Pornografía XXX: ¿Y dónde quedó la Y?

Por Sofia de la Paz Pérez Arroyo

A pesar de que recientemente se ha cuestionado la naturaleza de la pornografía y se ha convertido en un tema polémico; la realidad es que sitios como Pornhub han sido las escuelas de sexualidad para las generaciones actuales.

A lo largo de la historia, hemos vivido varias revoluciones sexuales, centrando la sexualidad como un aspecto esencial en nuestras vidas y un tema en frecuente evolución (3). No obstante, han sido en las últimas revoluciones donde se busca ver la sexualidad desde una perspectiva de género, donde se reconozca el derecho al placer de todes de manera equitativa. Esto ha tenido alcance hasta en los terrenos de la pornografía, donde se debate el eliminarlo por completo o simplemente deconstruirlo y cambiarlo. Por lo mismo, es que podemos comenzar a hablar sobre el porno feminista, el cual busca mostrar contenido real, donde se muestre la participación activa de la mujer y se fomente la diversidad sexual así como prácticas consensuadas y libres de violencia (6).

Todo suena bastante bonito, ¿cierto?  Pero, ¿qué sucede con aquellas personas que han consumido pornografía clásica o heterosexual desde los 13 años? ¿Cómo ha afectado en su vida sexual el tipo de contenido sexual que consumen? Y lo más importante ¿cómo reaccionarán a estas nuevas perspectivas de la sexualidad?

En la prepa o incluso desde la secundaria, no era raro comenzar a escuchar a hablar a los niños sobre porno y las distintas páginas que visitaban. En realidad, se ha visto que el primer acercamiento que un niño tiene al porno es entre los 9 y 10, muchas veces accidentalmente, lo cual nos habla de la facilidad de exposición al contenido pornográfico que existe en internet (2). No es nada nuevo que el tipo de videos al que se accede promueve la “cultura de la violación” así como que detrás de estas grandes industrias hay toda una red de trata de personas y explotación sexual.

Porhub ofrecerá publicidad gratis a pequeñas empresas para salvarlas de la  pandemia del coronavirus | pornografía | Big package | ATMP | La República

De hecho este año se dio a conocer el escándalo detrás de Pornhub, el cual eliminó el acceso a una gran parte de su contenido. ¿Por qué? Bueno pues, mientras muchos de este tipo de industrias se respalda detrás de contenido únicamente para adultos, la verdad de las cosas es que se comenzó a desmantelar no sólo la red de explotación sexual detrás de Pornhub, sino que muchas personas comenzaron a encontrar los videos de las violaciones que habían sufrido, y como cereza en el pastel, muchos de estos videos eran de cuando éstas personas tenían menos de 18 años.

Ugh.. Disgusting! - Disgusted | Make a Meme

Así es, Pornhub estaba exhibiendo contenido pedófilo (1). Pero este no es el único escándalo relacionado a la industria pornográfica, sino que en los últimos años muchas estrellas de porno han confesado sus experiencias sobre coerción e incluso las violaciones grupales que vivieron conocidas en el mundo del porno como bukkake (2).

Ahora, analicemos esto por un segundo. Se ha hablado muchas veces acerca del efecto que este tipo de contenido tiene para las personas que lo consumen, principalmente para los hombres. Sabemos que, básicamente, este contenido les muestra que la sexualidad esta conformada por violencia y poder, así como se crean expectativas sobre el acto sexual, la eyaculación, las posturas, los cuerpos ideales, entre otros. Pero, ¿qué es lo que realmente sucede en ellos? Por ejemplo, en cuestiones de género, a las que nos criaron como mujeres normalmente obtenemos nuestro equivalente a porno de las escenas de sexo de películas románticas, por lo que esperamos que nos abracen y nos tapemos con una cobija, donde no se vea absolutamente nada interesante y todo es sumamente lento.

No hay momentos incómodos y no tenemos idea de que como es una eyaculación (en casos extremos). No es raro que, como diría Illouz, nos decepcionemos cuando en la vida real no aparece nuestro príncipe de Disney o nuestro querido Mr. Darcy (4). Si nosotras estamos esperando esto, ¿qué esperan los consumidores de porno? ¿cuáles serán sus desilusiones?

En primer lugar, se tiene esta idea de una sexualidad sumamente violenta que gira en torno al placer del hombre, pasando el sufrimiento de la mujer como placer. Si bien existen personas que puedan disfrutar de estas prácticas, la realidad es que al fin cuando llega al momento del encuentro sexual con otra persona, pueden intentar imitar lo que han aprendido por años y darse cuenta de lo incómodo que en realidad será, en el mejor de los escenarios. Pero también se afrontarán a la percepción del cuerpo y la idea de cómo deben de ser. Conocemos el efecto que esto tiene hacia sus parejas, en quienes buscan una figura perfecta, con una dotación exagerada de senos y pompas, y depiladas de pies a cabeza. Sin mencionar el hecho de pensar que pedir consentimiento no es para nada algo que se considere en una relación sexual.

Pero por otro lado, también se pone en duda su propio autoconcepto y si éste es “apto” para poder tener una pareja sexual. En este aspecto, no somos tan distintos, ya que lo que consumimos nos da una perspectiva sobre el físico que debemos tener y la manera que el acto sexual debe ser, absolutamente fuera de la realidad. Sumando, por parte de los hombres, que posiblemente estas prácticas que ven en el porno, los excite en la vida real al tratar de imitarlos, pero sean incapaces de realmente satisfacer a su pareja.

Pero existe un caso aún peor, en el que ni siquiera el encuentro sexual con otra persona los excite. Esto se le conoce como adicción a la pornografía. Hay casos de personas, en su mayoría hombres, que necesitan de la pornografía para poder tener una vida sexual, e incluso sin ella, es imposible excitarse. Comienzan a descuidar su vida personal o laboral, por ver porno, además de que si su cuerpo no cabe en las características de aquellos en los videos, no se consideran a sí mismos aptos para tener una vida sexual. Pero también, hay un sentimiento de culpa latente cada vez que vuelven a ver este tipo de contenido (5).

Nonton Bokep Itu Diplomasi. Kok Cowok Dicap Brengsek Karena Ini?

Al profundizar sobre esto, se puede percibir como un tema tal vez bastante obvio en la superficie, pero que en realidad no se trata en el día a día, y nuevamente recalcar la importancia de una adecuada eduación sexual. Puede se comience hablar del tema y surja la clausura de sitios construidos en redes de explotación sexual y pedofilia, como tener nuevas formas de presentar contenido, como el porno feminista. Sin embargo, para aquellos que consumieron el porno heterosexual y violento durante tantos años y sin consciencia o cuestionamiento de lo que en realidad están viendo como lo hay ahora, fomenta que exista una doble verdad en lo que ahora una mujer o la diversidad sexual es, y para lo que aprendieron que una mujer sirve en el sexo (3).

Finalmente, me parece importante recalcar que todes hemos crecido con ideas muy diferentes y equivocadas sobre la sexualidad, lo cual claramente nos causan dudas, decepciones e inseguridades. Pero también pueden desencadenar en relaciones violentas y sin consentimiento. Sobre todo, teniendo en cuenta que son apenas unos niños cuando tienen este primer acercamiento al contenido sexual, hay que volver a plantear la importancia de una correcta educación sexual para todes.  

Referencias

  1. BBC. (2020). Pornhub: la investigación tras la que la plataforma para adultos eliminó el acceso a gran parte de sus videos. marzo 3, 2021, de BBC News Mundo Sitio web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-55310576
  2. Cantillo, J. (2020). El libro que deja al desnudo (en serio) la industria del porno. marzo 3, 2021, de Infobae Sitio web: https://www.infobae.com/america/mundo/2020/11/01/el-libro-que-deja-al-desnudo-en-serio-la-industria-del-porno/
  3. de Miguel Álvarez, A. (2020). Sobre la pornografía y la educación sexual: ¿puede «el sexo» legitimar la humillación y la violencia? Gaceta Sanitaria. Recuperado de: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S021391112030039X
  4. Illouz, E. (2012). Por qué duele el amor. Una explicación sociológica. Madrid: Katz Editores.
  5. Mendoza, R. (2021). Síntomas de que sufre una adicción al porno. marzo 3, 2021, de El Correo Sitio web: https://www.elcorreo.com/vivir/relaciones-humanas/porno-adiccion-sintomas-20210105182604-ntrc.html?ref=https:%2F%2Fwww.elcorreo.com%2Fvivir%2Frelaciones-humanas%2Fporno-adiccion-sintomas-20210105182604-ntrc.html
  6. Molas, M. (2020). Porno feminista: ¡un cine para adultos ético y real es posible!. marzo 3, 2021, de Time Out Sitio web: https://www.timeout.es/barcelona/es/noticias/porno-feminista-un-cine-para-adultos-etico-y-real-es-posible-070120

¿Alguna vez has escuchado hablar del sexo tántrico?

Por: Diana Guillén Vargas

Primero hay que saber qué es el tantra. Según Oscar R. Gómez (2009) el tantra es una filosofía que nació en la India y se desarrollo en el Tíbet en el siglo VIII. Generalmente se asocia con los beneficios sexuales; sin embargo, también aporta un reentrenamiento mental que posibilita aumentar la capacidad de gozo, adquirir control de las emociones, liberar tensiones, entre otros beneficios. En las siguientes líneas nos centraremos en el tantra en las relaciones sexuales. 

Hoy en día vivimos en un mundo de constantes cambios y siempre con prisa. En muchas relaciones sexual se le da una gran importancia al aspecto físico, es decir, a cómo se ve la otra persona, cómo se ve uno mismo y se busca el placer inmediato dejando por un lado la conexión espiritual y tratar de estar presente en el momento. 

Cuando somos capaces de centrarnos en el momento presente podemos vivir las experiencias de manera más intensa, esto también pasa en las relaciones sexuales, si le ponemos nuestra atención podemos alcanzar mayor placer y a esto es a lo que le llamamos sexo tántrico. Según Artigas (2007) es la unión sexual de una pareja de amantes como algo que trasciende el nivel físico y se convierte en algo más profundo. Esta práctica propone tener experiencias orgásmicas sin llegar a la eyaculación ya que entre más se tenga relaciones sexuales aumenta más la energía sexual, duran mas los sentimientos de excitación, deseo, sensibilidad y placer. 

Ahora bien, ya que sabemos que es el sexo tántrico vamos a ver cuales son unos de los mitos más comunes sobre este:

  1. Tantra solo se refiere a la práctica sexual milenaria, en realidad se refiere a una práctica de las tradiciones hinduistas y budistas que tiene como objetivo un estado de profundidad y consciencia. 
  • Prolonga los orgasmos durante horas, realmente esta práctica ayuda a establecer una conexión consciente desde antes de alcanzar el orgasmo; el orgasmo más largo registrado ha sido de 45 segundos. 
  • Se tiene que saber yoga para practicarlo, esto no es cierto ya que el tantra se esta refiriendo a un estado que va más allá de lo físico, es una conexión con el otro. 
  • Se tiene que ser muy flexible, esto tampoco es necesario ya que se puede construir una conexión por medio de las miradas y simples caricias.
  • El sexo tántrico es una metodología difícil de aprender, requiere de práctica y ambas personas deben saber de dicha metodología para poder lograr una conexión profunda y prolongada, por lo tanto, más excitante. Se tiene que centrarse “en el aquí y en el ahora”, para poder ser conscientes de lo que se está haciendo.

En conclusión, se puede decir que el sexo tántrico es solo una parte del tantra y dicha práctica se basa en una conexión que va más allá de lo físico tratando de crear una conexión espiritual con la pareja lo que lleva a tener una experiencia sexual placentera. Esta práctica se ha vuelto cada día más conocida por lo que han surgido ciertos mitos con respecto a la misma pero como vimos no es necesario saber yoga o ser flexibles para poder aprender y llevar a cabo esta metodología. 

Referencias:

Artigas, M. (2007). Sexo tántrico, el placer del amor lento. Revista la Vanguardia

Cruzco, D.N. (2013). “y en el princio era el sexo”: análisis semiótico del maithuna tántrico. Quórum Académico, Universidad del Zulia 10(2) pp. 315-335. ISSN 1690-7582

Dominguez, J. D. (2016) Mitos y realidades del sexo tántrico. Univision. Recuperado el 12 de febrero del 2021 en: https://www.univision.com/estilo-de-vida/sexo/mitos-y-realidades-del-sexo-tantrico

Gómez, O.R. (2009). Manual de tanta, reporgramación emocional. (3ª ed). Buenos Aires: Mente Clara. 

Rueda, A. (2017). El tantra, mucho más que una práctica sexual. Harpesbazaar. Recuperado el 16 de febrero del 2021 en: https://www.harpersbazaar.com/es/cultura/viajes-planes/a318711/tantra-mucho-mas-que-una-practica-sexual/

El Abanico de la Asexualidad

Por Ana Paula Orozco Murillo

La asexualidad se define según la RAE (2020) como:

  1. Adj. Sin sexo, ambiguo, indeterminado.

En un sentido más específico a la conducta humana, se refiere a la falta de atracción sexual hacia otros, o el bajo o nulo interés por tener relaciones sexuales (Crooks y Baur, 2016).

(Ebacklund, Adobe Stock)

A diferencia del celibato en donde la abstinencia sexual es debido a una creencia religiosa, la asexualidad tampoco es un desorden mental, sino que es considerada como un tipo de orientación sexual como la heterosexualidad, la homosexualidad y la bisexualidad. Sin embargo, es un tema controversial aún entre académicos, en donde la discusión gira alrededor de si las orientaciones sexuales son “constructos sociales de occidente” o de si están ancladas en la biología humana (Wilkerson, 2009).


(Mariia, Adobe Stock)

Si bien las personas asexuales pueden carecer de atracción sexual hacia alguien, si pueden experimentar atracción romántica lo cual puede a veces ser confuso para la misma persona y/o sus parejas. De aquí la importancia de la psicoeducación que pueda prevenir discriminación, enfermedades mentales como depresión y ansiedad, rechazo social, e incluso problemas de pareja.

Los asexuales constituyen un grupo de aproximadamente el 1% al 6% de la población (Brunning y McKeever, 2020).

(Limolida Studio, Adobe Stock)

La asexualidad existe en un espectro de donde derivan varias suborientaciones, y estas son algunas:

  • Demisexual: sentir atracción sexual sólo cuando se ha formado un vínculo cercano y fuerte. 
  • Grisasexual: sentir atracción sexual en muy contadas ocasiones, oscilar entre sexual y asexual.
  • Fraysexual: sentir atracción sexual siempre y cuando no haya un vínculo cercano, es lo opuesto a la demisexualidad.
  • Cupiosexual: querer una relación sexual pero no experimentar atracción sexual.
  • Lithosexual: experimentar atracción sexual sin querer que otros estén sexualmente atraídos a unx.
  • Aegosexual: tener una desconexión entre uno mismo y el objeto del deseo. Aunque hay placer en la masturbación, la pornografía, y fantasías, no hay deseo de experimentarlas con alguien más.
  • Placiosexual: gusto por realizar actividades sexuales para otros pero no que se realicen a unx. 
  • Abrosexual: la orientación es fluida a lo largo del tiempo.
  • Apothisexual: tener apatía al sexo.

Y bueno y ¿cómo llaman los asexuales a las personas que sí experimentan atracción sexual en un sentido “más común”? les llaman “allosexuales”.

Referencias

Brunning, L. y McKeever, N. (2020). Asexuality. Journal of Applied Philosophy.

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/japp.12472

Crooks, R. y Baur, K. (2016). Our SexualityCengage LearningISBN 1305887425.

The Trevor Project. (2020). Asexual.  

UNC, Student Affairs. (s/f). Asexuality, Attraction, and Romantic Orientation. Centro LGBT, Educando por la Equidad. University of North Carolina Chapell Hill.

https://lgbtq.unc.edu/resources/exploring-identities/asexuality-attraction-and-romantic-orientation

Villines, Z. (2018). 50 Shades of Attraction: Understanding the Asexual Spectrum. Good Therapy.

https://www.goodtherapy.org/blog/50-shades-attraction-understanding-asexual-spectrum-1121184

Vasectomía sin bisturí ¿peligrosa e irreversible?

Por: Miguel Ángel Arizmendi Trujillo.

En los últimos años, el planificar cuántos hijos y en qué momento tenerlos ha sido un tema que considerar por una buena parte de la población. Sin embargo, es cierto que aún falta mucho camino por recorrer en cuanto a la educación que se presenta ante estos temas. Los motivos por los cuales se comienza a pensar en una planificación familiar son muy diversos. Por un lado, está presente la preocupación respecto al mundo que se dejará a las nuevas generaciones, que cada vez cuenta con menos recursos, y por otro lado la fuerte demanda económica que resulta el tener un hijo.

Con la llegada de la revolución sexual en la década de 1960, aparecieron los primeros métodos anticonceptivos con los que se abrió paso al control de la natalidad, sin embargo, dadas las condiciones de la época y el objetivo de la revolución, involucraban primordialmente a la mujer. Fue hasta 1994 que se vio involucrado al hombre en la planificación familiar en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo en donde se pretendía establecer un papel más equitativo en el control de la natalidad (Hernández-Aguilera & Marván-Garduño, 2015).

A partir de ello, se comenzó a poner en la mira el desarrollo de nuevos métodos anticonceptivos que pudiesen ser adquiridos por los hombres, pues, hasta ese momento, los que existían tenían efectos secundarios significativos en las mujeres. El uso del condón por parte del hombre, que se registra su uso desde mediados del siglo XVII, ya ayudaba a prevenir el embarazo no deseado, pero era insuficiente (Aguiar, Almelo, Lazo, Ginebra & Rivera, 2019).

¿Preservativo igual a anticonceptivo?

Si bien es cierto que el preservativo o condón puede cumplir la función de anticoncepción, no es lo mismo que un anticonceptivo como tal. La diferencia radica en que el condón nos protege de adquirir alguna enfermedad de transmisión sexual, mientras que un anticonceptivo no lo hace. De hecho, los registros de los primeros usos del preservativo se relacionan con el evitar contagiarse de alguna enfermedad de transmisión sexual. A pesar de que la anticoncepción no es la función principal del condón, ha servido en buena medida a la planificación familiar, pero se ha visto que puede presentar fallas, por lo que su uso no nos asegura que no habrá embarazo (Aguiar, Almelo, Lazo, Ginebra & Rivera, 2019). Según la información proporcionada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en su pagina web, la efectividad como anticonceptivo del preservativo es del 85% al 95% (IMSS, 2020).

Vasectomía ¿Peligrosa?

Uno de los métodos anticonceptivos más efectivos (99%) para el hombre es la vasectomía. Se tiene registros que se ha practicado desde el siglo XIX, aunque no con los mismos fines con los que ahora se practica pues, en un inicio, se buscaba estudiar el efecto que tenía en la próstata para prevenir epididimitis postadenomectomía prostática (Hernández-Aguilera & Marván-Garduño, 2015).

Mucho tiempo se creyó que la vasectomía era peligrosa y que podía tener consecuencias realmente desfavorables en el desempeño sexual de los hombres a la hora de tener relaciones, sin embargo, diversos estudios nos demuestran lo contrario. En un estudio realizado por Córdoba Basurto, Mercado Sánchez y Sapién López (2010) a hombres vasectomizados en México demuestran que aumenta la frecuencia de relaciones sexuales al no existir el temor de que haya un embarazo.

En un inicio, la vasectomía era una intervención quirúrgica que, si bien era de bajo riesgo y había una pronta recuperación en comparación con la Obstrucción Tubaria Bilateral realizada a mujeres con el mismo fin, se realizaba con menos frecuencia dado el temor generado en el hombre por las creencias alrededor de ella que no siempre eran ciertas. Con el tiempo, en China, el Dr. Li Shuguang, en 1973 desarrolló una técnica en la que no era necesaria la utilización del bisturí, por lo que la recuperación era realmente más rápida y se reducía el impacto del miedo que esta intervención generaba en el hombre. La intervención ahora podía ser ambulatoria, sin necesidad de hospitalización, y así como se entra caminando a clínica, de igual manera se sale de ella.

La técnica consiste en hacer una pequeña punción en la piel de la bolsa escrotal, por arriba de en donde se encuentran los testículos en donde se localizan, ligan y cortan los conductos deferentes que transportan los espermatozoides producidos por los testículos impidiendo así que éstos lleguen a juntarse con el semen y sean expulsados. (IMSS, 2020).

A pesar de la aparición de esta técnica tan sencilla, sigue habiendo muchas personas que se rehúsan a practicarla debido a una serie de creencias y mitos que sigue habiendo alrededor de ella (Moreno & Salinos, 2005).

Esta pequeña intervención solamente impide el paso del espermatozoide y ante esto podrás preguntarte…

¿Se podrá eyacular después de la vasectomía?

La respuesta es sí, de hecho, una vez se ha practicado la vasectomía es necesario asistir a revisión después de haber eyaculado una 25 veces aproximadamente. El semen sigue siendo producido y expulsado en misma cantidad, forma, color y olor que antes de hacerse la vasectomía, lo único que cambia es que no lleva espermatozoides, la célula encargada de hacer posible la fecundación del óvulo dando pie a un embarazo.

También se llegó a pensar que la persona que se realizaba la vasectomía perdía el apetito sexual, perdía la capacidad de erección, obtenía cáncer o enfermedades del corazón, lo cual se ha demostrado es absolutamente falso. (IMSS, 2020). Los espermatozoides que siguen siendo producidos en los testículos son absorbidos por el organismo, por lo que no ocasionan daño alguno.

Por último, al ser un método anticonceptivo permanente, durante mucho tiempo se pensó que era irreversible y esto alimentaba el miedo de los varones que consideraban realizarse la vasectomía. Sin embargo, en la actualidad es posible revertirla en un 90% de los casos, aunque es cierto que no es fácil y, sobre todo, no es nada barato. La microcirugía que hace esto posible es llamada “vaso-vasostomía”.

No obstante, aunque es un método sencillo y seguro, con alto grado de confiabilidad, no debe realizarse a la ligera, pues se debe obtener una preparación y un acompañamiento previo a la toma de la decisión.

Así que, si piensas en realizártela o conoces a alguien que esté pensando en llevarla a cabo, no dudes en acercarte o acercarlo a tu clínica más cercana para empezar la preparación correspondiente.

Referencias:

-Aguiar, A.; Almelo, L.; Lazo, L. A.; Ginebra, G. & Rivera, R. (2019) Historia del condón y otros métodos anticonceptivos, Revista médica Electrónica 42(2). p. 588-597. ISSN: 1684-1824 Disponible en: http://scielo.sld.cu/pdf/rme/v41n2/1684-1824-rme-41-02-588.pdf

-Córdoba, D.; Mercado, T.; Sapién, J. (2010), Opiniones y experiencias de la vida sexual de mujeres con parejas con vasectomía, Rev Esp Med-Quir., 15() pp. 144-155. URL: https://www.medigraphic.com/pdfs/quirurgicas/rmq-2010/rmq103h.pdf

-Hernández-Aguilera, R.D & Marván-Garduño, M.L. (2015) La vasectomía desde una perspectiva psicosocial, Revista de Perinatología y Reproducción Humana 29(1) p. 30-35. DOI: https://doi.org/10.1016/j.rprh.2014.12.003

-Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS(2020) Vasectomía sin bisturí, IMSS (sitio web), recuperado el 13/10/2020 URL: http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/planificacion-familiar/vasectomia

-Moreno, J. G., & Sainos, L. M. S. (2005). Aceptación y rechazo de vasectomía en hombres del medio rural. Revista Medica Del IMSS43(3), 205–214.

-Sepúlveda T., F., Fleck L., D., Sánchez., J., Mercado C., A., Reyes O., D., Hidalgo V., J. P., & Palma C., C. (2014). Vasectomía Sin Bisturí: Resultados De Una Cohorte De 309 Pacientes. Revista Chilena de Cirugia66(2), 158–162. https://doi.org/10.4067/s0718-40262014000200011

Asertividad Sexual

Por: Ana Cantú 

La asertividad sexual es definida como la capacidad de las personas para iniciar la actividad sexual, rechazar la actividad sexual no deseada, emplear métodos anticonceptivos y de esta manera el poder desarrollar comportamientos sexuales más saludables (Morokoff, 1998 en Santos-Iglesias & Sierra, 2010). Por lo que la existencia de la misma es el poder tener una experiencia sexual mucho más disfrutable y cómoda. 

El poder decir que es lo que te gusta y de la misma manera que es lo que no te gusta durante una relación sexual es sumamente importante. Siendo esto una manera de expresar lo que realmente quieres, lo que esperas durante la misma y  bajar las probabilidades de exponerte a pasar un mal momento con tu pareja sexual (Ayala Cárdenas, 2017). 

La asertividad sexual implica el poder comunicar sentimientos, pensamientos y fantasías a tu pareja sexual tomando en cuenta tanto tus propias necesidades, sin dejar atrás las de tu pareja. Es muy importante saber que la asertividad sexual busca el poder decir cosas que te parecen incómodas a tu pareja, dentro de ellas entra el saber decir que no. Con esto se quiere llegar a saber que nadie debe de forzar, ni presionar de manera física ni emocional dentro a una relación sexual (Aguarente, 2015). 

Se ha encontrado que esta habilidad de comunicación puede aprenderse o entrenarse, con esto se quiere llegar a que se pueda verbalizar de manera correcta lo que excita a cada persona. El realizar una autobiografía sexual puede ser una manera de encontrar que es lo que te erotiza y que es lo que no. El primer paso es el reconocer que es lo que te gusta para poder después expresar con tu pareja sexual esto (Schulz, 2018).

Existen muchas personas que se encuentran teniendo una sexualidad no placentera, esto es debido a la pena o falta de confianza con su pareja sexual o hasta el desconocimiento del propio cuerpo. Es importante que ya sea con una pareja pasajera o con una estable, que siempre se establezcan estos límites que la asertividad sexual nos da; siendo esto no solamente una manera de comunicación si no también un derecho que cada uno de nosotros debemos de ejercer (Amor, 2018). 

Tips para tener una sexualidad asertiva: 

  1. Comienza con algo pequeño, si la idea de ser asertivo te causa ansiedad.
  2. Se simple y directo
  3. Empieza a decir que no, en casos que te sientas incomode
  4. Nunca pidas disculpas al expresar una necesidad o deseo
  5. No debes de justificar tu opinión 
  6. Utiliza el lenguaje corporal y lenguaje claro
  7. Mantén la calma, lo mejor es tratar de buscar comunicarse de una manera constructiva
  8. Elije tus batallas, en algunos casos el ser asertivo no es la opción y debes de tomar una postura mucho más firme 
  9. Utiliza el yo, habla en primera persona cuando busques expresar tu opinión o deseo 
  10.  Sé persistente con tus deseos, no te conformes con un “por lo menos lo intenté”. 

(Psicopedia, s.f.)

Referencias:

Aguarente, M. . (2015). ¿Qué significa la asertividad sexual?. octubre 7, 2020, de Eme de Mujer Sitio web: https://uy.emedemujer.com/relaciones/que-significa-la-asertividad-sexual/

Amor, M.E.. (2018). ¿Tienes asertivas sexual?. octubre 7, 2020, de Afines Sexología Sitio web: https://afinesexologia.com/2018/01/31/tienes-asertividad-sexual/

Ayala Cárdenas, R.. (2017). ¿Qué es la asertividad sexual y cómo saber si la llevas a cabo?. octubre 7, 2020, de Cultura Colectiva Sitio web: https://culturacolectiva.com/estilo-de-vida/que-es-la-asertividad-sexual

Psicopedia. (s.f.). Asertividad: 10 tips para ser asertivo sin dejar de ser tú mismo. octubre 7, 2020, de Psicopedia Sitio web: https://psicopedia.org/1990/10-tips-para-ser-asertivo-sin-dejar-de-ser-uno-mismo/

Santos-Iglesias, P., Sierra, J.C.. (2010). El papel de la asertividad sexual en la sexualidad humana: una revisión sistemática. octubre 7, 2020, de International Journal of Clinical and Health Psychology Sitio web: https://www.redalyc.org/pdf/337/33714079010.pdf

Schulz, E. . (2018). Asertividad sexual, la habilidad para expresar nuestros deseos. octubre 7, 2020, de La Nueva Sitio web: https://www.lanueva.com/nota/2018-5-12-8-0-54-asertividad-sexual-la-habilidad-para-expresar-nuestros-deseos-sexuales