Pornografía XXX: ¿Y dónde quedó la Y?

Por Sofia de la Paz Pérez Arroyo

A pesar de que recientemente se ha cuestionado la naturaleza de la pornografía y se ha convertido en un tema polémico; la realidad es que sitios como Pornhub han sido las escuelas de sexualidad para las generaciones actuales.

A lo largo de la historia, hemos vivido varias revoluciones sexuales, centrando la sexualidad como un aspecto esencial en nuestras vidas y un tema en frecuente evolución (3). No obstante, han sido en las últimas revoluciones donde se busca ver la sexualidad desde una perspectiva de género, donde se reconozca el derecho al placer de todes de manera equitativa. Esto ha tenido alcance hasta en los terrenos de la pornografía, donde se debate el eliminarlo por completo o simplemente deconstruirlo y cambiarlo. Por lo mismo, es que podemos comenzar a hablar sobre el porno feminista, el cual busca mostrar contenido real, donde se muestre la participación activa de la mujer y se fomente la diversidad sexual así como prácticas consensuadas y libres de violencia (6).

Todo suena bastante bonito, ¿cierto?  Pero, ¿qué sucede con aquellas personas que han consumido pornografía clásica o heterosexual desde los 13 años? ¿Cómo ha afectado en su vida sexual el tipo de contenido sexual que consumen? Y lo más importante ¿cómo reaccionarán a estas nuevas perspectivas de la sexualidad?

En la prepa o incluso desde la secundaria, no era raro comenzar a escuchar a hablar a los niños sobre porno y las distintas páginas que visitaban. En realidad, se ha visto que el primer acercamiento que un niño tiene al porno es entre los 9 y 10, muchas veces accidentalmente, lo cual nos habla de la facilidad de exposición al contenido pornográfico que existe en internet (2). No es nada nuevo que el tipo de videos al que se accede promueve la “cultura de la violación” así como que detrás de estas grandes industrias hay toda una red de trata de personas y explotación sexual.

Porhub ofrecerá publicidad gratis a pequeñas empresas para salvarlas de la  pandemia del coronavirus | pornografía | Big package | ATMP | La República

De hecho este año se dio a conocer el escándalo detrás de Pornhub, el cual eliminó el acceso a una gran parte de su contenido. ¿Por qué? Bueno pues, mientras muchos de este tipo de industrias se respalda detrás de contenido únicamente para adultos, la verdad de las cosas es que se comenzó a desmantelar no sólo la red de explotación sexual detrás de Pornhub, sino que muchas personas comenzaron a encontrar los videos de las violaciones que habían sufrido, y como cereza en el pastel, muchos de estos videos eran de cuando éstas personas tenían menos de 18 años.

Ugh.. Disgusting! - Disgusted | Make a Meme

Así es, Pornhub estaba exhibiendo contenido pedófilo (1). Pero este no es el único escándalo relacionado a la industria pornográfica, sino que en los últimos años muchas estrellas de porno han confesado sus experiencias sobre coerción e incluso las violaciones grupales que vivieron conocidas en el mundo del porno como bukkake (2).

Ahora, analicemos esto por un segundo. Se ha hablado muchas veces acerca del efecto que este tipo de contenido tiene para las personas que lo consumen, principalmente para los hombres. Sabemos que, básicamente, este contenido les muestra que la sexualidad esta conformada por violencia y poder, así como se crean expectativas sobre el acto sexual, la eyaculación, las posturas, los cuerpos ideales, entre otros. Pero, ¿qué es lo que realmente sucede en ellos? Por ejemplo, en cuestiones de género, a las que nos criaron como mujeres normalmente obtenemos nuestro equivalente a porno de las escenas de sexo de películas románticas, por lo que esperamos que nos abracen y nos tapemos con una cobija, donde no se vea absolutamente nada interesante y todo es sumamente lento.

No hay momentos incómodos y no tenemos idea de que como es una eyaculación (en casos extremos). No es raro que, como diría Illouz, nos decepcionemos cuando en la vida real no aparece nuestro príncipe de Disney o nuestro querido Mr. Darcy (4). Si nosotras estamos esperando esto, ¿qué esperan los consumidores de porno? ¿cuáles serán sus desilusiones?

En primer lugar, se tiene esta idea de una sexualidad sumamente violenta que gira en torno al placer del hombre, pasando el sufrimiento de la mujer como placer. Si bien existen personas que puedan disfrutar de estas prácticas, la realidad es que al fin cuando llega al momento del encuentro sexual con otra persona, pueden intentar imitar lo que han aprendido por años y darse cuenta de lo incómodo que en realidad será, en el mejor de los escenarios. Pero también se afrontarán a la percepción del cuerpo y la idea de cómo deben de ser. Conocemos el efecto que esto tiene hacia sus parejas, en quienes buscan una figura perfecta, con una dotación exagerada de senos y pompas, y depiladas de pies a cabeza. Sin mencionar el hecho de pensar que pedir consentimiento no es para nada algo que se considere en una relación sexual.

Pero por otro lado, también se pone en duda su propio autoconcepto y si éste es “apto” para poder tener una pareja sexual. En este aspecto, no somos tan distintos, ya que lo que consumimos nos da una perspectiva sobre el físico que debemos tener y la manera que el acto sexual debe ser, absolutamente fuera de la realidad. Sumando, por parte de los hombres, que posiblemente estas prácticas que ven en el porno, los excite en la vida real al tratar de imitarlos, pero sean incapaces de realmente satisfacer a su pareja.

Pero existe un caso aún peor, en el que ni siquiera el encuentro sexual con otra persona los excite. Esto se le conoce como adicción a la pornografía. Hay casos de personas, en su mayoría hombres, que necesitan de la pornografía para poder tener una vida sexual, e incluso sin ella, es imposible excitarse. Comienzan a descuidar su vida personal o laboral, por ver porno, además de que si su cuerpo no cabe en las características de aquellos en los videos, no se consideran a sí mismos aptos para tener una vida sexual. Pero también, hay un sentimiento de culpa latente cada vez que vuelven a ver este tipo de contenido (5).

Nonton Bokep Itu Diplomasi. Kok Cowok Dicap Brengsek Karena Ini?

Al profundizar sobre esto, se puede percibir como un tema tal vez bastante obvio en la superficie, pero que en realidad no se trata en el día a día, y nuevamente recalcar la importancia de una adecuada eduación sexual. Puede se comience hablar del tema y surja la clausura de sitios construidos en redes de explotación sexual y pedofilia, como tener nuevas formas de presentar contenido, como el porno feminista. Sin embargo, para aquellos que consumieron el porno heterosexual y violento durante tantos años y sin consciencia o cuestionamiento de lo que en realidad están viendo como lo hay ahora, fomenta que exista una doble verdad en lo que ahora una mujer o la diversidad sexual es, y para lo que aprendieron que una mujer sirve en el sexo (3).

Finalmente, me parece importante recalcar que todes hemos crecido con ideas muy diferentes y equivocadas sobre la sexualidad, lo cual claramente nos causan dudas, decepciones e inseguridades. Pero también pueden desencadenar en relaciones violentas y sin consentimiento. Sobre todo, teniendo en cuenta que son apenas unos niños cuando tienen este primer acercamiento al contenido sexual, hay que volver a plantear la importancia de una correcta educación sexual para todes.  

Referencias

  1. BBC. (2020). Pornhub: la investigación tras la que la plataforma para adultos eliminó el acceso a gran parte de sus videos. marzo 3, 2021, de BBC News Mundo Sitio web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-55310576
  2. Cantillo, J. (2020). El libro que deja al desnudo (en serio) la industria del porno. marzo 3, 2021, de Infobae Sitio web: https://www.infobae.com/america/mundo/2020/11/01/el-libro-que-deja-al-desnudo-en-serio-la-industria-del-porno/
  3. de Miguel Álvarez, A. (2020). Sobre la pornografía y la educación sexual: ¿puede «el sexo» legitimar la humillación y la violencia? Gaceta Sanitaria. Recuperado de: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S021391112030039X
  4. Illouz, E. (2012). Por qué duele el amor. Una explicación sociológica. Madrid: Katz Editores.
  5. Mendoza, R. (2021). Síntomas de que sufre una adicción al porno. marzo 3, 2021, de El Correo Sitio web: https://www.elcorreo.com/vivir/relaciones-humanas/porno-adiccion-sintomas-20210105182604-ntrc.html?ref=https:%2F%2Fwww.elcorreo.com%2Fvivir%2Frelaciones-humanas%2Fporno-adiccion-sintomas-20210105182604-ntrc.html
  6. Molas, M. (2020). Porno feminista: ¡un cine para adultos ético y real es posible!. marzo 3, 2021, de Time Out Sitio web: https://www.timeout.es/barcelona/es/noticias/porno-feminista-un-cine-para-adultos-etico-y-real-es-posible-070120

Los elefantes rosas de Dumbo en el acto sexual

Por: Daniela Castañeda Rocha

… o como los chavorrucos lo conocen: “sex, drugs and rock & roll”.

Pero, ¿qué implica realmente el estar bajo la influencia de sustancias psicoactivas en el acto sexual?

Cuando hacemos actividades como hacer ejercicio, comer, tener relaciones sexuales y consumir drogas, se activa en nuestro cerebro el llamado “circuito de recompensa”, donde el químico que generalmente se encarga de la motivación y satisfacción (a.k.a. dopamina) estimula una de las regiones cerebrales más primitivas (núcleo accumbens), provocándonos hacer a un lado todo sentido de razón y buscando el último placer (Blum, K., Werner, T., Carnes, S., Carnes, P., Bowirrat, A., Giordano, J., Oscar-Berman, M., & Gold, M. 2012).

Al ver lo placenteras que son estas actividades, buscamos nuevas formas de experimentarlas y potencializarlas, es decir, que aprendemos y nos queremos mejorar, ya sea tanto más que tengamos una sensación más placentera o que esta sensación dure más.

Esta búsqueda hedonista no es nueva en nuestra historia como humanidad, y es así que se ha mezclado el uso de sustancias (llámese alcohol, opiáceos, marihuana, cocaína, anfetaminas, etc.) con las prácticas sexuales; tenemos el ejemplo de la cocaína en tiempos precolombinos y el uso de opiáceos en la Antigua Grecia (González, T., Gálvez, E., Álvarez, N., Cobas, F., & Cabrera, N. 2005).

Sin embargo, cada vez se vuelve más y más popular por el fácil acceso a las drogas y la creación de nuestra prácticas e incluso subculturas que normalizan y promueven el consumo durante o previo al acto. En la comunidad LGBT+ se ha popularizado la práctica del ChemSex (o chemical sex), personas con pene aunque no exclusivamente, y consiste en uso intencionado de drogas psicoactivas para mantener relaciones sexuales de ya sean horas o días. Los motivos para el ChemSex son muy variados, desde motivos de rendimiento o facilitar prácticas sexuales (fisting), hasta afectivos, relacionales o sociales (Fernández-Dávila, P., 2017).

Interesante tu dato, pero ¿qué pasa en tu cuerpo y cuál es la experiencia subjetiva cuando consumes diferentes drogas y te involucras en prácticas sexuales?

Alcohol

Al ser un depresor del sistema nervioso, da la sensación de dejar el cuerpo entumecido o con menor sensibilidad. Genera desinhibición social, y provoca la sensación de ser más actractivx. Se describe al acto sexual menos emocional y más directo, agresivo, fuera de control y descuidado, poniendo a las personas en situación de riesgo pues se olvidan de usar condón por percibir poco control y juicio en los actos. Después del acto, las personas reportan sentimientos de culpa referente a las decisiones del momento, el lugar que lo llevaron a cabo y la(s) persona(s) con quien se involucraron (Palamar, J. J., Acosta, P., Ompad, D. C., & Friedman, S. R. 2018).

Marihuana

"Mota, Juana, Hierba"

Las sensaciones corporales son intensificadas; hay un orgasmo más intenso, aunque algunas personas con vulva sienten que no se pueden concentrar, provocando que no tengan un orgasmo. También permite la desinhibición social en algunos casos, y, a diferencia del alcohol, su uso se destina a relaciones sexuales más lentos, afectuosas y compasivas, pues se involucra más sensaciones y sensualidad (Palamar, et al. 2018). Su consumo frecuente, reduce los niveles de testosterona y puede causar disminución en la producción de espermatozoides, así como el deseo sexual y provoca disfunción eréctil. En algunos casos, en personas con vulva, hay una disminución de la lubricación vaginal, provocando dolor durante el coito (González, T., Gálvez, E., Álvarez, N., Cobas, F., & Cabrera, N. 2005).

Cocaína

"Coca, Nieve, Crack"

Aumenta la excitación y prolonga la relación sexual, aunque puede llegar a derivar en problemas al provocar dolor. Es valorada frecuentemente como un afrodisíaco. Puede dificultar la erección y el orgasmo masculino (Calafat, A., Juan, M., Becoña, E., Mantecón, A. 2008). Sus efectos eufóricos pueden cambiar la percepción de uno mismo y de las propias experiencias o interacciones sexuales. Pero, por otra parte, tras los momentos de euforia aparece la caída a momentos de depresión. El uso prolongado de la cocaína puede disminuir el funcionamiento sexual (González, et al. 2005)

Opioides

"heroína, codeína, morfina, fentanilo"
Photo by Piyapong Sayduang on Pexels.com
Photo by Matthew T Rader on Pexels.com

Son poderosos inhibidores de la actividad y de la función sexual, a pesar de ser considerados afrodisíacos. En personas con pene puede haber alteraciones del interés sexual, el retraso en la eyaculación y el fracaso en la erección, y en personas con vulva también hay una alteración en el interés sexual. El propio efecto de la droga, se describe como mucho más placentero, intenso y fácil de obtener que un orgasmo. Aunque el uso de la heroína y derivados del opio puede dar lugar a fantasías sexuales, el grado de excitación y la frecuencia del orgasmo disminuyen debido a los efectos depresores que estas drogas tienen sobre el sistema nervioso (González, et al. 2005).

Anfetaminas

"MDMA, Molly"

estimulantes que en pequeñas dosis pueden provocar una sensación de exaltación, por lo especialmente las personas con vulva, informan de un incremento en su deseo sexual, pero tomadas en dosis mayores o si se ingieren normalmente, reducen la excitación y disminuyen la respuesta sexual (González, et al. 2005). Unos de sus efectos comunes es generar sentimientos de cercanía, intimidad y sensualidad, ahí el nombre “droga del amor”. Hay un incremento en la intensidad sexual, en la duración de la actividad, mayor disfrute y mayor intensidad en el orgasmo. En personas con pene es común la disfunción eréctil y en personas con vulva hay menor lubricación vaginal (Palamar, J. J., Griffin-Tomas, M., Acosta, P., Ompad, D. C., & Cleland, C. M. 2018).

  • Speed: aumenta la liberación de dopamina, y al consumirla frecuentemente ocasiona la disminución del deseo sexual, y en los hombres, provoca trastornos eyaculatorios, y en la mujer, ausencia de orgasmos.
  • Éxtasis: ocasiona un aumento en la liberación de serotonina, y a corto plazo trae consigo problemas neuronales, disminución de la líbido y de la respuesta sexual

¡OJO! Es importante que antes de intentar nuevas experiencias, te informes y sientas que estás en un espacio seguro, libre de presiones, y que siempre se tenga como primer paso el consentimiento. Contar con información sobre efectos negativos o daños que producen las drogas, efectos o interacciones de la combinación de drogas, cómo actuar en caso de una sobredosis, estrategias de reducción de riesgos, información sobre nuevas sustancias y saber dónde ir en caso de tener un consumo problemático son herramientas que pueden servir de mucho a todxs y no quedarnos como Dumbo, sin conciencia de lo que le estaba sucediendo y sin cómo afrontarlo. Para pasarla bien también es importante cuidar de nosotrxs y lxs demás.

🙂

Referencias

Blum, K., Werner, T., Carnes, S., Carnes, P., Bowirrat, A., Giordano, J., Oscar-Berman, M., & Gold, M. (2012). Sex, drugs, and rock ‘n’ roll: hypothesizing common mesolimbic activation as a function of reward gene polymorphisms. Journal of psychoactive drugs, 44(1), 38–55. https://doi.org/10.1080/02791072.2012.662112

Calafat, A., Juan, M., Becoña, E., Mantecón, A. (2008). Qué drogas se prefieren para las relaciones sexuales en contextos recreativos. Adicciones, 20(1),37-47. Disponible en:   https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=2891/289122033005

Fernández-Dávila, P. (Julio, 2017). Consumo de drogas y su relación con el sexo: Escuchando las voces de un grupo de hombres gais y bisexuales de la ciudad de Barcelona que practican ChemSex. Recuperado de http://www.cruzroja.es/pls/portal30/docs/PAGE/CRJ/BOLET%CDN%20CRUZ%20ROJA%20JUVENTUD/LISTADO%20BOLETINES%20CRJ2017/BOLET%CDN%20CRUZ%20ROJA%20JUVENTUD%20N%BA%20387/ESTUDIO%20CONSUMO%20DE%20DROGAS%20Y%20SU%20RELACI%D3N%20CON%20EL%20SEXO%20(RESUMEN%20EJECUTIVO).PDF

González, T., Gálvez, E., Álvarez, N., Cobas, F., & Cabrera, N. (2005). Drogas y sexualidad: grandes enemigos. Revista Cubana de Medicina General Integral, 21(5-6) Recuperado de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252005000500015&lng=es&tlng=es.

Palamar, J. J., Griffin-Tomas, M., Acosta, P., Ompad, D. C., & Cleland, C. M. (2018). A comparison of self-reported sexual effects of alcohol, marijuana, and ecstasy in a sample of young adult nightlife attendees. Psychology and sexuality, 9(1), 54–68. https://doi.org/10.1080/19419899.2018.1425220

Palamar, J. J., Acosta, P., Ompad, D. C., & Friedman, S. R. (2018). A Qualitative Investigation Comparing Psychosocial and Physical Sexual Experiences Related to Alcohol and Marijuana Use among Adults. Archives of sexual behavior, 47(3), 757–770. https://doi.org/10.1007/s10508-016-0782-7

¿Alguna vez has escuchado hablar del sexo tántrico?

Por: Diana Guillén Vargas

Primero hay que saber qué es el tantra. Según Oscar R. Gómez (2009) el tantra es una filosofía que nació en la India y se desarrollo en el Tíbet en el siglo VIII. Generalmente se asocia con los beneficios sexuales; sin embargo, también aporta un reentrenamiento mental que posibilita aumentar la capacidad de gozo, adquirir control de las emociones, liberar tensiones, entre otros beneficios. En las siguientes líneas nos centraremos en el tantra en las relaciones sexuales. 

Hoy en día vivimos en un mundo de constantes cambios y siempre con prisa. En muchas relaciones sexual se le da una gran importancia al aspecto físico, es decir, a cómo se ve la otra persona, cómo se ve uno mismo y se busca el placer inmediato dejando por un lado la conexión espiritual y tratar de estar presente en el momento. 

Cuando somos capaces de centrarnos en el momento presente podemos vivir las experiencias de manera más intensa, esto también pasa en las relaciones sexuales, si le ponemos nuestra atención podemos alcanzar mayor placer y a esto es a lo que le llamamos sexo tántrico. Según Artigas (2007) es la unión sexual de una pareja de amantes como algo que trasciende el nivel físico y se convierte en algo más profundo. Esta práctica propone tener experiencias orgásmicas sin llegar a la eyaculación ya que entre más se tenga relaciones sexuales aumenta más la energía sexual, duran mas los sentimientos de excitación, deseo, sensibilidad y placer. 

Ahora bien, ya que sabemos que es el sexo tántrico vamos a ver cuales son unos de los mitos más comunes sobre este:

  1. Tantra solo se refiere a la práctica sexual milenaria, en realidad se refiere a una práctica de las tradiciones hinduistas y budistas que tiene como objetivo un estado de profundidad y consciencia. 
  • Prolonga los orgasmos durante horas, realmente esta práctica ayuda a establecer una conexión consciente desde antes de alcanzar el orgasmo; el orgasmo más largo registrado ha sido de 45 segundos. 
  • Se tiene que saber yoga para practicarlo, esto no es cierto ya que el tantra se esta refiriendo a un estado que va más allá de lo físico, es una conexión con el otro. 
  • Se tiene que ser muy flexible, esto tampoco es necesario ya que se puede construir una conexión por medio de las miradas y simples caricias.
  • El sexo tántrico es una metodología difícil de aprender, requiere de práctica y ambas personas deben saber de dicha metodología para poder lograr una conexión profunda y prolongada, por lo tanto, más excitante. Se tiene que centrarse “en el aquí y en el ahora”, para poder ser conscientes de lo que se está haciendo.

En conclusión, se puede decir que el sexo tántrico es solo una parte del tantra y dicha práctica se basa en una conexión que va más allá de lo físico tratando de crear una conexión espiritual con la pareja lo que lleva a tener una experiencia sexual placentera. Esta práctica se ha vuelto cada día más conocida por lo que han surgido ciertos mitos con respecto a la misma pero como vimos no es necesario saber yoga o ser flexibles para poder aprender y llevar a cabo esta metodología. 

Referencias:

Artigas, M. (2007). Sexo tántrico, el placer del amor lento. Revista la Vanguardia

Cruzco, D.N. (2013). “y en el princio era el sexo”: análisis semiótico del maithuna tántrico. Quórum Académico, Universidad del Zulia 10(2) pp. 315-335. ISSN 1690-7582

Dominguez, J. D. (2016) Mitos y realidades del sexo tántrico. Univision. Recuperado el 12 de febrero del 2021 en: https://www.univision.com/estilo-de-vida/sexo/mitos-y-realidades-del-sexo-tantrico

Gómez, O.R. (2009). Manual de tanta, reporgramación emocional. (3ª ed). Buenos Aires: Mente Clara. 

Rueda, A. (2017). El tantra, mucho más que una práctica sexual. Harpesbazaar. Recuperado el 16 de febrero del 2021 en: https://www.harpersbazaar.com/es/cultura/viajes-planes/a318711/tantra-mucho-mas-que-una-practica-sexual/

Masturbación: beneficios de darte amor

Por: Claudia del Valle Franco

La masturbación es un tema que muchas veces genera ruido e incomodidad ya que hay personas que se asustan con tan sólo escuchar dicha palabra y prefieren no hablar de eso porque lo consideran algo inmoral o dañino. A consecuencia de creencias culturales, espirituales o religiosas. 

Pues, ¿Cuántas veces no hemos escuchado mitos y críticas sobre la masturbación?, que si es algo sucio, vergonzoso, perverso, que deforma los genitales, saca pelos en las manos, que se tendrá bajo rendimiento en las relaciones sexuales, entre otras cosas.

No obstante, hay expertos que aseguran que además de ser una experiencia placentera, puede aportar beneficios al cuerpo y a la salud de hombres y mujeres, más que efectos adversos (BBC, 2016). La masturbación sólo suele ser un problema si comienza a interferir con la vida diaria y las relaciones interpersonales (Nichols, 2020).

Masturbarte es una actividad sexual sana y normal, por lo que a continuación, te describiremos algunos de los beneficios de realizar dicha actividad, para que puedas explorarlos y conocerlos.

Para comenzar, según la definición de la Real Academia Española, masturbarse significa estimular los órganos genitales o las zonas erógenas con la mano o por otro medio para proporcionar goce sexual. Esto ocurre entre personas de todos los orígenes, géneros y razas, dado que primero mencionaremos los beneficios de ambos sexos y posteriormente los que son característicos de cada uno.

  1. Fortalece el sistema inmune y evita infecciones

Según un estudio, los hombres que se masturban tienen un mejor funcionamiento del sistema inmune y un menor riesgo de sufrir infecciones. Debido a que el hecho de que el semen circule hacía afuera, evita que se puedan producir infecciones de bacterias. Asimismo, entre mayor número de orgasmos presenten habrá mayores niveles de inmunoglobina A que defiende contra los resfriados y gripes (BBC, 2016).

En el caso de las mujeres, la masturbación puede reducir el riesgo de sufrir infecciones del tracto urinario gracias a la apertura del cuello del útero que ocurre con la excitación y ayuda a la prevención de la endometriosis (BBC, 2016).

2. Mejora el sueño

Al llegar al orgasmo, el cerebro libera vasopresina, serotonina, oxitocina y opioides que se segregan junto con la melatonina, sustancias que se relacionan y facilitan el sueño (Fernández, 2020). 

3. Genera sensación de bienestar

Tener un orgasmo libera endorfinas y dopamina, las cuales están relacionadas con una sensación de bienestar en el cuerpo, lo cual también se asocia a una disminución de los niveles de estrés, así como un efecto de calma y alivio (Fernández, 2020).

4. Fomenta el autoconocimiento sexual y mejora las relaciones de pareja

Masturbarse permite autoconocerse sexualmente ya que se aprende y experimenta sobre el cuerpo, sus reacciones, estímulos sexuales, lo que te gusta, no te gusta, lo que te hace sentir cómodx, entre otras cosas. Dado esto, es que posteriormente, puedes comunicárselo a tu pareja y poder sentirte cómodx hablando sobre tu cuerpo y el sexo (Planned Parenthood, 2020).

Illustration of woman and man doing yoga... | Premium Vector #Freepik #vector #tree #leaf #yoga #couple

5. Aumenta la respuesta sexual

Masturbarse de forma regular y saludable no altera la respuesta sexual y en algunos casos (depende de la persona) la llega a incrementar. De hecho, dos estudios encontraron que el uso de vibradores se ha relacionado con un aumento del deseo, la excitación y la función sexual en general. Las mujeres informaron un aumento en la lubricación y los hombres una mejor función eréctil (Scaccia, 2019).

6. Masturbación, el sexo más seguro

Muchas personas, cuando se masturban, tienen un componente de relajación debido a que no sienten la necesidad de actuar cuando están ahí para ellxs mismxs ni perciben ningún tipo de presión. Por otra parte, tampoco hay riesgo de embarazo o infecciones de transmisión sexual (Birch, 2020).

7. Mejora la salud cardíaca

Al momento de masturbarnos nuestro corazón late rápido y eso es bueno para la salud de nuestro corazón, pues funciona como un pequeño ejercicio, algo similar a una caminata rápida (Mandriota, 2020).

8. Mejora la piel

El orgasmo causa un mayor flujo de sangre en la piel, lo que causa que los vasos sanguíneos se abran. La oxitocina se libera y reduce la inflamación, haciendo que granos y erupciones se noten menos (Birch, 2020).

Por otra parte, haciendo referencia al sexo masculino, se producen efectos protectores contra el cáncer de próstata debido a que existe evidencia de que la eyaculación elimina bacterias problemáticas que pueden causar cáncer (Birch, 2020).

Y por último, pero no menos importante, en el caso del sexo femenino algunos beneficios son los siguientes:

  1. Ayuda con dolores menstruales – Mitiga la inflamación y aminora las molestias de los cólicos (Scaccia, 2019).
  2. Masturbación como forma segura en el embarazo – Puede ayudar a aliviar los síntomas del embarazo, como el dolor lumbar (Scaccia, 2019).
  3. Disminución de sequedad vaginal – Durante la excitación, las glándulas de la vagina secretan líquido que ayuda a lubricar (Mandriota, 2020).

Interesante ¿no?, cabe aclarar que estos sólo son algunos de los muchos beneficios de la masturbación. Ahora que ya los conoces, no dudes que puede ser un buen aliadx para darte amor.

Referencias:

BBC (2016), 5 beneficios de masturbarse (que quizás no conocías) – BBC News Mundo. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/05/160511_salud_masturbacion_beneficios_il

Birch, J. (2020), All the ways that masturbation can make you healthier. Recuperado de: https://www.insider.com/benefits-of-masturbation

Fernández, A. (2020), Masturbación masculina: beneficios, cómo masturbarse y cómo masturbar. Recuperado de: https://viviendolasalud.com/break/masturbacion-masculina

Mandriota, M. (2020), 7 health benefits of masturbating that prove you should be feeling yourself all the time. Recuperado de:  https://www.wellandgood.com/benefits-of-masturbating/

Nichols, H., (2020), Masturbation Side Effects: Myths And Facts, Medical news today, Recuperado de: https://www.medicalnewstoday.com/articles/320265#health-benefits-of-masturbation

Planned Parenthood (2020), La Masturbación, ¿es buena para mí? | Beneficios de la Masturbación, Recuperado de: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/para-adolescentes/sexo/la-masturbacion/la-masturbacion-es-buena-para-ti#:~:text=La%20masturbaci%C3%B3n%20puede%20bajar%20los,ayudarte%20con%20los%20dolores%20menstruales.

Scaccia, A. (2019), Masturbation Side Effects and Benefits. Recuperado de: https://www.healthline.com/health/masturbation-side-effects

PORNOGRAFÍA BAREBACK: UNA PELIGROSA FANTASÍA

Por: Miguel Garcia

Si alguna vez has buscado pornografía gay–claro, con fines de investigación–es muy probable (es más, casi asegurado) que te hayas topado con algún contenido bareback. Lo que quizás no te hayas dando cuenta es que esta moda del “momento” que esta regresando y escalando en la pornografía gay comercial convencional de los sitios web encubre oscuros secretos que estaremos apunto de revelar entrando por la puerta trasera. (fuera de albur)

Shhh... stock photo. Image of ethnicity, male, care - 104928596

Pero..¿Que es el Bareback?

Si te estas   preguntando que significa el famoso termino–también popularmente conocido como “montar a pelo” o “sexo al natural”–de acuerdo a diversos estudios; ya sea por el patriarcado o su popularidad entre hombres gay, refiere a hombres que tienen sexo con hombres (HSH) y, de forma intencional,  se pide y evita el uso del condón en el sexo anal.  Lo que equivale a una conducta sexual de alto riesgo en la prevención del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. (Brannon, 2020; Diaz et al., 2019; Cuadra-Hernandez et al., 2015; Granados Cosme, 2016).

La Pornografía Bareback: Una encrucijada en las practicas sexuales saludables

Como resaltan los estudios más recientes (Brannon, 2020; Mowlabocus; 2014) En el mundo de la  pornografía gay de los sitios web, esta practica se ha convertido en una preferencia en los consumidores, volviéndolo el estilo dominante, donde estudios distribuidores que alguna vez iniciaron enfocándose en las practicas sexuales exclusivamente con condón cambien con el fin de mantenerse en el mercado. El problema, yace en que los productores no toman responsabilidad en la discusión  estas acciones y su riesgo, donde la practica es tan solo una  estrategia de los directivos con el fin de mantenerse a tope en el mercado y cumplir con las preferencias de los consumidores, y desplazan aquella responsabilidad a los modelos y los personajes que ellos interpretan,  tomándoles como “sujetos activos” .  Y esto conlleva a que, si el actor decide usar medias de protección, su desempeño y representación se vuelva vulnerable a quedar excluido del mercado dominante

Además, hay que recordar un par de cosas: 1) si bien el termino fue acuñado por los hombres gay, el tener sexo anal sin protección (de ahora en adelante referida como UAI, por sus siglas en ingles), es también una practica que se realizan en la pornografía heterosexual y que, de igual manera, en los guiones sexuales de la pornografía actual es raro que se incluya el uso del condón en su contenido (Wright et al, 2016)  y 2) la pornografía esta alejada de lo que es el sexo en realidad y, en su lugar, sirve para provocar fantasías, excitación sexual y la masturbación. Sin embargo, como veremos más adelante, es también un lugar donde, idónea e incorrectamente, se pueden generar expectativas en torno a como deberían ser las relaciones sexuales en el caso de que uno no haya tenido experiencia.

Seth and Summer -- The O.C.

De la fantasia a la realidad:

Ahora, en caso de que uno haya tenido la experiencia, se ha encontrado una y otra vez en distintos estudios que una preferencia a consumir contenido en donde no se haga uso del condón esta asociado a una menor percepción de riesgos en llevar a cabo las relaciones sexuales sin condón. (Braithwaite et al., 2015; Wright, et al. 2016; Jonas et al., 2014). Mientras que en los HSH, otros estudios han encontrado  una relación donde los hombres que prefieren en este tipo de pornografía  tengan un mayor numero de parejas sexuales y desinterés por saber si sus parejas tiene. VIH o no  (Conrneau et al., 2017) o inclusive una relación causal indirecta como lo demuestran los investigadores Jonas et al, (2014) quienes hallaron que después de ver una cinta pornográfica es mas probable que los HSH tengan una mayor intención de realizar el Bareback. Como mencionan Jonas et al. (2014) uno de los posibles motivaciones es el deseo de imitar las conductas que se ven en la pantalla a la vida real Sin embargo, hay que hacer énfasis que estudios anteriormente mencionados  realizan sus investigaciones en culturas occidentales donde las personas muestran una menor preocupación al diagnostico de VIH por el hecho de vivir en países que les proveen una mayor seguridad de salud al tener acceso a servicios y atención a la salud. Mientras que en México, quienes no les pueden garantizar esta atención,  los estudios que se han hecho al respecto, esta variable no ha sido una que han tomado en consideración (Granados Cosme, 2016; Cuadra–Hernandez et al, 2015)

¿Pero que podemos hacer?

Si el prohibir este tipo de contenido no es una opción viable como lo han demostrado Mowlabocus et al. (2014).  Lo que queda por hacer es hacer generar una consciencia en uno mismo y en los demás sobre los riesgos que se pueden generar llevando a cabo esta practica, y así educarse a si mismos y a los otros en torno a los que se enfrente, siendo a su vez consciente de las diferencias culturales, previamente mencionadas.

Referencias:

Braithwaite, S. R., Givens, A., Brown, J., & Fincham, F. (2015). Is pornography consumption associated with condom use and intoxication during hookups? Culture, Health & Sexuality17(10), 1155–1173. https://doi.org/10.1080/13691058.2015.1042920

Brennan, J.. (2020) Gay Porn’s Bareback Momentum. Journal of homosexuality, 67 (1), p. 127-157.

Corneau, S., Beaulieu-Prévost, D., Bernatchez, K., & Beauchemin, M. (2017). Gay male pornography: a study of users’ perspectives. Psychology & Sexuality8(3), 223–245. https://doi.org/10.1080/19419899.2017.1360931

Cuadra-Hernández, S. M., Baruch-Domínguez, R., Infante, C., & Granados-Cosme, J. A. (2015). “Dame una pastilla”: los significados del VIH/sida en la práctica del bareback en la ciudad de México e implicaciones para la prevención. Salud Pública de México, 57, S113–S118.

Díaz, Yasel Manuel Santiesteban, Orlando-Narváez, Solon Alberto, & Ballester-Arnal, Rafael. (2019). Conductas de riesgo hacia la infección por VIH. Una revisión de tendencias emergentes. Ciência & Saúde Coletiva24(4), 1417-1426. Epub May 02, 2019.https://doi.org/10.1590/1413-81232018244.02322017

Granados Cosme, J. A. (2016). Asociaciones subjetivas al bareback y sus practicantes en usuarios de redes sociales virtuales en la Ciudad de México. Revista Cuicuilco, 23(67), 75–97.

Jonas, K., Hawk, S., Vastenburg, D., & Groot, P. (2014). “Bareback” Pornography Consumption and Safe-Sex Intentions of Men Having Sex with Men. Archives of Sexual Behavior43(4), 745–753. https://doi.org/10.1007/s10508-014-0294-2

Mowlabocus, S., Harbottle, J., & Witzel, C. (2014). What We Can’t See? Understanding the Representations and Meanings of UAI, Barebacking, and Semen Exchange in Gay Male Pornography. Journal of Homosexuality61(10), 1462–1480. https://doi.org/10.1080/00918369.2014.928581

Nielsen, E.-J., & Kiss, M. (2015). Sexercising our opinion on porn: a virtual discussion. Psychology & Sexuality6(1), 118–139. https://doi.org/10.1080/19419899.2014.984518

Wright, P. J., Tokunaga, R. S., & Kraus, A. (2016). Consumption of Pornography, Perceived Peer Norms, and Condomless Sex. Health Communication31(8), 954–963. https://doi.org/10.1080/10410236.2015.1022936