El Beso Blanco: una nueva práctica sexual

Por: Alejandra Danel

Seguramente alguna vez has escuchado hablar del “Beso de Payaso” y del “Beso Negro”, pero ¿habías escuchado algo sobre el Beso Blanco? Aquí te contamos de qué se trata.

¿Qué es y cómo se hace?

El Beso Blanco o Snowballing es una práctica sexual que se ha puesto de moda gracias a que en la pornografía se realiza con frecuencia, y consiste en que, durante el sexo oral, recibas la eyaculación de tu pareja para después darle un beso y pasarle su propio fluido por la boca. Esta práctica se puede hacer en una pareja heterosexual, o en una homosexual conformada por dos hombres.

Riesgos

En relación a la prevención del embarazo, esta sería una práctica “útil” ya que ninguna mujer puede ser fecundada por ingerir el semen del hombre; sin embargo, esta práctica sexual puede ser altamente riesgosa para la salud. El semen es parte fundamental de esta nueva práctica, y también lo es en las infecciones de transmisión sexual. Por lo tanto puedes contraer herpes, gonorrea, sífilis, clamidia, hepatitis, VIH, u otras bacterias que causan infecciones, especialmente si tienes alguna herida abierta en la boca.

Recomendaciones

Si no aguantas las ganas de hacerlo, te recomendamos tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Revisar discretamente que el pene de tu pareja no tenga ninguna anomalía como verrugas u otros signos de infección.
  • Hacerlo con una pareja estable, que sepas que no es portador de ninguna de las infecciones mencionadas antes.
  • NO lo hagas con alguien que tiene varias parejas sexuales.
  • NO lo hagas inmediatamente después de lavarte los dientes, ya que puedes lastimarte y hacerte una herida en la boca.

Y recuerda: saber el nombre de esta práctica es importante por si alguien te propone hacerlo, pero SI TÚ NO QUIERES HACERLO, NO LO HAGAS. Ve por tu salud antes que por cualquier otra cosa.

Referencias

Martínez, A. (2017). ¿Qué es la práctica sexual del beso blanco?. Octubre 2019, de Cultura Colectiva Sitio web: https://culturacolectiva.com/adulto/beso-blanco-lo-que-muchos-fantasean

Redacción Cosmo. (2018). Beso blanco: ¿Qué es y por qué es peligroso para la salud?. Octubre 2019, de Cosmopolitan Sitio web: https://www.cosmopolitan.com.mx/salud/riesgo-enfermedades-beso-blanco/

Romero, C. (2017). Cosas que debes conocer antes de practicar el beso blanco. Octubre 2019, de Cultura Colectiva Sitio web: https://culturacolectiva.com/estilo-de-vida/datos-curiosos-sobre-el-beso-blanco

Salud 180. (s.f.). Qué es el beso blanco y los riesgos para tu salud. Octubre 2019, de Salud 180 Sitio web: https://www.salud180.com/jovenes/que-es-el-beso-blanco-y-los-riesgos-para-tu-salud

¿Viernes de qué?: Riesgos de la asfixia erótica

Por María Moreno

Existe un universo de prácticas sexuales, que son diversas para cualquier gusto; no obstante, pueden existir comportamientos sexuales de riesgo que están asociadas a consecuencias negativas sociales y de salud, como es el caso de la asfixia o hipoxia erótica. 

La asfixia erótica es la práctica sexual donde se impide la respiración propia o la de la pareja con el fin de incrementar placer durante el orgasmo. Se tienen registros de dicha práctica desde varios años atrás en culturas de esquimales y pueblos asiáticos; asimismo tiene influencias de otras prácticas sexuales como el BDSM y el masoquismo, incluso Marqués de Sade describió la asfixia erótica en su novela “Justine” y actualmente también es conocida como “breathplay”. 

Ya sea en pareja o individual existen muchas técnicas para disminuir la cantidad de oxígeno, va desde apretando el cuello con las manos, cuerdas, corbatas, cinturones o hasta la inhalación de gases asfixiantes. La idea principal es el goce y dolor que es provocado durante la actividad sexual, aunque realmente el aumento de placer se debe a la falta de oxígeno que eleva niveles de CO2 provocando que se multipliquen sensaciones. 

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría ha considerado la hipoxia erótica como una parafilia, e incluso las personas que la practican compulsivamente se le ha denomiado como asfixiofílicos. 

Es una práctica de riesgo puesto que algunas de sus consecuencias es el vértigo, mareo, daños irreversible, aumento de retención de dióxido de carbono que provoca fallas en mecanismo de escape que muchas veces termina con la vida de la persona. Se desconoce el número exacto de las muertes por la asfixia erótica, puesto que muchas veces se queda como algo “secreto” u “oculto”. 

Existen registros desde el año 2016 en donde los habitantes de la Ciudad de México practicaban la asfixia erótica, durante ese mismo año la PGJDF contabilizó 15 muertes debido a la práctica sexual. Actualmente para México es complicado tipificar los casos registrados, puesto que a pesar de que se espera un consenso mutuo muchas veces puede ser considerado como un homicidio culposo. 

Como se mencionó anteriormente, debido a la falta de oxígeno al cerebro se recibe información contradictoria donde el sufrimiento se siente placentero, y el principal problema es que es difícil diferenciar el placer y dolor. 

No existe algún manual o libro que ayude o facilite la asfixia erótica, por lo que no hay un nivel de fuerza/opresión, tiempo de asfixia, ni conocimiento de síntomas a los que debemos tomar en cuenta, además de reconocer las diferencias personales de umbral de dolor y resistencia. 

Como cualquier otra práctica sexual es muy importante conocer los riesgos de ella y saber cómo puedes disfrutar del placer de manera segura, también es sumamente importante la comunicación de tu pareja y conocer los límites de cada uno. Existen muchas otras prácticas y técnicas sexuales que intensifican el placer sin poner en riesgo nuestra vida, es tarea de cada uno de nosotros conocernos y saber qué nos gusta y ponerlo en práctica. 

Referencias: 

Lo que no sabías sobre el sexo oral

Por: Isabel Aramburu

Las relaciones sexuales orales son prácticas en las que creemos que corremos “pocos riesgos”.

Una de las principales razones, es que la mujer no puede quedar embarazada, y entonces nos sentimos “libres” y sin miedo, inmunes a cualquier consecuencia. También creemos que no podemos contraer ninguna infección por la boca, y que, por lo tanto, es placentero y libre.

Sin embargo, esto no es verdad, pues corremos también un alto riesgo de contraer una ETS si no nos cuidamos de la forma correcta.

A pesar de que disminuyen algunos riesgos, seguimos expuestos a contraer distintas infecciones o enfermedades, especialmente bajo ciertas circunstancias. Por ejemplo: una mala higiene bucal, llagas o heridas en la boca o los genitales, y estar expuestos al líquido preeyaculatorio de la pareja si está infectada.

Las ETS o ITS más comunes por el sexo oral, de acuerdo al Centro Para el Control y la Prevención de las Enfermedades, o CDC, (2019) son: Clamidia, Gonorrea, Sífilis, Herpes, VPH y tricomoniasis.

Estas se transmiten a la boca o garganta cuando se practica sexo oral en una persona infectada en el pene, la vagina o el ano; al mismo tiempo, se pueden transmitir al pene, la vagina o el ano si una persona con una infección bucal o de la garganta practica sexo oral sobre los genitales.

Obviamente nos surge la duda sobre el VIH. Para esta ETS, el riesgo es mucho más bajo que al tener relaciones anales o vaginales, sin embargo, se recomienda también usar protección. A pesar de esto, debemos tomar en cuenta que al tener otras infecciones, aumentamos el riesgo de contraerlo.

Por eso, la CDC (2016), y BBC News (2017) te recomienda las siguientes técnicas para evitar contraer estas enfermedades e infecciones:

Quien vaya a recibir la estimulación oral, debe utilizar algún método de barrera:

En el caso del pene, debe de utilizar condón. Existen condones con múltiples sabores, que pueden hacer que la experiencia también sea más placentera para tu pareja.

También puedes utilizar un dique dental, que es una lámina cuadrada y delgada de látex que se coloca sobre la vagina o el ano. Si no cuentas con uno, puede cortar un condón y usarlo de la misma manera.

Si la persona que va a dar la estimulación tiene heridas o cortadas en la boca, evite realizar estas prácticas (especialmente si serán sin protección).  

Finalmente, evita que la persona eyacule en tu boca.

Te recomendamos realizarte exámenes y pruebas regularmente, especialmente si tienes múltiples parejas sexuales, o si crees que estás en riesgo de contraer alguna ETS.

Seguro que esta información te permitirá que lo disfrutes más y mejor.

Bibliografía

BBC Mundo (2017). 5 Mitos del Sexo Oral Relacionados con las Enfermedades de Transmisión Sexual. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/media-39116334

CDC (2016). Cómo Usar Una Barrera Bucal Para Tener Sexo Oral. Disponible en: https://www.cdc.gov/condomeffectiveness/spanish/Dental-dam-use.html

CDC (2019). El Sexo Oral y el Riesgo de Contraer VIH. Disponible en: https://www.cdc.gov/hiv/spanish/risk/oralsex.html

CDC (2018). Los Riesgos de las ETS y las Relaciones Sexuales Orales. Disponible en: https://www.cdc.gov/std/spanish/stdfact-stdriskandoralsex-spa.htm

Rodríguez, L. (2019). Sexo Oral y Enfermedades de Transmisión Sexual. Disponible en: https://www.institutouroandrologico.com/actualidad/sexo-oral-enfermedades-transmision-sexual/