Vagina vs Vulva

Por: Samantha Trujillo Villarreal

Les voy a describir el momento en mi vida que dio pie a la selección del tema de este artículo: Soy una estudiante de psicología, a punto de graduarme, cursando una clase de sexualidad humana, sin embargo, y no me siento orgullosa, pero la palabra vulva me cuesta utilizarla. ¿Por qué? La palabra vagina está perfectamente integrada en mi vocabulario, pero vulva… es como su “pariente incómodo”. 

Comencemos por dejar algo en claro. La vulva está compuesta de las partes genitales femeninas que se encuentran afuera del cuerpo. Esto incluye los “labios” o pliegues de piel, el clítoris y las aberturas hacia la uretra y la vagina. (MedlinePlus 2020) Mientras que la vagina es un conducto que conecta la vulva con el cérvix y el útero. (Planned Parenthood 2020). Entonces, para ser más claros, la vulva es lo que se ve desde afuera y la vagina es un canal interno. Pero, ¿Seré la única que utiliza mal el término? 

Una simple búsqueda en Google fue suficiente para darme cuenta que en efecto, y como lo sospechaba, no soy la única. En 2019 el periódico británico The Guardian hizo una entrevista a Eve Ensler, la autora de Los Monólogos de la vagina sobre este tema precisamente. En este, de hecho, ella confiesa que no fue sino hasta que escribió un libro sobre vaginas y vulvas, que dejó de llamar a su vulva vagina. Ensler comenta que sabía que el término anatómicamente correcto era vulva, pero qué utilizarlo le parecía bochornoso e incluso pedante.  

En el 2019 se publicó un artículo llamado La sorprendentemente corta historia de la vagina. Este artículo comienza dando una larga lista de maneras de decirle a la vagina, sin decir la palabra vagina, y aunque la lista se encuentra en ingles, no basta mas que hacer una búsqueda en google para encontrar sitios web con títulos como “50 maneras de llamar a la vagina” y “Los otros 100 nombres para llamar a la vagina que quizás desconocías”. Así que buscamos nombrar a los genitales femeninos de cualquier manera, menos la correcta. Este artículo habla del tabú que rodea a la sexualidad femenina, incluso hasta 1680 tuvo nombre este conducto en el cuerpo de la mujer, así que no nos sorprende que estas partes anatómicas hayan sido vistas como misteriosas.  

En la antigua Roma se creía que las mujeres tenían los mismos órganos reproductivos que los hombres solo que al interior de su cuerpo, el escroto era el útero, el pene sería la vagina y los testículos, los ovarios. Esta es una creencia que prevaleció durante siglos. De hecho, hasta 1994 el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos no practicaba ensayos clínicos en mujeres, porque se creía que tenían el mismo efecto en ambos sexos. (Healthline 2019)

Hoy en día, muchas mujeres siguen llamando a sus genitales de mil y un maneras, lo que sea que les evite decir la palabra “vulva”, incluso “vagina” viene antes en la lista. ¿Pero cuál es el problema? En el 2015 el periódico The Huffington Post, le hizo precisamente esta pregunta a Laurie Mintz, profesora de psicología en la Universidad de Florida y autora del libro Guía de una mujer cansada para sexo apasionado. Mintz menciona que hay un análisis feminista de porque esto importa. “Al llamarle a toda la anatomía femenina vagina, nos estamos refiriendo a nuestros órganos sexuales como la parte que le da más placer a los hombres heterosexuales. La mayoría de las mujeres necesitan estimulación en el clítoris para poder tener un orgasmo, y demasiadas de estas no están obteniendo lo suficiente en sus relaciones sexuales. Él seguir utilizando la terminología incorrecta probablemente está jugando un rol en esto.”

En este mismo artículo de The Huffington Post se habla de que ⅔ mujeres se sienten demasiado avergonzadas de utilizar el término “vagina” con su doctor, y de “vulva”… ni hablemos. Mintz también habla de que “Si no conocemos qué hay ahí abajo y recurrimos a apodos, avergonzándonos cada vez que nos referimos a nuestras partes privadas, ¿Qué tan cómodas nos podemos sentir con nuestra propia sexualidad, y nuestra expresión sexual?”  (Pearson 2015)

Utilizar el nombre correcto para nuestra vulva y vagina, es dar un paso adelante en la incesante carrera para tomar control de nuestro cuerpo y apropiarnos de nuestra sexualidad. 

Referencias:

Planned Parenthood (2020) “¿Cuales son las partes de la anatomia sexual femenina? https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/salud-y-bienestar/anatomia-sexual-y-reproductiva/cuales-son-las-partes-de-la-anatomia-sexual-femenina 

Pearson Catherine (2015) “Let’s clear up the vagina vs vulva debate once and for all”. The Huffington Post https://www.huffpost.com/entry/lets-clear-up-the-vagina-vs-vulva-debate-once-and-for-all_n_562f99dfe4b06317990f73c8

Healthline (2019) “The surprisingly, very short history of the vagina”. https://www.healthline.com/health/vagina-history#_noHeaderPrefixedContent

MedlinePlus (2020) “Vulva” https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002343.htm

El arte del beso ¿lo conoces?

Por: Paola Silva Simón

“Un mundo nace cuando dos se besan” – Octavio Paz

Alguna vez te has preguntado sobre ¿Qué son los besos y el efecto que tienen en nuestro cerebro y cuerpo?

Todos los humanos contamos con un instinto para conectarnos con el otro mediante un beso, pero la forma y manera de expresarlo va a depender de nuestra cultura y experiencias personales. Un beso puede ser lo que permite que una relación, llegue a una conexión más profunda o que se termine ahí todo, ya que fue algo que no se sintió bien. 

Pero… ¿Qué es un beso?

Sheril Kirshenbaum (2011), nos explica en su libro “The Science of Kissing: What Our Lips Are Telling Us”, que la definición de un beso es relativamente simple ya que es el contacto boca a boca de dos personas o la presión de los labios de uno en alguna otra parte del cuerpo del otro.

A pesar de todo la pregunta más importante sigue siendo: ¿Qué pasa en nuestro cerebro y cuerpo cuando un beso sucede?

Lo que sucede es que el cerebro empieza a aumentar la sensibilidad en los labios y comienza a liberar tres compuestos químicos (dopamina, oxitocina y serotonina) que son los neurotransmisores encargadas de provocar la sensación de placer, incluso facilitan el sentimiento de apego y brinda una sensación de recompensa, ayudan con la regulación de emociones, relacionados con la sexualidad, falta de apetito y sueño (Kirshenbaum, 2012).

Asimismo, también nuestro cuerpo experimenta cambios físicos que pueden ser: vasos sanguíneos dilatados, pulso acelerado, mejillas rojas y las pupilas se agrandan, pero todas son respuestas del cuerpo que reflejan síntomas parecidos a los que se asocia el enamoramiento (Kirshenbaum, 2012).

Sabias que…

 

Los labios son la zona más erógena del cuerpo, ya que están llenos de terminaciones nerviosas (Kirshenbaum, 2012).

Sheril Kirshenbaum, tiene algunos consejos que estoy segura te servirán mucho:

  • Conocer los gustos y preferencias de la otra persona.
  • Siempre tener una buena higiene.
  • Preparar el escenario ya que elegir el momento adecuado es la clave.

(ABC Ciencia, 2014)

Finalmente, un estudio de la Universidad de Oxford, demuestra que besar en las relaciones románticas tiene dos funciones principales: la evaluación de la pareja y la medición del apego. Es probable que los besos puedan funcionar tanto para evaluar a la pareja como para facilitar el apego al trabajar en diferentes etapas del proceso de relación. Para averiguarlo, Rafael Wlodarski y el profesor Robin Dunbar realizaron un cuestionario online a 900 adultos, que respondieron preguntas sobre la importancia de besar en las relaciones a corto y largo plazo (Wlodarski & Dunbar, 2013).

Bibliografía:

ABC Ciencia. (2014). Cómo besar bien (la respuesta científica). ABC. Recuperado 8 Septiembre 2020, desde https://www.abc.es/ciencia/20140814/abci-como-besar-bien-ciencia-201408141845.html.

ABC Ciencia. (2013). ¿Por qué nos besamos?. ABC. Recuperado 8 Septiembre 2020, desde https://www.abc.es/sociedad/20131012/abci-porque-besamos-201310111322.html.

Kirshenbaum, S. (2012). The science of kissing. CNN. Recuperado 8 Septiembre 2020, desde https://edition.cnn.com/2012/02/14/opinion/kirshenbaum-science-kissing/index.html.

Kirshenbaum, S. (2011). The science of kissing (1st ed.). Grand Central Pub.

Wlodarski, R. & Dunbar, R. I. M. (2013) Examining the possible functions of kissing in romantic relationships. Archives of Sexual Behavior. doi:10.1007/s10508-013-0190-1.

Hablemos de Higiene Menstrual

Por: Andrea Sánchez Espinosa

“Los derechos humanos se ven menospreciados cuando las mujeres y niñas no pueden manejar su menstruación con dignidad” – Hannah Neumeyer 

Seguramente, si eres mujer y estás leyendo esto, sabes lo que es la menstruación y tienes en tu baño un par de toallas sanitarias, pantiprotectores, tampones, o incluso una copa menstrual; pero ¿Alguna vez te has tomado el tiempo para realmente valorar lo que es tener acceso a estos productos?

Hoy en día, alrededor de un tercio de la población mundial carece de acceso a un saneamiento adecuado y agua segura. En pocas palabras, en el mundo hay más personas con un celular, que gente que tiene acceso a un baño… ¿Sabes cómo esto repercute en la menstruación? La mujer, ya sea de manera figurada o literal, es quien asume el peso de la falta de dichos servicios.(1) Alrededor de la deficiencia de sanidad y agua, se desarrollan problemas relacionados con los malos hábitos de higiene; desde las mujeres que no tienen un baño en su casa y deben caminar largas distancias para orinar y defecar al aire libre, hasta las que se ven forzadas a ausentarse de la escuela o del trabajo por falta de instalaciones sanitarias; esto sin considerar que la menstruación es vista como un tema tabú para muchas sociedades, como en Nepal, en donde incluso se piensa que la regla es algo muy sucio, y por ende, las mujeres deben mantenerse aisladas.(5) En adición, en la mayoría de los sitios, los productos de higiene menstrual ni siquiera son considerados como una necesidad, sumando que éstos tienen un costo muy elevado, lo cual provoca que menos mujeres puedan adquirirlos.(4) 

Por un lado, la ausencia de productos de higiene menstrual provoca que las mujeres deban recurrir a un plan B para intentar compensar aquella falta; utilizando así alternativas como hojas secas, trapos, papel periódico, trozos de tela, entre otros. El no poder usar los productos adecuados durante la menstruación llega a provocar infecciones y problemas de salud consecuentes.(1) 

Por otro lado, nos enfrentamos a una sociedad llena de silencios y estigmas, y la menstruación no es la excepción. En India, más de la mitad de las niñas no saben nada acerca de la menstruación hasta la primera vez que la tienen; llegando a pensar que se trata de una enfermedad grave, o incluso que se están muriendo.(3) Esto es causado por la grave desinformación, la cual llega a ser perjudicial debido a que “lo que no sabes, te puede hacer daño”, es por eso que se debe enseñar el proceso de menstruación, y de las opciones disponibles y viables para el correcto manejo de la higiene. Una vez más, como todo, la base es la educación.(2) 

SE DEBE HABLAR DE LA HIGIENE DE NUESTRA MENSTRUACIÓN Y SE DEBE HACER SABER QUE SE TRATA DE UNA NECESIDAD. 

Ninguna mujer debe ser excluida, tratada como “sucia”, y mucho menos verse obligada a perder una semana en el colegio o trabajo cada que llega su periodo debido a que no se tenga acceso a los productos sanitarios y áreas de saneamiento; dejemos de transmitir el mensaje erróneo de que las necesidades básicas de salud no son importantes, y reduzcamos las barreras que enfrentan las niñas, adolescentes y mujeres para que puedan vivir sin límites.(4) 

Como dato, recuerda que el 28 de mayo es el Día Mundial de la Higiene Menstrual, el cual se ha escogido de tal manera porque mayo es el mes 5, y en promedio, la menstruación dura 5 días; mientras que el día es 28 debido a que es el número promedio de días del ciclo menstrual.(5) Hagamos ruido, no solo en este día, sino en todos y rompamos el silencio de la menstruación para que más niñas y mujeres tengan acceso a la higiene cada mes… ¿Y ahora, de qué manera visualizas el poder tener la oportunidad de menstruar de la mano de productos higiénicos? 

Referencias: 

(1) Campos, S. (2017). Higiene Menstrual: Un Reto en el Cielo y en la Tierra. BID Mejorando Vidas. Recuperado de: https://blogs.iadb.org/agua/es/higiene-menstrual-un-reto-en-el-cielo-y-en-la-tierra/

(2) Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. [IFRC]. (2019, septiembre, 11). Manejo de la Higiene Menstrual. [Archivo de Vídeo] Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=JWxmCGZJ8uI

(3) Human Rights Watch. (2017). La Higiene Menstrual es una Cuestión de Derechos Humanos. Suecia, Estocolmo. Recuperado de: https://www.hrw.org/es/news/2017/08/31/la-higiene-menstrual-es-una-cuestion-de-derechos-humanos

(4) Mideros, A. (2020). Debemos Hacerlo Mejor en Higiene Menstrual. World Association of Girl Guides and Girl Scouts. Inglaterra: WAGGGS. Recuperado de https://www.wagggs.org/es/blog/MHDay-Sarah/  

(5) UNICEF. (2020). Día de la Higiene Menstrual: 10 Falsos Mitos Sobre la Regla a Desmontar. UNICEF. Recuperado de: https://www.unicef.es/blog/dia-de-la-higiene-menstrual-10-falsos-mitos-sobre-la-regla-desmontar

NI PUTA POR COGER, NI MADRE POR DEBER, NI PRESA POR ABORTAR, NI MUERTA POR INTENTAR

Por: Valentina Marcó del Pont Bonfil

¿Qué es el aborto?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el aborto como “la interrupción del embarazo cuando el feto todavía no es viable fuera del vientre materno. La viabilidad extrauterina es un concepto cambiante que depende del progreso médico y tecnológico, estando actualmente entorno a las 22 semanas de gestación.” Así mismo, es definido como “la expulsión del producto de la concepción.” 

Tipos de aborto:

Existen dos grandes clasificaciones cuando hablamos de aborto; “aborto inducido” y “aborto involuntario”. Como sus nombres lo dicen, el aborto involuntario es aquel en el cual el cuerpo de la mujer rechaza al producto, sin necesidad de intervención de medicamentos, operaciones, u otros métodos.

Sin embargo, el aborto inducido, como también su nombre lo dice, alude a aquellos procesos que se realizan de manera voluntaria. Así mismo, esta categoría se divide en abortos seguros y abortos inseguros.

Tipos de abortos seguros

Aborto médico:

Es el simple procedimiento de tomar pastillas. El medicamento que suelen recomendar los doctores se llama misoprostol y a veces este se encuentra combinado con mifepristona.

Entre los abortos seguros, los médicos son los MÁS seguros, pues se puede hacer desde casa, solo siguiendo al pie de la letra las indicaciones para ingerir el medicamento, que también están avaladas por la OMS.

OJO: se tiene que tomar en cuenta que hay un límite de tiempo para poder llevar a cabo el aborto con misoprostol de forma segura. Lo ideal es que se realice en las primeras 12 semanas del embarazo. El medicamento suele tardar unas 12 horas en hacer efecto. (Excelsior, 2019)

Aborto quirúrgico

Se trata de una cirugía para remover el producto. Existen dos tipos de abortos quirúrgicos seguros:

  • Aborto por succión

En este se inserta un tubo delgado de goma, llamado cánula, en la vagina. Después, ya sea de forma manual o eléctrica, se empieza a succionar el producto.

Este tipo de aborto es seguro si se realiza entre las 12 y 14 semanas de embarazo y TIENE que ser realizado por una persona entrenada, ya sea en una clínica u hospital. (Excelsior, 2019)

  • Aborto por dilatación y evacuación

En este procedimiento, el útero se dilata por medio de medicamentos hasta el punto en el que es posible meter un tipo de pinza llamada “fórceps” para remover el producto. Al igual que el procedimiento de succión, este TIENE que ser realizado por un médico dentro de un hospital o clínica. Así mismo, este tipo de aborto se emplea en embarazos que tengan más de 14 semanas de gestación. (Excelsior, 2019)

Tipos de abortos inseguros

Legrado o curetaje

Es un método NO seguro en el que se dilata la cérvix usando instrumentos de medicina y se raspa el tejido del útero, la OMS ya no lo considera como un tipo de aborto seguro debido a que es muy invasivo y puede tener consecuencias graves para la mujer que se somete a este procedimiento.

Desafortunadamente esta es la forma más conocida de aborto en México. (Excelsior, 2019)

¿Cuál es la situación en México?

En la Ciudad de México, desde que se aprobó la interrupción legal del embarazo en 2007, se han practicado 205 mil 508 abortos, de los cuales 70% han sido en mujeres que viven en la capital del país, 26% en personas que vienen del Estado de México y el resto de otras entidades. (La Razón, 2019)

En todos los 32 estados en México el aborto es legal cuando el embarazo es producto de una violación; en 29 se permite cuando el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer; en 10 cuando el embarazo constituye un riesgo severo a la salud de la mujer; en 13 en casos de malformaciones congénitas; en 29 cuando el aborto se produce de manera “imprudencial”; en 11 cuando el embarazo es producto de una inseminación artificial no sentida y en un estado, Yucatán, por razones económicas. (Popcouncil, 2008)

De 2000 a 2016 se registraron tres millones 351 mil 704 atenciones para el aborto en mujeres de entre 15 y 44 años en los servicios públicos del país. Excluyendo a la Ciudad de México, de ese total de atenciones, únicamente 0.23% fueron abortos médicos, es decir, inducidos legalmente por razones terapéuticas.

 (La Razón, 2019)

Pero…

En América Latina y el Caribe, tres cuartas partes de las interrupciones del embarazo son en condiciones inseguras, cuando en realidad el aborto es un proceso más seguro si se realiza en sitios salubres y con personal capacitado. (Lavelanet, 2019)

El acceso a los servicios de aborto en caso de violación AÚN es limitado en todo México, a pesar de estar reconocido en el marco jurídico nacional e internacional. En muchas ocasiones, niñas y mujeres se ven obstaculizadas para ejercer sus derechos humanos por el desconocimiento por parte del personal médico. Por esto, es común que las mujeres o niñas víctimas de violación a servicios de aborto, piensen que están cometiendo un delito y, por lo tanto, actúan de la misma manera, negándolo o haciendo el proceso más lento, lo que hace que se complique aún más.  (GIRE, 2013)

Aún en los casos en los que el aborto es permitido por ley bajo ciertos criterios, el acceso a un aborto seguro y legal en dichas circunstancias aun continúa siendo limitado, excepto en la Ciudad de México, donde se están implementando servicios gratuitos de aborto electivo seguro dentro de las primeras 12 semanas de gestación. (Popcouncil, 2008)

¿Y entonces?

Con los datos previamente presentados, se puede concluir que el aborto legal en México no es un tema moral, sino de salud pública. El aborto realizado de forma clandestina aumenta el riesgo de morir de cualquier mujer.

La OMS (2019) indicó que uno de cada cuatro embarazos termina en aborto y que 45% de los 56 millones de estos casos que se practican anualmente en el mundo son inseguros, lo que pone en riesgo la vida de la madre.

Anualmente mueren 24 mil mujeres por abortos inseguros y ocurren 7 millones de hospitalizaciones por complicaciones. (Lavelanet, 2019)

Es por esto que es necesario hacer énfasis en los jóvenes y ser capaces de poder ofrecerles programas adecuados de educación sexual, servicios de salud reproductiva e información sobre métodos anticonceptivos de todo tipo, para poder evitar que lleguen a situaciones como lo es interrumpir el embarazo, donde la vida de las mujeres, principalmente, corra riesgo. No obstante, también se debe de dar una educación adecuada sin perspectiva religiosa en el tema del aborto.

Personalmente considero que la situación en la Ciudad de México es una oportunidad para todas las mujeres del resto del país. Y tú, ¿qué opinas?

Bibliografía:

Aborto. La información médica. (2009) Definición de IVE (Interrupción Voluntaria del Embarazo). Sitio web: http://www.abortoinformacionmedica.es/2009/03/28/definicion-de-ive-interrupcion-voluntaria-del-embarazo/#:~:text=La%20OMS%20define%20el%20aborto,las%2022%20semanas%20de%20gestaci%C3%B3n.

GIRE. (2013) Aborto. Gire, Org. México. Sitio web: https://gire.org.mx/aborto/

La Razón Online (2019) OMS presenta plataforma sobre situación del aborto en México. La Razón. Sitio web: https://www.razon.com.mx/mexico/organizacion-mundial-de-la-salud-oms-uno-de-cada-4-embarazos-termina-en-aborto-45-por-ciento-de-56-millones-de-casos-practica-mundo-insegura-mexico-tasas-de-mortalidad-materna-interrupcion-legal-causa/

Popcouncil, Org. (2008) Datos sobre el aborto inducido en México. Guttmacher, Estados Unidos. Sitio web: https://www.popcouncil.org/uploads/pdfs/FIB_IA_Mexico_sp.pdf

s/n (2019) Todo lo que necesitas saber sobre el aborto, explicado por la OMS. Excelsior, México. Sitio web: https://www.excelsior.com.mx/trending/todo-lo-que-necesitas-saber-sobre-el-aborto-explicado-por-la-oms/1301019

EROTISMO: El misterio mexicano

Por: María Moreno

La palabra erotismo proviene del griego “eros”, que significa amor apasionado vinculado al deseo sexual. Esté forma parte de la sexualidad, y lo podemos definir como la capacidad de reconocer el displacer y placer, la mayoría de veces lo relacionamos con la eyaculación y el orgasmo; sin embargo, es lo que provoca la excitación y no necesariamente debe de haber un contacto con partes genitales o un otro. 

El ser humano nace con capacidad erótica, es decir, el erotismo está presente en nuestras vidas desde el día uno. Forma parte de la sociedad y cultura; los cuales tienen una influencia en nosotros, puesto que moldean la manera que cada uno de nosotros piensa y cómo interpretamos el deseo y placer. La sociedad dicta lo que es y  no es aceptable para nuestra vida sexual y por ello, al erotismo también. 

La sociedad mexicana es de las más grandes represoras del erotismo, debido a una cultura machista donde el hombre tiene el control y poder absoluto, los valores inculcados como la virginidad y virilidad son centrales, y las creencias religiosas que dictan que todo lo que cause placer es malo y nos debe llenar de culpa. 

Por esto en México existe una brecha bastante grande sobre cómo vivimos la sexualidad y erotismo. Las más afectadas somos las mujeres, ya que cuando se nos inculca que el valor de una mujer se encuentra solamente sí es virgen o no, genera ideologías negativas en cuanto al erotismo. Las mujeres están inmersas a un mundo donde gira en torno al hombre, sin poder expresar y vivir su erotismo. 

En cuanto a los hombres, se tiene la expectativa que tienen que tener muchas parejas sexuales, siempre las mujeres los deben de satisfacer y cumplir con las necesidades, además de que existe un limitación en la expresión de emociones y sentimientos. Se nos ha enseñado que un hombre tiene que ser macho y jamás llorar. 

Algunos estudios demuestran que siete de cada 10 mexicanos no viven una sexualidad plena, incluso el 21% menciona sentir poco o nada en un encuentro sexual. La mayoría de los mexicanos relacionan el acto sexual solamente con los genitales, no reconocen el erotismo y tampoco lo llevan a la práctica; debido a la idea que es sucio, pecado o del mal. 

Claro que existe una insatisfacción porque nos encontramos limitados dentro de nuestro placer sexual, ¿Cómo podemos disfrutar de algo que no conocemos o que vivimos con el miedo a experimentar? 

Lo más importante para que vivas plenamente de tu erotismo es reflexionar de dónde vienen las ideas inculcadas respecto al erotismo, permitirnos conocer qué nos gusta, qué deseos tenemos y aceptar las prácticas y fantasías del otro y nuestras. 

Recuerda: El erotismo es parte de tu vida, vive plenamente. 

Referencias