Basta de tabúes – ¡Orgasmo inducido por la próstata!

Por: Amairani Olvera García

Tal vez te hayas quedado con cara de “What?”al leer el título, sin embargo, esto es real.

¿Qué es la próstata y quiénes la tienen?

Vayamos poco a poco, anatómicamente la próstata es un órgano musculoglandular del tamaño de una nuez que se ubica justo debajo de la vejiga en el interior del ano. Sí leíste bien, en el ano, pero no te asustes, sigue leyendo.

Este órgano produce el líquido seminal que ayuda a los espermatozoides a vivir más tiempo y prosperar después de ser impulsados desde el pene. Entonces basándonos en esta información, podemos decir que las personas asignadas al sexo masculino al nacer tienen próstata (Levin, 2018).

A menudo a la próstata se le denomina punto G masculino, porque al ser estimulada logra producir orgasmos intensos, siendo un punto de placer que se puede sentir en diversas áreas del cuerpo.

5 cosas que todos los hombres deben conocer sobre la próstata

¿Por qué es más placentero?

Se tienen diversas teorías del por qué al estimular la próstata se puede llegar a un orgasmo; algunas apuntan que la próstata al estar formada por un conjunto de nervios los cuales están conectados a los cuerpos cavernosos del pene provoca una estimulación cerebral doblemente placentera, otra señala que es un gusto aprendido en el que el cerebro tiene ciertas reconexiones que permiten tener orgasmos más duraderos e intensos (Levin, 2018).

Y aunque no se sabe a ciencia cierta, es un hecho que hay diversos testimonios que aseguran que la estimulación prostática es una práctica sexual que induce a tener orgasmo más duraderos e intensos, así como eyaculaciones sin necesidad de estimular el pene.

Joe Manganiello Cool Down GIF - JoeManganiello CoolDown MagicMike -  Descubre & Comparte GIFs

¿Cómo estimular la próstata?

Ahora teniendo toda esta información, dirás ¡me convenciste!, ahora dime cómo lo hago. La mejor manera con la que podrás estimular la próstata es por medio del masaje prostático.

Y para dar un buen masaje prostático ya sea solo, en pareja, con o sin juguetes sexuales debes tener en claro 4 cosas:

El lubricante es tu mejor amigo

  • El uso de lubricante es esencial para realizar un masaje prostático ya que esta área no produce su propia lubricación, te recomiendo que compres lubricante a base de agua para que todo pueda resbalar bien (ISSM,s.f.).

Higiene y protección, tus mejores aliados

  • Cualquier cosa que sea insertada en el ano, ya sea un juguete sexual, un dedo o un pene, debe estar completamente limpio y preferentemente te recomiendo usar condón o guantes de látex para reducir el riesgo de una infección (ISSM, s.f.).

Consentimiento, ante todo

  • Si el masaje será en pareja, ya sea tú el receptor o el facilitador, debes recordar que debe haber una comunicación abierta ante cualquier situación que se presente en el acto sexual, así como el consentimiento de ambos ante esta práctica (ISSM, s.f.).

Relájate y disfruta

  • Alcanzar el orgasmo mediante la estimulación de la próstata puede requerir practica y tiempo, por lo que te recomiendo que te relajes y disfrutes de las sensaciones qué estás recibiendo (ISSM, s.f.).
El orgasmo más intenso que puede tener un hombre y cómo lograrlo, según la  ciencia. - Enamorando.me

¡Importante!

El juego previo es de suma importancia, no lo olvides.

Ahora la técnica:

Hazlo “despacito”

Empieza poco a poco estimulando alrededor del ano, con todas las recomendaciones que ya se dieron -lubricación super importante- después inserta un dedo lentamente (recomendado); en caso de que seas el receptor para que así te acostumbres a la sensación de tener algo dentro de ti, en caso de ser el facilitador para que permitas esta adaptación (Tsjeng, 2018).

WTF AMLO quiere celebrar su triunfo en las elecciones con 'Despacito'

Ven aquí

Una vez que te hayas acostumbrado un poco, empieza a mover el dedo reconociendo la zona y cuando sientas una canica grande dobla tu dedo como si hicieras la señal de “ven aquí” y con una presión constante empieza a estimularla.

Ven Aqui GIFs - Get the best GIF on GIPHY

Comunicación y paciencia

En caso de que sean pareja recuerda que la comunicación es de suma importancia, por lo que los dos deben de estar al pendiente de lo que siente y desea la persona receptora.

Asimismo, debes recordar que el masaje prostático es una práctica que requiere paciencia y tiempo por lo que no te olvides de estimular otras zonas -como el pene- para poder llegar al cielo más rápido.

 ¿Por qué no es tan practicado?

Aunque tenemos cientos de artículos en Internet que explican los beneficios que puede llegar a tener esta práctica, hay quienes lo siguen viendo como un tabú.

Y es que los orgasmos masculinos son un tema muy poco investigado y quiénes los estudian se enfocan en la estimulación del pene y testículos olvidando u omitiendo este maravilloso órgano qué puede llegar a producir muy buenos orgasmos, según los testimonios (Levin,2018).

Pero esa no es la única razón por la cual no es tan practicado pues si bien es cierto que la práctica sexual anal es considerada tabú e incluso perversa para algunas personas también entra en juego la masculinidad hegemónica, la cual nos habla de una serie de discursos sociales que definen lo masculino, rechazando todo aquello que pueda atentar contra esa masculinidad ya sea ser llamado homosexual -porque le gusta esta práctica- o sumiso porque el control en la relación sexual la tiene la otra persona con la que tienes intimidad sexual (Bonino, 2003).

De igual modo algunas personas se sienten avergonzadas por la zona por la cual se accede a esta práctica, ya sea desde su higiene, hasta su forma o estética.

Interfaz de usuario gráfica, Texto, Aplicación, Chat o mensaje de texto

Descripción generada automáticamente

Si te identificas con cualquier cosa dicho anteriormente y

Eres un hombre heterosexual recuerda:

  • El masaje prostático para tener orgasmo no te convierte en menos hombre, no te hará homosexual, y mucho menos dañará tu integridad, así que ¡atrévete a experimentar!, pero si decides que es mejor no intentarlo, también está bien, lo importante es que disfrutes tu sexualidad.
  • No tengas miedo a pedir ayuda de alguien más, ya que puede ser una práctica que ambos disfruten, discutan sobre el tema y lleguen a una decisión consensuada.

Eres una persona bicuriosa recuerda:

  • Esta es una práctica que te puede llegar a gustar, no sientas pena por experimentar nuevas cosas, al final puedes seguir un camino o tener disponible dos.

Eres pareja del receptor recuerda:

  • Toda practica sexual debe ser consensuada, así que ten una platica informativa antes de intentar cualquier cosa y respeta la decisión de la otra persona.

Eres integrante de la comunidad LGBTQ+ recuerda:

  • Tienes derecho a vivir tu sexualidad cómo tú la quieras vivir, teniendo las prácticas qué decidas, y con quien quieras, siempre y cuando sea consensuado.
Just Do It Shia GIF - Find & Share on GIPHY

Alternativa – estimulación del perineo

Supongamos que a pesar de toda la información que has recibido, te sigues quedando con la idea de que alguien o tú mismo meta algo dentro de ti es impensable. Te tengo una alternativa – estimulación del perineo – qué es equivalente a estimular la próstata de forma externa (Santos-Longhurst, 2019).

El perineo es esa parte entre la base de los testículos y el ano. Deberás estimularlo ejerciendo una presión constante tratando de encontrar el punto en que te sientas cómodo y disfrutes, puedes experimentar con diferentes presiones y velocidades usando las puntas de los dedos índices y medios.

Entonces atrévete, puede que te llegue a gustar, sólo es cuestión de relajarte y gozar.

Referencias

Bonino, L. (2003). Masculinidad hegemónica e identidad masculina. Dossiers feministes, 6, 7-36.

Borzillo, C. y Zane, Z. (2020). Yes, There’s a male G-Spot-and Here Are 7 Things You Can Do to Find it. Men’sHealth. https://www.menshealth.com/sex-women/a19541010/how-to-find-the-male-g-spot/

International Society for Sexual Medicine. (s.f.) What is a prostate-induced orgasm?. International Society for Sexual Medicine. https://www.issm.info/sexual-health-qa/what-is-a-prostate-induced-orgasm/

Levin, R. J. (2018). Prostate‐induced orgasms: A concise review illustrated with a highly relevant case study. Clinical Anatomy, 31(1), 81-85.

Santos-Longhurst, A. (2019). Everything You Need to Know About the Male G-Spot. Healthline. https://www.healthline.com/health/healthy-sex/male-g-spot

Tsjeng, Z. (2018). Estas navidades regala un orgasmo de próstata. VICE. https://www.vice.com/es/article/9k48z3/como-hacer-masaje-prostata

Mitos y realidades de la masturbación femenina

Por: Regina Mendieta Fernández

“Masturbarse es malo”

“Si te masturbas, cuando tengas relaciones ya no vas a sentir el mismo placer”

 “Masturbarte puede dejarte estéril”

“La masturbación es cosa de hombres, las mujeres no lo hacen”

“Si te masturbas, después no vas a poder tener un orgasmo”

“La masturbación es sólo para adolescentes”

“La masturbación se puede convertir en un vicio o adicción” 

Estos son algunos de los comentarios que se escuchan por ahí sobre la masturbación femenina. Pero creo que, como todo en la vida, es importante informarnos sobre lo que es realidad y lo que no. Es por esto por lo que, en este blog, vamos a poder descubrir cuales son las realidades sobre la masturbación en mujeres, ya que vamos a encontrar datos sorprendentes. 

Primero lo primero, según Mc. Cary, la masturbación se define como todo acto autoestimulatorio que tiende a producir o incrementar la satisfacción sexual. La masturbación tiene un origen evolutivo y es que proviene de la tendencia biológica normal y adaptativa a examinar, manipular, limpiar e incidentalmente, estimular los órganos sexuales externos. Esto quiere decir que la masturbación es una práctica que ha existido desde principios de la historia. Es erróneo pensar que es una práctica reciente o un “invento” de la sociedad moderna. 

Sobre el mito de que la masturbación es solo cosa de hombres, hay evidencia presentada en un reporte de Kinsey realizado en 1953, que indica que el 92% de los hombres afirmaban masturbarse. Pero… ¡El 63% de las mujeres afirmaron lo mismo! Es real que la masturbación en las mujeres es un tema más tabú, ya que se habla menos de ello, pero eso no quiere decir que no pase o que las mujeres no lo hagan. De hecho, en una investigación de Masters y Johnson realizada en 1966, decía que muchas mujeres describieron que los orgasmos logrados a través de la masturbación eran fisiológicamente más satisfactorios que en el coito. Y hablando de esto, sobre el mito de que las personas que se masturban tienen más dificultad para llegar al orgasmo en el coito con la pareja, Mc. Cary volvió a hacer de las suyas y desmintió el mito en 1983, describiendo que el 31-37% de las mujeres que nunca se habían masturbado antes de empezar a tener una vida sexual activa en pareja, no pudieron llegar al orgasmo durante el primer año. En cambio, sólo un 16% de las mujeres que, si se habían masturbado antes, no lo lograban. 

Creo que podemos concluir que la masturbación tiene muchos beneficios para la satisfacción y el placer de la vida en pareja, lejos de que la perjudique. 

Sobre el rumor de que la masturbación es algo sólo para adolescentes, también te tengo noticias. Según Kinsey, entre un 28% y un 37% de las mujeres comienzan a masturbarse cerca de los 14 años. Pero… ¿qué crees? También se encontró que durante la vida adulta es una práctica que se realiza con frecuencia, estimando un promedio de 70 prácticas masturbatorias al año en hombres. Y cuando se llega a la vejez, ¿la masturbación acaba? FALSO. Star y Weiner publicaron que de los 60 a los 69 años, 47% de las mujeres se masturban. Y algo que tal vez te impacte más, que de mujeres de los 80 a los 89 años, el 34% de ellas se masturba. Como podremos ver, las ganas no se acaban. 

Ahora bien, el mito que tal vez podría tener más lógica o que podría acercarse más a una realidad, es que una masturbación excesiva puede no llegar a ser saludable. ¿En qué situaciones? 

Cuando la masturbación es usada como la única o la mayor fuente de satisfacción o alivio de tensión, causando un aislamiento social. Pero cabe recalcar que cuando se presenta esta masturbación excesiva, suele ser un síntoma de trastornos psicológicos o psiquiátricos tales como abuso sexual, abuso de alcohol u otras sustancias, depresión, ansiedad y en casos más graves, síntoma de psicosis o hipomanía. Pero no te asustes, aún en estos casos, es posible tratarlo por medio de terapia conductual o con algún tipo de fármaco. 

Entonces, para finalizar con este blog, creo que la conclusión global de este tema es que la masturbación, a pesar de ser un tabú, es una forma de experimentar la sexualidad que acompaña tanto a hombre como mujer hasta sus últimos días. Sin mencionar que la masturbación, frecuentemente, es una forma para tratar y curar ciertas disfunciones sexuales. 

Así que ya sabes, masturbarte de forma privada (a solas) y sin interferir en tus relaciones sexuales, es algo normal. Aunque también es normal si no lo quieres hacer por cuestiones de creencias religiosas y si te sientes sexualmente satisfecha. Todo depende de ti y con lo que te sientas cómoda. 

Espero que leer este blog te haya dado información útil y sobretodo, que haya desmentido todos los mitos que habías escuchado. Recuerda que siempre es importante informarse de fuentes confiables. 

Fuentes: 

Bardi, A., Leyton, C., & Martinez, V. (n.d.). Masturbación: mitos y realidades, 1–7.

Dexter McCromick, K. (2002). Masturbación: del estigma a la salud sexual. Planned Parenthood, 1–14.

Espitia Rozo, J., & Torres Monsalve, Y. V. (2017, May). La masturbación, una práctica común en adolescentes. Psicología y Sexualidad, 1–82.

Guarín-Serrano, R., Mujica-Rodríguez, A. A. M., Cadena-Afanador, L. D. P., & Useche-Aldana, B. I. (2017, September 20). Una mirada a la masturbación femenina: estudio descriptivo transversal en mujeres universitarias del área metropolitana de Bucaramanga, Colombia, 63–68.

¿Cómo se prende tu cerebro cuando te prendes?

Por María Escobedo Silva

Según Masters y Johnson (1966), la respuesta sexual humana es el conjunto de cambios psicológicos, biológicos y hormonales que experimenta el cuerpo ante un estímulo sexual y se representa por medio de 4 etapas: la excitación, la meseta, el orgasmo y la resolución. Años más adelante, Helen Kaplan (1979) propuso una 5ª etapa, el deseo. Esta etapa es la única que es puramente psicológica y es anterior a la fase de excitación.

Deseo

La fase de deseo consiste en el apetito sexual, es decir, las ganas que tiene una persona por tener actividad sexual, independientemente si se lleva a cabo o no. (AMSSAC). Esta primera fase es consecuencia de nuestros propios pensamientos al percibir un estímulo placentero, el cual se define como Estímulo Sexual Efectivo (ESE) el cual nos mueve a ponernos en condiciones para poder responder a una experiencia erótica. Estos estímulos son diferentes en cada persona y existen 2 tipos. El ESE psíquico se refiere a lo que percibimos por medio de los sentidos, por ejemplo, una persona físicamente atractiva o que nos agrade su olor. El segundo tipo de ESE es el reflexogénico que a su vez puede ser exteroceptivo, por ejemplo, la estimulación de los órganos sexuales o interoceptivos, como la estimulación causada por la vejiga llena. (Franco, s.f.)

El deseo es la única etapa de la Respuesta Sexual Humana que sólo produce cambios a nivel cerebral y no cambios a nivel motriz, estos cambios se dan principalmente en la Corteza prefrontal, y en el Cerebelo. Una vez que el ESE es captado por los sentidos, llega finalmente a la Corteza prefrontal (CPF) y al Cerebelo. En estas dos estructuras se analiza el estímulo dentro del contexto y se define si se va a actuar sobre él o no. La respuesta se va a dar dependiendo de la situación y lo que persona considere como “apropiado” por sus vivencias anteriores y su aprendizaje. (Romi, 2009)

En cuanto al hipotálamo, cuando este tiene una activación por estar en contacto con la testosterona, también se genera una mayor sensación de deseo sexual. (Durán, 2000)

Excitación y Meseta

La segunda fase es la excitación, el resultado del deseo. Esta fase puede durar unos minutos y llegar hasta algunas horas. Esto depende de la eficacia e intensidad del estímulo, del contexto, de elementos psicológicos de la persona, entre otros. Al igual que estos factores pueden propiciar y aumentar el tiempo de la excitación, también pueden interrumpirla. (Franco, s.f.)

La meseta es la tercera fase de la Respuesta Sexual Humana, la cual se caracteriza por un momento de excitación muy intensa, por lo que sus procesos neurofisiológicos son iguales a los de la excitación. (Muñoz Collado, s.f.)

Al momento de recibir estimulación directa a los genitales y la información recabada por medio del olfato, se manda una señal por medio de la médula espinal hacia la amígdala, la cual secreta grandes cantidades de vasopresina. Asimismo, la amígdala activa el área preóptica, la cual secreta oxitocina y dopamina, las cuales tiene como objetivo activar la anticipación al acto sexual y propiamente la conducta sexual. (Muñoz Collado, s.f.)

Específicamente en las mujeres, los receptores genitales también generan una activación noradrenérgica en el cerebro, al mismo tiempo que activan la amígdala. También existe una activación del hipotálamo, donde se secreta oxcitocina, estradiol y progesterona, lo que promueve el acto sexual con mayor intensidad. (Muñoz Collado, s.f.)

Orgasmo

El orgasmo se ha definido de manera muy subjetiva como un momento muy intenso de placer que puede durar aproximadamente 15 segundos, pero depende de cada persona. Esta etapa consiste en la liberación de la tensión sexual. La eyaculación es una forma de responder al orgasmo en el caso de los hombres, sin embargo, no son lo mismo. La eyaculación es el momento en el que sale el semen del pene, pero puede no venir acompañada de la sensación de placer, es decir, del orgasmo. (Franco, s.f.)

A nivel cerebral, el orgasmo es casi idéntico en mujeres y hombres, aunque en las mujeres se “pausan” más estructuras que en el hombre, se activa la sustancia gris (activación lucha – huida) y se estimula la corteza, la cuál parece tener relación entre el dolor y el placer. (Clemente, 2018)

Tanto en hombres como en mujeres, existe una inhibición de la corteza orbitofrontal lateral, la cual se encarga de la razón y el control, por lo que el orgasmo se ha descrito como una sensación de pérdida de control de músculos y pensamiento. (Clemente, 2018)

Recientemente se encontró el lugar específico que se prende cuando una persona tiene un orgasmo, esta zona es el Tegmento Pontino Dorsolateral que se encuentra en el tallo cerebral, del lado izquierdo del cerebro. (Domínguez, 2013)

La eyaculación por otra parte tiene activación cerebral en otras áreas del cerebro. Estas áreas se localizan en la médula espinal y en tálamo, así como en otras estructuras del sistema límbico. (Franco, s.f.)

Resolución

Inmediatamente después del orgasmo viene la fase de resolución donde todo vuelve a la normalidad, los órganos sexuales regresan a su estado natural y las respuestas vegetativas se vuelven a normalizar. Esta fase suele durar aproximadamente de 10 a 15 minutos. (Franco, s.f.)

La neurofisiología de esta etapa está involucrada totalmente con el Sistema Nervioso Autónomo (Simpático y parasimpático), el cual regula funciones involuntarias del cuerpo, como la frecuencia cardiaca, la tensión arterial, la respiración, la tensión muscular y la vasocongestión. En la resolución, por medio de este sistema, la médula espinal activa al tallo cerebral para que este a su vez active al hipocampo y regule estas funciones para llevarlas a un estado normal, es decir, como estaban antes de que empezara la fase del deseo. (Ferri, Díaz, Díaz, Del Amo, Córdoba, Civera y Campos, s.f.)

Referencias

Ferri, S., Días, A., Díaz, A., Del Amo, E., Córdoba, A., Civera, L. y Campos, I. (s.f.) Respuesta Sexual Humana. Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde http://mural.uv.es/majoan/Grupo2RespuestaSexualHumana.pdf

Franco, E. (s.f.). Neurofisiología de la Respuesta Sexual Humana. México: Universidad Nacional Abierta y a Distancia. Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde http://stadium.unad.edu.co/preview/UNAD.php?url=/bitstream/10596/9462/1/80011-

Muñoz Collado, S. (s.f.). Conducta sexual en hombres y mujeres: bases neurológicas. Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde https://www.psicoactiva.com/blog/conducta-sexual-bases-neurologicas/

Durán, A. (2000). El centro sexual se localiza en el hipotálamo, la part cerebral responsable también del control de las emociones y las sensaciones, la velocidad del corazón y la presión sanguínea. Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde http://www.alfdurancorner.com/lecturas-seleccionadas/el-centro-sexual-se-localiza-en-el-hipotalamo.html

Clemente, S. (2018). ¿Qué ocurre en nuestro cerebro durante el orgasmo? Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde

Domíngez, N. (2013). Un estudio desvela el epicentro del orgasmo. Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=81578

Asociación Mexicana para la Salud Sexual A.C.. (s.f.) Respuesta Sexual Humana.

Romi, J. C. (2009). Bases neurobiológicas de la conducta sexual. Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, 5 (1), 42-77 http://medicinaforenseperu.com/media/documentos/20100212164107.pdf