Lectura erótica: una herramienta para gozar tu sexualidad

Por Alondra Valencia

Hoy en día las personas buscan diferentes alternativas para disfrutar su goce sexual, entre estas las más populares son: juguetes sexuales, diferentes estilos de masturbación, música, juego previo, luces, distintos ritmos, pornografía, role playing y fantasías sexuales pero… ¿qué pasa cuando no tenemos a un compañerx para ayudarnos a tener este disfrute? Es el momento ideal para ¡buscar alternativas que no necesitan de compañía!

El placer sexual no debería limitarse por no tener con quién compartirlo, es una oportunidad perfecta para conectar contigo y conocer qué es lo que te gusta y emociona sin tener que pensar en el placer del otro. Así que este es el momento para ponerte cómodx y como prioridad para tener una experiencia que te libere del estrés, te aleje de lo cotidiano y tu imaginación se eche a volar. 

Tu placer sexual no debería depender o recargarse en otro en su totalidad, en especial si es alguien con una configuración genital diferente. Esto por dos razones principales, la primera es que si nos olvidamos de conocernos y nos limitamos a entender nuestro placer mediante las caricias de otrx es posible que no alcancemos nuestro máximo nivel de placer. El segundo punto es que si es alguien que no comparte tu configuración genital es mucho más difícil que se sienta familiarizado con cómo estimularte, así que si tu te conoces y sabes lo que te gusta puedes enseñarle sin poner la responsabilidad en la otra persona. 

La lectura es una de las mayores herramientas para adquirir conocimiento, teniendo esto en mente ¿por qué no utilizamos la lectura erótica como un camino de conocimiento a nuestra sexualidad? Ésta tiene su origen alrededor de los años 400 a.C en la antigua Grecia donde Aristófanes escribió la obra de teatro Lisístrata donde el erotismo está presente de manera principal dentro de la trama, convirtiéndose entonces en la primera obra de la literatura erótica (Imprenta, 2019).

Tener una vida sexual saludable es bueno para cualquier persona, tanto física como emocionalmente, por lo que si tenemos otro recurso que hemos descuidado ¿por qué no aprovecharlo? La lectura erótica por lo tanto es un medio muy útil y recomendable. Algunos de los beneficios de usar este recurso son (Martín, 2020):

  • Crece tu imaginario erótico ya que este tipo de lectura baja los prejuicios y genera libertad para originar nuevas fantasías.
  • Abre la puerta a nuevas ideas para generar placer, además de indagar en tu mente a través de la excitación.
  • Se estimula la imaginación y existe la posibilidad de crear escenarios, personajes o situaciones que aumentan nuestra creatividad y nos aleja de la rutina.
  • Estimulan la excitación y deseo sexual por lo que incrementa la posibilidad de llegar al orgasmo.

En el 2011 salió a la venta el libro 50 Sombras de Gray de E. L. James en el cual se relata la apasionada historia de los protagonistas que se caracteriza por su fuerte y explícito componente sexual. Este libro fue tan popular que vendió 15,2 millones de copias entre el 2010 y 2019 (NPD, 2019). De igual manera, muchas mujeres se sintieron atraídas por el personaje principal debido a que lo describen como “el hombre ideal”, el cual si tiene defectos sin embargo esto solo lo vuelve todavía más sensible.

La mayoría de las lectoras de este libro fueron mujeres y reportan que existió un cambio en su vida sexual después de leerlo ya que se volvieron más creativas, intentaron cosas nuevas y utilizaron juguetes sexuales (Saracho, 2019). Sin embargo, este es solo uno de los libros que han causado revuelo en los últimos años dentro del género de literatura erótica, no por ello significa que sea la única opción para este acercamiento a nuestro goce sexual. Si el BDSM no es para ti, ¡no te preocupes! existen muchas historias diferentes que se adaptan a tus necesidades con distintos personajes, narrativas, orientaciones y extensiones.

Desde hace un año que el coronavirus llegó a nuestras vidas, hemos hecho de todo para evitar la aburrición y rutina de estar en casa, desde hacer tiktoks hasta comenzar a cocinar. A pesar de los esfuerzos continuos para evitar el fastidio en el área del goce sexual puede que nos hayamos visto limitados después de quedarnos sin opciones nuevas. Sin embargo, la literatura erótica es ideal para aumentar el deseo y goce sexual sin necesidad de ponerse en riesgo, además de que te transporta a distintos lugares con nuevas personas e incluso sensaciones (Blanc, 2020). 

Blanc (2020) expresa que este tipo de lectura es un muy buen potencializador para llevar a cabo la masturbación de manera distinta sin caer en la rutina. Debido al confinamiento que estamos atravesando la masturbación es nuestro mejor aliado para experimentar placer sin dejar de lado el distanciamiento social que es una de las principales normas para mantenernos seguros y evitar la propagación del virus.

Nuestro cerebro es el mayor órgano sexual que tenemos ya que nos ayuda a la creación de fantasías que nos estimulan, las cuales también juegan un papel importante en la respuesta sexual. Este género de literatura nos excita para ligar nuestra imaginación con nuestros sentidos y propias experiencias para hacer de esta actividad algo realmente recreativo, lleno de sensaciones, pensamientos únicos y hechos a la medida (Ochoa, 2020). 

Otro punto importante que menciona es que la lectura erótica no está peleada con el feminismo, ya que existen textos que cuentan con perspectiva feminsita, diversidad de cuerpos y quitan la mirada patriarcal capitalista. Estos buscan alejar este tipo de literatura del porno heteronormado que puede llegar a ser muy violento o causar inseguridades sobre nuestros cuerpos.

Dentro de este tipo de lectura podemos encontrar un erotismo que se basa en la equidad del placer, respeto por la igualdad, consentimiento y libertad de expresión. En estas narrativas no se alude al amor romántico de telenovela en la cual existe “una media naranja” ya que estos suelen ir acompañados de estereotipos machistas que se buscan erradicar en estos textos (Cariloc, 2020). 

En conclusión, la lectura erótica nos nutre y puede ser un camino para conectar con nuestra sexualidad de manera plena sin prejuicios o restricciones en sentir y conocer tanto nuestro cuerpo como deseos. A pesar de que disfrutar este género puede darse de manera individual también lo puedes compartir con tu pareja o amigxs que pueda ser de su interés. ¡Es momento de dejar de lado los prejuicios que existen respecto al placer sexual para empezar a conocernos y disfrutar!

Aquí te dejo una lista de diferentes opciones de lectura erótica

  • Perspectiva feminista
    • YOEROTIQ: Relatos e ilustraciones eróticas de Amaranta
    • Diario de una voyeur de Maya Reynolds
  • Trios
    • Mi elección de Elísabet Benavent
  • BDSM
    • Amos y mazmorras de Lena Valenti
  • Blogs
    • Tinta y placer en instagram 
    • Psicología y sexología en instagram
  • Otros
    • Mi jardín secreto de Nancy Friday
    • No te escondo nada de Sylvia Day

Referencias

Blanc, N. (2020). Pandemia y deseo: literatura erótica para encender la cuarentena. Abril 17, 2021, de La nación Sitio web: https://www.lanacion.com.ar/cultura/pandemia-deseo-literatura-erotica-encender-cuarentena-nid2367640/

Carlioc. (2020). ¿Un libro sobre erotismo desde una perspectiva feminista y desidente? Lee “Toerotiq: relatos e ilustraciones eróticas”. Abril 17, 2021, de AMARANTA Sitio web: https://amarantas.org/2020/06/24/un-libro-sobre-erotismo-desde-una-perspectiva-feminista-y-disidente-lee-yoerotiq-relatos-e-ilustraciones-eroticas/

Martín, B. (2020). Los beneficios de la literatura erótica en pareja. Abril 19, 2021, de artea psicología sexología Sitio web: https://www.arteasexologia.es/beneficios-literatura-erotica-pareja/

Ochoa, L. (2020). “Entrenar” el cerebro con fantasías Placer intelectual: la literatura erótica, un plan más que estimulante. Abril 19, 2021, de Clarín Sitio web: https://www.clarin.com/entremujeres/pareja/placer-erotismo-literatura-sexualidad-sexo_0_3pMs6V_AA.html

Saracho, C. (2019). 50 sombras de Gray en números. Abril 19, 2021, de Actitudfem sitio web: https://www.actitudfem.com/guia/libros/resenas/cifras-de-50-sombras-de-grey 

S.N. (2019). Breve historia de la literatura para adultos. Abril 17, 2021, de Imprenta Offset Sitio web: https://imprenta-offset.com/literatura/#:~:text=Para%20muchos%20autores%2C%20el%20inicio,favor%20de%20la%20paz%20y

S.N. (2020). “50 sombras de Grey” fue el libro más vendido de la década en Estados Unidos. Abril 20, 2021, de Universo Abierto Sitio web: https://universoabierto.org/2020/01/04/50-sombras-de-grey-fue-el-libro-mas-vendido-de-la-decada-en-los-estados-unidos/#:~:text=Las%20adaptaciones%20de%20no%20ficci%C3%B3n,copias%20entre%202010%20y%202019.

Team Zenzsual. (2020). 10 obras de la literatura erótica que estimularán tu imaginación. Abril 18, 2021, de Zenzsual Sitio web: https://zenzsual.com/blogs/blog-zenzsual/10-obras-de-literatura-erotica-que-estimularan-tu-imaginacion

Debemos Erradicar la Pobreza Menstrual

Por: Alexia Acuña

23 de febrero de 2021

La menstruación es un proceso biológico que ocurre en las personas con vulva a partir de que estas llegan a la pubertad. En promedio, las personas menstruantes adquieren productos de higiene durante 40 años de su vida. Se estima que más de 800 millones de mujeres menstrúan diariamente (Sánchez, 2019) y que cada una necesita alrededor de 360 toallas o tampones al año, lo cual equivale a un gasto anual de $720 en pesos mexicanos. (Velasco, 2020)

Por pobreza menstrual podemos entender que es la falta de acceso a productos sanitarios y de higiene generado por limitaciones socioeconómicas, incluyendo el acceso a una educación sobre el mismo proceso biológico, el autocuidado, así como la falta de instalaciones o recursos como el agua limpia. Esta es una problemática que afecta a las personas menstruantes a nivel mundial, alrededor del 13% de la población femenina vive en situación de pobreza, esto las obliga a prescindir de los productos sanitarios necesarios para una higiene menstrual y recurrir a alterativas como el uso de trapos, papel higiénico, calcetines o periódicos; lo cual aumenta el riesgo de contraer infecciones. (Moreno, 2021) Cabe recalcar la importancia de incluir en este problema no solo a las mujeres, sino a todas las personas menstruantes, personas transgénero, transexuales y a las personas que pertenecen a categorías no binarias del sexo.

El no tener acceso a una salud menstrual repercute de manera significativa en la vida de todas estas personas, interfiere con su libertad, limita su salud, afecta su dignidad y su autoestima, entre otros factores. (Velasco, 2020) La UNICEF afirma que una mala higiene menstrual puede causar riesgos para la salud física incluyendo infecciones del tracto urinario y problemas asociados con la salud reproductiva. (Sánchez, 2019)

Jennifer Weiss-Wolf nos explica que “la capacidad de acceder a productos menstruales, así como a espacios para gestionar la menstruación de una forma segura, afecta la libertad de una persona para estudiar, trabajar, mantenerse saludable y desarrollarse plenamente.Por ejemplo, la experiencia escolar de las niñas se ve afectada negativamente debido a distracciones e incomodidad derivados de la ansiedad que genera mancharse. Si bien, la educación menstrual es importante, y podría contribuir a mejorar el desempeño académico de niñas en países de ingresos bajos y medianos, ésta aún no se ha incluido dentro de los currículos educativos.” (Weiss, 2017)

La UNICEF declaró que a nivel mundial 2,3 millones de personas viven sin servicios básicos de saneamiento y en los países en desarrollo, solo el 27% de las personas tienen instalaciones adecuadas para lavarse las manos en sus hogares. (Sánchez, 2019)

La menstruación está estigmatizada en todo el mundo y esto a la vez refleja la poca educación sexual que está al alcance de la mayoría. El no tener acceso a una educación sexual integral es un factor de riesgo. Las mujeres que son mal informadas o simplemente viven en la ignorancia tienen altas probabilidades de contraer un embarazo precoz, problemas de malnutrición, caer en situaciones de violencia doméstica y sufrir complicaciones en el embarazo. (Sánchez, 2019)

Los estigmas asociados a este proceso natural generan vergüenza y tienen efectos mentales negativos. Desempodera a las mujeres, haciendo que se sientan avergonzadas por un proceso biológico.

¿Qué nos toca hacer?

El primer paso es generar espacios para dialogar la importancia de normalizar la menstruación y desmentir los tabúes que le rodean. En México hablar de menstruación genera incomodidad e incluso está mal visto, no hay espacio en la salud pública ni en la política para hablar del tema.

Debemos luchar por alcanzar la equidad menstrual, esto significa garantizar que todas las personas menstruantes tengan acceso a productos sanitarios, acceso a instalaciones de saneamiento como inodoros o lavabos con agua limpia, educación sobre higiene y saneamiento, y hacer un manejo adecuado de los desechos de los productos sanitarios.

Se deben generar políticas que permitan que los productos menstruales, el saneamiento y la higiene sean fácilmente accesibles, así como impugnar las leyes y políticas públicas que son discriminatorias y carecen de perspectiva de género, así como a su vez están basadas en una concepción errónea de los cuerpos menstruantes. Es necesario posicionar la gestión menstrual como un asunto público que permita a las personas menstruantes vivir con dignidad.

“Todas las personas que menstrúan merecen opciones de acuerdo a sus necesidades físicas, y sus circunstancias culturales y socioeconómicas.” (Velasco, 2020)

Bibliografía:

Moreno, P. (2021, 5 enero). La higiene menstrual sigue sin estar al alcance de todas. Recuperado 15 de febrero de 2021, de https://elordenmundial.com/higiene-menstrual-no-esta-alcance-de-todas/

Sanchez, E., & Rodriguez, L. (2019, 5 febrero). Todo lo que necesitas saber sobre la pobreza menstrual. Recuperado 15 de febrero de 2021, de https://www.globalcitizen.org/es/content/period-poverty-everything-you-need-to-know/

Velasco, S. S. (2020, 25 octubre). De biología y desigualdades: la pobreza menstrual en México. Recuperado 15 de febrero de 2021, de https://discapacidades.nexos.com.mx/?p=1742ç

Weiss-Wolf, J., 2017. Periods Gone Public: Taking a Stand for Menstrual Equity. Arcade Publishing.

Viajando (sexualmente) por el mundo

Por Aliza Tawil

Mi mamá una vez me dijo “a donde fueres hicieres lo que vieres”. Estoy segura que no se refería a esto de la sexualidad por el mundo…

Muchos saben que en China los palillos se usan para comer y no en el pelo, que en Singapur no se debe mascar chicle, o que a los lugares religiosos no se puede ir con shorts. Todas esas normas sí entran en la frase de mi mamá. Lo que no entra o se nos hace más difícil de adoptar son las diferentes prácticas sexuales (lo que no se ve, no se puede copiar).

En todas las sociedades la sexualidad se ha ido construyendo a través de procesos históricos y sociales. Cada cultura tiene sus propias normas. “Lo que sí” y “lo que no”.

El filósofo hindú Vatsayana (autor del famoso Kama Sutra) aconsejaba a hombres y mujeres casarse por amor mientras que, la iglesia medieval profesaba que la única finalidad del sexo era la reproducción.  En el Antiguo Egipto, el incesto entre hermanos era permitido y en la Antigua Grecia, la homosexualidad era un símbolo de civilización (mi abuelita diría que eran muy liberales en esas culturas antiguas). Los ejemplos son interminables, el punto es que la sexualidad no es universal o de una sola forma. Además, va cambiando a través del tiempo.

Hoy en día con la globalización existe una idea más unificada sobre lo que se “debe” y no se “debe” hacer; sin embargo, seguimos siendo influenciados por el lugar en el que vivimos y la gente con la que convivimos. Cierto tipo de conductas sexuales o formas de relacionarse son consideradas “desviadas” en ciertas culturas, pero aceptadas en otras.

Y ahora si… ya que aclaramos algunas ideas, podemos comenzar a viajar por el mundo:

En Japón hay demasiados jóvenes vírgenes y cuentan con la población más vieja del mundo (las ventas de pañales para adultos superan las de pañales para bebés). La explicación: las personas creen que tienen que decidir entre tener familia o trabajo y priorizan la independencia sobre los “problemas” que pueda traer tener una relación de pareja.  Esto no quiere decir que las personas no tengan necesidades sexuales o afectivas por lo que hay muchísima pornografía animada (hentai) y es cada vez más común contratar a una persona para pasear y platicar (yo sé…suena rarísimo, pero es verdad).

Por otro lado, en Alemania, Canadá, Estados Unidos y otras ciudades, la tendencia del poliamor va en aumento. ¿El poliamor es tener muchas parejas al mismo tiempo sin que una sepa de la otra? No, (eso es una relación abierta) poliamor es tener más de una relación íntima, sexual y duradera simultánea con varias personas con consentimiento y conocimiento de todos los involucrados (así como un equipo de esos que hacía la maestra en la escuela. No pareja, equipo).

Existen dos islas en el mundo, muy alejadas la una de la otra, que nos pueden dar más idea de lo diferente que es la sexualidad en el mundo. En Inis Beag las mujeres que experimentan orgasmos son vistas como “desviadas” y los hombres creen que la actividad sexual les quita fuerza por lo que evitan tener contacto sexual antes de realizar algún deporte. En contraste, se encuentra la isla más antigua del Pacífico: Mangaia. Aquí los adolescentes a partir de los 13 años son educados en técnicas para complacer sexualmente a la mujer y los padres de las adolescentes las alientan a tener relaciones sexuales premaritales con muchas parejas para que estén seguras de elegir un esposo compatible (supongo que las mujeres son más felices en las segunda isla pero esa es solo una suposición…).

Una práctica, no tan lejana de nuestra realidad en México es la de “robar a la novia” en muchos pueblos. Esta práctica tiene un origen zapoteca y muchas mujeres la consideran algo “bonito” mientras que otras argumentan que es “misógino” porque se reclama que la mujer sea virgen y si no lo es se devuelve a su familia.

Existen todo tipo de tradiciones en torno a la sexualidad. Una que te podría parecer muy extraña es la que lleva a cabo la comunidad Baul de Bangladesh. Los hombres beben la sangre menstrual de la mujer ya que la consideran una fuente de vitalidad y abundancia.   

Una tradición un poco distinta pero también relacionada con la menstruación es la de la “Mikveh” (baño ritual) en el judaísmo. La mujer se sumerge en la Tevilá (contenedor de agua natural) antes de su boda o después de 7 días de que haya terminado de menstruar (el día 14 aprox.) para después tener relaciones sexuales con su esposo. Este precepto tiene el fin de reavivar el deseo en la pareja y garantizar la continuidad del pueblo judío ya que la mujer se encuentra fértil (hijitos, hijitos y más hijitos).

Siguiendo con el tema de las tradiciones, en algunas aldeas de la India como Kukanoo existe la poliandria (una mujer tiene muchos esposos) ¿Cuál la razón de esto? Que los hermanos no quieren dividir la tierra familiar por lo que se casan con la misma mujer ¿te imaginas ser novia de todos los hermanos de tu novio o compartir a tu novia con tus hermanos?

Siguiendo con la poligamia, pero al revés; la poliginia (un hombre con muchas mujeres) existe en muchas culturas que la practican como los Nahuas que habitan la sierra Zonogolica de Veracruz. Los hijos de las esposas viven juntos y se educan como hermanos (¡fiesta infantil diario uhuuu!). Otros países en los que se da la poliginia son Arabia Saudita y los Emiratos Árabes.

Nuestro viaje podría seguir (aunque creo que ya me extendí mucho) así que si tienes curiosidad no dudes en investigar. El conocer la sexualidad y la forma de relacionarse de otras culturas alejadas de la nuestra, nos perite entendernos mejor a nosotros mismos y cuestionar nuestra propia forma de sexualidad.

Y entonces… ¿Cómo es la sexualidad en tú cultura?

Bibliografía:

Arenas, M. (2015, octubre 26). La sexualidad presente en las diferentes culturas del Mediterráneo. La Tercera Orilla , 15, pp. 1-5.

BBC Mundo. (2016). ¿Por qué los japoneses tienen cada vez menos sexo?. abril 15, 2020, de BBC Mundo Sitio web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-37433981

Bartfeld, A. (2017). Las leyes de inmersión en la mikveh. abril 15, 2020, de Tú guía de judaísmo para crecer con Torá Sitio web: https://www.tora.org.ar/las-leyes-de-inmersion-en-la-mikveh/

Coperman, J. & Banerjee, D. .(2019). Chapter three. En Hematologies: The Political Life of Blood in India (p.122). Nueva York: Cornell University Press.

Gobierno del Estado de México. (s.f). Tradiciones populares. abril 15, 2020, de EDOMEX Sitio web: http://edomex.gob.mx/tradiciones_populares

Karandashev, V. (2015, enero, 6). A Cultural Perspective on Romantic Love. Online Readings in Psycholgy and Culture, 5(4), . https://doi.org/10.9707/2307-0919.1135.

Landa, M. (2004). NAHUAS DE LA SIERRA DE ZONGOLICA. abril 15, 2020, de Benemérita Escuela Normal Veracruzana “Enrique C. Rébsamen” Sitio web: https://redescol.ilce.edu.mx/20aniversario/componentes/redescolar/publicaciones/publi_mexico/publinahuaszongo.htm

Taylor, D. (2001). Viaje en busca de la poliandria. abril 15, 2020, de Crónica El Mundo Sitio web: https://www.elmundo.es/cronica/2001/CR289/CR289-14.html

¿Cómo se prende tu cerebro cuando te prendes?

Por María Escobedo Silva

Según Masters y Johnson (1966), la respuesta sexual humana es el conjunto de cambios psicológicos, biológicos y hormonales que experimenta el cuerpo ante un estímulo sexual y se representa por medio de 4 etapas: la excitación, la meseta, el orgasmo y la resolución. Años más adelante, Helen Kaplan (1979) propuso una 5ª etapa, el deseo. Esta etapa es la única que es puramente psicológica y es anterior a la fase de excitación.

Deseo

La fase de deseo consiste en el apetito sexual, es decir, las ganas que tiene una persona por tener actividad sexual, independientemente si se lleva a cabo o no. (AMSSAC). Esta primera fase es consecuencia de nuestros propios pensamientos al percibir un estímulo placentero, el cual se define como Estímulo Sexual Efectivo (ESE) el cual nos mueve a ponernos en condiciones para poder responder a una experiencia erótica. Estos estímulos son diferentes en cada persona y existen 2 tipos. El ESE psíquico se refiere a lo que percibimos por medio de los sentidos, por ejemplo, una persona físicamente atractiva o que nos agrade su olor. El segundo tipo de ESE es el reflexogénico que a su vez puede ser exteroceptivo, por ejemplo, la estimulación de los órganos sexuales o interoceptivos, como la estimulación causada por la vejiga llena. (Franco, s.f.)

El deseo es la única etapa de la Respuesta Sexual Humana que sólo produce cambios a nivel cerebral y no cambios a nivel motriz, estos cambios se dan principalmente en la Corteza prefrontal, y en el Cerebelo. Una vez que el ESE es captado por los sentidos, llega finalmente a la Corteza prefrontal (CPF) y al Cerebelo. En estas dos estructuras se analiza el estímulo dentro del contexto y se define si se va a actuar sobre él o no. La respuesta se va a dar dependiendo de la situación y lo que persona considere como “apropiado” por sus vivencias anteriores y su aprendizaje. (Romi, 2009)

En cuanto al hipotálamo, cuando este tiene una activación por estar en contacto con la testosterona, también se genera una mayor sensación de deseo sexual. (Durán, 2000)

Excitación y Meseta

La segunda fase es la excitación, el resultado del deseo. Esta fase puede durar unos minutos y llegar hasta algunas horas. Esto depende de la eficacia e intensidad del estímulo, del contexto, de elementos psicológicos de la persona, entre otros. Al igual que estos factores pueden propiciar y aumentar el tiempo de la excitación, también pueden interrumpirla. (Franco, s.f.)

La meseta es la tercera fase de la Respuesta Sexual Humana, la cual se caracteriza por un momento de excitación muy intensa, por lo que sus procesos neurofisiológicos son iguales a los de la excitación. (Muñoz Collado, s.f.)

Al momento de recibir estimulación directa a los genitales y la información recabada por medio del olfato, se manda una señal por medio de la médula espinal hacia la amígdala, la cual secreta grandes cantidades de vasopresina. Asimismo, la amígdala activa el área preóptica, la cual secreta oxitocina y dopamina, las cuales tiene como objetivo activar la anticipación al acto sexual y propiamente la conducta sexual. (Muñoz Collado, s.f.)

Específicamente en las mujeres, los receptores genitales también generan una activación noradrenérgica en el cerebro, al mismo tiempo que activan la amígdala. También existe una activación del hipotálamo, donde se secreta oxcitocina, estradiol y progesterona, lo que promueve el acto sexual con mayor intensidad. (Muñoz Collado, s.f.)

Orgasmo

El orgasmo se ha definido de manera muy subjetiva como un momento muy intenso de placer que puede durar aproximadamente 15 segundos, pero depende de cada persona. Esta etapa consiste en la liberación de la tensión sexual. La eyaculación es una forma de responder al orgasmo en el caso de los hombres, sin embargo, no son lo mismo. La eyaculación es el momento en el que sale el semen del pene, pero puede no venir acompañada de la sensación de placer, es decir, del orgasmo. (Franco, s.f.)

A nivel cerebral, el orgasmo es casi idéntico en mujeres y hombres, aunque en las mujeres se “pausan” más estructuras que en el hombre, se activa la sustancia gris (activación lucha – huida) y se estimula la corteza, la cuál parece tener relación entre el dolor y el placer. (Clemente, 2018)

Tanto en hombres como en mujeres, existe una inhibición de la corteza orbitofrontal lateral, la cual se encarga de la razón y el control, por lo que el orgasmo se ha descrito como una sensación de pérdida de control de músculos y pensamiento. (Clemente, 2018)

Recientemente se encontró el lugar específico que se prende cuando una persona tiene un orgasmo, esta zona es el Tegmento Pontino Dorsolateral que se encuentra en el tallo cerebral, del lado izquierdo del cerebro. (Domínguez, 2013)

La eyaculación por otra parte tiene activación cerebral en otras áreas del cerebro. Estas áreas se localizan en la médula espinal y en tálamo, así como en otras estructuras del sistema límbico. (Franco, s.f.)

Resolución

Inmediatamente después del orgasmo viene la fase de resolución donde todo vuelve a la normalidad, los órganos sexuales regresan a su estado natural y las respuestas vegetativas se vuelven a normalizar. Esta fase suele durar aproximadamente de 10 a 15 minutos. (Franco, s.f.)

La neurofisiología de esta etapa está involucrada totalmente con el Sistema Nervioso Autónomo (Simpático y parasimpático), el cual regula funciones involuntarias del cuerpo, como la frecuencia cardiaca, la tensión arterial, la respiración, la tensión muscular y la vasocongestión. En la resolución, por medio de este sistema, la médula espinal activa al tallo cerebral para que este a su vez active al hipocampo y regule estas funciones para llevarlas a un estado normal, es decir, como estaban antes de que empezara la fase del deseo. (Ferri, Díaz, Díaz, Del Amo, Córdoba, Civera y Campos, s.f.)

Referencias

Ferri, S., Días, A., Díaz, A., Del Amo, E., Córdoba, A., Civera, L. y Campos, I. (s.f.) Respuesta Sexual Humana. Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde http://mural.uv.es/majoan/Grupo2RespuestaSexualHumana.pdf

Franco, E. (s.f.). Neurofisiología de la Respuesta Sexual Humana. México: Universidad Nacional Abierta y a Distancia. Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde http://stadium.unad.edu.co/preview/UNAD.php?url=/bitstream/10596/9462/1/80011-

Muñoz Collado, S. (s.f.). Conducta sexual en hombres y mujeres: bases neurológicas. Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde https://www.psicoactiva.com/blog/conducta-sexual-bases-neurologicas/

Durán, A. (2000). El centro sexual se localiza en el hipotálamo, la part cerebral responsable también del control de las emociones y las sensaciones, la velocidad del corazón y la presión sanguínea. Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde http://www.alfdurancorner.com/lecturas-seleccionadas/el-centro-sexual-se-localiza-en-el-hipotalamo.html

Clemente, S. (2018). ¿Qué ocurre en nuestro cerebro durante el orgasmo? Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde

Domíngez, N. (2013). Un estudio desvela el epicentro del orgasmo. Recuperado el 13 de febrero de 2020 desde https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=81578

Asociación Mexicana para la Salud Sexual A.C.. (s.f.) Respuesta Sexual Humana.

Romi, J. C. (2009). Bases neurobiológicas de la conducta sexual. Psiquiatría Forense, Sexología y Praxis, 5 (1), 42-77 http://medicinaforenseperu.com/media/documentos/20100212164107.pdf