Basta de tabúes – ¡Orgasmo inducido por la próstata!

Por: Amairani Olvera García

Tal vez te hayas quedado con cara de “What?”al leer el título, sin embargo, esto es real.

¿Qué es la próstata y quiénes la tienen?

Vayamos poco a poco, anatómicamente la próstata es un órgano musculoglandular del tamaño de una nuez que se ubica justo debajo de la vejiga en el interior del ano. Sí leíste bien, en el ano, pero no te asustes, sigue leyendo.

Este órgano produce el líquido seminal que ayuda a los espermatozoides a vivir más tiempo y prosperar después de ser impulsados desde el pene. Entonces basándonos en esta información, podemos decir que las personas asignadas al sexo masculino al nacer tienen próstata (Levin, 2018).

A menudo a la próstata se le denomina punto G masculino, porque al ser estimulada logra producir orgasmos intensos, siendo un punto de placer que se puede sentir en diversas áreas del cuerpo.

5 cosas que todos los hombres deben conocer sobre la próstata

¿Por qué es más placentero?

Se tienen diversas teorías del por qué al estimular la próstata se puede llegar a un orgasmo; algunas apuntan que la próstata al estar formada por un conjunto de nervios los cuales están conectados a los cuerpos cavernosos del pene provoca una estimulación cerebral doblemente placentera, otra señala que es un gusto aprendido en el que el cerebro tiene ciertas reconexiones que permiten tener orgasmos más duraderos e intensos (Levin, 2018).

Y aunque no se sabe a ciencia cierta, es un hecho que hay diversos testimonios que aseguran que la estimulación prostática es una práctica sexual que induce a tener orgasmo más duraderos e intensos, así como eyaculaciones sin necesidad de estimular el pene.

Joe Manganiello Cool Down GIF - JoeManganiello CoolDown MagicMike -  Descubre & Comparte GIFs

¿Cómo estimular la próstata?

Ahora teniendo toda esta información, dirás ¡me convenciste!, ahora dime cómo lo hago. La mejor manera con la que podrás estimular la próstata es por medio del masaje prostático.

Y para dar un buen masaje prostático ya sea solo, en pareja, con o sin juguetes sexuales debes tener en claro 4 cosas:

El lubricante es tu mejor amigo

  • El uso de lubricante es esencial para realizar un masaje prostático ya que esta área no produce su propia lubricación, te recomiendo que compres lubricante a base de agua para que todo pueda resbalar bien (ISSM,s.f.).

Higiene y protección, tus mejores aliados

  • Cualquier cosa que sea insertada en el ano, ya sea un juguete sexual, un dedo o un pene, debe estar completamente limpio y preferentemente te recomiendo usar condón o guantes de látex para reducir el riesgo de una infección (ISSM, s.f.).

Consentimiento, ante todo

  • Si el masaje será en pareja, ya sea tú el receptor o el facilitador, debes recordar que debe haber una comunicación abierta ante cualquier situación que se presente en el acto sexual, así como el consentimiento de ambos ante esta práctica (ISSM, s.f.).

Relájate y disfruta

  • Alcanzar el orgasmo mediante la estimulación de la próstata puede requerir practica y tiempo, por lo que te recomiendo que te relajes y disfrutes de las sensaciones qué estás recibiendo (ISSM, s.f.).
El orgasmo más intenso que puede tener un hombre y cómo lograrlo, según la  ciencia. - Enamorando.me

¡Importante!

El juego previo es de suma importancia, no lo olvides.

Ahora la técnica:

Hazlo “despacito”

Empieza poco a poco estimulando alrededor del ano, con todas las recomendaciones que ya se dieron -lubricación super importante- después inserta un dedo lentamente (recomendado); en caso de que seas el receptor para que así te acostumbres a la sensación de tener algo dentro de ti, en caso de ser el facilitador para que permitas esta adaptación (Tsjeng, 2018).

WTF AMLO quiere celebrar su triunfo en las elecciones con 'Despacito'

Ven aquí

Una vez que te hayas acostumbrado un poco, empieza a mover el dedo reconociendo la zona y cuando sientas una canica grande dobla tu dedo como si hicieras la señal de “ven aquí” y con una presión constante empieza a estimularla.

Ven Aqui GIFs - Get the best GIF on GIPHY

Comunicación y paciencia

En caso de que sean pareja recuerda que la comunicación es de suma importancia, por lo que los dos deben de estar al pendiente de lo que siente y desea la persona receptora.

Asimismo, debes recordar que el masaje prostático es una práctica que requiere paciencia y tiempo por lo que no te olvides de estimular otras zonas -como el pene- para poder llegar al cielo más rápido.

 ¿Por qué no es tan practicado?

Aunque tenemos cientos de artículos en Internet que explican los beneficios que puede llegar a tener esta práctica, hay quienes lo siguen viendo como un tabú.

Y es que los orgasmos masculinos son un tema muy poco investigado y quiénes los estudian se enfocan en la estimulación del pene y testículos olvidando u omitiendo este maravilloso órgano qué puede llegar a producir muy buenos orgasmos, según los testimonios (Levin,2018).

Pero esa no es la única razón por la cual no es tan practicado pues si bien es cierto que la práctica sexual anal es considerada tabú e incluso perversa para algunas personas también entra en juego la masculinidad hegemónica, la cual nos habla de una serie de discursos sociales que definen lo masculino, rechazando todo aquello que pueda atentar contra esa masculinidad ya sea ser llamado homosexual -porque le gusta esta práctica- o sumiso porque el control en la relación sexual la tiene la otra persona con la que tienes intimidad sexual (Bonino, 2003).

De igual modo algunas personas se sienten avergonzadas por la zona por la cual se accede a esta práctica, ya sea desde su higiene, hasta su forma o estética.

Interfaz de usuario gráfica, Texto, Aplicación, Chat o mensaje de texto

Descripción generada automáticamente

Si te identificas con cualquier cosa dicho anteriormente y

Eres un hombre heterosexual recuerda:

  • El masaje prostático para tener orgasmo no te convierte en menos hombre, no te hará homosexual, y mucho menos dañará tu integridad, así que ¡atrévete a experimentar!, pero si decides que es mejor no intentarlo, también está bien, lo importante es que disfrutes tu sexualidad.
  • No tengas miedo a pedir ayuda de alguien más, ya que puede ser una práctica que ambos disfruten, discutan sobre el tema y lleguen a una decisión consensuada.

Eres una persona bicuriosa recuerda:

  • Esta es una práctica que te puede llegar a gustar, no sientas pena por experimentar nuevas cosas, al final puedes seguir un camino o tener disponible dos.

Eres pareja del receptor recuerda:

  • Toda practica sexual debe ser consensuada, así que ten una platica informativa antes de intentar cualquier cosa y respeta la decisión de la otra persona.

Eres integrante de la comunidad LGBTQ+ recuerda:

  • Tienes derecho a vivir tu sexualidad cómo tú la quieras vivir, teniendo las prácticas qué decidas, y con quien quieras, siempre y cuando sea consensuado.
Just Do It Shia GIF - Find & Share on GIPHY

Alternativa – estimulación del perineo

Supongamos que a pesar de toda la información que has recibido, te sigues quedando con la idea de que alguien o tú mismo meta algo dentro de ti es impensable. Te tengo una alternativa – estimulación del perineo – qué es equivalente a estimular la próstata de forma externa (Santos-Longhurst, 2019).

El perineo es esa parte entre la base de los testículos y el ano. Deberás estimularlo ejerciendo una presión constante tratando de encontrar el punto en que te sientas cómodo y disfrutes, puedes experimentar con diferentes presiones y velocidades usando las puntas de los dedos índices y medios.

Entonces atrévete, puede que te llegue a gustar, sólo es cuestión de relajarte y gozar.

Referencias

Bonino, L. (2003). Masculinidad hegemónica e identidad masculina. Dossiers feministes, 6, 7-36.

Borzillo, C. y Zane, Z. (2020). Yes, There’s a male G-Spot-and Here Are 7 Things You Can Do to Find it. Men’sHealth. https://www.menshealth.com/sex-women/a19541010/how-to-find-the-male-g-spot/

International Society for Sexual Medicine. (s.f.) What is a prostate-induced orgasm?. International Society for Sexual Medicine. https://www.issm.info/sexual-health-qa/what-is-a-prostate-induced-orgasm/

Levin, R. J. (2018). Prostate‐induced orgasms: A concise review illustrated with a highly relevant case study. Clinical Anatomy, 31(1), 81-85.

Santos-Longhurst, A. (2019). Everything You Need to Know About the Male G-Spot. Healthline. https://www.healthline.com/health/healthy-sex/male-g-spot

Tsjeng, Z. (2018). Estas navidades regala un orgasmo de próstata. VICE. https://www.vice.com/es/article/9k48z3/como-hacer-masaje-prostata

Vibradores: el juguete sexual más popular

Por: Daniela Casais Ponce de León

¿Sabías que el 44.5% de las mujeres tienen algún juguete sexual? La mayoría de ellas utiliza un vibrador para acompañar la masturbación, ya que es uno de los juguetes más populares y conocidos.3 La sensación de las vibraciones resulta muy placentera y ayuda a disfrutar de orgasmos más intensos. También ayuda a llegar al orgasmo de forma más fácil y rápida.

Esto ya se sabía desde años atrás. Quizás te sorprenda el origen de los vibradores. ¿Te imaginas una época en la que las mujeres acudían al doctor para que él las masturbara con un vibrador? Pues sí, los vibradores se crearon con un fin terapéutico, para tratar a las mujeres “histéricas”.

En el siglo XIX, se creía popularmente que las mujeres sufrían de histeria, y cualquier trastorno nervioso se atribuía a esa causa. Por lo tanto, las mujeres acudían al doctor para recibir tratamiento. Los doctores masajeaban manualmente el clítoris de las mujeres hasta provocar lo que llamaban un “paroxismo histérico”, que ahora conocemos como orgasmo. Esto las ayudaba a liberar la tensión y el estrés.1

Anuncio del Dr. Swift para curar la histeria

Sin embargo, masturbar a tantas mujeres diariamente les resultaba muy cansado y desgastante a los doctores, por lo que el Dr. Macaura inventó un aparato mecánico llamado “pulsocon”. Se sostenía con una mano sobre la vulva y con la otra mano se giraba la manija, lo que producía una vibración y facilitaba que la mujer llegara más rápidamente al orgasmo.1

Vibrador mecánico “pulsocon”

Fue hasta 1880 que el Dr. Granville inventó el primer vibrador eléctrico, destinado exclusivamente para uso clínico. Poco tiempo después, este producto se comercializó. En 1902, la compañía Hamilton Beach lo patentó y lo comenzó a vender en catálogos, como cualquier otro aparato electrodoméstico.1

Anuncio publicitario para el vibrador eléctrico

Durante décadas, se promocionó y se vendió como masajeador para mujeres con distintos usos: para masajear el rostro, tonificar los músculos, mejorar la circulación, etc. Tal vez parezca raro que un producto que se haya usado con fines médicos y que se vendía como electrodoméstico, más tarde se haya convertido en un tabú. Pues resulta que durante los 1920s dejó de venderse, debido a que empezó a aparecer en películas pornográficas y se asoció con algo obsceno e inapropiado.2

Actualmente, es uno de los juguetes sexuales más populares, con una gran variedad de tamaños y formas. Estos son algunos tipos:

Vibradores externos

Recordemos que el clítoris es la zona con más terminaciones nerviosas en el cuerpo de la mujer, por lo que los vibradores externos tienen el propósito de estimular esta zona. Se colocan sobre la vulva para lograr sensaciones muy placenteras, aunque también se pueden utilizar en otras zonas erógenas, como los pezones. Hay algunos con forma de micrófono, como el Magic Wand, otros con forma de huevo o incluso con forma de flor. También existen los anillos vibradores, que se pueden colocar en la base del pene para que, durante el coito, el vibrador quede sobre la vulva y estimule el clítoris.

Vibradores de doble estimulación

Disponible en: https://meibi.mx/collections/frontpage/products/janis

Este juguete es ideal para las mujeres que disfrutan de la penetración. Estos vibradores simulan la forma del pene para facilitar la estimulación del punto G mediante la penetración, pero además tienen un brazo pequeño que queda por fuera y estimula el clítoris. Vibra en ambos brazos del juguete y de esta forma se logra estimular las dos zonas simultáneamente. Tiene distintos niveles de vibración para ajustar la intensidad a tu gusto.

Balas vibradoras

Estos son vibradores pequeños, con “tamaño de bolsillo” para poder transportarlos fácilmente y llevarlos a cualquier parte. Pueden tener distintas formas. Algunos necesitan una pila, mientras que otros son recargables.

Vibradores discretos

Estas son balas vibradoras que aparentan ser otra cosa, como un lápiz labial, para mantener la discreción. Así puedes llevarlo en tu bolsa a todas partes, sin preocuparte de ser “pillada”. También hay collares metálicos con un pequeño botón que enciende y apaga la vibración.

Disponible en: https://www.lovecrave.com/shop/vesper/

Vibrador para parejas

Este vibrador tiene forma de herradura, con un lado más pequeño que el otro. El lado pequeño se introduce en la vagina, estimulando el punto G, y el grande queda sobre la vulva para estimular el clítoris. Está hecho para utilizarse en pareja, para que durante la penetración la vibración estimule tanto al hombre como a la mujer.

Vibrador con mando a distancia

Son vibradores que se encienden y se modulan a distancia, a través de un control remoto. Algunos de los más nuevos pueden ser controlados a través de una app en el celular. También, algunos tienen una forma particular para que puedan colocarse en la ropa interior y amoldarse a la forma de la vulva. Son perfectos para jugar con tu pareja. Imagina estar en una reunión con amigos o en una cena romántica y que tu pareja tenga el control de las vibraciones que sientes ahí abajo…

Por último, no olvides que es importante siempre mantener una adecuada higiene, lavando los juguetes antes y después de su uso para evitar infecciones,  y que es necesario usar condón o desinfectar muy bien los juguetes que se compartan para evitar la transmisión de ITS. ¡Y diviértete!

Si quieres conocer los nombres de varias sex shops donde puedes conseguir alguno de estos juguetes sexuales, checa el artículo “Sex shops y juguetes sexuales” en este link: https://educacionyplacersexual.wordpress.com/2020/05/18/sex-shops-y-juguetes-sexuales/?fbclid=IwAR1Bu0c_wHDrm73pzM-exrKcQLIprSrdjf4pEdeeHhDpjfPJw88KV8GbqH4

Referencias

1It’s History (2015), “Playing with Pleasure: History of Sex Toys” [Youtube]. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=JuTSshgCvVI&feature=youtu.be

2Pichel, J. (2018), “El médico que inventó el vibrador ante una ‘epidemia’ de damas sexualmente insatisfechas”. Disponible en: https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20180525/medico-invento-vibrador-epidemia-damas-sexualmente-insatisfechas/309469583_0.html

3Trejo, F. (2020), “Encuesta 2020: Cómo se masturban las mujeres hispanas”. Disponible en: https://www.facebook.com/625807807515770/posts/2973644519398742/

Y con ustedes señoras y señores…el anafrodisaco más potente (redoble de tambores) …. EL MACHISMO.

Por Aliza Tawil

Sí, así como lo lees, la cultura machista y sexista es el antídoto más eficaz contra el sexo placentero tanto en hombres como en mujeres (aquí no se discrimina por sexo).

“Virgen hasta el matrimonio”, “Qué van a pensar de ti tus papás si se enteran”, “¿Cómo vas a ir a comprar condones? ¡qué pena!”, “Finge un orgasmo… no vaya a creer que no te satisfizo”, “No te toques ¡eso es del diablo!”, “No te comas el pastel antes de la boda”, “Si tienes relaciones ya no te va a desear”, “Es una puta se va con todos”, “Tu no te preocupes, él va a saber qué hacer y qué te gusta”.

“Tengo que tener iniciativa”, “Debo tener el control de la situación y enseñarle”, “Tengo que durar no mucho pero no poco”, “Siento que no tengo tanta experiencia como debería”, “Ups! Termine muy rápido… qué pensará de mi”, “¿Cómo sigues siendo virgen a tu edad? Yo te voy a llevar a un lugar…”, “Que puto que no cogiste”, “Tu insiste…afloja fácil”, “Con condón no se siente igual”.

¿Te identificaste con alguna de las frases? Pues todas esas frases son machistas y me imagino que no te costó mucho trabajo identificar cuales corresponden al género masculino y cuáles al femenino.

La sexualidad es un estado de bienestar físico, emocional y mental que requiere de la posibilidad de tener experiencias seguras y disfrutables. Como lo puedes notar, es muy difícil que esto suceda teniendo en mente todas las ideas sexistas que nos rodean.

Seguramente te estarás preguntando de dónde vienen todos esos juicios tan dañinos. Aquí una explicación: todo lo que hacemos las personas de forma cotidiana es regulado por las reglas culturales o normas sociales reforzadas por el grupo al que pertenecemos (amigos, familia, compañeros de trabajo, profesores etc.). Estas reglas generan “verdades” en nuestros cuerpos, identidad y forma de relacionarnos que también, aplican en las relaciones sexuales.

Una de las normas sociales de la sexualidad que asumimos como certeza incuestionable es la doble moral sexual, por la cual, los hombres son socialmente recompensados por tener actividad sexual, mientras que, las mujeres son denigradas por participar en estas mismas actividades.

Algo no tiene mucha lógica aquí, ya que, para que un hombre participe en actividades sexuales, necesita de una mujer, a menos de que sea homosexual. Es imposible que los hombres tengan mucho sexo y las mujeres nada de nada .

Esta doble moral sexual es perjudicial para hombres y mujeres. Los hombres son presionados a demostrar su virilidad y muchas veces, implícitamente, se exige que esta demostración sea a través del comportamiento sexual. Es por esto que, el hombre “debe” dejar a un lado sus deseos, emociones y lo que le hace sentir placer por probar su masculinidad frente a sus pares o frente a la mujer.


En nuestra cultura, los hombres son educados para “rendir” y “conquistar” y estas dos ideas les pueden causar mucha presión al tener relaciones sexuales. La actividad sexual se vuelve una meta, un medio para demostrar lo “machos” que son. Así mismo, puede haber mucha ansiedad y baja autoestima si no se llega a los estándares dictados por la sociedad.

A las mujeres les hace daño porque son reducidas a su cuerpo como objeto del deseo sexual masculino, se limita su libertad sexual y su seguridad, pues al tener que ser “pasivas”, no se sienten responsables de entender qué es lo que les da placer y cómo deben cuidarse. Muchas mujeres se sienten presionadas a no usar preservativos debido a la demanda del hombre y a que ellas deben ser “complacientes”. (¿Te sigue sorprendiendo por qué hay tantos embarazos adolescentes en nuestro país?)

Es por las razones mencionadas que los hombres no se permiten ser tiernos y receptivos y las mujeres no se permiten ser activas sexualmente, tener múltiples parejas sexuales, iniciar su vida sexual al mismo tiempo que los hombres o tener sexo sin compromiso. Ojo, no intento decir que las mujeres deben tener sexo y los hombre no, sino más bien, que el cuándo, dónde y cómo se inicia la vida sexual, es una decisión personal y diferente en cada persona que no debe ser juzgada.

Ya hablamos de las malas noticias, tocan las buenas: todas estas concepciones de lo que se debe o no debe hacer en la cama (regadera, cocina, baño del avión o lugar de su preferencia) no tienen nada que ver con la naturaleza o lo biológico. Son sociales y culturales, por lo que, se pueden cambiar. Es importante de-construir y cuestionar estas ideas todas las veces que sea necesario para vivir una sexualidad satisfactoria, libre de culpas y preocupaciones.

Ahora, te toca actuar… seas hombre o mujer, habla del tema con tus amigxs, novix, familiares, cuestiónense e intercambien opiniones. En el momento que estés cachondo con alguien (y haya acabado la cuarentena) la comunicación es la clave. Pregúntale qué le gusta a la persona sin prejuicios, pero también, dile qué es lo que te gusta a ti, intentando dejar a un lado esta doble moral.

Referencias:

Larrañaga, E., Yubero, S. & Yubero, M. (2012). Influencia del género y del sexo en las actitudes sexuales de estudiantes universitarios españoles. Summa psicológica, IX(2), pp. 5-13.

Szasz, I. (1999). Algunas reflexiones sobre la sexualidad de los hombres a partir de los estudios de masculinidad. Salud Reproductiva y Sociedad, III (8), pp. 7-9.

Instituto DMAH. (2019). Guía básica del buen aliado. marzo, 17, 2020, de De machos a hombres Sitio web: https://demachosahombres.com/masculinidadespositivas

Mitos y realidades de la masturbación femenina

Por: Regina Mendieta Fernández

“Masturbarse es malo”

“Si te masturbas, cuando tengas relaciones ya no vas a sentir el mismo placer”

 “Masturbarte puede dejarte estéril”

“La masturbación es cosa de hombres, las mujeres no lo hacen”

“Si te masturbas, después no vas a poder tener un orgasmo”

“La masturbación es sólo para adolescentes”

“La masturbación se puede convertir en un vicio o adicción” 

Estos son algunos de los comentarios que se escuchan por ahí sobre la masturbación femenina. Pero creo que, como todo en la vida, es importante informarnos sobre lo que es realidad y lo que no. Es por esto por lo que, en este blog, vamos a poder descubrir cuales son las realidades sobre la masturbación en mujeres, ya que vamos a encontrar datos sorprendentes. 

Primero lo primero, según Mc. Cary, la masturbación se define como todo acto autoestimulatorio que tiende a producir o incrementar la satisfacción sexual. La masturbación tiene un origen evolutivo y es que proviene de la tendencia biológica normal y adaptativa a examinar, manipular, limpiar e incidentalmente, estimular los órganos sexuales externos. Esto quiere decir que la masturbación es una práctica que ha existido desde principios de la historia. Es erróneo pensar que es una práctica reciente o un “invento” de la sociedad moderna. 

Sobre el mito de que la masturbación es solo cosa de hombres, hay evidencia presentada en un reporte de Kinsey realizado en 1953, que indica que el 92% de los hombres afirmaban masturbarse. Pero… ¡El 63% de las mujeres afirmaron lo mismo! Es real que la masturbación en las mujeres es un tema más tabú, ya que se habla menos de ello, pero eso no quiere decir que no pase o que las mujeres no lo hagan. De hecho, en una investigación de Masters y Johnson realizada en 1966, decía que muchas mujeres describieron que los orgasmos logrados a través de la masturbación eran fisiológicamente más satisfactorios que en el coito. Y hablando de esto, sobre el mito de que las personas que se masturban tienen más dificultad para llegar al orgasmo en el coito con la pareja, Mc. Cary volvió a hacer de las suyas y desmintió el mito en 1983, describiendo que el 31-37% de las mujeres que nunca se habían masturbado antes de empezar a tener una vida sexual activa en pareja, no pudieron llegar al orgasmo durante el primer año. En cambio, sólo un 16% de las mujeres que, si se habían masturbado antes, no lo lograban. 

Creo que podemos concluir que la masturbación tiene muchos beneficios para la satisfacción y el placer de la vida en pareja, lejos de que la perjudique. 

Sobre el rumor de que la masturbación es algo sólo para adolescentes, también te tengo noticias. Según Kinsey, entre un 28% y un 37% de las mujeres comienzan a masturbarse cerca de los 14 años. Pero… ¿qué crees? También se encontró que durante la vida adulta es una práctica que se realiza con frecuencia, estimando un promedio de 70 prácticas masturbatorias al año en hombres. Y cuando se llega a la vejez, ¿la masturbación acaba? FALSO. Star y Weiner publicaron que de los 60 a los 69 años, 47% de las mujeres se masturban. Y algo que tal vez te impacte más, que de mujeres de los 80 a los 89 años, el 34% de ellas se masturba. Como podremos ver, las ganas no se acaban. 

Ahora bien, el mito que tal vez podría tener más lógica o que podría acercarse más a una realidad, es que una masturbación excesiva puede no llegar a ser saludable. ¿En qué situaciones? 

Cuando la masturbación es usada como la única o la mayor fuente de satisfacción o alivio de tensión, causando un aislamiento social. Pero cabe recalcar que cuando se presenta esta masturbación excesiva, suele ser un síntoma de trastornos psicológicos o psiquiátricos tales como abuso sexual, abuso de alcohol u otras sustancias, depresión, ansiedad y en casos más graves, síntoma de psicosis o hipomanía. Pero no te asustes, aún en estos casos, es posible tratarlo por medio de terapia conductual o con algún tipo de fármaco. 

Entonces, para finalizar con este blog, creo que la conclusión global de este tema es que la masturbación, a pesar de ser un tabú, es una forma de experimentar la sexualidad que acompaña tanto a hombre como mujer hasta sus últimos días. Sin mencionar que la masturbación, frecuentemente, es una forma para tratar y curar ciertas disfunciones sexuales. 

Así que ya sabes, masturbarte de forma privada (a solas) y sin interferir en tus relaciones sexuales, es algo normal. Aunque también es normal si no lo quieres hacer por cuestiones de creencias religiosas y si te sientes sexualmente satisfecha. Todo depende de ti y con lo que te sientas cómoda. 

Espero que leer este blog te haya dado información útil y sobretodo, que haya desmentido todos los mitos que habías escuchado. Recuerda que siempre es importante informarse de fuentes confiables. 

Fuentes: 

Bardi, A., Leyton, C., & Martinez, V. (n.d.). Masturbación: mitos y realidades, 1–7.

Dexter McCromick, K. (2002). Masturbación: del estigma a la salud sexual. Planned Parenthood, 1–14.

Espitia Rozo, J., & Torres Monsalve, Y. V. (2017, May). La masturbación, una práctica común en adolescentes. Psicología y Sexualidad, 1–82.

Guarín-Serrano, R., Mujica-Rodríguez, A. A. M., Cadena-Afanador, L. D. P., & Useche-Aldana, B. I. (2017, September 20). Una mirada a la masturbación femenina: estudio descriptivo transversal en mujeres universitarias del área metropolitana de Bucaramanga, Colombia, 63–68.