumble. De modo que, este primero nace en 2012 dándoles la opción de elegir si uno le interesa o no con solo un movimiento. De igual forma, esta abrió la venta a permitir rechazar a personas de manera anónima (Gatter & Hodkinson, 2016). Dos años después, nace la aplicación de Bumble, la cual se categorizó como una aplicación feminista, dado que le da el poder a las mujeres de iniciar la conversación (Bivens & Shah, 2018). Estas aplicaciones revolucionaron la forma en las que las parejas se conocen hoy en día e hicieron que las conexiones estén a un click de distancia. 

Sin embargo, el hecho de que la mujer le hable primero al hombre no es la única diferencia que tienen estas dos aplicaciones. La principal diferencias de estas dos, es que Tinder es usada mucho más para relaciones casuales que muchas veces solo buscan tener relaciones sexuales una noche. Mientras que, Bumble lo utilizan las personas que normalmente buscan tener relaciones más formales de pareja. Asimismo, en cuanto a usuarios Tinder tiene dos veces más hombres que mujeres, mientras que Bumble tiene un 50/50 de usuarios (Shabsove, 2019). 

Por lo mismo, se han creado la fama ambas aplicaciones donde una es más casual y busca cosas para una noche, mientras que los usuarios de la otra buscan relaciones más estables. Cada día surgen más aplicaciones de este estilo y hay que entender su objetivo, el mensaje que transmiten y cómo funcionan. Es importante tener en mente porque cada día este método para conocer personas es mucho más común. 

Referencias:

Bivens, R, & Hoque, A.S. (Anna Shah). (2018). Programming sex, gender, and sexuality: Infrastructural failures in the “feminist” dating app Bumble. Canadian Journal of Communication, 43(3), 441–459. doi:10.22230/cjc.2019v44n3a3375

Gatter, K., & Hodkinson, K. (2016). On the differences between Tinder™ versus online dating agencies: Questioning a myth. An exploratory study. Cogent Psychology, 3(1). Recuperado de https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/23311908.2016.1162414?scroll=top&needAccess=true 
Shabsove, M. (2019). 10 Brutal Differences Between Bumble And Tinder. Recuperado 24 febrero, 2020, de https://www.narcity.com/dating/10-brutal-differences-between-bumble-and-tinder

Relaciones sexuales durante la menstruación: ¿sí o no?

Escrito por: Xóchitl Sarracino Mayo

Es bien sabido que las relaciones sexuales son la cura para muchos males, pero ¿qué pasa cuando nos encontramos en nuestros días?

Todas en algún momento hemos sentido curiosidad y pena por hablar de este tema tabú, creemos que es malo o nada común dado nuestra larga historia de estigmatización y vergüenza inducida contra la menstruación, lo cual ha contribuido a que disfrutemos menos del sexo durante el periodo, o a que no exploremos su potencial de alivio contra ciertas molestias. 

Antes que nada, tenemos que entender que nuestro apetito sexual varía dependiendo de nuestro ciclo menstrual, y la semana en la que nos baja no es la excepción: muchos estudios afirman que -en ciertos casos- tener sexo durante la regla puede tener efectos analgésicos, a través de la penetración vaginal o con el orgasmo, ya que puede ayudar a aliviar los calambres menstruales en algunas personas (1).

Lip Bite Flirt GIF - LipBite Flirt Sexy GIFs

Sentir apetito sexual durante la menstruación puede ofrecerte experiencias muy placenteras y novedosas. Quizá puedas conocerte un poco más a ti misma; comprobarlo no cuesta nada (2).

Sin embargo, siempre tenemos que tener presentes los dos elementos principales que permite llevar a cabo esta práctica: la comunicación con tu pareja, pues si a ninguno de los dos les causa molestia tener sexo durante la menstruación no debe considerarse como una práctica anormal o degenerada (3) y usar protección, ya que durante estos días eres más vulnerable a adquirir una ITS, y tienes la posibilidad de quedar embarazada (4).

¿Qué hay de bueno en hacerlo durante estos días? (5)

Hot Kiss GIF - Hot Kiss MakeOut GIFs
  • Aumento de placer
  • Lubricación extra proporcionada por la sangre
  • La posibilidad de hacer que disminuyan síntomas menstruales como el dolor de ovarios o de cabeza
  • Liberación de endorfinas
  • Se facilita la liberación del endometrio gracias a las contracciones que se producen durante el orgasmo
  • Mejora el humor

Si tu pareja y tú están decididos y seguros de hacerlo, lo ideal sería que siguieran estas recomendaciones (6):

  1. Ser higiénicos;
  2. Colocar toallas en lugares estratégicos para evitar manchar;
  3. Bañarse después de haber tenido contacto sexual, pues resulta menos incomodo;
  4. Eviten penetraciones profundas;
  5. Lleven a cabo otras técnicas de estimulación sexual (masajes, besos, juegos de roles) no sólo se trata de la penetración;
  6. Utilicen posturas donde ambos estén cómodos, tales como: el misionero, la cucharita, la mariposa.

Referencias

1Bembe, L. (2019). ¿Cómo cambia el sexo durante la regla? Recuperado de: https://helloclue.com/es/articulos/sexo/como-cambia-el-sexo-durante-la-regla

2 IviDona. (S.f). El apetito sexual durante periodo. Recuperado de: https://www.ividona.es/apetito-sexual-durante-periodo/

3 Perezyera, A. (2015). 7 cosas que debes saber si planeas tener sexo durante el periodo menstrual. Recuperado de: https://www.sdpnoticias.com/sexxion/planeas-debes-cosas-sexo-7.html

4 Klepchukova, A. (2019). ¿Puedes tener relaciones sexuales cuando estás menstruando? Pros y contras del sexo durante la menstruación. Recuperado de: https://flo.health/es/tu-ciclo/sexo/salud-sexual/pros-y-contras-del-sexo-durante-la-menstruacion

5 López, M. (2018). Sexo durante la regla: lo que conviene saber para disfrutar (más) de la experiencia. Recuperado de: https://smoda.elpais.com/placeres/sexo/sexo-durante-la-regla-lo-que-conviene-saber-para-disfrutar-mas-de-la-experiencia/

6 Sumedico. (2016). ¿Es bueno tener sexo durante la menstruación? Recuperado de: https://sumedico.lasillarota.com/sexualidad/es-bueno-tener-sexo-durante-la-menstruacion/305611

¿Poliamor?

POR SILVANA MENDOZA

Últimamente estamos escuchando distintas formas de tener una relación amorosa y sexual. Tal vez has escuchado del poliamor y te preguntes: ¿de dónde salió o por qué está de moda? Existen distintos tipos de relaciones no monogámicas, dentro de las cuales se encuentra el poliamor, el cual tiene distintas modalidades. Te dejo una imagen del educador sexual y activista, Franklin Veaux, para que te quede más claro.

Por qué se habla tanto de poliamor

Giazú Enciso fue de las primeras en hablar del tema. Ella nos cuenta que hay registros de esta práctica desde la prehistoria, así que realmente no es nada nuevo. Sin embargo, fue en 1990 cuando se le dio el nombre de “poliamor”.

Entonces, ¿qué es el poliamor?

Go On Go On GIF - TheOffice MichaelScott GoOn GIFs

Para comenzar, hablemos de “la utopía colectiva”. De acuerdo con Coral Herrera, es esta idea dentro de nuestra sociedad de lo que una persona en la pareja debe aportar a la relación: estabilidad, novedad, seguridad, misterio, confianza, diversión, ser el/la mejor amante, etc. Todo esto, va ligado al sueño del “amor romántico” que a todos nos han enseñado que debemos encontrar y nunca dejarlo ir. Hay quienes piensan que el amor no tiene que estar restringido a una sola persona, sino que se puede amar a varias personas. Las personas que se consideran poliamorosas, no quieren “atrapar” a su pareja, sino estar en libertad.

Information Brand GIF - Information Brand New GIFs

El poliamor consiste en tener relaciones románticas y/o sexuales con otras personas siempre y cuando exista un acuerdo entre la pareja. Existen distintos tipos:

  • Poliamor jerárquico: una pareja tiene prioridad sobre las demás.
  • Poliamor no jerárquico: no hay una relación principal.
  • Polifidelidad: un grupo poliamoroso que no permite la admisión de otra persona sin el consentimiento de todos.
  • Polisoltería: evitan cumplir con el modelo convencional de las relaciones.
  • Poliamor abierto: se tiene la posibilidad de añadir relaciones.
  • Relaciones poli-mono: uno en la pareja es monógamo y el otro poliamoroso.
  • Relaciones con unicornios: una pareja heterosexual que busca una relación con una persona poliamorosa.

¿Cuáles son las reglas?

Rules Matter GIF - TheWalkingDead WalkingDead TheWalkingDeadSeries GIFs

Como siempre, las reglas en las relaciones amorosas y sexuales van a depender de cada pareja, trío, o cualquier número de personas dentro de la relación. Sin embargo, se tienen algunas normas generales para el poliamor. Algunas de ellas son la honestidad y que no existan relaciones secretas. (Poliamor Madrid)

Sé que saltan muchas dudas al respecto como ¿qué pasa con los celos? ¿cómo es el sexo? Poliamor Madrid refiere que una forma de trabajar los celos en este tipo de relaciones es el conocer al amante o pareja de tu pareja, actualizar y establecer nuevas reglas, y siempre mantener una comunicación abierta y honesta. En cuanto al sexo, se ve en un segundo plano, lo importante y el centro de las relaciones poliamorosas, es el amor y la intimidad emocional.

Hugs Sleeping GIF - Hugs Sleeping Safe GIFs

Entonces, ¿esta práctica es para todos? Primero debes pensar si una relación no monógama es lo que realmente quieres. Tienes que conocer tus límites, ser honesto, establecer acuerdos y normas, y respetar a tus parejas y su privacidad.

Referencias

Aldana, A.L. (2018). Del poliamor y otros demonios. Maguaré, 32(2), pp. 185-198

Redacción El Heraldo SLP. (15 mayo 2017). Poliamor: ¿qué es y qué tipos de relaciones poliamorosas hay? El Heraldo de San Luis Potosí. Recuperado de: http://elheraldoslp.com.mx/2017/05/15/poliamor-que-es-y-que-tipos-de-relaciones-poliamorosas-hay/

Poliamor Madrid. (sf) Pero… ¿qué es eso del poliamor? Dudas y preguntas frecuentes. Poliamor Madrid. Recuperado de: https://poliamormadrid.org/pero-que-es-eso-del-poliamor-dudas-y-preguntas-frecuentes/

Seco, R. (27 enero 2019). Por qué se habla tanto de poliamor. El País. Recuperado de: https://elpais.com/elpais/2019/01/22/ideas/1548152386_924628.html

@animalmx. (7 octubre 2019). 12 cosas que me hubiera gustado saber antes de entrarle al poliamor. Grupo Animal Mx. Recuperado de: https://animal.mx/2019/10/poliamor-que-es-cdmx-relaciones/