¿Qué pasa con la sexualidad en la vejez?

Escrito por: Adina Mareyna Abril, 2021

Hace algunas semanas me encontraba platicando con una amiga y de pronto, comentó que ella está segura de que la sexualidad desaparece en la etapa de la vejez. Cuando yo le dije que la sexualidad es parte inherente al ser humano desde el nacimiento hasta la muerte y que los adultos mayores también ejercen su sexualidad, se mostró sumamente sorprendida e indignada. Dado lo anterior, decidí escribir este artículo para hacernos conscientes sobre el gran mito que existe en nuestra sociedad alrededor de la sexualidad en esta etapa de la vida.  

Aunque la sexualidad cambia durante las distintas etapas de la vida, esta nunca desaparece. Como decía el científico Mijaíl Lomonoscov (1748): La materia no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Esta frase se podría comparar con la sexualidad, al decir que la sexualidad sufre cambios y evidentemente no será la misma que durante la etapa de la juventud y de la adultez, sin embargo, sigue existiendo, y es esencial y necesaria para vivir una vida plena y sana, sin importar la edad del individuo.

Algunas de las falsas creencias que existen en relación con la sexualidad en la vejez son (Costas, 2018):

  • Las personas mayores son asexuales
  • Las personas mayores solamente necesitan de contacto emocional
  • Las personas mayores no tienen la capacidad física para sentir o proporcionar placer
  • Las personas mayores pierden su atractivo sexual después de la juventud
  • Las personas mayores no deberían de tener relaciones sexuales ya que es malo para la salud

Si bien en la vejez existen diversos factores que provocan cambios en el comportamiento sexual, estos no equivalen a la muerte sexual.

En cuanto a los cambios fisiológicos que experimentan las personas con pene (Alonso et al., 2004; Morales, 2010; Wong et al., 2010), disminuye la producción de testosterona, la erección requiere más tiempo y suele ser menos firme, el orgasmo disminuye en intensidad y en tiempo, la excitación requiere de más tiempo, aumenta el periodo refractario después de la erección, el semen se va haciendo más escaso y por ende, disminuye la capacidad reproductora, aunque no desaparece. En las personas con vulva, el cambio más radical que se sufre es la menopausia, que se refiere a la extinción de la menstruación, lo que conlleva la pérdida de la fertilidad (Morales, 2012). Durante esta etapa existe una disminución gradual en la producción de estrógeno y progesterona, el tamaño de los ovarios disminuye, las mamas se vuelven menos firmes, la vagina pierde elasticidad, la mucosa vaginal se hace más delgada, disminuye la lubricación, los labios vaginales pierden elasticidad y el clítoris tiene mayor dificultad para la erección (Morales, 2010; Alonso et al., 2004; Wong et al., 2010).  

En cuanto a los factores psicosociales que afectan la sexualidad del adulto mayor (Morales, 2010; Alonso et al., 2004; Wong et al., 2010), es de suma importancia tomar en cuenta la confianza que tiene cada individuo sobre sí mismo y su actitud ante estos cambios fisiológicos, pues son inevitables y adaptativos. Si existe una ansiedad hacia estos cambios, se verá reflejada en el comportamiento sexual. Además, existen barreras internas, como los sentimientos de culpa y de vergüenza, que impiden que los ancianos mantengan una vida sexual activa y saludable. Estos sentimientos son inculcados de manera inconsciente por la familia y la educación que recibimos. Por ejemplo, las mujeres han recibido la premisa de que la sexualidad sirve únicamente para tener hijos y no como un acto placentero, por lo que se les dificulta llevarla a cabo ahora que su fin no es el de reproducir. En las mujeres también es común que se de una disminución en cuanto a la percepción de su atracción física, pues la sociedad impone estándares de belleza que las personas de la tercera edad evidentemente no cumplen, por lo que puede afectar su autoestima y llevar a una disminución en el deseo sexual. Otro aspecto importante es que a veces, las personas mayores ya no tienen una pareja con quien compartir su sexualidad. También, en ocasiones los ancianos viven en instituciones, lo cual no les permite tener privacidad, por lo que se les dificulta tener un especio para expresar su intimidad con otra persona o incluso la masturbación. 

Es verdad que debido a estos factores o a la aparición de algunas disfunciones sexuales, en ocasiones es imposible realizar el acto sexual durante la vejez, sin embargo, la sexualidad conlleva mucho más que la actividad coital, por lo que se pueden realizar otras opciones igual de satisfactorias, como las caricias, la estimulación, el tocamiento, los besos y los abrazos. 

La sociedad se ha encargado de construir ciertos prejuicios a cerca de la sexualidad en los ancianos, pues se niega su existencia y se percibe al sujeto como asexual. Es importante terminar con este tabú, para así fomentar la sexualidad en los ancianos mediante la empatía, la aceptación incondicional, la autenticidad y la educación sobre los cambios del envejecimiento desde un enfoque multidisciplinar (Cristina Rodríguez, 2008). El objetivo sería que la persona de la tercera edad logre asumir su sexualidad desde un lugar sano y placentero, estando consciente de sus derechos sexuales y de todos los beneficios que la sexualidad podría brindarle en cuanto a su envejecimiento (favorecer su estado tanto físico como emocional).

Para concluir, se sabe que el ser humano es un ser biopsicosocial, pero se le podría agregar que es también un ser sexual. A pesar de que en la vejez pueden existir cambios que disminuyan el deseo sexual, la energía libidinal nunca desapareceEs importante defender el derecho sexual en el anciano, ya que así estamos también defendiendo nuestro propio derecho sexual en el futuro.

Referencias bibliográficas:

Alonso, J., Martínez, B., Dolores, P., Díaz Palarea., Calvo F. (2004). Factores biológicos, psicológicos y sociales de la sexualidad en los ancianos. Rev Mult Gerontol, 14(3), pp-150-157.

Costas, L. (2018). Desmontando mitos de la sexualidad en la tercera edad. https://afaga.com/wp-content/uploads/2018/10/Los-mitos-de-la-sexualidad-en-la-tercera-edad.pdf

Morales, A.L. (2010). Desarrollo físico y envejecimiento [Tesis Maestría]. Instituto Sigmund Freud, Asociación Mexicana para la Práctica, Enseñanza e Investigación en Psicoanálisis.

Morales, A.L. (2012). Desarrollo físico y envejecimiento. Artículo inédito.

Rodríguez, C. (2008). La sexualidad en el anciano. http://www.acpgerontologia.com/documentacion/sexualidadrodriguezbenito.pdf

Wong, C., Álvarez, R., Domínguez, Miranda., González, I. (2010). La sexualidad en la tercera edad. Factores fisiológicos y sociales. Revista Médica Electronica, 32(3). 

¡¿Copa menstrual?! ¿Y eso con qué se toma? Todo lo que tienes que saber sobre las copas menstruales

Escrito por: Fernanda Verástegui Pedrajo

Sí, una copa de vino es deliciosa, pero esta copita está por convertirse en tu nueva aliada…

Aunque se ha puesto de moda en los últimos años, este producto se inventó a finales del siglo XIX, y hay registros de copas menstruales en el siglo XX, por lo que no es tan novedosa como creíamos, pero se han hecho avances tecnológicos en cuanto a su material, seguridad y eficacia. (Prado et al, 2020) 

La copa menstrual es un dispositivo flexible, usualmente hecho de silicón o de hule, que se inserta en la vagina y se usa durante la menstruación. Este dispositivo es una gran alternativa para los tampones y toallas sanitarias, y hará de tu periodo una *mejor* experiencia… Te explicamos cómo funciona y sus beneficios. (Burnett, 2020)

Greta Gerwig Ugh GIF by A24

¿Cómo se usa?

La copa menstrual se introduce en la parte alta de la vagina, es decir, en el cérvix. Cuando está bien colocada, logrará retener la sangre de tu periodo perfectamente, y deberás cambiarla, según el volumen de tu flujo, unas 2-4 veces al día, pero en realidad puedes aguantar un máximo de 12 horas con ella puesta, incluso por las noches. Siempre creemos que perdemos más sangre de lo que es en realidad, pero en promedio y en condiciones “estándar”, en cada periodo se pierden alrededor de 30 a 60 mililitros de regla, lo que equivaldría a 4 cucharadas soperas (Holland, 2018), entonces no te asustes si piensas que esta copita no será suficiente para tu flujo abundante, porque lo tiene todo bajo control… Podrás usarla en la casa, en el trabajo, para hacer ejercicio o para nadar: ¡puedes hacer lo que quieras! (Burnett, 2020; Lunette, 2020; Prado et al, 2020).

Wave Group GIF by Put A Cup In It

¿Cómo se pone?

Antes de insertarla o retirarla recuerda siempre lavar tus manos para evitar llevar cualquier bacteria a tu interior. También deberás lavar tu copa menstrual antes de cada puesta, puedes hacerlo con un jabón especial, o con agua; y al inicio de cada periodo, debes esterilizarla hirviéndola en agua por unos 5 minutos. 

Para insertarla hay diferentes formas y dobleces, usa el que más te acomode. 

Satya mujer period menstrual cup menstruacion GIF
Satya woman vegan period eco GIF

Las vaginas están ligeramente inclinadas hacia atrás, por lo tanto, guía tu copa hacia tu espalda baja, no hacia arriba. Una vez que está dentro, puedes empujarla por el extremo, con tu dedo limpio, hasta que llegue al cérvix. 

Shape, circle

Description automatically generated

Ya que la has insertado, deberás asegurarte de que haya hecho “plop”, es decir, que se haya abierto correctamente dentro de tu vagina, de otra forma, correrás el riesgo de una fuga. Para esto, puedes recorrer el perímetro de la copa con tu dedo, o rotarla, asegurándote de que se encuentre totalmente abierta. (Lunette, 2020)

Satya women mujer period copa GIF

Por último, para retirarla, lo único que deberás hacer es pujar un poco y la copa se moverá a la orilla de tu vagina. *Alerta* no debes jalarla bruscamente ya que la succión puede causarte malestar. Ya en la orilla, la presionas un poco para romper el vacío que se genera por la succión, y la sacas con cuidado para evitar derramar lo que ya recogió. ¡Listo! Puedes limpiarla y está lista para usarse nuevamente.

Flex Menstrual Cup GIF by Period Nirvana

Aquí tenemos 5 razones por las cuales la copa menstrual es una gran alternativa…

  • Periodos más económicos

¡Es correcto! Aunque de entrada las copas pueden ser más caras en comparación a los tampones y las toallas, a la larga esto será una gran inversión, pues una copita bien cuidada puede durar 5 años, o según la doctora Tatnai Burnett, hasta unos 10 años. ¡Adiós a comprar tampones cada mes!

  • Mayor comodidad

No tendrás que sufrir de la incomodidad de un tampón mal puesto, o de lo bultoso que pueden llegar a ser las toallas. Cuando te acostumbres a ella, hasta te olvidarás que estás en tu periodo. Además puedes llevarla a donde quieras en su linda bolsita y evitarás que te tome por sorpresa. (Lunette, 2020)

  • Una opción más saludable 

Además de que la copa mantendrá tu interior lubricado, pues no absorberá, sólo recogerá los fluidos, distintos estudios han demostrado que los tampones y las toallas sanitarias pueden llegar a tener residuos químicos, por lo que este dispositivo puede ser una mejor alternativa si quieres cuidar de tu flora vaginal. (Poyard, 2020) Psst… además no genera olores 😉

  • ¡Ayudarás al medio ambiente!

La Madre Tierra te lo agradecerá. Según la ONU, en promedio, las personas que menstrúan generan 60 kilogramos de residuos por toallas sanitarias y tampones durante su vida, eso equivale a 100.000 toneladas de desechos al año. Usar una copa por 5 o 10 años, reducirá considerablemente tus residuos anuales. 

  • No interfieren con los métodos anticonceptivos intrauterinos, ni con la práctica de relaciones sexuales

Algunos profesionales de la salud indican que es posible usar la copa menstrual a la par del DIU, sin embargo, debes siempre consultarlo antes para evitar cualquier riesgo (Prado et al., 2020) Además si a tí o a tu pareja no les molesta, podrán disfrutar de su sexualidad durante estos días, o en su defecto, podrás darte placer sin incomodidades. *Alerta* La copa menstrual no sustituye ni funciona como anticonceptivo.

Happy Hailee Steinfeld GIF by Pitch Perfect

Algunas de las contraindicaciones de las copas menstruales pueden ser (Nall, 2019):

  • Irritación. Puede ser causada por falta de lubricación al insertarla. Para evitar esto puedes mojar la parte externa con agua, o usar un lubricante. 
  • Infecciones. Esto ocurre por la falta de higiene al insertarla o retirarla, o por usarla más horas de lo recomendado. 
  • Síndrome de shock tóxico. Aunque estudios han demostrado que es menor el riesgo de esta complicación con el uso de copas menstruales que con tampones, el riesgo no es nulo, por lo que es importante que sigas las recomendaciones médicas y su uso adecuado. 
  • Comodidad. Aunque para muchas personas es más cómoda por la posibilidad de usarla por varias horas, para otras puede tomarles un poco de tiempo acostumbrarse a insertarlas correctamente para evitar sentirla y/o mancharse.

Aunque la copa menstrual es para todas edades y tallas, hay ciertas situaciones en las que no se recomienda, por ejemplo: si padeces de vaginismo, endometriosis, o fibromas uterinos.  Aún así, creo que las copas menstruales siguen siendo una mejor opción, pues los riesgos pueden reducirse sí las utilizas con responsabilidad higiénica y seguridad.

Ahora que ya sabes un poco más acerca de las copas menstruales, podrás decidir con mayor libertad sobre tu periodo. ¿Te animarás a usarla?

Referencias

Burnett, T. (2020) What can you tell me about the menstrual cup? Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/womens-health/expert-answers/menstrual-cup/faq-20058249

Lunette. (2020). How To Use a Menstrual Cup. Recuperado de: https://www.lunette.com/pages/what-is-a-menstrual-cup

Poyard, E. (2019). Tampones y toallitas femeninas: ¿qué químicos contienen? Recuperado de: https://elle.clarin.com/belleza/salud/tampones-y-toallitas-femeninas-que-quimicos-contienen/

ONU. (2018). Toallas sanitarias para frenar la contaminación. Recuperado de: https://www.unep.org/es/noticias-y-reportajes/reportajes/toallas-sanitarias-para-frenar-la-contaminacion

Holland, K. (2018). How Much Blood Do You Lose on Your Period? Recuperado de: https://www.healthline.com/health/how-much-blood-do-you-lose-on-your-period

Prado, M., Doncel, W.A., Olmedo, O., & Guarnizo- Tole, M. (2020) La copa menstrual, una alternativa de higiene femenina. Revisión de la literatura. Revista chilena de obstetricia y ginecología, 85(1), 99-109. Recuperado de: https://scielo.conicyt.cl/pdf/rchog/v85n1/0717-7526-rchog-85-01-0099.pdf

Nall, R. (2019). Are Menstrual Cups Dangerous? 17 Things to Know About Safe Use. Recuperado de: https://www.healthline.com/health/menstrual-cup-dangers#overview

El Beso Blanco: una nueva práctica sexual

Por: Alejandra Danel

Seguramente alguna vez has escuchado hablar del “Beso de Payaso” y del “Beso Negro”, pero ¿habías escuchado algo sobre el Beso Blanco? Aquí te contamos de qué se trata.

¿Qué es y cómo se hace?

El Beso Blanco o Snowballing es una práctica sexual que se ha puesto de moda gracias a que en la pornografía se realiza con frecuencia, y consiste en que, durante el sexo oral, recibas la eyaculación de tu pareja para después darle un beso y pasarle su propio fluido por la boca. Esta práctica se puede hacer en una pareja heterosexual, o en una homosexual conformada por dos hombres.

Riesgos

En relación a la prevención del embarazo, esta sería una práctica “útil” ya que ninguna mujer puede ser fecundada por ingerir el semen del hombre; sin embargo, esta práctica sexual puede ser altamente riesgosa para la salud. El semen es parte fundamental de esta nueva práctica, y también lo es en las infecciones de transmisión sexual. Por lo tanto puedes contraer herpes, gonorrea, sífilis, clamidia, hepatitis, VIH, u otras bacterias que causan infecciones, especialmente si tienes alguna herida abierta en la boca.

Recomendaciones

Si no aguantas las ganas de hacerlo, te recomendamos tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Revisar discretamente que el pene de tu pareja no tenga ninguna anomalía como verrugas u otros signos de infección.
  • Hacerlo con una pareja estable, que sepas que no es portador de ninguna de las infecciones mencionadas antes.
  • NO lo hagas con alguien que tiene varias parejas sexuales.
  • NO lo hagas inmediatamente después de lavarte los dientes, ya que puedes lastimarte y hacerte una herida en la boca.

Y recuerda: saber el nombre de esta práctica es importante por si alguien te propone hacerlo, pero SI TÚ NO QUIERES HACERLO, NO LO HAGAS. Ve por tu salud antes que por cualquier otra cosa.

Referencias

Martínez, A. (2017). ¿Qué es la práctica sexual del beso blanco?. Octubre 2019, de Cultura Colectiva Sitio web: https://culturacolectiva.com/adulto/beso-blanco-lo-que-muchos-fantasean

Redacción Cosmo. (2018). Beso blanco: ¿Qué es y por qué es peligroso para la salud?. Octubre 2019, de Cosmopolitan Sitio web: https://www.cosmopolitan.com.mx/salud/riesgo-enfermedades-beso-blanco/

Romero, C. (2017). Cosas que debes conocer antes de practicar el beso blanco. Octubre 2019, de Cultura Colectiva Sitio web: https://culturacolectiva.com/estilo-de-vida/datos-curiosos-sobre-el-beso-blanco

Salud 180. (s.f.). Qué es el beso blanco y los riesgos para tu salud. Octubre 2019, de Salud 180 Sitio web: https://www.salud180.com/jovenes/que-es-el-beso-blanco-y-los-riesgos-para-tu-salud

SHAMPUSSY: PROS Y CONTRAS

Escrito por Xóchitl Sarracino

Muchas de nosotras, en algún momento, hemos hecho uso de los champús íntimos -quizás por moda o por curiosidad-, sin embargo, siempre nos surge la duda si hacer uso de estos jabones afecta mi salud intima o no, para esto, primero debemos saber ¿qué son?

Los jabones íntimos son aquellos que eliminan las impurezas de forma más sutil en comparación con los jabones corporales comunes (1), ya que estos pueden tener sustancias que son agresivas con los tejidos de tu zona íntima.  Según especialistas, éste no es necesario, pero ayuda a evitar procesos infecciosos (2).

Lo importante de decidir si usar o no este tipo de jabones radica en conocer qué es lo que contienen, pues además de que su uso aporta frescura y buen olor en esa zona, muchas veces los químicos y sustancias con las que son hechos podrían afectar a algunas mujeres.

De acuerdo con un estudio publicado por The National Institute of Health, algunos jabones pueden alterar el pH y la mucosa vaginal. Razón por la cual tu lubricación disminuya. Sin embargo, la mayoría de ellos contiene ácido láctico, un químico que favorece el crecimiento de las células que contribuyen a fortalecer las defensas, se les conoce como lactobacilos y disminuye la probabilidad de contraer infecciones vaginales (3).

Como ya se mencionó, estos champús regulan el pH, pero… ¿qué es el pH? El pH es el potencial de Hidrógeno de la piel vulvo-vaginal, algo así como la acidez. Está varía dependiendo la etapa en la cual se encuentre la mujer: época fértil 4,5 y 5; durante la menstruación 6,8 y 7,2; en la menopausia anda por ahí de los 7; y en el embarazo entre 4 y 4,5.

Es importante que sepas que el valor del pH normalmente anda entre los 3,8 y 4,5. Se estima que con el uso de jabones indicados, ejercicio físico, vida sexual activa y hábitos de higiene indicada estos valores permanezcan equilibrados en pro de la salud íntima (4).

Si tu objetivo es mantener una buena salud intima, sigue las siguientes recomendaciones:

a. Evita poner en esa zona: Irritantes como la mayoría de los jabones corporales, perfumes y/o productos que alteran tu pH (2).

b. No hagas uso de jabones astringentes que tienen mucha soda cáustica que mata la flora vaginal (5).

c. Si llegas a presentar alteraciones en la piel de la vulva lo correcto es sacarle todos los posibles irritantes de la misma, es por eso que en algunas personas se desaconseja cualquier tipo de jabón y se indica el lavado sólo con agua (5).

d. Lava sólo tu vulva, nunca laves dentro de la vagina, pues de hacerlo podrías matar toda tu flora vaginal, causando resultados más graves (6).

e. Usa tu jabón intimo diariamente para que su acción sea más efectiva (4).

f. Lava tu vulva una vez al día, pues el exceso de limpieza en la zona intima puede desequilibrar el pH y fuera de tener más limpia esta zona, la estarás desprotegiendo quitando las barreras naturales que el cuerpo produce para mantenerla protegida (1).

Referencias

1) Ideas que ayudan. (2018). Jabones íntimos femeninos pros y contras. Recuperado de: https://ideasqueayudan.com/jabones-intimos-femeninos-pros-y-contras/

2) Velasco, G. (S. f.). Verdades del jabón íntimo. Recuperado de:  https://www.seventeenenespanol.com/salud/verdades-del-jabon-intimo/

3) Imagen noticias. (S. f). ¿El jabón íntimo es bueno o malo? Recuperado de: https://www.melodijolola.com/guapa-y-sana/el-jabon-intimo-es-bueno-o-malo

4) Mora, Y. (S. f.). Beneficios del jabón íntimo femenino. Recuperado de: https://www.vix.com/es/imj/salud/6831/beneficios-del-jabon-intimo-femenino

5) Martins, A. (2016). Por qué no debes usar jabones perfumados y otros consejos prácticos para la higiene íntima femenina. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-37473378

6) Jerez, D. (S. f.). ¿El shampoo íntimo es bueno para mi salud? Recuperado de: https://www.actitudfem.com/amor-y-pareja/tu-cuerpo/cuidate/el-shampoo-intimo-es-bueno-para-mi-salud

¿Viernes de qué?: Riesgos de la asfixia erótica

Por María Moreno

Existe un universo de prácticas sexuales, que son diversas para cualquier gusto; no obstante, pueden existir comportamientos sexuales de riesgo que están asociadas a consecuencias negativas sociales y de salud, como es el caso de la asfixia o hipoxia erótica. 

La asfixia erótica es la práctica sexual donde se impide la respiración propia o la de la pareja con el fin de incrementar placer durante el orgasmo. Se tienen registros de dicha práctica desde varios años atrás en culturas de esquimales y pueblos asiáticos; asimismo tiene influencias de otras prácticas sexuales como el BDSM y el masoquismo, incluso Marqués de Sade describió la asfixia erótica en su novela “Justine” y actualmente también es conocida como “breathplay”. 

Ya sea en pareja o individual existen muchas técnicas para disminuir la cantidad de oxígeno, va desde apretando el cuello con las manos, cuerdas, corbatas, cinturones o hasta la inhalación de gases asfixiantes. La idea principal es el goce y dolor que es provocado durante la actividad sexual, aunque realmente el aumento de placer se debe a la falta de oxígeno que eleva niveles de CO2 provocando que se multipliquen sensaciones. 

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría ha considerado la hipoxia erótica como una parafilia, e incluso las personas que la practican compulsivamente se le ha denomiado como asfixiofílicos. 

Es una práctica de riesgo puesto que algunas de sus consecuencias es el vértigo, mareo, daños irreversible, aumento de retención de dióxido de carbono que provoca fallas en mecanismo de escape que muchas veces termina con la vida de la persona. Se desconoce el número exacto de las muertes por la asfixia erótica, puesto que muchas veces se queda como algo “secreto” u “oculto”. 

Existen registros desde el año 2016 en donde los habitantes de la Ciudad de México practicaban la asfixia erótica, durante ese mismo año la PGJDF contabilizó 15 muertes debido a la práctica sexual. Actualmente para México es complicado tipificar los casos registrados, puesto que a pesar de que se espera un consenso mutuo muchas veces puede ser considerado como un homicidio culposo. 

Como se mencionó anteriormente, debido a la falta de oxígeno al cerebro se recibe información contradictoria donde el sufrimiento se siente placentero, y el principal problema es que es difícil diferenciar el placer y dolor. 

No existe algún manual o libro que ayude o facilite la asfixia erótica, por lo que no hay un nivel de fuerza/opresión, tiempo de asfixia, ni conocimiento de síntomas a los que debemos tomar en cuenta, además de reconocer las diferencias personales de umbral de dolor y resistencia. 

Como cualquier otra práctica sexual es muy importante conocer los riesgos de ella y saber cómo puedes disfrutar del placer de manera segura, también es sumamente importante la comunicación de tu pareja y conocer los límites de cada uno. Existen muchas otras prácticas y técnicas sexuales que intensifican el placer sin poner en riesgo nuestra vida, es tarea de cada uno de nosotros conocernos y saber qué nos gusta y ponerlo en práctica. 

Referencias: