¿El regreso a la Nueva Sexualidad?

Por Sofía De La Paz

Ya hace unos meses comenzaron las campañas de vacunación, cada vez crece más el porcentaje de la población que se encuentra inmunizada y poco a poco irán regresando las actividades presenciales en escuelas y trabajos. Por fin parece que la cuarentena acaba y hay una luz al final del túnel, pero… ¿esto que significa para nuestra sexualidad?

Hace más de un año que el COVID llegó a cambiar la historia de la humanidad, mandándonos a casa a cumplir una cuarentena y el distanciamiento social. Esto afectó todas las áreas de nuestra vida de manera crucial; lo social, laboral, emocional, y sí, también nuestra sexualidad. Y de pronto un giro inesperado: uno de los grandes tabúes de nuestra sociedad se comenzó a tocar en los medios de comunicación ya que era esencial para preservar nuestra salud.

Especialistas surgieron a recomendar medidas para tener encuentros sexuales, como el usar mascarillas en el momento de la actividad sexual; evitar besos, practicar ciertas posiciones que mantuvieran de alguna manera la distancia social (3);

Coronasutra

recomendar que sólo se tuvieran relaciones sexuales con la misma pareja – parejas, roomies, amigues con derechos, o las personas que vivían juntas – e incluso, lo más recomendado: El Autoplacer. Mejor dicho, en palabras de les expertes, “en tiempos de pandemia, tu mejor pareja sexual eres tú(2).

Si bien la sexualidad comenzó a ser un tema de salud durante la pandemia, pronto se comenzó a hablar acerca de la importancia del placer sexual como parte de la salud integral de las personas. De hecho, el Gobierno de México de manera oficial publicó el tema tomando como objetivo central “El placer Sexual en Tiempos de COVID” y las implicaciones de la pandemia en los Derechos Sexuales, retomando medidas similares a las mencionadas anteriormente (6).

“En tiempos de pandemia, tu mejor pareja sexual eres tu”

Theresa Tam en Forbes, 2020

La importancia del placer sexual no sólo se vio reflejado en artículos de salud y recomendaciones para procurar la sexualidad, sino que las tasas de venta de juguetes sexuales se elevaron exponencialmente. En México, la tienda Erotika cerró varias de sus tiendas físicas, pero reportó que sus ventas en línea aumentaron un 280%, mientras que prácticas como el sexting y el sexo por videollamadas también se popularizaron, e incluso trabajadoras sexuales comenzaron a dar servicio en línea (1). Claro que la pandemia nos ha enseñado adaptarnos a esta nueva modalidad, pero también nos enseñó a adaptar las maneras en que experimentamos nuestra vida sexual y, sobre todo, ¡abrirnos todavía más al sinfín de posibilidades que tenemos para vivirla!

Mientras parejas y solterxs comenzaban a explorar y se abría más la conversación, ¡bum! Por fin llegan las vacunas a decirnos que nos podemos relajar al menos un poquito. Es importante tener bien presente que las vacunas no nos hacen inmunes al 100% por lo que tenemos que seguir cuidándonos y respetando las medidas, pero sÍ nos traen una ventaja sobre el bicho (4)(7). Planned Parenthood (8) menciona que, si bien las mejores parejas sexuales siguen siendo personas que viven contigo o tu mismx, también agrega personas vacunadas a la lista.

Y claro, que si tu ya cumples con tu esquema de vacunación completo, puedes reanudar tu vida sexual de manera más segura. Es más, son lxs adultxs mayores quienes se pueden sentir más en confianza, ya que, por ejemplo, es más probable que en un encuentro ambes ya estén vacunades.

Claro que otra cosa es cierta. El que actualmente sea más seguro mantener contacto físico con una persona no significa que todes estén listes para quitarse el cubrebocas y besar a la persona de a lado. El regreso a la “nueva normalidad” puede causar emociones diferentes en cada persona, y todas son respetables, más si se trata de entrar en la intimidad. Por lo que, así como se pide usar condón o proponerle a tu pareja realizarse exámenes de ITS – y pequeño recordatorio de la importancia de esto último (8) – también puedes pedir que usen mascarilla o preguntar si ha tenido síntomas de COVID. El consentimiento es elemental, aún más cuando hay una pandemia de paso (5).

Pero entonces, ¿significa que guardaremos los juguetes y todas las nuevas experiencias aprendidas en el baúl durante el confinamiento para regresar a nuestra sexualidad pre-COVID?

¡La respuesta es no! Aquí nos gusta llamarle el “regreso a la nueva sexualidad” porque es evidente que las cosas han cambiado y esperamos que aquella puerta que se ha abierto permita que se siga hablando de la importancia de vivir la sexualidad de una manera sana y placentera. Puede que durante esta pandemia te hayas dado cuenta de nuevas cosas que te gustan, como el sexting, tener sexo en línea, juegos de restricción del contacto físico, y ¿por qué no? ¡ntroducir tus juguetes sexuales también a tu vida sexual en pareja! El coito definitivamente no es el límite, y el COVID, tampoco una limitante.

Sólo recuerda: protégete y mantén medidas de sanidad, incluso aunque no haya un virus, es importante. El consentimiento es tan importante para ponerse un cubrebocas como para ponerse un condón. Y finalmente, seas joven o mayor; cis, trans, género fluido, no binarie, o cual sea tu orientación sexual: no dejes de explorar y disfrutar tu sexualidad.

Referencias

  1. AP. (2020). Venta de juguetes sexuales en México se ‘dispara’ por pandemia de COVID-19. julio 2, 2021, de El Financiero Sitio web: https://www.elfinanciero.com.mx/empresas/la-pandemia-dispara-venta-en-linea-de-juguetes-sexuales-en-mexico/
  2. Forbes Staff. (2020). El sexo en la cuarentena por coronavirus es recomendable “siempre y cuando sea con una sola persona”. julio 1, 2021, de Forbes México. Recuperado de: https://www.forbes.com.mx/noticias-se-puede-tener-sexo-en-cuarentena-por-coronavirus/
  3. Forbes Staff. (2020). Eviten los besos y utilicen mascarillas durante el sexo: funcionaria canadiense. julio 1, 2021, de Forbes México. Recuperado de: https://www.forbes.com.mx/mundo-eviten-los-besos-y-utilicen-mascarillas-durante-el-sexo-funcionaria-canadiense/
  4. Fuller, D. (2021). ¿Pueden las personas vacunadas transmitir el coronavirus?. Junio 29, 2021, The Conversation. Recuperado de: https://theconversation.com/pueden-las-personas-vacunadas-transmitir-el-coronavirus-156503
  5. INSABI [Instituto de Salud para el Bienestar] (16 de diciembre del 2020). Como vivir la sexualidad después de COVID 19 [Archivo de video]. Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=fWSgiCgL7sk
  6. INSP. (2020). Salud sexual en tiempos de COVID-19. julio 1, 2021, de Gobierno de México. Recuperado de: https://www.insp.mx/avisos/salud-sexual-en-tiempos-de-covid-19
  7. OMS. (2020). Enfermedad por el coronavirus (COVID-19): Vacunas. Junio 29, 2021, Organización Mundial de la Salud. Recuperado de: https://www.who.int/es/news-room/q-a-detail/coronavirus-disease-(covid-19)-vaccines?adgroupsurvey={adgroupsurvey}&gclid=CjwKCAjwieuGBhAsEiwA1Ly_nX9N0myTZRGFFa3RtPX1ltipqefmwJskq10SvaGFM-wDpfZOO_o1ExoCn58QAvD_BwE
  8. Planned Parenthood. (2021). El COVID-19 y tu salud sexual. julio 1, 2021, de Planned Parenthood. Recuperado de: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/salud-y-bienestar/covid-19-nuevo-coronavirus/el-covid-19-y-tu-salud-sexual

Orgasmo Femenino ¿Cómo alcanzarlo?

Por: Alejandra Cervantes

Orgasmo femenino, ¿Cómo sé si ya tuve uno? Empecemos definiendo que es un orgasmo, según Arcila, Tobón y Gómez (2015) El orgasmo (del griego  «escalera» o «subida») es la descarga repentina de la tensión sexual acumulada, durante el ciclo de respuesta sexual, resultando en contracciones musculares rítmicas en la región pélvica caracterizadas por el placer sexual». Existen varias definiciones de un orgasmo, sin embargo, es posible que ninguna de ellas tenga el alcance suficiente para describir el fenómeno en algunas mujeres y, por tanto, aun teniendo orgasmos genuinos, no sean capaces de identificarlos como tales, o que identifiquen fenómenos de otro origen como si fueran orgasmos.

También es cierto que hay muchos mitos alrededor de este, por ejemplo, Vega (2020) habla sobre alguno de estos:

  1. El orgasmo femenino se produce gracias al coito: Falso. La vagina no tiene casi terminaciones nerviosas, en cambio el clítoris tiene alrededor de unas 8.500.
  2. Hay mujeres que pueden ser multiorgásmicas y otras no: Falso. Todas las mujeres pueden ser multiorgásmicas en cuanto se lo permitan. Para ello, hace falta conocer bien su cuerpo y dejarse llevar.
  3.  Con la edad, es más difícil para las mujeres sentir un orgasmo: Falso. Siempre se ha intentado dar una ‘fecha de caducidad’ a la sexualidad de la mujer, sobre todo cuando vive esta nueva etapa de su vida marcada por la menopausia.
  4. El orgasmo por squirting es más placentero: Falso. No es más placentero, sencillamente es más espectacular, y por este hecho suele llamar mucho más la atención. Las grandes consecuencias de este mito es que muchas mujeres se suelen sentir frustradas si no consiguen este tipo de orgasmo.

Profundicemos un poco más en este último, ¿Qué es el squirting? Y ¿Todas las mujeres pueden hacerlo?

El squirt es un término sexual que se define como la “eyaculación femenina”, sin embargo, se ha visto que son dos cosas completamente diferentes. La culpable del auge del squirt es la pornografía, esta industria lo ha generalizado y lo ha exagerado, por lo que confunde a las personas y no aporta a su educación sexual. La pornografía ha vendido la idea de que lo único que importa es el orgasmo y las parejas descuidan la importancia de cada una de las etapas de la relación sexual. Pero entonces, ¿Cuál es la diferencia de la eyaculación femenina y el squirt? La eyaculación femenina ocurre por la contracción de las glándulas de Skene que se encuentran en la uretra. Así como se presenta durante el orgasmo, en algunos casos también aparece antes del mismo. Se secretan “unos pocos milímetros de líquido lechoso y espeso producido por unas células que remedan lo que en el hombre sería la próstata” Esta eyaculación femenina tiene el mismo contenido de componentes proteínicos que el semen (El país, 2020). El squirting, en cambio, hace referencia a la expulsión de una cantidad variable de orina diluida, que sale por la uretra, pero a diferencia de esta, no huele y es transparente, como el agua. Es una respuesta natural que genera nuestro cuerpo a la estimulación del clítoris o del área clítoris-vagina-uretra de forma conjunta. (Dexeus Mujer, 2021). Solamente el 10% de las mujeres producen este fluido de manera regular y frecuente, pero todas lo pueden producir con el estímulo adecuado.

Ahora bien, hablemos de los distintos tipos de orgasmos, según Boutot (2019) son los siguientes:

  • Orgasmo clitoriano: Se alcanza por la estimulación del clítoris.
  • Orgasmo vaginal: Aunque no se sabe con exactitud, puede ser causado por la estimulación del punto G o una estimulación indirecta del clítoris o algo en medio de estos dos.
  • Orgasmo inducido por el ejercicio: El ejercicio físico, en particular el levantamiento de pesas y el ejercicio abdominal, pueden estimular esta parte.
  • Orgasmo durante el sueño: Este puede ser provocado por sueños eróticos, estimulación con la ropa de cama u otros distintos estímulos.
  • Otro: Se puede llegar a un orgasmo por medio de la estimulación de los pezones, el ano o diferentes zonas sensibles del cuerpo.

Pero entonces, ¿Cómo puedo alcanzar uno? No necesariamente se necesita tener relaciones sexuales, o estar con otra persona para alcanzarlo. Ya sea sola o acompañada, según Moreno (2020) es importante:

  • Darle prioridad al clítoris: Al ser una de las zonas con más terminaciones nerviosas, al estimularlo es mucho más fácil poder llegar al orgasmo.
  • Darle importancia a las caricias: Las caricias nos brindan una fuente de oxitocina (mejor conocida como la hormona del amor). Los altos niveles de oxitocina nos llevan a tener orgasmos más intensos, así lo afirma un estudio del diario Hormones and Behavior.
  • Aprovechar el ciclo menstrual: Durante la etapa de ovulación, los niveles de líbido aumentan en las mujeres. Por lo tanto, las probabilidades de alcanzar un orgasmo son mayores.
  • Tomar un descanso: Pasar uno o varios días sin estimularte te da la oportunidad de renovar tus energías. Esto se traduce en obtener orgasmos más fuertes.
  • Usa lubricantes: Aunque muchos lo relacionan con el acto sexual acompañada, también los puedes usar sola. Los lubricantes son excelentes herramientas para estimular mejor esta zona tan delicada.
  • Juega con tu imaginación: Existe un órgano esencial para llegar al orgasmo y ese es el cerebro: recurrir a tus fantasías sexuales te hace obtener orgasmos más fuertes. Ocurre una explosión de actividad en cerca de 30 áreas del cerebro, incluyendo la corteza orbitofrontal, donde se recrean estos pensamientos.

Recuerda que lo más importante de esto es explorar y conocer tu cuerpo, no te abrumes si no logras conseguirlo, al final el proceso debe ser placentero, y cuando menos lo esperes llegará. Intenta experimentar nuevas sensaciones, posiciones y si es necesario un poco de ayuda extra como los juguetes también son un buen aliado.

Referencias:

Arcila, J. F. U., Tobón, M. T. Q., & Gómez, M. G. (2015). Orgasmo femenino: definición y fingimiento. Urología Colombiana24(1), 19-27.

Boutot, M. (2019) ¿Cuántos tipos de orgasmos femeninos hay? Clue. Recuperado el 15/06/2021. Disponible en: https://helloclue.com/es/articulos/sexo/cuantos-tipos-de-orgasmos-femeninos-hay

Dexeus Mujer (2021) ¿Qué sabes del squirting? Actualidad, sexualidad y pareja. Recuperado el 15/06/2021. Disponible en: https://www.dexeus.com/blog/sexualidad-y-pareja/que-es-el-squirting/

El País (2020). ¿Qué es el squirt y en que se diferencia de la eyaculación femenina? Intimidad. Recuperado el 15/06/2021 Disponible en: https://www.elpais.com.uy/eme/intimidad/squirt-diferencia-eyaculacion-femenina.html

Moreno, M. (2020) El gran O: 10 Formas de alcanzar y mejorar el orgasmo femenino. Guddi. Recuperado el 15/06/2021. Disponible en: https://guddi.com/como-llegar-al-orgasmo/

Vega, P. (2020). ¿Depende de un buen amante? La experta resuelve este y otros cinco mitos sobre el orgasmo femenino.  El economista. Madrid. Recuperado el 15/06/2021 Disponible en: https://www.eleconomista.es/status/noticias/10699279/07/20/Depende-de-un-buen-amante-La-experta-resuelve-este-y-otros-cinco-mitos-sobre-el-orgasmo-femenino-.html

La masturbación en tiempos de Covid 19

Escrito Por: Valeria G. Buitrón

¿Te imaginaste alguna vez tener que vivir una pandemia? Quién hubiera dicho que el 2020 y (hasta ahora) parte del 2021 íbamos a vivir una pandemia que nos tiene a todx encerrados en casa. 

En estos tiempos, con toda la incertidumbre que habita en todo el mundo, nos hemos encontrado con el hábito de tener que encontrarnxs a nosotrxs mismos entre tanta convulsión. En otras palabras, en medio de un desastre como este y que el tiempo lo tenemos de sobra, no existe mejor oportunidad para poder conocernos un poco mejor y sobretodo nuestro cuerpo que tenemos que cuidar, tanto físicamente como psicológicamente. 

Hay que aprovechar este momento que tenemos de introspección y consentirnos de una manera que podamos aprender algo de nosotrxs mismxs, ya que muy seguramente antes de la pandemia no teníamos el tiempo para poder escucharnos, observarnos y convertirnos en nuestrxs mejores amigxs. Para esto, es muy importante que tengamos conciencia que tenemos que encontrar momentos en nuestro día en donde podamos estar solxs y obviamente aprovechar y conocer nuestra sexualidad. Tal y como lo menciona la autora Larissa Pagán en el artículo sobre la masturbación femenina “ Por pura prevención y ética, no podemos tener contacto humano, así que estos días de crisis, la masturbación se convierte en nuestra mejor amiga, e incluso, la clave para sobrevivir, gracias al placer, al goce ¡y a los orgasmos!” (Pagan, 2020).  

Asimismo, también es muy importante tener en cuenta que ahora vivimos en tiempos de mucha incertidumbre y miedo por la situación en la que nos situamos con el Covid19; por lo que es inevitable el no sentirse preocupadx, estresdx y con altos niveles de ansiedad,  y todas estas emociones tan inquietantes son tan fuertes, que llegan a afectarnos tanto físicamente, como emocionalmente directamente en nuestra salud, como por ejemplo: Bajan las defensas de nuestro sistema inmune, dolores de cabeza recurrentes, insomnio o sueño interrumpido, depresión, ansiedad, problemas gastrointestinales, etc. “Con el tiempo, los efectos del estrés pueden acumularse en tu cerebro y en tu cuerpo. Esta clase de estrés a largo plazo, o crónico, puede debilitar el sistema inmunológico” (Cigna, 2019). Dicho esto, es importante cuidar de unx y saber que el explorar la sexualidad y el erotismo pueden ayudar a que unx se sienta mucho mejor. ¿Sabías que el orgasmo refuerza tu sistema inmune? “Recalcan que la elevación de las endorfinas, la movilización de otras hormonas y los efectos cardiovasculares favorables que dejan los orgasmos genuinos son un estímulo para la inmunidad del cuerpo, a la par que mejoran el sueño, relajan los músculos y logran que llegue más sangre al cerebro” (Balac, 2020). 

De la misma manera, el autoerotismo y saberse autoestimular tiene varios beneficios a la salud tanto físicos como psicológicos; como por ejemplo: Alivia los cólicos menstruales, ayuda a conciliar el sueño, sirve para fomentar la intimidad la pareja y con uno mismx, ayuda a autoconocerse, aumenta químicos en el cerebro para que uno se  sienta tranquilx y ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad. 

Existen ciertas maneras para que unx empiece por explorarse a unx mismo, como por ejemplo: 

  1. Observate: Tócate frente a un espejo, mirate y acariciate mientras te enamoras de ti mismx. (Es algo muy bonito).
  2. Usa tu imaginación: Si tienes la oportunidad, comprate juguetes sexuales y aprende a usarlos, usa almohadas, u objetos seguros y (¡limpios!) que puedan ayudar a estimularte…. ¡deja correr tu imaginación con toda confianza, sin juzgarte!
  3. Posiciones y lugares nuevos: Trata de estimularte paradx, sentadx, acostadx, de rodillax, en tu cuarto, en otros lugares de la casa (si te encuentras solx), mientras te bañas, etc. 
  4. Apapáchate: Pon tu música favorita ( música con un buen mood para esto), encierrate en un espacio, acuestate en la cama y que te deje llevar tu imaginación. 

Se sugiere que unx empiece por ponerse en el “mood”, en un lugar cómodo y tranquilo, donde unx esté segurx que se encuentre solx, y empiece con pequeñas caricias alrededor del cuerpo para poder aumentar el líbido y dejarse llevar por lo que siente.

Es importante mencionar que unx tiene el propio control sobre su cuerpo y sexualidad. Si todavía no te sientes listx para experimentar ¡Está bien, es normal! Esto no es para que unx sufra, sino para que unx disfrute, se conozca y aproveche la cuarentena. 

“La realidad es que la sexualidad es un estilo de vida que va más allá de tan solo el sexo (con penetración); es una manera de relacionarse con el mundo a través de la explosión de las sensaciones y la expansión del placer” (Castañeda, 2018). 

Bibliografía 

– Balac, Esther . (2020). Masturbación en Cuarentena /Sexo con Esther . 2021, de El tiempo Sitio web: https://www.eltiempo.com/salud/masturbacion-en-cuarentena-columna-de-esther-balac-488682

Lo erótico como rebelión a una vida plena

por: SaraKim

Qué bella es la sensación de sentir unos besos en el cuello, una caricia por la espalda, incluso, un suspiro caliente  entre las piernas. Esos momentos en los que vivenciamos cómo nuestra piel quiere más, exige tanto seguir sintiendo que se eriza y se calienta. Sin embargo, quedarnos en esa exigencia de más estimulación sin poder relacionarlo con una emoción que nos lleve a la plenitud, se queda del lado de la pornografía. Lo erótico, algo que se ha confundido con la anticipación del acto sexual, es tanto más profundo de lo que imaginamos. Éste nos habla de nuestra capacidad de sentir y de  “poder compartir esa conexión íntima [que] sirve de indicador del gozo” (Lorde, 2003).

La pornografía se ha enfocado en lo primitivo del coito. Se ha limitado a mostrar la relación entre dos cuerpos que simplemente intercambian la necesidad fisiológica de un orgasmo, como lo explica González (2007).  La narrativa porno ha encontrado la manera de saciar el deseo de querer verlo todo; de participar en actos que virtualmente nos excluyen al retratar cuerpos exagerados que no se cansan de simular un placer insaciable. Lorde (2003), considera que al no ser consiente de la manera en la que saciamos nuestras necesidades eróticas, nos hemos reducido a “objetos de satisfacción” el uno para el otro. Esto no nos diferencia de otras especies animales que se juntan con el mero propósito de reproducirse. La pornografía no le interesa la humanidad en el acto sexual. 

Hay algo revolucionario de reconocerse como seres eróticos, de sabernos con la capacidad del erotismo. Gracias a la industria pornográfica, se ha creído que el erotismo no existe sin el acto sexual ya que sirve como una anticipación a su culminación. Pero, el erotismo es algo que se vive diariamente, si se sabe dónde encontrarlo y cómo vivirlo. Es lo que le puede traer plenitud a nuestras vidas.

El erotismo viene de Eros, el hijo de Afrodita que representa el placer. En la mitología, Psique tiene que enfrentarse a varios retos para poder volver a encontrarlo, porque una vez que lo conoció, no pudo vivir sin él. En otras narraciones, Eros se asocia con el amor, con la triple razón del epistemológico, lo ético y estético, como lo recopilan Araya y Barrantes, (2002). Sin embargo, en lo que coinciden estas narrativas es la presencia de Eros en lo cotidiano de la vida. Existe más allá del amor, de lo físico; es la esencia de vivir una vida plena. 

Entonces, cuando se habla de la rebelión que implica llevar una vida erótica, es reconocer el placer de crear, de sentir. El capitalismo de la industria pornográfica nos quiere hacer creer que el placer se debe vivir en compañía, que somos incapaces de encontrarlo por nosotras mismas. Busca hacernos dependientes de un proveedor del goce sexual. Pero, existe la interrogativa de por qué: ¿por qué conviene que no reconozcamos nuestra capacidad de sentir placer por una misma?

Lu Gaitán nos cuenta en su libro Alumbra la luna (2020), que a las mujeres se les cargó la responsabilidad traer más humanos al mundo para poder alcanzar la demanda de un sistema capitalista y patriarcal. La caza de brujas buscaba terminar con las mujeres que reconocían su sabiduría, su poder creador y su sensibilidad sensorial y emocional. Estas mujeres que querían conectar a través de una conexión que reconocía las emociones que despertaban los sentidos y viceversa, no eran buenas candidatas para un mundo que quería crecer en riquezas materiales. Se les implanto un miedo de vida o muerte si no eran “dóciles, leales y obedientes […] a las imposiciones externas” que oprimen su poder erótico (Lorde, 2003).

Ahora, lo erótico se entiende como esta capacidad de poder crear nuestro propio placer y ser consiente de las emociones que evoca conectar con nuestro cuerpo sensorial. Si las mujeres nos reconocemos como directrices de nuestro propio goce, no vamos a conformarnos con la pornografía. Lo erótico nos lleva a querer encontrar una vida en la que podamos vivirlo constantemente en nuestro trabajo, relaciones, cuidados, actividades recreativas.

Vivir una vida enfocada en el erotismo, es un acto revolucionario. Busca que conectemos con nuestras emociones de una manera creativa, que sea espontáneo la manera en la que experimentamos a nuestra cuerpo exigiendo más estimulación. Se puede vivir de nuestro propio tacto con nuestra piel, con telas exquisitas o con la riqueza de la naturaleza; del deseo de despertar nuestra audición al escuchar nuestro interior, o el olfato al bañarnos en olores embriagantes. Lo erótico se encuentra en todas partes, pero  lo que nos lleva a vivirlo plenamente, es estar consientes que no existe sin el reconocimiento de una sensibilidad emocional que nos lleva a crear intimidad.

Barrantes Rodríguez, Iveth, & Araya Vega, Eval Antonio (2002). Apuntes sobre sexualidad, erotismo y amor . InterSedes: Revista de las Sedes Regionales, III(4),73-82. ISSN: 2215-2458.

Gaitán, L. (2020). Alumbra la luna, Editorial Planeta

González Montero, Sebastián Alejandro (2007). PORNOGRAFÍA Y EROTISMO. Estudios de Filosofía, (36),223-245. ISSN: 0121-3628.

Lorde, A. (2003). La hermana, la extrajera, artículos y conferencias. Capítulo 4. Madrid, España.

La mente: El principal órgano sexual del ser humano

Escrito por: Regina Gutiérrez Bonilla

Abril, 2021

Se ha comprobado que los procesos mentales tienen un rol decisivo en nuestra respuesta sexual, incluso se ha llegado a decir que el principal órgano sexual del humano es el cerebro; esto debido a que los procesos mentales son los encargados de percibir los estímulos sexuales y de ellos dependerá la respuesta sexual (Barra, 1999). 

El cerebro procesa y reacciona a estímulos externos, pero de la misma manera, es capaz de generar pensamientos e imágenes eróticas aún si no hay ningún tipo de estimulación externa; provocando de igual forma, una respuesta sexual. ¡Es increíble! Nuestra mente nos ayuda a mantener nuestra sexualidad activa sin depender de nada externo.

La fantasía es una capacidad creativa que tenemos los humanos. Nos permite escapar de la realidad y experimentar una distinta. Gracias a ella podemos tener sensaciones físicas reales ante algo que no está pasando en ese momento (Jorba, 2020). 

Como mencioné, las fantasías sexuales son personales, no dependen de nada externo, y  pueden darnos una idea de todo el universo erótico que existe dentro de nosotros. Explorar nuestras fantasías es importante ya que en ocasiones, este universo erótico nos resulta poco familiar, y como seres humanos, es natural temerle a lo desconocido; pero si nos atrevemos a explorarlo podremos perderle el miedo, y hacer de nuestras fantasías un aliado de nuestra sexualidad.

Hasta este momento, todo suena increíble; las fantasías sexuales, el universo erótico interno, la mente, aliado sexual, etc. Pero tristemente el tema de las fantasías no es tan simple. Si el sexo como tal es un tabú, las fantasías sexuales… aún más. 

Es poco común encontrarse con personas que hablen abiertamente de sus fantasías sexuales, esto puede deberse a que la mayoría de las fantasías tienen un contenido que no es frecuente en lo que las personas generalmente practican en su día a día. De hecho, se ha observado que las fantasías sexuales pueden llegar a generar culpa y vergüenza (Sierra, 2010). Entonces, ¿por qué algo que produce nuestra mente para darnos placer, puede generar malestar? 

La respuesta está en que en el universo erótico interno y de fantasía, no existen los valores ni las reglas que nos rigen en la vida diaria. No existen porque ahí no se necesitan; la fantasía está enfocada únicamente en el placer, nuestro placer. 

El malestar surge cuando se relaciona al placer con la culpa y vergüenza; cuando los valores y reglas se contrastan con la fantasía. En este punto es cuando el universo erótico interno y las fantasías dejan de ser un aliado y se convierten en el enemigo.

Para desaprender la relación del placer con la culpa en cuanto a las fantasías, primero tenemos que entender que las fantasías son algo natural y que la mayoría de personas las experimentamos (9 de cada 10 personas para ser exactos), y que no importa que tan diferentes o alejadas de nuestras creencias o valores estén, porque las fantasías se encuentran solo en nuestra mente (Jorba, 2020). 

Así mismo, tenemos que recordar que fantasear con algo no es lo mismo que desearlo.¡Es el punto de las fantasías! poder experimentar en mente algo que no queremos experimentar en cuerpo. En el mundo interno de la fantasía no hay valores ni reglas, pero tampoco hay dolor, ni peligro. Es por esto que muchas veces nuestra mente recurre a la fantasía, porque es algo que quiere dejar ahí; en el universo interno, donde el placer y nuestro bienestar estará asegurado.

Otra cuestión por la cual muchas personas se sienten culpables de sus fantasías es porque sienten que son los únicos con esos pensamientos, pero lo más probable es que sea una fantasía muy común; se ha observado que las fantasías de los humanos radican en 4 categorías principales (Barra, 1999). 

  1. Fantasías de actividades sexuales convencionales con amantes pasados, actuales o imaginarios.
  2. Fantasías que involucran poder sexual e irresistibilidad, como seducción y parejas múltiples.
  3. Fantasías que involucran elementos no convencionales, referentes a contextos, posiciones, prácticas y tipo de parejas.
  4. Fantasías de sumisión o dominación que involucran o implican algún grado de forzamiento.

Las fantasías sexuales son algo natural, nos permiten excitarnos y nos permiten darnos una escapada de la realidad. Es importante explorarlas y experimentarlas porque al final, son NUESTRAS fantasías y están en NUESTRA mente; podemos hacer con ellas lo que queramos. Somos libres de excitarnos, fantasear, e imaginar. Y si quisieras llegar a transformar tu fantasía en una realidad, recuerda que todo siempre debe ser con responsabilidad, consentimiento y placer; tomando en cuenta que la realidad puede resultar muy diferente a como se veía en tu fantasía; ya que en la vida real no tenemos el control de la mayoría de los factores externos (Villadangos citado en Carpallo, 2020).

Referencias:

Barra, E. (1999). Fantasías sexuales. Revista Chilena de Psicología, Vol. 20(2), pp.24-30. https://www.researchgate.net/profile/Enrique-Barra-Almagia/publication/237045543_Fantasias_sexuales/links/02e7e51afb50fb3d35000000/Fantasias-sexuales.pdf

Carpallo, S. (2020). ¿Y si lo mejor para las fantasías sexuales es no dejarlas salir?. De El País sitio web: https://elpais.com/buenavida/bienestar/2020-09-24/y-si-lo-mejor-para-las-fantasias-sexuales-es-no-dejarlas-salir-del-armario-jamas.html

Jorba, N. (2020). Todo lo que deberías saber de las fantasías eróticas. De La Vanguardia sitio web: https://www.lavanguardia.com/vivo/sexo/20200115/472865307272/fantasias-eroticas-sexuales.html

Sierra, C., Perla, F., Santos, P. (2010). Culpabilidad sexual en jóvenes. Revista Latinoamericana de Psicología, Vol. 43(1), pp.73-81. ISSN 0120-0534