Pornografía XXX: ¿Y dónde quedó la Y?

Por Sofia de la Paz Pérez Arroyo

A pesar de que recientemente se ha cuestionado la naturaleza de la pornografía y se ha convertido en un tema polémico; la realidad es que sitios como Pornhub han sido las escuelas de sexualidad para las generaciones actuales.

A lo largo de la historia, hemos vivido varias revoluciones sexuales, centrando la sexualidad como un aspecto esencial en nuestras vidas y un tema en frecuente evolución (3). No obstante, han sido en las últimas revoluciones donde se busca ver la sexualidad desde una perspectiva de género, donde se reconozca el derecho al placer de todes de manera equitativa. Esto ha tenido alcance hasta en los terrenos de la pornografía, donde se debate el eliminarlo por completo o simplemente deconstruirlo y cambiarlo. Por lo mismo, es que podemos comenzar a hablar sobre el porno feminista, el cual busca mostrar contenido real, donde se muestre la participación activa de la mujer y se fomente la diversidad sexual así como prácticas consensuadas y libres de violencia (6).

Todo suena bastante bonito, ¿cierto?  Pero, ¿qué sucede con aquellas personas que han consumido pornografía clásica o heterosexual desde los 13 años? ¿Cómo ha afectado en su vida sexual el tipo de contenido sexual que consumen? Y lo más importante ¿cómo reaccionarán a estas nuevas perspectivas de la sexualidad?

En la prepa o incluso desde la secundaria, no era raro comenzar a escuchar a hablar a los niños sobre porno y las distintas páginas que visitaban. En realidad, se ha visto que el primer acercamiento que un niño tiene al porno es entre los 9 y 10, muchas veces accidentalmente, lo cual nos habla de la facilidad de exposición al contenido pornográfico que existe en internet (2). No es nada nuevo que el tipo de videos al que se accede promueve la “cultura de la violación” así como que detrás de estas grandes industrias hay toda una red de trata de personas y explotación sexual.

Porhub ofrecerá publicidad gratis a pequeñas empresas para salvarlas de la  pandemia del coronavirus | pornografía | Big package | ATMP | La República

De hecho este año se dio a conocer el escándalo detrás de Pornhub, el cual eliminó el acceso a una gran parte de su contenido. ¿Por qué? Bueno pues, mientras muchos de este tipo de industrias se respalda detrás de contenido únicamente para adultos, la verdad de las cosas es que se comenzó a desmantelar no sólo la red de explotación sexual detrás de Pornhub, sino que muchas personas comenzaron a encontrar los videos de las violaciones que habían sufrido, y como cereza en el pastel, muchos de estos videos eran de cuando éstas personas tenían menos de 18 años.

Ugh.. Disgusting! - Disgusted | Make a Meme

Así es, Pornhub estaba exhibiendo contenido pedófilo (1). Pero este no es el único escándalo relacionado a la industria pornográfica, sino que en los últimos años muchas estrellas de porno han confesado sus experiencias sobre coerción e incluso las violaciones grupales que vivieron conocidas en el mundo del porno como bukkake (2).

Ahora, analicemos esto por un segundo. Se ha hablado muchas veces acerca del efecto que este tipo de contenido tiene para las personas que lo consumen, principalmente para los hombres. Sabemos que, básicamente, este contenido les muestra que la sexualidad esta conformada por violencia y poder, así como se crean expectativas sobre el acto sexual, la eyaculación, las posturas, los cuerpos ideales, entre otros. Pero, ¿qué es lo que realmente sucede en ellos? Por ejemplo, en cuestiones de género, a las que nos criaron como mujeres normalmente obtenemos nuestro equivalente a porno de las escenas de sexo de películas románticas, por lo que esperamos que nos abracen y nos tapemos con una cobija, donde no se vea absolutamente nada interesante y todo es sumamente lento.

No hay momentos incómodos y no tenemos idea de que como es una eyaculación (en casos extremos). No es raro que, como diría Illouz, nos decepcionemos cuando en la vida real no aparece nuestro príncipe de Disney o nuestro querido Mr. Darcy (4). Si nosotras estamos esperando esto, ¿qué esperan los consumidores de porno? ¿cuáles serán sus desilusiones?

En primer lugar, se tiene esta idea de una sexualidad sumamente violenta que gira en torno al placer del hombre, pasando el sufrimiento de la mujer como placer. Si bien existen personas que puedan disfrutar de estas prácticas, la realidad es que al fin cuando llega al momento del encuentro sexual con otra persona, pueden intentar imitar lo que han aprendido por años y darse cuenta de lo incómodo que en realidad será, en el mejor de los escenarios. Pero también se afrontarán a la percepción del cuerpo y la idea de cómo deben de ser. Conocemos el efecto que esto tiene hacia sus parejas, en quienes buscan una figura perfecta, con una dotación exagerada de senos y pompas, y depiladas de pies a cabeza. Sin mencionar el hecho de pensar que pedir consentimiento no es para nada algo que se considere en una relación sexual.

Pero por otro lado, también se pone en duda su propio autoconcepto y si éste es “apto” para poder tener una pareja sexual. En este aspecto, no somos tan distintos, ya que lo que consumimos nos da una perspectiva sobre el físico que debemos tener y la manera que el acto sexual debe ser, absolutamente fuera de la realidad. Sumando, por parte de los hombres, que posiblemente estas prácticas que ven en el porno, los excite en la vida real al tratar de imitarlos, pero sean incapaces de realmente satisfacer a su pareja.

Pero existe un caso aún peor, en el que ni siquiera el encuentro sexual con otra persona los excite. Esto se le conoce como adicción a la pornografía. Hay casos de personas, en su mayoría hombres, que necesitan de la pornografía para poder tener una vida sexual, e incluso sin ella, es imposible excitarse. Comienzan a descuidar su vida personal o laboral, por ver porno, además de que si su cuerpo no cabe en las características de aquellos en los videos, no se consideran a sí mismos aptos para tener una vida sexual. Pero también, hay un sentimiento de culpa latente cada vez que vuelven a ver este tipo de contenido (5).

Nonton Bokep Itu Diplomasi. Kok Cowok Dicap Brengsek Karena Ini?

Al profundizar sobre esto, se puede percibir como un tema tal vez bastante obvio en la superficie, pero que en realidad no se trata en el día a día, y nuevamente recalcar la importancia de una adecuada eduación sexual. Puede se comience hablar del tema y surja la clausura de sitios construidos en redes de explotación sexual y pedofilia, como tener nuevas formas de presentar contenido, como el porno feminista. Sin embargo, para aquellos que consumieron el porno heterosexual y violento durante tantos años y sin consciencia o cuestionamiento de lo que en realidad están viendo como lo hay ahora, fomenta que exista una doble verdad en lo que ahora una mujer o la diversidad sexual es, y para lo que aprendieron que una mujer sirve en el sexo (3).

Finalmente, me parece importante recalcar que todes hemos crecido con ideas muy diferentes y equivocadas sobre la sexualidad, lo cual claramente nos causan dudas, decepciones e inseguridades. Pero también pueden desencadenar en relaciones violentas y sin consentimiento. Sobre todo, teniendo en cuenta que son apenas unos niños cuando tienen este primer acercamiento al contenido sexual, hay que volver a plantear la importancia de una correcta educación sexual para todes.  

Referencias

  1. BBC. (2020). Pornhub: la investigación tras la que la plataforma para adultos eliminó el acceso a gran parte de sus videos. marzo 3, 2021, de BBC News Mundo Sitio web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-55310576
  2. Cantillo, J. (2020). El libro que deja al desnudo (en serio) la industria del porno. marzo 3, 2021, de Infobae Sitio web: https://www.infobae.com/america/mundo/2020/11/01/el-libro-que-deja-al-desnudo-en-serio-la-industria-del-porno/
  3. de Miguel Álvarez, A. (2020). Sobre la pornografía y la educación sexual: ¿puede «el sexo» legitimar la humillación y la violencia? Gaceta Sanitaria. Recuperado de: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S021391112030039X
  4. Illouz, E. (2012). Por qué duele el amor. Una explicación sociológica. Madrid: Katz Editores.
  5. Mendoza, R. (2021). Síntomas de que sufre una adicción al porno. marzo 3, 2021, de El Correo Sitio web: https://www.elcorreo.com/vivir/relaciones-humanas/porno-adiccion-sintomas-20210105182604-ntrc.html?ref=https:%2F%2Fwww.elcorreo.com%2Fvivir%2Frelaciones-humanas%2Fporno-adiccion-sintomas-20210105182604-ntrc.html
  6. Molas, M. (2020). Porno feminista: ¡un cine para adultos ético y real es posible!. marzo 3, 2021, de Time Out Sitio web: https://www.timeout.es/barcelona/es/noticias/porno-feminista-un-cine-para-adultos-etico-y-real-es-posible-070120

La educación sexual, mejor amiga de la prevención.

Por: Zuhaila Casas Caram

Nelson Mandela dijo: “la educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”, si esta afirmación es cierta ¿por qué no hemos utilizado esta poderosa arma para cambiar y mejorar nuestra vida sexual?

La sexualidad, como ya lo sabemos, se ha convertido en el más grande tabú de la sociedad y, a pesar de que hemos logrado un avance en la deconstrucción de este tabú, aún tenemos mucho camino por recorrer y, como dijo Mandela, la clave es la educación.

No es un secreto que la educación sexual siempre ha sido un tema polémico ya que, causa preocupaciones para los padres de familia, para las escuelas y para la sociedad en general. La principal preocupación que genera el conflicto es la idea de que, por hablar sobre sexo y sexualidad, los jóvenes iniciarán prácticas sexuales promiscuas a temprana edad y que vivan en un libertinaje corporal. Pero no podemos perder de vista que la educación sexual es la clave para la prevención de todos los riesgos que rodean a la intimidad.

Según la UNESCO (2018), la educación sexual es el proceso de aprendizaje y de enseñanza por el cual se obtiene información empírica, herramientas, técnicas, actitudes y valores para que los niños y jóvenes logren disfrutar su salud, bienestar y dignidad, tomar decisiones conscientes y saludables sobre su vida sexual, así como ejercer y proteger sus derechos sexuales y reproductivos. Es muy importante que la educación sexual sea INTEGRAL (EIS), por lo que debe cubrir todas las áreas que abarca la sexualidad como el aspecto físico, el psicológico-emocional, el cognitivo y el sociocultural.   

La falta de educación sexual ha generado que como jóvenes nos avergoncemos de nuestras dudas y curiosidades y que llevemos una vida sexual confusa y llena de huecos informativos lo que ha llegado a ser un problema para la salud pública. Por ejemplo, según la OMS (2013), cada día 1 millón de personas contraen alguna infección de transmisión sexual, lo que significa que anualmente existen 357 millones de transmisiones de ITS que contribuye a que éstas sean de las 10 primeras causas de morbilidad en jóvenes de entre 15 y 44 años en el país (Atienzo et al. 2013). Otros ejemplos son que el 40% de las mujeres adolescentes que se embarazan no lo planean y llevan a cabo un embarazo no deseado, por la falta de información sobre la anticoncepción de emergencia; y que únicamente el 38% de los adolescentes utilizan métodos anticonceptivos durante su primera relación sexual; la cual, en promedio, se lleva a cabo durante los 15 y los 19 años (Atienzo et al. 2013).

En México, la implementación de la educación sexual en las escuelas comenzó en 1974 (Escamilla y Guzmán.  2016), pero, como era de esperarse, las diferentes propuestas fueron rechazadas y generaron polémica entre los papás, ya que pensaban que la educación sexual se debía llevar a cabo en casa y a puerta cerrada (Escamilla y Guzmán. 2016). Esto podrá hacerles sentido a muchas personas, pero sabemos que si fuera tan sencillo como eso no estaríamos enfrentando la situación de desinformación sexual actual. Existe un enorme riesgo al dejarles a los padres la tarea de educar a sus hijos e hijas sobre la sexualidad, la subjetividad. El hacer a la educación sexual un asunto familiar o de casa, pone en peligro la veracidad y la objetividad de la información que se les dirá a los jóvenes, porque cada papá, mamá o quien quiera encargarse de este trabajo lo hará a partir de la percepción, las creencias y los juicios personales que tenga sobre el tema.

La UNESCO, Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, publicó diferentes reportes que demuestran que la educación integral sexual (EIS) tiene efectos positivos en la salud sexual y reproductiva porque ésta ayuda a disminuir los casos de ITS, y también los casos de embarazos no deseados (UNESCO. 2015). Es por esto por lo que la educación sexual integral tiene que estar basada en información verdadera, actualizada y objetiva, ya que ayuda a que los jóvenes a tomen decisiones conscientes y saludables respecto a su vida sexual y que así eviten poner su dignidad y su salud física y emocional en riesgo.

La implementación de talleres y clases de EIS obligatoria es cada vez más exigida por los jóvenes, lo que ha quedado claro en diferentes congresos, ponencias y declaraciones, como por ejemplo en la Declaración del Foro mundial de la Juventud en Bali en 2012 y en la Declaración de Colombo sobre la juventud en 2014 (UNESCO. 2015). El acceso a este tipo de información es uno de los muchos derechos sexuales que reafirman que la sexualidad es un aspecto esencial en los seres humanos; por lo que debe de ser tratada con un enfoque positivo y de respeto (WAS. 2014).

Referencias:

Atienzo E E, Campero Cuenca L, Hernández Prado B, Suárez López L. (2013). “Salud sexual y reproductiva de los adolescentes en México: evidencias y propuestas”. Gaceta Médica de México. Disponible en: https://www.anmm.org.mx/GMM/2013/n3/GMM_149_2013_3_299-307.pdf

CONAPO. (2016). “Situación de salud sexual y Reproductiva: República Mexicana”. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/237216/Cuadernillo_SSR_RM.pdf

Escamilla Gutierrez ML, Guzmán Saldaña RME. (2016). “Educación sexual en México ¿Misión de la casa o la escuela?”. Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Disponible en: https://www.uaeh.edu.mx/scige/boletin/icsa/n10/e1.html

OMS. (2013). “Salud sexual”. Disponible en: https://www.who.int/topics/sexual_health/es/#:~:text=La%20salud%20sexual%20es%20un,toda%20coacci%C3%B3n%2C%20discriminaci%C3%B3n%20y%20violencia.

UNESCO. (2018). “Por qué es importante la educación integral en sexualidad”. Disponible en: https://es.unesco.org/news/que-es-importante-educacion-integral-sexualidad

UNESCO. (2015). “La educación integral en la sexualidad: Una revisión global de evidencia, prácticas y lecciones aprendidad”. Disponible en: http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/FIELD/Santiago/pdf/educacion-integral-sexualidad.pdf

WAS. (2014). “Derechos sexuales y reproductivos”. Disponible en: https://worldsexualhealth.net/message-wshd-2020/

NI PUTA POR COGER, NI MADRE POR DEBER, NI PRESA POR ABORTAR, NI MUERTA POR INTENTAR

Por: Valentina Marcó del Pont Bonfil

¿Qué es el aborto?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el aborto como “la interrupción del embarazo cuando el feto todavía no es viable fuera del vientre materno. La viabilidad extrauterina es un concepto cambiante que depende del progreso médico y tecnológico, estando actualmente entorno a las 22 semanas de gestación.” Así mismo, es definido como “la expulsión del producto de la concepción.” 

Tipos de aborto:

Existen dos grandes clasificaciones cuando hablamos de aborto; “aborto inducido” y “aborto involuntario”. Como sus nombres lo dicen, el aborto involuntario es aquel en el cual el cuerpo de la mujer rechaza al producto, sin necesidad de intervención de medicamentos, operaciones, u otros métodos.

Sin embargo, el aborto inducido, como también su nombre lo dice, alude a aquellos procesos que se realizan de manera voluntaria. Así mismo, esta categoría se divide en abortos seguros y abortos inseguros.

Tipos de abortos seguros

Aborto médico:

Es el simple procedimiento de tomar pastillas. El medicamento que suelen recomendar los doctores se llama misoprostol y a veces este se encuentra combinado con mifepristona.

Entre los abortos seguros, los médicos son los MÁS seguros, pues se puede hacer desde casa, solo siguiendo al pie de la letra las indicaciones para ingerir el medicamento, que también están avaladas por la OMS.

OJO: se tiene que tomar en cuenta que hay un límite de tiempo para poder llevar a cabo el aborto con misoprostol de forma segura. Lo ideal es que se realice en las primeras 12 semanas del embarazo. El medicamento suele tardar unas 12 horas en hacer efecto. (Excelsior, 2019)

Aborto quirúrgico

Se trata de una cirugía para remover el producto. Existen dos tipos de abortos quirúrgicos seguros:

  • Aborto por succión

En este se inserta un tubo delgado de goma, llamado cánula, en la vagina. Después, ya sea de forma manual o eléctrica, se empieza a succionar el producto.

Este tipo de aborto es seguro si se realiza entre las 12 y 14 semanas de embarazo y TIENE que ser realizado por una persona entrenada, ya sea en una clínica u hospital. (Excelsior, 2019)

  • Aborto por dilatación y evacuación

En este procedimiento, el útero se dilata por medio de medicamentos hasta el punto en el que es posible meter un tipo de pinza llamada “fórceps” para remover el producto. Al igual que el procedimiento de succión, este TIENE que ser realizado por un médico dentro de un hospital o clínica. Así mismo, este tipo de aborto se emplea en embarazos que tengan más de 14 semanas de gestación. (Excelsior, 2019)

Tipos de abortos inseguros

Legrado o curetaje

Es un método NO seguro en el que se dilata la cérvix usando instrumentos de medicina y se raspa el tejido del útero, la OMS ya no lo considera como un tipo de aborto seguro debido a que es muy invasivo y puede tener consecuencias graves para la mujer que se somete a este procedimiento.

Desafortunadamente esta es la forma más conocida de aborto en México. (Excelsior, 2019)

¿Cuál es la situación en México?

En la Ciudad de México, desde que se aprobó la interrupción legal del embarazo en 2007, se han practicado 205 mil 508 abortos, de los cuales 70% han sido en mujeres que viven en la capital del país, 26% en personas que vienen del Estado de México y el resto de otras entidades. (La Razón, 2019)

En todos los 32 estados en México el aborto es legal cuando el embarazo es producto de una violación; en 29 se permite cuando el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer; en 10 cuando el embarazo constituye un riesgo severo a la salud de la mujer; en 13 en casos de malformaciones congénitas; en 29 cuando el aborto se produce de manera “imprudencial”; en 11 cuando el embarazo es producto de una inseminación artificial no sentida y en un estado, Yucatán, por razones económicas. (Popcouncil, 2008)

De 2000 a 2016 se registraron tres millones 351 mil 704 atenciones para el aborto en mujeres de entre 15 y 44 años en los servicios públicos del país. Excluyendo a la Ciudad de México, de ese total de atenciones, únicamente 0.23% fueron abortos médicos, es decir, inducidos legalmente por razones terapéuticas.

 (La Razón, 2019)

Pero…

En América Latina y el Caribe, tres cuartas partes de las interrupciones del embarazo son en condiciones inseguras, cuando en realidad el aborto es un proceso más seguro si se realiza en sitios salubres y con personal capacitado. (Lavelanet, 2019)

El acceso a los servicios de aborto en caso de violación AÚN es limitado en todo México, a pesar de estar reconocido en el marco jurídico nacional e internacional. En muchas ocasiones, niñas y mujeres se ven obstaculizadas para ejercer sus derechos humanos por el desconocimiento por parte del personal médico. Por esto, es común que las mujeres o niñas víctimas de violación a servicios de aborto, piensen que están cometiendo un delito y, por lo tanto, actúan de la misma manera, negándolo o haciendo el proceso más lento, lo que hace que se complique aún más.  (GIRE, 2013)

Aún en los casos en los que el aborto es permitido por ley bajo ciertos criterios, el acceso a un aborto seguro y legal en dichas circunstancias aun continúa siendo limitado, excepto en la Ciudad de México, donde se están implementando servicios gratuitos de aborto electivo seguro dentro de las primeras 12 semanas de gestación. (Popcouncil, 2008)

¿Y entonces?

Con los datos previamente presentados, se puede concluir que el aborto legal en México no es un tema moral, sino de salud pública. El aborto realizado de forma clandestina aumenta el riesgo de morir de cualquier mujer.

La OMS (2019) indicó que uno de cada cuatro embarazos termina en aborto y que 45% de los 56 millones de estos casos que se practican anualmente en el mundo son inseguros, lo que pone en riesgo la vida de la madre.

Anualmente mueren 24 mil mujeres por abortos inseguros y ocurren 7 millones de hospitalizaciones por complicaciones. (Lavelanet, 2019)

Es por esto que es necesario hacer énfasis en los jóvenes y ser capaces de poder ofrecerles programas adecuados de educación sexual, servicios de salud reproductiva e información sobre métodos anticonceptivos de todo tipo, para poder evitar que lleguen a situaciones como lo es interrumpir el embarazo, donde la vida de las mujeres, principalmente, corra riesgo. No obstante, también se debe de dar una educación adecuada sin perspectiva religiosa en el tema del aborto.

Personalmente considero que la situación en la Ciudad de México es una oportunidad para todas las mujeres del resto del país. Y tú, ¿qué opinas?

Bibliografía:

Aborto. La información médica. (2009) Definición de IVE (Interrupción Voluntaria del Embarazo). Sitio web: http://www.abortoinformacionmedica.es/2009/03/28/definicion-de-ive-interrupcion-voluntaria-del-embarazo/#:~:text=La%20OMS%20define%20el%20aborto,las%2022%20semanas%20de%20gestaci%C3%B3n.

GIRE. (2013) Aborto. Gire, Org. México. Sitio web: https://gire.org.mx/aborto/

La Razón Online (2019) OMS presenta plataforma sobre situación del aborto en México. La Razón. Sitio web: https://www.razon.com.mx/mexico/organizacion-mundial-de-la-salud-oms-uno-de-cada-4-embarazos-termina-en-aborto-45-por-ciento-de-56-millones-de-casos-practica-mundo-insegura-mexico-tasas-de-mortalidad-materna-interrupcion-legal-causa/

Popcouncil, Org. (2008) Datos sobre el aborto inducido en México. Guttmacher, Estados Unidos. Sitio web: https://www.popcouncil.org/uploads/pdfs/FIB_IA_Mexico_sp.pdf

s/n (2019) Todo lo que necesitas saber sobre el aborto, explicado por la OMS. Excelsior, México. Sitio web: https://www.excelsior.com.mx/trending/todo-lo-que-necesitas-saber-sobre-el-aborto-explicado-por-la-oms/1301019

Transmisión Vertical, VIH de la madre al hijo, ¿cómo podría suceder eso?, ¿es posible?

Por Xenia Castillo Rodríguez

La transmisión del VIH de una madre seropositiva a su hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia es lo que se conoce como transmisión materno-infantil o transmisión vertical. El virus puede transmitirse de una madre con VIH a su hijo durante los periodos antes mecionados a través de la placenta, la sangre o la leche materna.

Antes de la aparición de la terapia antirretroviral, los hijos de mujeres con VIH tenían muchas probabilidades de nacer con el virus. Hoy en día puede prevenirse este tipo de transmisión, por lo que la infección por VIH no debe representar un obstáculo para ser madre.

¿Se pueden usar medicamentos contra el VIH durante el embarazo sin peligro?

La mayoría de los medicamentos contra el VIH pueden usarse sin peligro durante el embarazo. Por lo general, no aumentan el riesgo de defectos congénitos. Los proveedores de atención médica pueden explicar los riesgos y beneficios de los medicamentos contra el VIH específicos para ayudar a la mujer con este virus a decidir cuáles medicamentos usar durante el embarazo o mientras está tratando de quedar embarazada.

Pero, ¿cómo es posible que mi bebé no se infecte?

Los medicamentos contra el VIH obran al evitar la multiplicación del virus, lo cual reduce la concentración de este último en el cuerpo (también llamada carga viral). El tener menos VIH en el cuerpo protege la salud de la mujer y reduce el riesgo de la transmisión materno-infantil del VIH durante el embarazo y el parto. Algunos  medicamentos contra el VIH pasan de la mujer embarazada al bebé neonato a través de la placenta. Esta transferencia de medicamentos protege al bebé de la infección por el VIH, especialmente durante el parto vaginal cuando el bebé pasa a través del canal del parto y se expone a la sangre u otro líquido corporal de la madre. En algunos casos, a una mujer seropositiva se le puede practicar una cesárea para reducir el riesgo de transmisión materno-infantil del virus durante el parto.

Los bebés de madres seropositivas reciben medicamentos contra el VIH durante las primeras 4 a 6 semanas de vida. Esos medicamentos reducen el riesgo de infección por cualquier virus que puede haber entrado al cuerpo del bebé durante el parto.

Asimismo, conviene saber que los recién nacidos suelen tener anticuerpos del VIH procedentes de la madre, lo que no significa que tengan el virus. Por este motivo, las pruebas de laboratorio habituales para diagnosticar la infección por VIH a partir de la presencia de anticuerpos no son útiles en estos casos. Para saber si el niño tiene el virus, es preciso realizar un test virológico específico.

¿Qué sucede, después, que cuidados deberíamos tener?

Como se lee al principio el virus puede transmitirse de una madre con VIH a su hijo a través de la leche materna, por lo que las mujeres seropositivas no deben amamantar a sus bebés. En cuanto a la alimentación del bebé en cualquier periodo de la lactancia, se recomienda sustituir completamente la leche materna por una leche en polvo (fórmula) adaptada para el bebé, la cual es una alternativa segura y saludable a la leche materna, y se consigue fácilmente.

¿Se puede prevenir la transmisión materno- infantil del VIH?

 El riesgo de transmisión es poco cuando:

  • El VIH se detecta lo más temprano posible durante el embarazo (o antes de que la mujer quede embarazada).
  • Las mujeres seropositivas reciben medicamentos contra el VIH durante el embarazo y el parto y, en determinadas circunstancias, se someten a una cesárea programada.
  • Los bebés de madres seropositivas reciben medicamentos contra el VIH en las primeras 4 a 6 semanas de vida y no son amamantados.

Bibliografía

Gorbea Robles, M. (2008). Transmisión materno-infantil del VIH/SIDA. La otra cara de la pandemia. Revista Mexicana De Pediatría, 75(5), 241-246. Retrieved from https://www.medigraphic.com/pdfs/pediat/sp-2008/sp085h.pdf

Peña, A., Cerón, I., Budnik, I., Barttlet, D., Cataldo, K., & Fernández, A. et al. (2013). Prevención de la transmisión vertical y efectos secundarios de la terapia anti-retroviral en hijos nacidos de madres seropositivas para VIH en el área Sur-Oriente de Santiago, Chile: perspectiva de 15 años. Revista Chilena Infectol, 30(6), 644-652. Retrieved from https://scielo.conicyt.cl/pdf/rci/v30n6/art12.pdf

Prevención de la transmisión maternoinfantil del VIH El VIH/SIDA. (2019). Retrieved 2 November 2019, from https://infosida.nih.gov/understanding-hiv-aids/fact-sheets/20/50/prevencion-de-la-transmision-maternoinfantil-del-vih

Stamboulian, D. (2018). Transmisión vertical: las infecciones que se pueden transmitir de madre a hijo y cómo prevenirlas. Retrieved 1 November 2019, from https://www.infobae.com/salud/2018/01/08/transmision-vertical-las-infecciones-que-se-pueden-transmitir-de-madre-a-hijo-y-como-prevenirlas/

Arikan Y, Burdge DR. Human immunodeficiency virus infection in pregnancy. Can J Infect Dis 1998; 9: 301-309. British HIV Association guidelines for the management of HIV infection in pregnant women 2012 (2014 interim review). HIV Medicine (2014), 15 (Suppl. 4), 1–77. DOI: 10.1111/hiv.12185

Transmisión del VIH de la madre al niño. (2019). Retrieved 26 October 2019, from https://www.who.int/hiv/topics/mtct/es/

¿Aún se necesita educación sexual en México?


Por: Isaac Torres

Muchos dirán: “¡NO! Ya todos sabemos lo que necesitamos saber.

Sin embargo, se puede responder esta pregunta desde otro lado, y para eso es pertinente señalar 3 datos. El primero es, que de acuerdo a datos del gobierno (Inmujeres, 2019) México ocupa el primer lugar en tasa de embarazo adolescente de los países miembros de la OCDE. El segundo dato, también proporcionado por el gobierno, es un aumento en las tasas de transmisión de ITS (sífilis, VIH, hepatitis C) en la última década, especialmente en población adolescente y adultos jóvenes; por ejemplo, con un promedio de 30 casos nuevos de VIH por día (Gayet, 2015; Secretaría de salud, 2018). El tercer dato (Censida, 2017) es una estimación que en varios estados del país, 6 de cada 10 mexicanos no usan condón por falta de información o violencia en la pareja.

¿Qué nos dice esta información?

Lo anterior es el reflejo de la poca educación sexual en nuestro país. De acuerdo a expertos (Tapia Fonllem, 2018) implementar una educación sexual integral en México podría evitar la tasa de embarazo adolescente, aumento en casos de ITS, prevenir la violencia de pareja, incluso la violencia de género.

Por otro lado, se entiende por educación integral que no es solo otorgar información, sino generar conocimientos en las personas que y que puedan aplicarlo y hasta replicarlo, abordando distintas áreas de la sexualidad. Asimismo, implica educar no solo desde lo biológico, también desde lo psicológico y lo social (Olivera, 2015; Tapia Fonllem, 2018). Cabe mencionar que México obtuvo una evaluación eficiente en el tema de educación sexual integral (Inmujeres, 2019).

¿Por qué o qué?

En primer lugar, la educación sexual integral se aborda desde la infancia. A través de la educación sexual en niños, se lograría, como primer objetivo, disminuir el riesgo de abuso sexual infantil. Al mismo tiempo, implicaría abordar también temas de género para que desde la niñez se construya un concepto de equidad. (Olivera, 2015; Tapia Fonllem, 2018)

¿Entonces la educación sexual en niños no implica enseñar solo posiciones sexuales y “cosas para adultos”?

¡NO! Implica enseñar autocuidado, higiene, informarlos sobre los cambios que tendrán en la pubertad y generar un sentimiento de responsabilidad que más adelante les será muy útil. (Olivera, 2015)

Es segundo lugar, la educación sexual también se aborda en la adolescencia. Cobra especial importancia en esta etapa pues se dan en la persona cambios físicos importantes que no necesariamente los adolescentes entienden por sí mismos. (Olivera, 2015)

¡Pero hablarles de sexualidad solo les va a despertar la curiosidad y las ganas!

MITO. Se ha comprobado que hablar de sexualidad no necesariamente hace que el adolescente quiera ejercer su sexualidad, al contrario, lo vuelve más responsable sobre cómo ejercerla y como cuidarse cuando decida hacerlo, incluso aumenta su autoestima y sentimiento de autoeficacia, así como baja el sexismo. Lo anterior también implica que de forma integral los hombres y mujeres reciben la misma información, lo que ayuda a entender al sexo opuesto y generar empatía. (Olivera, 2015; Pichardo, García, Justicia & Llanos, 2008)

Si los jóvenes recibieran educación sexual integral, la tasa de embarazos adolescentes no sería tan alta en México y los casos de ITS serían menores.

¡Bueno, pues que les enseñen en la escuela!

En el programa educativo de la SEP del 2017, no hay abordaje del tema de la sexualidad de forma directa a nivel básico o superior a pesar de que está establecido en la ley que se integre el tema. Además, el abordaje que se logró en algunas materias de primaria y secundaria era solo de carácter biológico y enfocado a la heteronorma. Desgraciadamente, esto se ha dado porque grupos conservadores de la sociedad civil aún se oponen a que se implemente una educación sexual eficiente, en especial la iglesia católica y los mismos padres de familia, a tal grado que la presión obliga a las autoridades escolares a no abordar el tema. (Tapia Fonllem, 2018)

Cabe mencionar 2 cosas: que educación sexual integral es un derecho humano, así como que otorgar ayuda al tema de justicia social, pues es información útil que influyen en la vida de cada persona y en su toma de decisiones. (Menkes & Suárez, 2003)

Por otro lado, se ha observado también que cuando los padres abordan el tema con sus hijos adolescentes la confianza entre ambas parte aumenta (Sweeney, A. et. al., 2009), sin embargo el tabú impide que se el diálogo. El reto actual sería coordinar la cooperación tanto de las escuelas, los padres de familia y echar mano de las organizaciones dedicadas al tema para hacer frente.

Ok, pero yo ya sé, soy adulto, ¿ya para qué?

¡Para mucho! La educación sexual también es para adultos. Se ha encontrado que también en rangos de edad altos, sin importar el sexo, aún persisten mitos y dudas sobre temas de sexualidad (Olivera, 2015). De igual forma, ayudaría a romper con la violencia de género que se da en las parejas, pues recordemos, no se educa solo desde lo físico, también lo social y psicológico.

——————————————————

Relacionado a esto, compartimos la noticia: 90% de mujeres con VIH lo adquirieron por una pareja estable:

https://www.eluniversal.com.mx/nacion/politica/el-90-de-mujeres-con-vih-lo-adquirieron-por-una-pareja-estable?fbclid=IwAR32L1WASw97cZtI4S39t0o1PH7e7S2E7HXHdVEyEIZ2j78Kk5ohvMNDxyc

——————————————————-

Asimismo, la educación sexual integral se aborda desde el placer y no desde el castigo, por lo cual, se ha llegado a sugerir que con la educación adecuada, se podrían prevenir disfunciones sexuales y aumentar la vida sexual placentera. (Olivera, 2015)

Ok, creo que me convences…

¡Ojalá y sí! Todo lo anterior señala la necesidad de hoy en día de seguir promoviendo la educación sexual, asimismo, señala los beneficios tan grandes y el poder que la educación puede tener en el país.

Hoy en día podemos apostar a eso, en equipo y promoviendo el tema.

Referencias

Gayet, C. (2015). Infecciones de transmisión sexual en México: una mirada desde la historia y el género. México: Secretaría de Salud.

Menkes, Catherine, & Suárez, Leticia. (2003). Sexualidad y embarazo adolescente en México. Papeles de población, 9(35), 233-262. Recuperado en 10 de abril de 2019, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-74252003000100011&lng=es&tlng=es.

Olivera, D. A. (2015). Educación sexual integral para formadores. Retrieved from https://ebookcentral.proquest.com

Pichardo, M. C., García, T., Justicia, F., & Llanos, C. (2008). Efectos de un programa de intervención para la mejora de la competencia social en niños de educación primaria en Bolivia. International Journal of Psychology & Psychological Therapy, 8(3), 441–452. Retrieved from http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=36633620&site=ehost-live

Secretaria de salud. (2018). Programa de Acción Específico. Respuesta al VIH, Sida e ITS 2013-2018. Recuperado 9 de abril, 2019 de http://www.censida.salud.gob.mx/descargas/acerca/PAE_2013_2018_AUTORIZADA.pdf

Sweeney, A., Dennis B., Luz, B., Elizabeth B., Judy F. M., Sandra G. C., Yvette H., Wanda L., Rosa, O., Crystal P., Patricia R., Justina R., Diane S., Bernice S., Randa D., Amanda, P., Lori M. & Jennifer, T. (2009). ¿Y entonces, qué digo? Una Guía escrita por padres y madres para ayudar a otros padres y madres a hablar con sus hijos(as) sobre sexualidad. Plannet Parenthood of New York City. Recuperado 8 abril, 2019 de https://www.plannedparenthood.org/files/1214/0001/2327/ParentGuideSp.pdf

Tapia Fonllem, M. E. (2018). Educación sexual para todas y todos: la asignatura urgente para el logro de la igualdad en México. Cotidiano – Revista de La Realidad Mexicana, (212), 23–28. Retrieved from http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=133224201&site=ehost-live