Los elefantes rosas de Dumbo en el acto sexual

Por: Daniela Castañeda Rocha

… o como los chavorrucos lo conocen: “sex, drugs and rock & roll”.

Pero, ¿qué implica realmente el estar bajo la influencia de sustancias psicoactivas en el acto sexual?

Cuando hacemos actividades como hacer ejercicio, comer, tener relaciones sexuales y consumir drogas, se activa en nuestro cerebro el llamado “circuito de recompensa”, donde el químico que generalmente se encarga de la motivación y satisfacción (a.k.a. dopamina) estimula una de las regiones cerebrales más primitivas (núcleo accumbens), provocándonos hacer a un lado todo sentido de razón y buscando el último placer (Blum, K., Werner, T., Carnes, S., Carnes, P., Bowirrat, A., Giordano, J., Oscar-Berman, M., & Gold, M. 2012).

Al ver lo placenteras que son estas actividades, buscamos nuevas formas de experimentarlas y potencializarlas, es decir, que aprendemos y nos queremos mejorar, ya sea tanto más que tengamos una sensación más placentera o que esta sensación dure más.

Esta búsqueda hedonista no es nueva en nuestra historia como humanidad, y es así que se ha mezclado el uso de sustancias (llámese alcohol, opiáceos, marihuana, cocaína, anfetaminas, etc.) con las prácticas sexuales; tenemos el ejemplo de la cocaína en tiempos precolombinos y el uso de opiáceos en la Antigua Grecia (González, T., Gálvez, E., Álvarez, N., Cobas, F., & Cabrera, N. 2005).

Sin embargo, cada vez se vuelve más y más popular por el fácil acceso a las drogas y la creación de nuestra prácticas e incluso subculturas que normalizan y promueven el consumo durante o previo al acto. En la comunidad LGBT+ se ha popularizado la práctica del ChemSex (o chemical sex), personas con pene aunque no exclusivamente, y consiste en uso intencionado de drogas psicoactivas para mantener relaciones sexuales de ya sean horas o días. Los motivos para el ChemSex son muy variados, desde motivos de rendimiento o facilitar prácticas sexuales (fisting), hasta afectivos, relacionales o sociales (Fernández-Dávila, P., 2017).

Interesante tu dato, pero ¿qué pasa en tu cuerpo y cuál es la experiencia subjetiva cuando consumes diferentes drogas y te involucras en prácticas sexuales?

Alcohol

Al ser un depresor del sistema nervioso, da la sensación de dejar el cuerpo entumecido o con menor sensibilidad. Genera desinhibición social, y provoca la sensación de ser más actractivx. Se describe al acto sexual menos emocional y más directo, agresivo, fuera de control y descuidado, poniendo a las personas en situación de riesgo pues se olvidan de usar condón por percibir poco control y juicio en los actos. Después del acto, las personas reportan sentimientos de culpa referente a las decisiones del momento, el lugar que lo llevaron a cabo y la(s) persona(s) con quien se involucraron (Palamar, J. J., Acosta, P., Ompad, D. C., & Friedman, S. R. 2018).

Marihuana

"Mota, Juana, Hierba"

Las sensaciones corporales son intensificadas; hay un orgasmo más intenso, aunque algunas personas con vulva sienten que no se pueden concentrar, provocando que no tengan un orgasmo. También permite la desinhibición social en algunos casos, y, a diferencia del alcohol, su uso se destina a relaciones sexuales más lentos, afectuosas y compasivas, pues se involucra más sensaciones y sensualidad (Palamar, et al. 2018). Su consumo frecuente, reduce los niveles de testosterona y puede causar disminución en la producción de espermatozoides, así como el deseo sexual y provoca disfunción eréctil. En algunos casos, en personas con vulva, hay una disminución de la lubricación vaginal, provocando dolor durante el coito (González, T., Gálvez, E., Álvarez, N., Cobas, F., & Cabrera, N. 2005).

Cocaína

"Coca, Nieve, Crack"

Aumenta la excitación y prolonga la relación sexual, aunque puede llegar a derivar en problemas al provocar dolor. Es valorada frecuentemente como un afrodisíaco. Puede dificultar la erección y el orgasmo masculino (Calafat, A., Juan, M., Becoña, E., Mantecón, A. 2008). Sus efectos eufóricos pueden cambiar la percepción de uno mismo y de las propias experiencias o interacciones sexuales. Pero, por otra parte, tras los momentos de euforia aparece la caída a momentos de depresión. El uso prolongado de la cocaína puede disminuir el funcionamiento sexual (González, et al. 2005)

Opioides

"heroína, codeína, morfina, fentanilo"
Photo by Piyapong Sayduang on Pexels.com
Photo by Matthew T Rader on Pexels.com

Son poderosos inhibidores de la actividad y de la función sexual, a pesar de ser considerados afrodisíacos. En personas con pene puede haber alteraciones del interés sexual, el retraso en la eyaculación y el fracaso en la erección, y en personas con vulva también hay una alteración en el interés sexual. El propio efecto de la droga, se describe como mucho más placentero, intenso y fácil de obtener que un orgasmo. Aunque el uso de la heroína y derivados del opio puede dar lugar a fantasías sexuales, el grado de excitación y la frecuencia del orgasmo disminuyen debido a los efectos depresores que estas drogas tienen sobre el sistema nervioso (González, et al. 2005).

Anfetaminas

"MDMA, Molly"

estimulantes que en pequeñas dosis pueden provocar una sensación de exaltación, por lo especialmente las personas con vulva, informan de un incremento en su deseo sexual, pero tomadas en dosis mayores o si se ingieren normalmente, reducen la excitación y disminuyen la respuesta sexual (González, et al. 2005). Unos de sus efectos comunes es generar sentimientos de cercanía, intimidad y sensualidad, ahí el nombre “droga del amor”. Hay un incremento en la intensidad sexual, en la duración de la actividad, mayor disfrute y mayor intensidad en el orgasmo. En personas con pene es común la disfunción eréctil y en personas con vulva hay menor lubricación vaginal (Palamar, J. J., Griffin-Tomas, M., Acosta, P., Ompad, D. C., & Cleland, C. M. 2018).

  • Speed: aumenta la liberación de dopamina, y al consumirla frecuentemente ocasiona la disminución del deseo sexual, y en los hombres, provoca trastornos eyaculatorios, y en la mujer, ausencia de orgasmos.
  • Éxtasis: ocasiona un aumento en la liberación de serotonina, y a corto plazo trae consigo problemas neuronales, disminución de la líbido y de la respuesta sexual

¡OJO! Es importante que antes de intentar nuevas experiencias, te informes y sientas que estás en un espacio seguro, libre de presiones, y que siempre se tenga como primer paso el consentimiento. Contar con información sobre efectos negativos o daños que producen las drogas, efectos o interacciones de la combinación de drogas, cómo actuar en caso de una sobredosis, estrategias de reducción de riesgos, información sobre nuevas sustancias y saber dónde ir en caso de tener un consumo problemático son herramientas que pueden servir de mucho a todxs y no quedarnos como Dumbo, sin conciencia de lo que le estaba sucediendo y sin cómo afrontarlo. Para pasarla bien también es importante cuidar de nosotrxs y lxs demás.

🙂

Referencias

Blum, K., Werner, T., Carnes, S., Carnes, P., Bowirrat, A., Giordano, J., Oscar-Berman, M., & Gold, M. (2012). Sex, drugs, and rock ‘n’ roll: hypothesizing common mesolimbic activation as a function of reward gene polymorphisms. Journal of psychoactive drugs, 44(1), 38–55. https://doi.org/10.1080/02791072.2012.662112

Calafat, A., Juan, M., Becoña, E., Mantecón, A. (2008). Qué drogas se prefieren para las relaciones sexuales en contextos recreativos. Adicciones, 20(1),37-47. Disponible en:   https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=2891/289122033005

Fernández-Dávila, P. (Julio, 2017). Consumo de drogas y su relación con el sexo: Escuchando las voces de un grupo de hombres gais y bisexuales de la ciudad de Barcelona que practican ChemSex. Recuperado de http://www.cruzroja.es/pls/portal30/docs/PAGE/CRJ/BOLET%CDN%20CRUZ%20ROJA%20JUVENTUD/LISTADO%20BOLETINES%20CRJ2017/BOLET%CDN%20CRUZ%20ROJA%20JUVENTUD%20N%BA%20387/ESTUDIO%20CONSUMO%20DE%20DROGAS%20Y%20SU%20RELACI%D3N%20CON%20EL%20SEXO%20(RESUMEN%20EJECUTIVO).PDF

González, T., Gálvez, E., Álvarez, N., Cobas, F., & Cabrera, N. (2005). Drogas y sexualidad: grandes enemigos. Revista Cubana de Medicina General Integral, 21(5-6) Recuperado de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252005000500015&lng=es&tlng=es.

Palamar, J. J., Griffin-Tomas, M., Acosta, P., Ompad, D. C., & Cleland, C. M. (2018). A comparison of self-reported sexual effects of alcohol, marijuana, and ecstasy in a sample of young adult nightlife attendees. Psychology and sexuality, 9(1), 54–68. https://doi.org/10.1080/19419899.2018.1425220

Palamar, J. J., Acosta, P., Ompad, D. C., & Friedman, S. R. (2018). A Qualitative Investigation Comparing Psychosocial and Physical Sexual Experiences Related to Alcohol and Marijuana Use among Adults. Archives of sexual behavior, 47(3), 757–770. https://doi.org/10.1007/s10508-016-0782-7

¿Alguna vez has escuchado hablar del sexo tántrico?

Por: Diana Guillén Vargas

Primero hay que saber qué es el tantra. Según Oscar R. Gómez (2009) el tantra es una filosofía que nació en la India y se desarrollo en el Tíbet en el siglo VIII. Generalmente se asocia con los beneficios sexuales; sin embargo, también aporta un reentrenamiento mental que posibilita aumentar la capacidad de gozo, adquirir control de las emociones, liberar tensiones, entre otros beneficios. En las siguientes líneas nos centraremos en el tantra en las relaciones sexuales. 

Hoy en día vivimos en un mundo de constantes cambios y siempre con prisa. En muchas relaciones sexual se le da una gran importancia al aspecto físico, es decir, a cómo se ve la otra persona, cómo se ve uno mismo y se busca el placer inmediato dejando por un lado la conexión espiritual y tratar de estar presente en el momento. 

Cuando somos capaces de centrarnos en el momento presente podemos vivir las experiencias de manera más intensa, esto también pasa en las relaciones sexuales, si le ponemos nuestra atención podemos alcanzar mayor placer y a esto es a lo que le llamamos sexo tántrico. Según Artigas (2007) es la unión sexual de una pareja de amantes como algo que trasciende el nivel físico y se convierte en algo más profundo. Esta práctica propone tener experiencias orgásmicas sin llegar a la eyaculación ya que entre más se tenga relaciones sexuales aumenta más la energía sexual, duran mas los sentimientos de excitación, deseo, sensibilidad y placer. 

Ahora bien, ya que sabemos que es el sexo tántrico vamos a ver cuales son unos de los mitos más comunes sobre este:

  1. Tantra solo se refiere a la práctica sexual milenaria, en realidad se refiere a una práctica de las tradiciones hinduistas y budistas que tiene como objetivo un estado de profundidad y consciencia. 
  • Prolonga los orgasmos durante horas, realmente esta práctica ayuda a establecer una conexión consciente desde antes de alcanzar el orgasmo; el orgasmo más largo registrado ha sido de 45 segundos. 
  • Se tiene que saber yoga para practicarlo, esto no es cierto ya que el tantra se esta refiriendo a un estado que va más allá de lo físico, es una conexión con el otro. 
  • Se tiene que ser muy flexible, esto tampoco es necesario ya que se puede construir una conexión por medio de las miradas y simples caricias.
  • El sexo tántrico es una metodología difícil de aprender, requiere de práctica y ambas personas deben saber de dicha metodología para poder lograr una conexión profunda y prolongada, por lo tanto, más excitante. Se tiene que centrarse “en el aquí y en el ahora”, para poder ser conscientes de lo que se está haciendo.

En conclusión, se puede decir que el sexo tántrico es solo una parte del tantra y dicha práctica se basa en una conexión que va más allá de lo físico tratando de crear una conexión espiritual con la pareja lo que lleva a tener una experiencia sexual placentera. Esta práctica se ha vuelto cada día más conocida por lo que han surgido ciertos mitos con respecto a la misma pero como vimos no es necesario saber yoga o ser flexibles para poder aprender y llevar a cabo esta metodología. 

Referencias:

Artigas, M. (2007). Sexo tántrico, el placer del amor lento. Revista la Vanguardia

Cruzco, D.N. (2013). “y en el princio era el sexo”: análisis semiótico del maithuna tántrico. Quórum Académico, Universidad del Zulia 10(2) pp. 315-335. ISSN 1690-7582

Dominguez, J. D. (2016) Mitos y realidades del sexo tántrico. Univision. Recuperado el 12 de febrero del 2021 en: https://www.univision.com/estilo-de-vida/sexo/mitos-y-realidades-del-sexo-tantrico

Gómez, O.R. (2009). Manual de tanta, reporgramación emocional. (3ª ed). Buenos Aires: Mente Clara. 

Rueda, A. (2017). El tantra, mucho más que una práctica sexual. Harpesbazaar. Recuperado el 16 de febrero del 2021 en: https://www.harpersbazaar.com/es/cultura/viajes-planes/a318711/tantra-mucho-mas-que-una-practica-sexual/

Prácticas Sexuales y Energía – Sexo Tántrico

POR DANIELA C.G. HARTASÁNCHEZ

La mayoría de los seres humanos conocemos (por experiencia propia, por comentarios de otras personas o por información sobre la vida sexual que nos han proporcionado terceros) lo que es el sexo; sin embargo, la mayoría de las veces, al tener relaciones sexuales le damos mucho énfasis al aspecto físico del acto sexual, es decir a lo tangible: lo que podemos ver, escuchar, oler o el placer que llegamos a sentir; no obstante, por lo general se deja de lado el aspecto relacionado con lo consciente, lo espiritual y lo energético.

Cada vez que tenemos alguna experiencia y ponemos todos nuestros sentidos en “el aquí y en el ahora”, somos capaces de vivir ese momento o experiencia de forma más intensa; lo mismo sucede en el acto sexual: si ponemos toda nuestra atención y toda nuestra consciencia en ese acto, somos capaces de alcanzar niveles de placer más elevados, es decir, llevamos a cabo una práctica denominada “sexo tántrico”, a continuación se va a explicar qué es y en qué consiste dicho concepto.

Primero que nada, como su nombre lo dice, el Sexo Tántrico viene de una filosofía de oriente que tiene 4.000 años de antigüedad denominada “Tantra”, que en sánscrito quiere decir “red o secreto”. Este pensamiento oriental expone que el fin último del ser humano es conocerse más a uno mismo a través de la sexualidad, el amor, la meditación, la alegría, el arte y la belleza (González Rueda, 2017); por lo tanto, las prácticas sexuales solamente abarcan una pequeña parte de esta filosofía.

El Tantra lleva a compartir en intimidad el cuerpo y las emociones; en este ámbito, el sexo es practicado entre dos personas para llegar a la máxima conexión espiritual.Es posible lograr dicha conexión espiritual debido a que la persona se entrega totalmente al intercambio con el otro ser; además, tiene el cuerpo completamente conectado con sus emociones y su sensibilidad; por lo tanto, el placer sexual se vive de forma más intensa. González Rueda, 2017)

Como lo refiere Zavala (2017), mediante el sexo tántrico, en el caso de los hombres, se puede alcanzar el orgasmo sin eyaculación; y en el caso de las mujeres, estas pueden tener orgasmos más largos, de mayor duración y de forma más intensa; esto se debe a que estamos totalmente y plenamente en contacto con todos nuestros sentidos, por eso las sensaciones son más fuertes; es como si practicáramos mindfulness (atención plena), pero tomando como punto de partida al sexo; en otras palabras, centramos nuestra atención en todas las sensaciones y percepciones que tenemos al estar en el acto sexual.

Por otra parte, García, M (2015) menciona que el objetivo fundamental del sexo tántrico es dejarse llevar por el placer; así mismo refiere que la meta no es el orgasmo, sino la energía sexual que transmiten los dos cuerpos en el acto, aprender a disfrutar del sexo sin etiquetas, sin tabúes, sin presiones ni ansiedad; o sea, disfrutar con libertad. El secreto está en potenciar los sentidos, no se centraliza toda nuestra atención en la búsqueda del orgasmo; lo anterior puede parecer contradictorio, ya que mientras menos se busque el orgasmo en esta práctica, es más fácil conseguirlo.

Recomendaciones para llevar a cabo la práctica del sexo tántrico

García, M (2015) explica que los masajes, los besos, las caricias y las palabras de aprecio son de suma importancia, del mismo modo, el ambiente juega un papel importante: se recomienda que encuentren un lugar en el que ambos se sientan cómodos, que tenga buena temperatura, luz adecuada, música relajante o aromatizantes agradables; lo anterior ayuda a potenciar los sentidos y a establecer una atención plena en el aquí y en el ahora.

Técnicas para llevar a cabo la práctica del sexo Tántrico

Según Dominguez (2019), estas son algunas formas o técnicas con las que se pueden alcanzar orgasmos en el sexo Tántrico: La primera técnica y una de las más importantes es la respiración; al sincronizar tu respiración con la de tu pareja pueden estar en la misma “frecuencia”, según el Tantra, lo que se potencia con la respiración es hacer más larga y más intensa la conexión entre dos personas.  Otra herramienta es acariciar el cuerpo de la pareja, deteniéndonos en partes del cuerpo en las que por lo general no nos detenemos, esto ayuda a sentir el placer en todo el cuerpo (se potencian los sentidos)  y no sólo en los genitales (García, M 2015). Por otra parte, Dominguez (2019)  explica que ser consciente de tus propias sensaciones es muy importante debido a que al saborear, tocar, oler, ver y escuchar la experiencia emocional y sensorial es mucho más fuerte e intensa; es recomendable que se exploren las sensaciones que se crean en tu propio cuerpo y en el cuerpo de tu pareja, ya que esto es útil para para reconocer la manera natural en la que reaccionan tus sentidos y los sentidos del / de la otro/a.

Por otra parte Andrade (2017) explica que mediante el sexo tántrico se pueden experimentar orgasmos con todo el cuerpo; esto se logra excitando todas las partes del cuerpo al construir una energía que los mantenga cerca del clímax y dejar que se desvanezca poco a poco. Es importante intentar alcanzar  varias veces esa energía cercana al orgasmo y al mismo tiempo usar tu respiración y el poder de tus impulsos para propagar la energía por todo tu cuerpo.

¡Recuerda que es importante y necesario utilizar métodos anticonceptivos al realizar cualquier tipo de práctica sexual; esto ayuda a prevenir infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados; el condón es el único método anticonceptivo que previene infecciones de transmisión sexual!

Referencias

Andrade, M (2017). “¿Qué es el sexo tántrico?”. Noviembre 3, 2019, de diarioinformación. Sitio Web: https://www.diarioinformacion.com/vida-y-estilo/salud/2017/04/12/iniciarse-sexo-tantrico/1882839.html

Dominguez, B (2019) “5 formas de practicar sexo tántrico para alcanzar orgasmos increíbles”. Octubre 30, 2019, de enfemenino. Sitio Web: https://www.enfemenino.com/sexualidad/sexo-tantrico-orgasmos-increibles-s1837664.html

García, M (2015) “Tantra, el arte de los mil orgasmos”. Octubre 30, 2019, de elmundo. Sitio Web: https://www.elmundo.es/vida-sana/2015/09/20/55fc206d22601d3c5b8b458f.html

González Rueda, A (2017). “El Tantra, mucho más que una Práctica Sexual”. Octubre 30, 2019, de Harpesbazaar. Sitio Web : https://www.harpersbazaar.com/es/cultura/viajes-planes/a318711/tantra-mucho-mas-que-una-practica-sexual/

Zavala, F (2017). “Conoce los pasos básicos para experimentar el sexo tántrico”. Noviembre 3, 2019, de  tn. Sitio web: https://tn.com.ar/salud/actitud/conoce-los-pasos-basicos-para-experimentar-el-sexo-tantrico_776723

¿Y si volvemos el parto placentero?

Por María Jesús Mazón

El tema de la masturbación femenina ha sido, y sigue siendo, un tema tabú en la sociedad en la que vivimos; con ello, se reprime, una vez más la sexualidad femenina. Esto se debe, a que, al tener los genitales ocultos, no se nos permite hacer una exploración de nuestro cuerpo desde la infancia, regañándonos si así lo hacemos. Pero, es importante aclarar que, la masturbación permite el conocimiento del propio cuerpo y del placer.

Resultado de imagen para no gif

Ahora bien, imagínense proponer hacer uso de la masturbación para reducir cualquier tipo de dolor, incluido los dolores de parto. Como seguramente te imaginas, este tipo de propuesta ha causado revuelo por varias razones. En primer lugar, se ha normalizado el dolor de parto; en los años 30s se pensaba que el dolor tenía una función biológica importante, por lo que no se debía aliviar; hoy en día, se ha desmentido la idea de no aliviar los dolores, pero se hace uso de fármacos para reducir el dolor; la mayoría de las mujeres que han atravesado este proceso, lo describen como una experiencia traumática y dolorosa. Sumado a lo anterior, la mayoría de los nacimientos son realizados dentro de un hospital o alguna clínica especializada, donde la sexualidad no tiene cabida alguna.

Resultado de imagen para what gif

Pero, me parece importante aclarar, que esto que les estoy diciendo está comprobado científicamente. El Dr. Komisaruk y su compañera Whipples, se han dedicado a estudiar la respuesta orgásmica femenina y los beneficios de la masturbación en la misma. En primer lugar, con estudios de laboratorio, descubrieron que durante la excitación sexual el dolor, de cualquier tipo, disminuye, provocando un anestésico natural. Más adelante, realizaron un estudio con mujeres en el que comprobaron que la autoestimulación, hacía que el umbral del dolor aumentaba en las mismas; además, el umbral del dolor incrementaba aún más cuando la mujer llegaba al orgasmo.

Resultado de imagen para parto gif

Por lo anterior, se ha concluido que algunos de los beneficios de la masturbación en el momento del parto, son los siguientes:

  • Ayuda a disminuir el dolor de las contracciones durante el parto, significativamente; siendo este un anestésico natural.
  • Esta práctica provoca la dilatación vaginal, relajando el útero.
  • Alivia la ansiedad y las molestias durante el proceso de parto.
  • Las hormonas liberadas durante el parto, como la oxitocina y las endorfinas, se liberan igualmente durante el orgasmo, provocando una mejor respuesta a éste.
Resultado de imagen para beneficios gif

Entiendo, que hacerlo puede parecer algo incómodo, posiblemente por el tabú que existe al respecto; pero, me parece importante que reconsideremos a la masturbación en nuestras vidas, especialmente en momentos de dolor, como el parto, para que nuestra relación y percepción del mismo, sea una positiva, perdiéndole el miedo a éste.

Resultado de imagen para parto  gif

Referencias

Chawla, S. (06 de 04 de 2016). Por qué es buena idea masturbarte durante el parto. Recuperado el 13 de 10 de 2019, de https://www.vice.com/es/article/9b7qdd/por-que-la-viagra-femenina-no-es-tan-buena-idea960

Komisaruk, B., & Whipple, B. (1995). The Suppression of Pain bu Genital Stimulation in Females. Annual Review of Sex Research, 6(1), 151-186.

Komisaruk, B., & Whipples , B. (1985). Elevation of Pain Treshold by Vaginal Stimulation in Women. Elsevier Science Publishers(21), 357-367.

MétodoCanguro. (2019). Beneficios de la masturbación en el parto. Recuperado el 13 de 10 de 2019, de https://www.metodocanguro.com/blog/beneficios-de-la-masturbacion-en-el-parto/

Villegas, M. (10 de 08 de 2018). La masturbación, el gran tabú de la sexualidad femenina. Recuperado el 13 de 10 de 2019, de https://vital.rpp.pe/expertos/la-masturbacion-el-gran-tabu-de-la-sexualidad-femenina-noticia-1142325

El amor es una droga…

Denise Sánchez – Hanono y Torres

El amor tiene la capacidad de hacer sentir en ‘’subidón’’  a una persona, eufórico, lleno de alegría o extremadamente mal que no quiera levantarse de su cama. 

Los centros neuronales que existen cuando una pareja se ama, son exactamente los mismos que se activan con el consumo del alcohol, tabaco y otras sustancias adictivas; ligadas con el sistema límbico (Mejor conocido como el ‘’sistema de recompensas’’ )

¿Qué ocurre en el cerebro durante el amor?

El amor libera dopamina, serotonina y oxcitocina y por eso cuando la gente se enamora, se siente ‘’excitada’’ o llenos de energía. 

Oxcitocina

Ejerce funciones como neuromodulador en el sistema nervioso central modulando comportamientos sociales, sentimentales, patrones sexuales y la conducta parental. (Ross, 2007). 

De acuerdo al autor Gareth Leng, la oxcitocina ayuda a forjar lazos permanentes entre amantes tras la primera oleada de emoción.

 Se libera en grandes cantidades durante el orgasmo y en cantidades más pequeñas cuando se da la mano o cuando los animales están lamiendo a sus crías. Cuanta más oxcitocina se libera, más unido te sientes a la otra persona. 


Los reptiles liberan oxcitocina durante el acto sexual y los mamíferos todo el tiempo; por eso los reptiles se mantienen alejados de otros excepto cuando se aparean mientras los mamíferos forman apegos familiares. 

También se puede ver influida por las ideas, prejuicios, valores, experiencias, expectativas o fantasías que tengamos. 

Serotonina

Los procesos conductuales y neuropsicológicos modulados por la serotonina incluyen: el estado de ánimo, la percepción, la recompensa, la ira, la agresión, el apetito, la memoria, la sexualidad y la atención. Niveles bajos de serotonina están asociados con la depresión o el estrés.  (Berger M, 2009) 

Dopamina

La dopamina tiene funciones en comportamientos y cognición, la actividad motora, la motivación y la recompensa, la regulación de la producción de leche materna, el sueño, el humor, la atención, y el aprendizaje. (Barron, 2007) 

Cuando nos enamoramos, se libera dopamina lo que causa que las parejas se sientan eufóricas y enérgicas. Es parte del sistema de recompensa. 

El Dr. Eduardo Calixto, neurofisiólogo del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, en México, explica que lo que provoca la sensación placentera del enamoramiento es la secreción del neurotransmisor dopamina. 

Noradrenalina

Es una hormona ‘’del estrés’’ que puede llegar a actuar como droga, incrementa la presión sanguínea al aumentar el tono vascular (el grado de tensión del músculo liso vascular que conforma las paredes de los vasos sanguíneos) (Velasco y Golzalez, 1988). 

Este neurotransmisor también induce a la euforia y da una dosis de adrenalina natural. 

Con esto, se produce que el corazón lata más rápido y la presión arterial se eleve, causando que respiremos más ‘’pesadamente’’ para que llegue más oxigeno a la sangre. 

También la noradrenalina es la causante de que las palmas de las manos se vuelvan sudorosas cuando se está cerca de la persona amada o que haya enrojecimiento de las mejillas en las primeras etapas de enamoramiento. 


Desamor

Si el estímulo externo desaparece (Droga) o interno (oxcitocina).

El autor Calixto también explica que con el tiempo los receptores de la dopamina comienzan a perder su sensibilidad. 

Esto, durante un periodo aproximado de tres años, dejando de responder al estímulo inicial que desencadenaba la reacción placentera del encuentro con esa persona amada.

Síndrome de abstinencia

La abstinencia emocional que experimenta  en el desamor o cuando se tiene el corazón roto, pueden ser los mismos síntomas que cuando no se consume la sustancia adictiva; como: 

Síntomas psicológicos: 

  • Angustia y ansiedad.
  • Tristeza y melancolía.
  • Deseos de estar con la persona amada, de llamarla y contactarla.
  • Aturdimiento y falta de concentración.
  • Insomnio.
  • Pérdida de apetito.
  • Pensamientos obsesivos.
  • Sentimiento de desapego por la vida.
  • Incapacidad de disfrutar de las actividades diarias. 

Síntomas físicos 

  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Dolores de cabeza.
  • Opresión en el pecho.
  • Vómitos. 

¿Cómo evitar el desamor?

Para evitar este trágico final, es importante fomentar actitudes de admiración, cooperación e inclusive amistad dentro de la misma relación de pareja, ya que éstas están asociadas a una mayor secreción de oxitocina. 



Bibliografía

Barron AB, Maleszka R, Vander Meer RK, Robinson GE (2007). «Octopamine modulates honey bee dance behavior». Proc. Natl. Acad. Sci. U.S.A. 104 (5) 

Berger M; Gray JA.; Roth BL. (2009). «The expanded biology of serotonin». Annu Rev Med 60: 355-366.

Fisher, H. (2004). Why We Love: The Nature and Chemistry of Romantic Love. New York: Henry Holt.

Izard, C. E. (1991). The psychology of emotions. New York: Plenum Press. 

Martín, Alfonso Velasco; González, Francisco Javier Álvarez (1988). Compendio de psiconeurofarmacología. Ediciones Díaz de Santos. ISBN 9788486251864. Consultado el 22 de junio de 2016.

Pichón, R.E. (1982). Teoría del vínculo. Buenos Aires: Nueva Visión. 

Ross, Michael H; Pawlina, Wojciech (2007). Histología. Traducción por el Dr. Jorge Horacio Negrete (Quinta edición). Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana. p. 749.